Loading...

miércoles, 24 de junio de 2009

ENCUENTRO LITERARIO EN HERMOSILLO:LLEGAN LAS HORAS DE JUNIO 2009






Se toca la emoción con palabras. Un canto de celebración puntual. Junio parte el año. Convoca al clima cálido, al encuentro con la fraternidad. En el oficio de escribir coinciden las voces. Y vienen de distintos puntos de la nación, de otros países, incluso.
Llega el verano y es tiempo propicio para el XIV Encuentro Hispanoamericano de Escritores “Horas de Junio”, que se realizará del 25 al 28 de este mes.
Los escritores lanzarán sus dardos como versos, sus flores como prosa: el dolor y la risa. La siempre incertidumbre de los que se instalan en las mesas de lectura para abrir los párrafos como chistera. Y repartirlos.
Carlos Monsiváis, escritor toral del México contemporáneo, es en esta ocasión el autor a quien se rinde Tributo de parte de los más de 200 escritores que se reunirán tres días de palabra y canto, en Hermosillo de jueves a sábado, y en Guaymas el domingo, allá donde el mar incita.
Noble labor de los escritores. Tocar al mundo con sus pensamientos. El desvelo transformado en reflexión. Este año, Horas de Junio construye una presea que, con el aval del mismo ensayista mexicano, lleva el nombre de “Por mi madre, bohemios!”, título de una de las columnas periodísticas más importantes que durante varias décadas Carlos Monsiváis ha publicado de manera intermitente.
La presea consiste en una figura del autor elaborada desde la entraña de ese árbol característico del desierto de Sonora: el palo fierro, madera emblemática de la artesanía seri. Esta presea se entregará cada año a un destacado intelectual de las letras hispanoamericanas.
La primera entrega la recibirá el mismo Carlos Monsivás en la ceremonia de tributo: viernes 26 a las 8 de la noche en la Sociedad Sonorense de Historia, donde se contará con la presencia del doctor Heriberto Grijalva Monteverde, rector de la Universidad de Sonora, quien a nombre de la comunidad universitaria y de la sociedad en general, dará un reconocimiento al autor de Los rituales del caos, A ustedes les consta, Escenas de pudor y liviandad, entre otros libros.

En esta edición de Horas de Junio se le rendirá también un “Recordatorio a la maestra Guadalupe Rico Ramírez”, impulsora de talleres, poetisa y mujer de letras, el jueves 25 en el Museo de Culturas Populares, a partir de las 5 de la tarde. Participará con su canto el “Grupo Trova-Romance-Música”.
Después del tributo a Carlos Monsiváis, se le rendirá también un homenaje a Chayito Valdéz en la voz de la cantante sonorense Hilda Castillo y el grupo La Compañía de Dionisio. Un presente musical a Carlos Monsiváis en gratitud por su aportación al estudio de la cultura popular.
Poetas de varios países y continentes se darán cita en esta ocasión y entre los lugares de origen están: Angola, Irak, Kosovo, España, Canadá, Chile, Colombia, Cuba, Bolivia, Estados Unidos, México, Panamá, Venezuela.
Respecto a los estados del país que estarán representados se enlistan: Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Estado de México, Jalisco, México, D.F., Nuevo León, Veracruz, Sinaloa, Sonora y Zacatecas, entre otros.
La lista de participantes, que incluye además artistas de varios géneros, como es el caso del trovador Rafael Mendoza, quien junto a Ramón Sánchez, Daniel Soberanes y Rosina Conde, al lado de intérpretes sonorenses, formarán parte del “Responso por el cantautor Marcial Alejandro”, que se efectuará el sábado 27 en el local de La Matraka Teatro.
Además, se contará con la participación del grupo musical de origen tijuanense “Nidia Barajas, Sozinho y Púrpura”, así como los grupos locales “Winsax”, acústico de jazz, y “La Culebra”, ritmo caribeño en toda su expresión, y la “Danza del fuego” interpretada por las bailarinas arizonenses Anna Schuer-Moncada y Charlene Samuelson.
Armando Vega-Gil, una vez más repartirá lo que desde su pecho construye. El integrante del precursor rockero en español en México, Botellita de Jerez, pone sus pies en estas tierras una vez más.
Asimismo, y como eventos alternos de las mismas Horas de Junio, se ofrecerá la conferencia: "Aproximación al Chino Valera Mora: una perspectiva desde la contracultura", por Alejandra Segovia, escritora venezolana; el documental “Pluma Forever” de Casildo Rivera así como la muestra multimedia del colectivo de/ser/tico, además de la exposición colectiva (artes visuales) en la Casa Gregorio; danza de las letras con el bailarín Enrique Contreras y el performance “El paso de las horas”, basado en la obra de Fernando Pessoa, por el artista cajemense Armando García.
Por primera vez en un encuentro de este tipo, se incorporan internos del Cereso 1, quienes al lado de reconocidos escritores, leerán sus producciones y formarán parte también de Horas de Junio.
Las Horas de Junio concluirán el domingo 28 en las playas de San Carlos Nuevo Guaymas. La palabra otra vez para refrendar el significado de la fraternidad.

sábado, 20 de junio de 2009

MAMÁ, SOY JUANITO...

Cámara húngara
Hugo García Michel


2009-06-20•Al Frente

Cuando uno pensaba que los políticos mexicanos habían alcanzado los límites extremos del patetismo y el histrionismo cómico-mágico-musical, surge un nuevo espectáculo que supera a todo lo antes imaginado. Lo que sucedió a principios de semana en Iztapalapa, con ese pobre señorcito de nombre Rafael Acosta (¡como uno de los integrantes originales de Los Locos del Ritmo!), a quien apodan Juanito, alcanzó los máximos niveles de lo surreal, lo absurdo, lo ridículo y lo esperpéntico.
La forma como Andrés Manuel López Obrador manipuló, ninguneó, humilló y discriminó de una manera tan poco democrática y sobre todo tan poco humana al atolondrado Juanito —durante un mitin de apoyo a la legalmente defenestrada ex candidata a la mencionada delegación política defeña, la inefable Clara Brugada— deja en claro que el famoso Peje ha entrado en una fase de delirio tal que puede mover a risa, pero también puede provocar terror (¿les cae que estaríamos mejor con López Obrador?). Su manera de hablar, su lenguaje corporal y, por supuesto, lo que dice, todo ello revela a un individuo histérico, egomaniático que vive en un mundo fantasioso y maniqueo y cuyo contacto con la realidad real es a cada momento más desapegado.
Acúsenme de panista, de chuchista o de lo que ustedes gusten, pero ver ese sketch en el cual AMLO ordenaba y decidía —según él, claro— lo que se iba a hacer en Iztapalapa, era como mirar una obra teatral fársica, un vodevil, un acto carpero en el que los manoteos agitados, las miradas enloquecidas y los gritos destemplados y chillones del otrora Gallito feliz nos dejaban ver a un personaje lamentable, a un político cada vez más alejado de la democracia (si es que alguna vez estuvo cerca de ella) y cada vez más cercano al mesianismo de los predicadores de Pare de sufrir. Quien no quiera ver esto y se empeñe en considerar a Andrés Manuel como un hombre heroico, generoso, confiable y, sobre todo, cuerdo… que con su pan se lo coma.
La neta, yo que Juanito me regresaba a las luchas.
http://garciamichel.blogspot.com
hgarcia@milenio.com

viernes, 19 de junio de 2009

NO SOPORTA LA LIBERTAD



El asalto a la razón
Carlos Marín


2009-06-19•Al Frente

-->
Andrés Manuel López Obrador solía decir que lo peor que puede sucederle a los políticos “es hacer el ridículo”, pero el pez por la boca muere, como se vio antier en Iztapalapa.
Más allá de que la pantomima le servirá para solidificar la plataforma (votos para el PT) de su relanzamiento a una segunda candidatura presidencial, ¿quién puede poner en duda que protagonizó una bochornosa, tumultuaria y antológica ridiculez?
La propensión de Andrés Manuel, uno de los dos políticos (el otro es Vicente Fox) más populares y carismáticos de México en la historia reciente, a la vergüenza pública es tan grande como su soberbia y aversión a la libertad.
De ridículo en ridículo, ayer se dejó caer en otro, al decir que “López-Dóriga, Ciro Gómez Leyva, Marín…” son los “achichincles” de una “mafia” empeñada en destruirlo.
Tan intolerante a la crítica como impermeable a la autocrítica, delata que quiere gobernar un México de pesadilla, con “periodistas” incondicionales y devotos.
¿No es ridículo?

cmarin@milenio.com

miércoles, 17 de junio de 2009

LAS IMPOSTURAS DEL SEÑOR PÉREZ...





ENSENADA.-El TUMULTUOSO REPUDIO a la IMPOSICIÓN de Virgilio Muñoz Pérez como director del Centro cultural Tijuana( CECUT), ha desbordado ya las fronteras bajacalifornianas y repercutido en el medio cultural mexicano.
Así lo confirma la adhesión a la CARTA ABIERTA dirigida a Consuelo Sáizar, directora de Conaculta, de personajes como Carlos Monsiváis, JOSÉ EMILIO PACHECO, Juan Villoro, y Daniel Sada, entre MUCHOS otros INTELECTUALES Y LITERATOS de reconocida trayectoria dentro y fuera de este infernal CALDERÓN en que se ha convertido México.
Virgilio es para el de la VOZ un viejo conocido. Fui , en los hechos, su reportero de eventos especiales, y coordinador de la SECCIóN DE CULTURA Y ESPECTÁCULOS del desaparecido Diario 29, allá principios de los salinistas años noventa.
Aunque la relación tuvo momentos periodísticos muy fructíferos, empezó a desgastarse cuando el autodenominado “político de altos vuelos” quiso atropellar al periodista, y los intereses personales del director, sus ambiciones basadas en una MUUUUUY SOBREGIRADA AUTOESTIMA, empezaron a distorsionar el proyecto editorial.
Cuando en la mesa de redacción le preguntaba a sus achichincles si ese día le tocaba a RUFFO una SOBADITA o un COSCORRÓN, y ordenaba al subdirector editorial “golpear” a uno de los editorialistas de casa al que se le había DANDO CHANCE de tocar con el pétalo de una coma al salinismo o a alguno de los aliados políticos locales de Virgilio.
Cuando a expensas del área periodística empezó a engordar la nómina de sus allegados, de sus ASESORES que , a diferencia de los periodistas, contaban con funcionales oficinas con toda la parafernalia del “POLÍTICO MODERNO”.
Recuerdo que cuando JeZuZ Blancornelas visitó las instalaciones del Diario 29, le preguntó a un trajeado señor Pérez:”¿Y dónde está el periódico?”.
La gota que derramó el vaso de mi relación laboral con Virgilio, fue su actitud cuando al irme de vacaciones a Francia en abril del 91, me encontré con la efervescencia del referéndum de Masstrich, acontecimiento histórico que por mi cuenta y riesgo empecé a reportear para el D29, hasta que MI DIRECTOR me paró en secó esgrimiendo un supuesto costo económico para el periódico cuando las llamadas y el fax las pagaba quien firmaba las notas como “enviado especial”.
Al regresar, le dije que cuidaba los centavos pero no los pesos, aludiendo a la nómina de los amigos y recomendados, como lo era Hermenegildo Castro- protegido del jefe de prensa salinista, José Carreño Carlón-, quien aparte de cobrar como corresponsal de Notimex en San Diego, tenía sueldo de coordinador de sección en D9.
Y aprovechando el escenario de la cotidiana mesa de redacción, en la que cada uno de los coordinadores exponíamos los temas a publicarse, al llegar mi turno puse sobre la mesa un negativo de la página cultural de El Nacional que contenía una entrevista a Carlos Fuentes…
-¿Y qué dice CARLOS?-, inquirió el IGUALADO de VMP.
-Qué en política nadie es virgen: TODOS COGEN Y TODOS SON COGIDOS…-, fue la respuesta ante el rubor y desconcierto de tan buenas conciencias tijuanenses como Mario Ortiz Villacorta y Rogelio Lozoya.
Una vez fuera del periódico, y con mi liquidación de LEY esquilmada por el rencoroso Señor Pérez( a quien por cierto le gané el juicio laboral, aunque ya se encontraba al frente de otra CARTERA FEDERAL), publiqué una CARTA ABIERTA en el semanario ZETA, donde advertía a la comunidad tijuanense la clase de añagaza que tenían de regreso a casa.
FUE EN ESE MOMENTO, una VOZ SOLITARIA, acaso TEMERARIA, como algunos lo consideraron; el pataleo de uno de esos “resentidos” tan de moda en el sexenio salinista, que me cerraría TODAS LAS PUERTAS.
El adagio se cumplió en buena medida, pero no pasó mucho tiempo para que las “calumnias” empezaran a cobrar cierto sentido. Fiel a su alcurnia “renacentista” que, de acuerdo al dogma PRIcámbrico, presuponía una formación multidisciplinaria, Muñoz Pérez renunció a la dirección de un devastado D29, para asumir como delegado del INSTITUTO NACIONAL DE MIGRACIÓN en Tijuana; cargo que según un dictamen de la Comisión Binacional de Derechos Humanos, utilizó para iniciarse en el tráfico de migrantes.
Luego de ser retenido algunos días en el DF, fue finalmente exonerado, pues, recordemos, de acuerdo al evangelio según San Miguel(figura señera en la formación del precario director del Cecut), “LA IMPUNIDAD es un mal necesario, el oxigeno de nuestro sistema político”.
Toda esta saga la registré puntualmente en mis espacios editoriales en diarios de circulación nacional como Unomásuno y El Financiero, donde nunca fui desmentido quizás por ser considerado un (ed) mundito enano…Aunque sí recibí una llamada de Mario Ortiz Villacorta, quien a nombre de un Virgilio “arrepentido de su error”, me propuso llegar un “arreglo económico”.
Como bien recordará Villacorta, mi respuesta fue un rotundo NO. NADA de ARREGLOS en lo oscurito con M. Pérez.
18 años después, me llega a mi buzón electrónico la invitación a firmar la carta de repudio a la IMPOSICIÓN de Virgilio (padre del joven coordinador de prensa internacional de la presidencia de la República) en la dirección del CECUT, a lo que desde luego accedí con la misma convicción que me llevó a escribir este recuento.
No andaba tan ERRADO el “resentido”.
El IMPOSTADO SEÑOR PÉREZ(véase el reciente REMEDO de entrevista televisiva en Síntesis, en la que el “entrevistador” se exhibe impúdicamente como amanuense del “entrevistado”, en una doble degradación del periodismo y la política, del medio y del mensaje) resultó ser uno de esos grillos del PRIcámbrico temprano que, disfrazados de satrapillas ilustrados, “amantes de la cultura”, lograron hacer el CROSSING hacia el panismo gobernante.
Y ya envuelto en las otrora vilipendiadas banderas blanquiazules, se da el lujo de llamar “MUNDOS CHIQUITOS” a la LEGIÓN de artistas que lo impugna, no solamente de palabra, sino RENUNCIANDO A PROYECTOS YA COMPROMETIDOS antes de su indeseable irrupción en el emblemático complejo cultural de Paseo de los Héroes..


.

MÉXICO CORRUPTO Y ELECCIONES



Héctor Tajonar
2009-06-17•Acentos.MILENIO

-->
El sistema de partidos que padecemos es otro de los rostros deformes del México corrupto. Sin excepción, los partidos políticos del país encarnan la definición más sintética de corrupción: “La utilización de una institución pública en beneficio privado”.
El régimen de partido hegemónico-pragmático que prevaleció de 1929 a 2000 fue sustituido por una estructura partidaria ineficiente, onerosa y voraz, que ha producido una democracia disfuncional. El patente y justificado hartazgo de un amplio sector de la sociedad mexicana ante los abusos de la partidocracia no es nuevo ni puede medirse solamente a través del porcentaje de abstención o de votos nulos que se emitan en las elecciones intermedias. Existen datos abundantes y fidedignos que indican con toda precisión el rechazo contra ese remedo de pluralismo democrático que es urgente transformar a fondo.
El Latinobarómetro 2008 ofrece cifras contundentes y altamente preocupantes sobre la deficiente calidad de nuestra embrionaria democracia: sólo un 17% de los mexicanos tiene algo o mucha confianza en los partidos políticos y solamente un 31% confía en el Congreso. La Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas de la Secretaría de Gobernación presenta un diagnóstico aún más desolador: sólo un 8% manifestó tener mucha confianza en la Cámara de Diputados, 7% en la de Senadores y el ínfimo nivel de confianza en los partidos políticos se reduce al 4%.
Adicionalmente, el apoyo a la democracia en México descendió 5 puntos entre 2007 a 2008 (de 48 a 43 por ciento), mientras que la satisfacción con la democracia bajó 8 puntos (de 31 a 23 por ciento) en ese mismo lapso. Entre todos los países latinoamericanos, México y Guatemala tienen la más baja percepción de que la democracia garantice la libertad para participar en política (47%). Y una señal de alarma: a un 61% de los mexicanos no le importaría tener un gobierno no democrático si éste resolviera los problemas económicos. La señal es clara: ante una democracia disfuncional en todos los ámbitos, puede surgir la nostalgia autoritaria.
Desde Aristóteles sabemos que existen dos tipos de gobiernos: los que buscan el interés general, a los que él llama constituciones puras (monarquía, aristocracia y república o democracia), y los que defienden el interés personal de los gobernantes, que son las constituciones corruptas (tiranía, oligarquía y demagogia). Almond y Verba tradujeron ese principio a la pregunta: ¿para quién se gobierna? La respuesta que dieron los mexicanos a esa interrogante del Latinobarómetro 2008 también es inquietante: 79% piensa que los gobernantes ejercen el poder para beneficiar sus propios intereses y los de los poderosos. La inmensa mayoría piensa que vivimos en una oligarquía demagógica.
Los partidos políticos no han cumplido con la función que les asigna el artículo 41 de la Constitución en tanto “entidades de interés público”: en lugar de “promover la participación del pueblo en la vida democrática”, han corrompido la democracia; en lugar de “contribuir a la integración de la representación nacional”, sólo se representan a sí mismos; y en lugar de hacer posible el acceso de los ciudadanos al ejercicio del poder público, se han convertido en cofradías herméticas totalmente aisladas de la ciudadanía y que coartan su acceso al poder.
Por todas esas razones simpatizo ampliamente con el movimiento que propone anular el voto como forma de protestar contra esa versión corrupta de un sistema democrático de partidos. A escasas tres semanas de los comicios del 5 de julio, el centro del debate no es por quién votar, sino la conveniencia de anular o no el sufragio. Celebro ese logro, no obstante tengo dudas acerca de la efectividad de la medida y temo que pudiera beneficiar al PRI.
Ante el dilema de votar o no, el problema no es la falta de opciones “programáticas” o “ideológicas” que ofrecen los diversos partidos sino a las características que los unifican a todos: la mediocridad de sus propuestas, sus candidatos y sus líderes, la lejanía del electorado y su falta de representatividad, su voracidad, así como la corrupción de la política con el fin primordial de seguir disfrutando de las jugosas prebendas que ellos mismos se han asignado y que se encargan celosamente de conservar.
“Una democracia que no se autoobserva, que no se autoexamina, que no se autocritica, estará fatalmente condenada a anquilosarse”, escribe José Saramago en El hombre y la cosa. El riesgo de la democracia mexicana no es el anquilosamiento sino la putrefacción.

htajonar@artemultimedia.com.mx

lunes, 15 de junio de 2009

LOS OJETES TRANSANDO SE ENCUENTRAN...



Política cero
Jairo Calixto Albarrán


2009-06-15• MILENIO.

-->
Ha muerto un niño más de la tragedia bíblica de Hermosillo. Su pobre cuerpo lacerado finalmente descansó. Evoco la naturaleza salvaje y abrasiva que cargó con él y otros 45 chicos, y el origen de todo esto en un entrecruzamiento despiadado de corruptelas, compadrazgos y amiguismos ligados a la mexicana alegría del poder y sus complicidades. Pienso en la proverbial estupidez que, apareada frenéticamente con la ambición y la impunidad en un menáge a trois pornocrático, no podían sino producir monstruos como corresponde a los sueños de la sinrazón.
Coludidos con el profundo caos que gobiernan las instituciones gubernamentales como el IMSS y la Sedesol lobotomizados por el clientelismo electoral y la lógica eficientista del capitalismo jíbaro, está la parentela del gobernador Bours metida en el jugoso bisne de la subrogación parvularia; los funcionarios e inspectores que se hicieron de la vista gorda por vocación profesional; amén de los heroicos burocratotas de Protección Civil que no saben diferenciar entre una salida de emergencia y una trampa mortal.
Van 46 niños sacrificados en la hoguera de las vanidades del sistema. Aquí lo único que importa es el debate entre Bety Paredes y Germy Martínez El Malo, uy qué malo, hay que comprarle su lión. Eso y el escándalo autolacerante en el PRD en la disputa por Iztapalapa donde a la Brugada se la subrogaron. O la guerra contra el narco que, a pesar de su brutalidad patriotera, no ha generado ni desabasto ni encarecimiento en la canasta básica de los estupefacientes. Mientras, la PGR ha dictaminado que el asesinato de nuestro compañero Eliseo Barrón fue para intimidar a la prensa, como si después de 49 víctimas impunemente aniquiladas la prensa no estuviera suficientemente intimidada.
Ya no se sabe qué da más terror, si la lasciva crueldad de los narcosicarios o el agobiante, ojete, valemadrismo que desemboca en monstruosidades como la de la estancia ABC, que convierte a todos los involucrados (seudoempresarios, seudoservidores públicos, seudopersonas) en sicarios más perversos que cualquiera a las órdenes del Chapo.
Y lo peor es que ni Bours ni Calderón, ni los mortuorios del Verde, ni los gemelos diabólicos de PT & Convergencia, ni la Maestra, Don Beltrone, ni los del PRIcámbrico temprano o los perredistas, El Peje, Los Chuchos, la Iglesia panchera y menos los candidatos que están chingue y jode con sus propuestas deslactosadas, ninguno de ellos está haciendo nada para que tragedias como la de Hermosillo no vuelvan a ocurrir.jairo.calixto@milenio.com

sábado, 13 de junio de 2009

"LA FELICIDAD ES UNA FRIVOLIDAD DE LA MEMORIA": ALEJANDRO ROSSI...



En recuerdo del autor de Manual del distraído, ofrecemos esta charla donde habla de su pasión por la novela policiaca, de su escritura y del whisky como medicina disfrazada de bebida alcohólica.


2009-06-13•Literatura.MILENIO.

Foto: Autor anónimo / Coordinación Nacional de Literatura-INBA

El pasado 5 de junio murió Alejandro Rossi, considerado uno de los prosistas más notables que se hayan dado a conocer en México. En 1994, con motivo de la publicación de la antología narrativa Diario de guerra, realicé esta entrevista que resultó más bien una larga charla donde Rossi comentó algunos aspectos de su infancia, su interés por la novela policiaca, sus diversos traslados por el mundo y en la cual se revelaba como un conocedor del whisky: “La mejor bebida del mundo”.
Alejandro Rossi fue sumamente generoso y paciente conmigo en la que sería mi primera “entrevista profesional”, va como un pequeño tributo a un gran conversador y autor excepcional.
¿Cuál es el recuerdo más nítido de la infancia?
Me viene ahora el que yo creo es el primer recuerdo. Me veo en una cuna tosiendo continuamente. Tenía tosferina. En aquella época —estamos hablando del año 33— debería tener yo menos de un año. La tosferina era una enfermedad endiablada y era mortal, muy tenaz, duraba meses. Estoy, pues, en una cuna con una tos sin sosiego y veo unas sombras, unas caras, personas a mi alrededor. En ese tiempo a los niños los curaban con viajes en avionetas para producir cambios rápidos de altura: se suponía que esto descongestionaba las vías respiratorias. Nos encontrábamos en Forte dei Marmi, playa famosa en Italia, en la Toscana, cerca de Viareggio. ¿Será ése, en verdad, mi primer recuerdo?
Entonces, ¿cuál es el recuerdo más querido?
No lo sé. La felicidad es más elusiva, la olvidamos. Es una frivolidad de la memoria. Las heridas, en cambio, siempre están vivas. Pero guardo fotos de mi primera infancia en las que me veo como si estuviera en el paraíso terrenal. ¿O era yo un hipócrita?
¿No es quizás esa aclaración que hace al final de Diario de guerra cuando usted le dejaba su cuaderno con sus escritos a su madre...?
Ah, pero entonces ya no era un niño, era un adolescente. Ahora me viene un recuerdo, no, desde luego, el más querido, pero es uno que se cruza con algo que me llamó la atención. Cuando vivíamos en Italia pasábamos con alguna frecuencia vacaciones en Venezuela; mi madre era venezolana. Largos e inolvidables viajes en barco. En uno de esos periodos estuve en un colegio en el que me quedaba a comer. Esto lo conté alguna vez en unos diálogos públicos que sostuve con Adolfo Castañón: en una de esas comidas, cuando llegó el momento del postre, advertí que me faltaba la cucharita. Quise pedirla, pero no me venía la palabra “cucharita” sino “cucchiaino”. Recuerdo la inmensa angustia y el instante en que de pronto me llegó la palabra y mi grito enorme, liberador en el refectorio: “¡cucharita!, ¡cucharita!” Si yo todavía fuera más pomposo, diría que es la satisfacción de dar con la palabra justa. Le decía que esto se cruzaba con otra cosa. En Itinerario, Octavio Paz habla de la época que pasó de niño en los Estados Unidos con su familia. Estuvo en un colegio americano. Y, curiosamente, tuvo el mismo problema con casi la misma palabra: no “cucharita” sino “cuchara”, aunque en su caso, claro, se trataba de la palabra inglesa. Es una extraña coincidencia que comentamos con cierta perplejidad.
En algunas de sus narraciones me encuentro con referencias a la novela o cuento policiaco. En Relatos, Crónica americana y Diario de guerra, por ejemplo. ¿Le gustaría escribir un relato policiaco?
¡Claro que sí! Es una buena pregunta la suya. Desde joven soy un lector asiduo de novelas policiacas. Ahora ya no, me he quedado muy atrás, apenas conozco los autores contemporáneos. Mi fuente predilecta era el Séptimo círculo, la colección que dirigían Borges y Bioy Casares. Era una colección maravillosa, se movía en la tradición de novela policiaca inglesa, clásica, novelas del “enigma”, muy ajedrecísticas, poca psicología y mucha supuesta deducción con la retórica de la geometría. El primer tomo del Séptimo círculo era una novela muy buena de Nicholas Blake que en español se intitula La bestia debe morir. En esa colección se publicó la novela de Bioy Casares y Silvina Ocampo, Los que aman odian. Poseo esa primera edición. Bueno, a partir de estas lecturas me introduje en el género. Después pasé a la novela policiaca americana que tiene por origen a Dashiell Hammett: una novela mucho más abierta, donde se trabajaban más los personajes. En el caso de Hammett, además había una intención sociológica y social. Pienso, por ejemplo, en uno de sus libros, Cosecha roja. Luego transité por muchos autores secundarios y llegué, claro está, a Raymond Chandler, al que he leído y releído. Los primeros libros de Chandler me los prestó Jorge López Páez, gran lector, gran amigo. Chandler viene en cierto modo de Hammett, pero sin afanes sociales; era un escritor muy complejo, instruido por la gran literatura inglesa. Un extraordinario escritor. Se movía en una geografía precisa, Los Ángeles, Santa Mónica, Malibú, Hollywood, las montañas al sureste de Los Ángeles, Lake Arrowhead, Big Bear Lake, ése era su mundo, lugares que conozco bien porque en una época de mi vida estuve por ahí estudiando. Tengo presente un verano en Lake Arrowhead. Cuando comencé a leerlo éramos cuatro gatos quienes lo frecuentábamos aquí en México. Después se tradujo mucho. ¿No se acuerda usted de aquella película La dama del lago? André Gide hizo un elogio de la novela policiaca americana, pero no creo que haya mencionado a Chandler sino a Dashiell Hammett. La obra de Chandler es relativamente pequeña: estamos ante un escritor en que lo policiaco le permite maravillas estilísticas. Un narrador de genio. La oficina de Marlowe es uno de los espacios esenciales en la literatura del siglo XX.
Después siguió leyendo a otros autores de ese género...
Sí, continué en esa línea de novelistas americanos. Uno, por ejemplo, es Ross McDonald, quien es un discípulo, en realidad un imitador de Chandler. Para quienes nos gustaba el ambiente y los paisajes de Chandler, Ross McDonald era un vino aguado pero de la misma viña. Literariamente, por supuesto, no hay comparación entre ellos. Luego pasé a la novela de espionaje, donde la figura mayor es John LeCarré, quien tiene dos periodos: el primero de novela policiaca muy clásico, a la inglesa. Después casi inventa la novela de la guerra fría. Éstas han sido, por así decirlo, mis tres etapas de lectura de novela policiaca. También he leído, por supuesto, a otros autores como Agatha Christie, que al principio no me gustaba, me parecía poco rigurosa frente a aquellas novelas, como teoremas, a las cuales me había acostumbrado del Séptimo círculo. La cháchara pueblerina de Agatha Christie me fastidiaba. Ahora que con el tiempo he cambiado y ahora me quito el sombrero frente algunos libros de ella. Sigo leyendo a los fundadores del género. Conan Doyle es una droga de la que no quiero liberarme.
Usted vivió en muchos lugares: Venezuela, Alemania, Inglaterra, Estados Unidos, Italia, Argentina y México. Todo este ir y venir de un país a otro, ¿cómo lo percibe?
Ya no sé cómo lo percibo. Antes me producía problemas. A estas alturas del partido estoy resignado. Así fue mi vida. La desventaja es que he vivido con una sensación de tránsito, de huésped de hotel. Aunque esto se ha ido borrando. No voy a plantearme ahora el problema de qué hubiese sucedido si me hubiera quedado a vivir en Florencia o en Oxford.
¿Disfrutó todos los lugares en los que permaneció?
¿Cómo contestarle de una manera rotunda? Siempre hay momentos de mayor dolor en aquellos lugares a los que hemos jurado jamás volver.
Cambio la pregunta. Se dice que en cierto momento existe algo que nos abre las puertas del porvenir. ¿En algunas de estas estadías se abrieron las puertas de su porvenir?, ¿de lo que usted quería hacer?
A usted le gustan las grandes preguntas. Está bien. Mire, por ejemplo, un tiempo que yo gocé mucho intelectualmente fue el que pasé en Inglaterra. Tenía veintitantos años. Tiene que ver, claro, con Inglaterra, pero también con Oxford y, más en particular, con lo que yo estudiaba. Era un momento de descubrimiento, de un entusiasmo muy tenso por lo que hacía. Ahora bien, los grandes viajes, los que crean cicatrices insuperables e influyen son los de la infancia. Ahora vivo en México, estoy contento de vivir en México y estoy convencido de que aquí me moriré.
Hablemos de Manual del distraído, ¿cómo ve usted este libro?
Es un libro que escribí con empeño, con entusiasmo, mes a mes en Plural y la coda final en la revista Vuelta. Un libro muy cercano, que me acompaña.
¿Por qué escogió los textos que aparecen en Diario de guerra?
Bueno, lo que pretendía era hacer un tomo que recogiese la parte más narrativa no sólo de Manual del distraído, sino de otro libro que se llama El cielo de Sotero, desgajarlos de la parte más ensayística. No incluí el cuento que precisamente se llama “El cielo de Sotero” porque forma parte de una edición ampliada a siete relatos de La fábula de las regiones, además tiene otro tono estílistico. La palabra narración no supone que todo el material de Diario de guerra son, por ejemplo, cuentos, en el sentido canónico. Por narración entiendo algo más amplio, una especie de vasta charla, contar algo que a veces se cristaliza en un cuento en el sentido más estricto del término, y a veces puede ser una crónica o el relato de un recuerdo. Lo que reúne Diario de guerra no es tanto un género sino una voz narrativa. No me pregunte por qué elegí ese orden: hay razones que son de oído, estilísticas. Lo que tengo más claro es el motivo por el cual el texto, que da el título al libro, aparece al final. En primer lugar es un texto por el cual siento cierta debilidad, pero sobre todo porque me expresa de algún modo un estado espiritual que está en todos los otros. Un estado espiritual que yo determino de desasosiego, de estado de alerta, el de una persona que siente a su alrededor una gran fragilidad, que no baja la guardia. Y por ello que en la carátula aparece el fragmento del cuadro de un pintor que tanto admiro, Edward Hopper. Me parece que el faro de Hopper expresa ese tono espiritual, la observación alerta ante las sorpresas de la realidad.
En “Residuos”, texto de Manual del distraído, usted comenta que se esconde detrás de algunas reflexiones de Lichtenberg. Éste explica que extrae una significación de cada cosa y en un día transforma cien objetos en otros tantos oráculos. Al igual que Lichtenberg, ¿busca respuestas sobre su destino de la misma forma?
La cita de Lichtenberg refleja bastante bien una actitud mía: ver señales, signos. Debo decir que siempre padecí esa actitud, es decir, siempre me repugnó. Me doy cuenta de que es una fantasía defensiva, es la espera del pequeño milagro diario, una mezcla de vanidad y desamparo.
Para terminar, ¿qué piensa del whisky?
¡Caramba, al fin me hace usted una pregunta que me puedo responder inequívocamente! El whisky, señora, es la mejor bebida del mundo. Es una medicina disfrazada de bebida alcohólica. Posee maravillosas virtudes terapéuticas. Pregúntele usted a cualquier médico. Baja la presión, es vasodilatador y mil cosas más. Eso desde una visión mezquinamente fisiológica. Desde una más espiritual le hablaría en particular de los primeros dos whiskys, cuando se produce esa leve distancia con la realidad. Estamos en perfecto control, pero los objetos se han alejado unos metros y los contemplamos con nítidez de dibujante. Ya no exigen decisiones, respuestas, actitudes, sino que, repito, los contemplamos. Un momento maravilloso. ¿Sabe usted a qué se parece? A quitarse una camisa sucia y lavarse las manos. Lamentablemente somos víctimas de nuestra biología, de nuestra resistencia, de nuestro hígado y, en mi caso —me ampara una larga experiencia para afirmarlo—, advierto que el tercer whisky empieza a modificar la situación y da paso a un tono polémico y guerrero. Hasta el segundo soy una persona que puede pasar por serena y hasta agradable. Me encanta tomarlo solo y alcanzar esos instantes de paz y de objetividad. Sí, quitarse la camisa sucia de las horas torcidas y mojarse las manos con unas gotas de agua de colonia 4711, la auténtica, por supuesto. Ahí me introduzco en los terrenos de la felicidad. Mi consejo es comenzar a beber en México, a partir de las ocho de la noche. Mi abuelo materno, gran aficionado al whisky, notable especialista, solía aconsejarme: “Nunca bebas whisky antes de las siete de la noche”.
¿Dónde ha disfrutado más un whisky?
En mi casa, o en mi estudio, o en uno de esos bares que casi no existen en México, bares de ruidos silenciosos, tintineos, que tanto le gustaban a Chandler. Bendigo al inventor del whisky, me parece increíble que hayan sido los escoceses.
¿Por qué?
Me parece tan lejano un escocés. Pero me equivoco, los escoceses son un pueblo admirable que ha producido gente fantástica, pensemos simplemente en Hume. Una nación que ha producido el whisky y Hume es sin duda excepcional._____Alejandro Rossi nació en Florencia, Italia, el 22 de septiembre de 1932. Cursó estudios preuniversitarios en Roma, Florencia, Buenos Aires y Los Ángeles. Llegó a México en 1951 para estudiar filosofía en la UNAM, donde fue maestro e investigador. En 1969 publicó Lenguaje y significado, libro pionero de filosofía analítica en América Latina. Fue cofundador y codirector de Crítica, revista de filosofía, y fue colaborador de Octavio Paz en Plural y en Vuelta, donde escribió los textos que conformaron Manual del distraído (1978). Una parte de su vida la contó en Edén. Vida imaginada (2006). Sueños de Occam (1982), El cielo de Sotero (1987), La fábula de las regiones (1997), Cartas credenciales (1999) y Un café con Gorrondona (1999) forman parte de la obra de quien, dice Juan Villoro, “busca pretextos elegantes para que su existencia parezca un ‘espejismo de la buena voluntad’ de los otros”
.Enzia Verduchi • enziav@yahoo.com.mx

MODELOS COMO MUSAS


La relación entre la alta costura y los cambiantes ideales de belleza, las modelos emblemáticas del siglo XX y su poder de inspiración entre los más renombrados diseñadores y fotógrafos son los temas en los que se centra la exposicion The Model as Muse: Embodying Fashion, que se exhibe en el Metropolitan Museum.


2009-06-13•De portada. LABERINTO.

¡Oriana! ¿Qué haces, desdichada? ¡Te has dejado los zapatos negros! ¡Con un vestido rojo! —dirigiéndose al criado—: Dígale a la doncella que le traiga a la señora los zapatos rojos”. Así interrumpió el duque de Guermantes a Swann que les hablaba con tristeza de su enfermedad; la duquesa se cambió de zapatos y dejaron a su amigo en la calle para irse a una cena. Éste es el final de “El mundo de Guermantes” de la novela En busca del tiempo perdido de Proust.
Para el infinito Marcel la descripción detallada de un sombrero, un bolso o unos zapatos era una apasionante investigación entre sus musas y amigas que significaban la autoridad de la elegancia o la vulgaridad. La moda es parte sustancial en la creación de sus personajes, el estilo de vestir es tan importante como sus preferencias sexuales o su lenguaje. Ésa es la función de la moda, convertir en placer nuestra necesidad de ser y ha hecho de ese placer una industria. Las modelos en este negocio son inspiración y sin embargo las desechan con la misma frialdad con que tiramos un par de zapatos. El diseñador Marc Jacobs reconoce el valor de las musas en la creación de la moda en la extraordinaria exposición The Model as Muse: Embodying Fashion, en el Metropolitan Museum de Nueva York.



The golden ageTo win the race? A prettier face! Brand new clothes and a big fat place.George Michael

Donyale Luna. Paco Rabanne. Foto: Guy Bourdin
La fotografía de Richard Avedon en la que la modelo Dovima luce un vestido negro con un largo lazo de Dior, está recreada con un maniquí y dos elefantes de cera. El cuello larguísimo de Dovina rivaliza con las trompas fálicas de estos gigantes que ella toca con la seguridad de una domadora. La gente que viene a esta expo es un termómetro de lo que se lleva en las calles de Nueva York, son modelos, diseñadores o fashion addicts. El recorrido empieza en los cincuenta con las fotografías ultrasofisticadas de Richard Avedon, Irving Penn y Horst P. Host. Las musas son delgadísimas, elegantes y nada infantiles, son mujeres que ya tienen edad de llevar joyas. El blanco y negro hace rostros míticos, imposibles. El triángulo perfecto es modelo, diseñador y fotógrafo, son un ménage à trois que tiene felices frutos; las celestinas de este ménage son las revistas Vogue, Harper’s Bazar y las que han imitado a estas dos catedrales.
La exposición es un montaje de escaparates que recrean las fotos emblemáticas de cada década, son maniquíes con los vestidos originales, a un lado vemos la foto original y la cédula de cada modelo y su fotógrafo. El escaparate de los 50 tiene una proyección de Funny Face con Audrey Hepburn, en donde Fred Astaire imita a Irving Penn y busca a una modelo que además de bella tenga aire de inteligencia. Las modelos de esta época tienen la elegancia citadina que les otorgó la guerra, son mujeres que ya toman decisiones. La siguiente década son los sesenta y los cambios son violentos, aparece Twiggy y la revolución sexual. Esta hiperflaca, andrógina con su pelo cortísimo, es la primera modelo con aire infantil y sus minivestidos de niña Balthus mostrando el culo a todo el mundo. Las mujeres tienen una imagen más agresiva, violenta. Veruschka se pone pestañas postizas para aparecer topless, los vestidos son transparentes y las piernas abiertas. Las primeras modelos negras, Donyale Luna, Naomi Sims, abren la puerta a otras razas y a otra estética.

Si el hombre puso el pie en la Luna, las mujeres lo pusieron sobre la verga del hombre con la píldora en el 62. El escaparate reproduce la moda espacial, Star Trek en su primera versión, con Paco Rabanne, Yves Saint Laurent y Oscar de la Renta. Lo importante era ser moderna, no estar cómoda. La contribución que hicieron a la libertad sexual y racial los fotógrafos, los diseñadores y las modelos fue fundamental, porque crearon la imagen de los personajes que encarnaron esa nueva era.The body politicI’ll hold on to my freedom. May not be,what you want from me.George Michael

Es la foto de Jerry Hall con un bistec sangriento y crudo en el ojo por Helmut Newton. En los setenta la revista Cosmopolitan hace su aparición en la moda y trasforma la conciencia colectiva de las mujeres hablando de sexo abiertamente y con portadas de Francesco Scavullo. Surgen las modelos de escote en V hasta la cintura, Lauren Hutton, Margaux Hemingway. Filman American Gigolo y nace una campaña feroz, “No-bra”. Los desnudos se vuelven fotos de moda, desde Charlot Rampling con Helmut Newton para Vogue hasta las descaradas portadas de Cosmopolitan la imagen de la mujer deja de ser pasiva en el deseo sexual, ahora elige y manda. Lisa Taylor es fotografiada por Newton con las piernas abiertas, mirando codiciosa a un hombre del que sólo vemos las nalgas. El sida todavía no existe y Jerry Hall posa desnuda y en una limosina convence a Jagger de dejar a su nicaragüense esposa. Cheryl Tiggs y Rene Russo bailan un tango, las imágenes de las mujeres que aman a mujeres llenan las revistas, la fantasía de ellas es la fantasía de ellos, dos bellezas entregándose a un placer inalcanzable para los hombres. Para ver este escaparate pasamos por la cadena de un antro y oímos música disco, el Studio 54 is alive.Super modelWe were living in a fantasy, we won the race. Freedom.George Michael

La sala es una pantalla gigante con el video de George Michael de “Freedom”, la canción que representa el fenómeno no esperado en los noventa: las modelos son el producto, las dueñas de la portada, su nombre es más importante que el del diseñador, ellas son la firma. La gente sabía sus nombres, Naomi, Cindy, Claudia, Linda, Christy. Los contratos superaron todas las expectativas del mercado, se convirtieron en supermillonarias y por fin reivindicaron una profesión en donde la explotación era la única forma de negociar. Y entonces surgieron los sociólogos, los psicólogos y las feministas. El odio por el éxito las hizo culpables de la enfermedad del siglo, la anorexia es el castigo divino para quien las admire y la muerte su pena final. Lo contradictorio es que haya más obesos que anoréxicas y que de eso no culpen a nadie en particular. Las supermodelos trasformaron la industria, las pasarelas se planeaban según sus agendas y era impensable que alguien lanzara su colección sin por lo menos Carla Bruni en el escenario. Estas mujeres pusieron orden en un emporio de miles de millones de dólares y le hicieron justicia a decenios de años de trabajo de cientos de chicas que vieron cómo las revistas y los diseñadores se enriquecían sin que ellas recibieran un porcentaje de lo que generaban. Si el feminismo reconociera lo que esta raza de hermosas ha hecho por las condiciones laborales y sociales de las mujeres ganarían en inteligencia y estilo. El escaparate pone a barrocos contra minimalistas: Chanel y Versace, el mítico Gianni, contra Armani y Karan, en una pelea callejera de alta costura con motocicletas y cadenas —de Chanel por supuesto—, y la música de fondo de George Michael a todo volumen: “You’ve gotta give for what you take, Freedom”.The branded bodyI think it’s time I stopped the show. There´s something deepinside of me.George Michael


Para irnos desaparece la belleza total; es más importante ser rara que bella. Kate Moss se fotografía metiéndose severas líneas de cocaína en The Sun y Nadja Auermann tiene las piernas más largas de la historia. Las fachas andróginas se ponen de moda porque no tenemos que amar como si sólo existiera el instructivo de la Biblia, existe la realidad de los que cambian el camino del cielo por el de la calle y son felices. Con la creación de la Unión Europea se realiza el cónclave de las marcas y los diseñadores, no más tiranía de las modelos y comienza el tráfico de niñas rusas, croatas y serbias al mundo de la moda, rostros perfectos y piernas eternas por poco dinero: el gran negocio. Las supermodelos ahora son primeras damas, empresarias y pierden sus maletas en Heathrow. Los rostros multiculturales, orientales, negras, latinas y sobre todo del este de Europa hacen de la moda un sitio planetario. La belleza es experiencia, carácter, las modelos confiesan lo que han vivido, no más inocencia. Hoy esa década dorada de los noventa se disuelve en el siglo XXI, tal vez por eso Marc Jacobs hizo este homenaje, para recordarnos lo que esta industria y sus bellos soldados han hecho por el mundo, por su cultura, su identidad y por el placer de vivir.
The Model As Muse: Embodying Fashion, The Metropolitan Museum Of Art, New York, 2009"

CONACULTA MATA TIJUANA...


Archivo hache
2009-06-13•Artes plásticas

Centro Cultural Tijuana. Foto: TTG
Desde hace unas semanas Teresa Vicencio dirige el Instituto Nacional de Bellas Artes. Antes de ese cargo, Vicencio se encargaba del Centro Cultural Tijuana (Cecut). Con el cambio comenzó la peor pesadilla retro-centralista en la frontera de las últimas décadas.
El Cecut es la institución cultural fronteriza más importante. Vicencio, en lo general, hizo labor positiva. Pero apenas avizoró su nuevo puesto se olvidó del proyecto, incluso de sus antiguos colaboradores —hoy despedidos por “conspirar”— y dejó la institución naufragar. Ella tuvo que saber que esto iba a pasar. Pudo impedir la entrega de un proyecto de tal magnitud a manos irresponsables. Pero Vicencio prefirió dejar que el barco se hundiese y se marchó a su nueva oficina.
Hoy toda una ciudad sufre las consecuencias.
Fue una especie de intercambio.
A la vez que se llevaba a alguien de la frontera al INBA, se designó a Virgilio Muñoz como nuevo director del Cecut, a pesar de no contar con una trayectoria específicamente cultural, y en cambio, un antecedente que aún hoy nos preocupa: un reporte de la Comisión Binacional de Derechos Humanos en que se evidenció su participación directa en el tráfico de migrantes, hecho por el cual fue destituido como delegado regional del Instituto Nacional de Migración en 1994.
Hace unas semanas hice en televisión una pregunta al respecto y se me acusó de llamarlo “delincuente”, lo cual mostró el clima represivo en la comunidad cultural fronteriza desde su llegada. Prohibido hacer la menor pregunta.
Entre más quieren justificar el nombramiento, más penoso resulta. Absoluto verticalismo anacrónico.
El señor Muñoz es padre del ex secretario particular del presidente Calderón.
Se envió una carta a Conaculta —que sigue sin responder— firmada prácticamente por todos los creadores con trayectoria de la literatura y el arte visual de Tijuana, desde L.H. Crosthwaite y Rosina Conde hasta Pepe Mogt de Nortec y Marcos Erre Ramírez, que fueron apoyados desde otras ciudades por 100 firmas, entre ellas las de Monsiváis, Fadanelli, Sada, Villoro, así como por media decena de becarios del Fonca. Y se podrían reunir 500 más e igual a Conaculta le valdría gorro.
El consenso es claro y el centralismo, sordo.
Apenas llegó el señor Muñoz insultó a los firmantes ninguneándolos (“artistas no, estudiantes”, “mezquinos”) y presumió que él ha estado donde ellos no (en un reporte de Derechos Humanos, imagino) y como remate los llamó “munditos pequeños”, hoy todo un lema.
A pesar de las protestas —que van desde las firmas hasta intervenciones en las instalaciones del Cecut—, no parece haber voluntad de deshacer el dedazo.
“Que se chinguen los de Tijuana” es la consigna y callarlos —con toda clase de artimañas—, la estrategia.
Conaculta como institución no cuenta donde presidente ordena.
Viene nuestra peor época.

Heriberto Yépez • heribertoyepez@gmail.com

¿Y YO POR QUÉ? DE FOX A DANIEL KARAM



Acentos
Juan Gabriel Valencia


2009-06-13•Acentos

-->
Es congruente Germán Martínez al elogiar la calidad de los litigantes panistas. Es cierto; en especial en las materias penal, civil y administrativa. Es congruente porque para ellos, en la vida privada y en la pública, “nada al margen de la ley”. Efectivamente, para ellos el que nada se haga fuera del ámbito jurídico, sobre todo del litigio, es porque nada existe al margen de la ley, porque no hay ningún otro referente, porque el desempeño de la función pública es un diario litigio, en el marco oscuro de leyes imperfectas, arbitrarias, opacas. El arte de la ciencia jurídica convertida en artilugio para litigar en los medios y contra los adversarios.
Es congruente Germán Martínez porque describe el perfil moral de muchos de los panistas que asumieron desde el año 2000 el ejercicio democrático de poder en México. Lo asumieron en 2000 y en 2006 con absoluta legalidad, fuera de duda. Ese no es el problema. La expectativa de la transición mexicana era que añadiese valores a la simple observancia de la legalidad, como eficacia en el desempeño y ética en el servicio público. No ha sido así. Y no ha sido así porque al día de hoy hay 45 niños clínicamente muertos en un solo evento catastrófico, responsabilidad primerísima de los gobiernos de la alternancia, que no de la transición.
Inaceptable presenciar como simple fatalidad lo ocurrido en la guardería del Instituto Mexicano del Seguro Social en Hermosillo. Si los panistas fueran lo decente y lo moralistas auténticos que se jactaron de ser por 60 años, haciendo a un lado los laberintos de la judialización de situaciones, el estiércol de barandilla en el que los panistas se solazan como pez en el agua, tendría que haber sanciones políticas, al margen y por encima de la ley.
No hay ética en el desempeño ni tampoco la hay en la calidad de los nombramientos. No es posible pensar que haya una pizca de profesionalismo en un director del IMSS que ante la tragedia de la semana pasada lo primero que declare es que la guardería cumplía con la normatividad. Una de dos: el expediente del supuesto cumplimiento era una mentira, de la cual él es el último responsable, o la normatividad que rige el desempeño de la institución abre todo el espacio a una suerte de criminalidad accidental, cuya aplicación tiene que soportar, con riesgo de la vida de sus hijos, la gente trabajadora y más necesitada de este país. Frívolo e irresponsable, por lo menos.
Se trataba de una guardería subrogada, pero no confundamos con enredos terminológicos ni figuras jurídicas encaminadas a engañar. El acto de subrogación por parte del IMSS no implica una renuncia a la responsabilidad política de los servicios que se prestan en las instancias subrogadas. ¿Conocen los panistas el concepto de responsabilidad política? No sé si los priistas; los panistas tampoco.
A cinco días del trágico acontecimiento el director general del IMSS, Daniel Karam, en entrevista con Carlos Puig en W Radio tardó media hora en responder a la pregunta sobre el nombre del delegado del IMSS en Sonora. Media hora. Si no lo sabía, a cinco días, es muy pendejo. Si lo sabía, es un encubridor.
En la crisis fiscal del gobierno contemporáneo y en el desmantelamiento del Estado moderno se puede explicar la declinación de obligaciones administrativas, mas no la elusión de responsabilidades políticas. Si este muchachito de apellido Karam desconocía la magnitud de la responsabilidad que estaba asumiendo como director del IMSS, es sencillamente un aventurero, que no delincuente, pero sí delincuencial. Si su problema es que sólo lleva tres meses en el cargo, que le finque responsabilidades a Juan Molinar Horcasitas, que bastantes explicaciones tiene que darnos en el caso Aviacsa. Claro que Karam no lo va a hacer, sabiendo que Molinar es del círculo íntimo del Presidente de la República.
Está claro que el Instituto Mexicano del Seguro Social no cumplió con la más elemental normatividad; está claro que esta barbaridad le dio la vuelta al mundo; está claro que nueve años del IMSS con decisiones panistas al frente han puesto en grave riesgo la poca seguridad social que tenemos.
No sé en la óptica pericial y en la investigación quiénes resulten legalmente culpables por acción u omisión. Para eso están los panistas litigantes que se pintan solos. Lo que sí sé es que políticamente, el director general del IMSS, Daniel Karam, si tuviera vergüenza, tendría que irse. Y el presidente Calderón pensar con más detenimiento cuando nombra a sus “leales” allegados.


juangabriel_valencia@yahoo.com.mx

viernes, 12 de junio de 2009

OTRA CARTA CONTRA LA IMPOSICIÓN DE VIRGILIO MUÑOZ COMO DIRECTOR DEL CECUT


Mtra. Consuelo Sáizar
Presidenta del CONACULTA
Escribo estas líneas como ciudadano y no como funcionario, porque como ya ha de saber, no trabajo en el CECUT desde el pasado jueves 04 de junio.
Deseo plantearle a Usted y a quien este escrito lea algunas ideas acerca de lo que está ocurriendo en el Centro Cultural Tijuana. Pero antes permítame una pequeña digresión que considero pertinente: En este país en donde se pregona a los cuatro vientos la importancia de las instituciones aunque todos los días los mexicanos nos desencantamos de la parcialidad, de la ineficacia y de la corrupción de éstas: ¿qué significa fortalecer las instituciones? ¿Es posible hacerlo desde afuera? ¿No es una responsabilidad de los funcionarios fortalecerlas desde adentro? Se le exige al ciudadano que participe y las defienda y hasta se le culpa y se le chantajea si no lo hace porque es más fácil “ciudadanizar” todo, hasta las obligaciones y responsabilidades de las propias instituciones del Estado, y entonces se dice que todos somos culpables de la violencia, del narcotráfico, de los fraudes electorales, de la pobreza, del desempleo etc. porque lo que se busca es esconder detrás del concepto “todos” a quien verdaderamente y en principio tiene la obligación de dar seguridad, combatir la pobreza, eliminar la corrupción, y abatir el desempleo: El Estado Mexicano y sus instituciones. Hasta aquí un planteamiento para introducir el centro temático de este escrito, eso que en el lenguaje de la burocracia y el mundo de los funcionarios se dice y se espera de quien trabaja dentro de las instituciones: La institucionalidad. Pero, ¿qué es eso de ser institucional? Vamos a ver si entre todos, es decir quien escribe, Usted y los que lean esto, lo podemos dilucidar. Se espera que quien trabaja en una institución tenga ciertas cualidades, trayectoria, habilidades, capacidades según el puesto y otras, pero sobre todas una, que tenga lealtad hacia la institución. Así, en abstracto suena muy bien, pero, ¿Qué es eso de ser leal a una institución? ¿Cómo se pondera? ¿Quién o quiénes dictaminan acerca de ello? ¿Los directores de las instituciones, los jefes, los ciudadanos, los periodistas? ¿Quién?
Hay en estos momentos un conflicto que involucra a la comunidad cultural de Tijuana pero que ya está tomando proporciones mayores al manifestarse los principales artistas, creadores, promotores culturales y todo tipo de ciudadanos, de muchas edades, y de otros municipios de Baja California y del país. El conflicto es conocido ya por todos, la desaprobación del nombramiento de Virgilio Muñoz como Director General del Centro Cultural Tijuana por parte de varias centenas de artistas, creadores etc. de Tijuana y del resto del país. Pues bien, quiero manifestar mi postura al respecto, ahora que ya no soy funcionario y que regreso a la categoría de ciudadano. Desapruebo totalmente el nombramiento de Virgilio Muñoz como Director del CECUT y estoy en mi derecho de manifestarlo. Pero también quiero manifestar que durante el tiempo que estuve al frente de la Subdirección Cultural fui institucional, es decir, que he trabajado a favor de la institución, que he sido profesional y que he realizado mi labor con el objetivo siempre de servir a la comunidad cultural, cumpliendo la misión del CECUT.
Fui institucional cuando se me invitó a ser Director del CECUT y acepté el cargo y, cuando el CONACULTA, a través del CECUT, con la aprobación de Usted como Presidenta lo manifestó públicamente. Fui institucional cuando a los pocos días se me comunicó que a lo mejor no era yo porque había otro candidato influyente pero que se revisarían otros currículos porque el candidato con altas influencias no era una persona que Usted aprobaba debido los métodos que estaba utilizando para hacerse del puesto. Fui institucional, porque nunca he ambicionado ser Director ni he estado obsesionado con el poder, y si no iba a ser el Director del CECUT estaba bien, porque estoy seguro que en Tijuana, sin necesidad de buscarle mucho, hay varias personas que bien pueden ser Directores. Fui institucional cuando de ser yo la propuesta avalada por Usted para ser nombrado Director del CECUT, en rueda de prensa se manifestó algo diferente, diciéndose que yo iba a ser Director Interino porque, aunque el personaje seguía empujando fuerte en las oficinas de Los Pinos, había todavía posibilidades de que se eligiera a un Director o Directora por su trayectoria y no por sus influencias. Fui institucional durante todo el tiempo en que además de ser Subdirector de Promoción Cultural fui Director Interino, sin cobrar un solo peso adicional como Director, metido en un conflicto de intereses que yo no provoqué y Usted tampoco sino sus jefes por favorecer a un personaje en vez de permitirle a usted realizar el trabajo que seguramente sabe hacer muy bien, revisar las trayectorias, analizar propuestas, y decidir a favor de lo que más convenga a la comunidad, es decir, a la institución. Fui institucional al sacar adelante todas las actividades durante todo este proceso, al estar al frente de la institución en cada una de las instancias, al resolver cada una de las dificultades que se presentaron en ese período incluida la contingencia sanitaria, al atender cada una de las solicitudes, al responder por la institución en medio de esa crisis interna y externa que Usted y yo sabemos significó este proceso de designación. Fui institucional durante el proceso de nombramiento del Director General del CECUT aún teniendo mi postura al respecto, aún al manifestarle hace ya muchos días, personalmente al propio Virgilio mi desacuerdo con su designación independientemente del desempeño totalmente profesional de mis funciones como Subdirector. En resumen, fui institucional hasta el 4 de junio, día en que dejé de laborar en el Centro.
Ahora escribo esto y estoy consciente que decir lo que sé me hará blanco de los ataques de personas que no les interesa nada, excepto obtener el poder. Y, entonces, regreso a la pregunta inicial: ¿Qué es eso de ser institucional? O más específicamente ¿Hasta dónde se debe ser institucional? Pareciera que hay una línea muy difusa entre lo que es y no es ser institucional. Usted por ejemplo, uno podría decir que ha sido institucional, está siguiendo instrucciones, tratando de lidiar con un conflicto que usted no generó y dando la cara por la institución. Pero, ¿Es esto ser institucional? ¿De verdad, esto es ser institucional? El asunto se complica, pero a lo mejor sólo aparentemente, tal vez se trata de un falso problema. Porque ser institucional es hacer lo que fortalezca a la institución, hacer lo que sirva para cumplir la misión para la cual la institución pública fue creada con el dinero de todos. Hacer no lo que el jefe diga y mande, sino lo que le convenga a la institución, en este caso a la comunidad de Tijuana. Ahora, es muy probable que Usted niegue lo que aquí estoy diciendo y continúe manifestando que la decisión del nombramiento del nuevo Director del CECUT la tomó Usted personalmente al revisar numerosas trayectorias, y que eligió al mejor, y que espera que este conflicto se arregle lo más pronto posible, etc. Es muy probable. Pero Usted y yo sabemos que eso no es cierto, aunque Usted lo niegue. Y no sólo Usted y yo lo sabemos, mucha gente, entre ella, todos los artistas y promotores y ciudadanos que están en contra del nombramiento, y muchos que están a favor. El problema no es la trayectoria del personaje, Usted sabe que fue una imposición inclusive para Usted. Aunque lo niegue. Lo que los artistas y creadores y promotores están haciendo es precisamente defender y tratar de fortalecer a la institución. Quieren arruinar sus reputaciones, poner en duda las razones de sus protestas, pero, es de sobra conocido, que están haciendo una exigencia más que legítima, y muchos lo sabemos. Son los ciudadanos quienes están pidiendo institucionalidad real. Es importante lo que está ocurriendo en Tijuana, es vital para el país abrir el debate acerca de los procedimientos para la designación de funcionarios. Usted lo sabe.
No espero una llamada de Usted. De hecho, no conozco siquiera su voz. Porque en todo el tiempo que di la cara por la institución nunca tuvo Usted el interés de conversar conmigo personalmente sino a través de sus colaboradores, y esto no debilitó mi decisión de ser institucional. No espero una contestación a este escrito porque no estoy pidiéndole una respuesta personal. Me importan sus acciones como funcionaria. Le solicito dos cosas, una u otra: Que haga usted lo que tiene que hacer, que asuma su puesto con dignidad. Usted es la Presidenta del CONACULTA, es atribución de Usted nombrar y remover al Director del CECUT. Es una ofensa para Usted, para la comunidad y para el CONACULTA que el Director General del CECUT continúe en su cargo. Yo ya fui institucional, los artistas y creadores están haciendo lo suyo al defender a la institución, todos los trabajadores del CECUT han hecho una labor extraordinaria en esta etapa tan crítica, sólo falta Usted. La otra petición es la siguiente: Que si no puede o no quiere hacer nada al respecto, renuncie. Porque hacer siempre lo que el jefe dice, acatar órdenes solamente, decir que sí a todo, no es ser institucional.
Atentamente.
Héctor Villanueva

CRECE CONFLICTO EN EL CECUT: RENUNCIA DEL ARTISTA PLÀSTICO MARCOS RAMÍREZ "ERRE"..

http://www.youtube.com/watch?v=53PL0Tp-MKU&eurl=http%3A%2F%2Fhyepez%2Eblogspot%2Ecom%2F&feature=player_embedded

LA NUEVA OFENSIVA CONTRA LA PRENSA


EL INFORME OPPENHEIMER

Andrés Oppenheimer

He aquí la amenaza más inmediata contra la democracia en las Américas: un movimiento sincronizado de varios Presidentes autoritarios para silenciar a los medios de comunicación independientes en toda la región

El Presidente ecuatoriano, Rafael Correa, un discípulo del Presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo en días recientes que cuando asuma en julio la presidencia de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) propondrá la creación de un mecanismo regional para defender a los gobiernos contra las críticas de los medios de comunicación.

No estoy bromeando. En lo que se consideraría un disparate en cualquier democracia moderna del mundo, Correa dijo el 28 de mayo que propondrá "la creación de instancias que defiendan a los ciudadanos y a los gobiernos legítimamente electos de los abusos de la prensa". La propuesta fue inmediatamente respaldada por Venezuela y Bolivia, cuyos Presidentes constantemente se refieren a cualquier crítica que les hace la prensa como "terrorismo mediático".

Lo que es peor, todo esto ocurre en el momento en el que Correa está usando artimañas administrativas para cerrar la estación televisiva Teleamazonas, y justo cuando Chávez ha ordenado públicamente a los Ministros de su gabinete que cierren Globovisión, la emisora de televisión más independiente de Venezuela. Chávez ya cerró, en 2007,RCTV, la emisora más antigua del país.

Durante su discurso radial semanal del 30 de mayo, Correa dijo que emprenderá acciones legales para "acabar con la prensa corrupta", o sea, la que no es de su agrado. Horas más tarde, el Consejo Nacional de Telecomunicaciones de Ecuador, CONARTEL, impuso una sanción de 20 dólares a Teleamazonas por emitir imágenes de una corrida de toros en el horario de las 6 de la mañana a las 21 horas de la noche, en el que se prohíbe emitir corridas de toros.

Una segunda violación -por inocente que sea- podría provocar la suspensión del canal durante 90 días, y una tercera, su cierre definitivo, según las leyes ecuatorianas.

En Venezuela, el 28 de mayo, Chávez le pidió a la Fiscal general del país y al Ministro de obras públicas que "inicien acciones" contra Globovisión, o renuncien a sus cargos. El Gobierno de Chávez ha iniciado una investigación contra Globovisión por supuestamente "incitar al pánico", por haber informado antes que los medios oficiales el 4 de mayo sobre un terremoto que estaba sacudiendo a Caracas. Globovisión fue el primer medio en informar -correctamente- que el terremoto era de una magnitud de 5.4.

Carlos Lauria, director para Latinoamérica del Comité Para la Protección de los Periodistas, de cuyo directorio soy miembro, me comentó que: "Es insólito que en la reunión anual de la OEA el 2 de junio, se hayan pasado todo el tiempo hablando de la readmisión de Cuba, y nadie mencionó los ataques gubernamentales contra los medios que se están produciendo hoy en día en Venezuela, Ecuador y otros países".

En una declaración conjunta de fines de mayo, los relatores especiales para la libertad de expresión de la OEA y las Naciones Unidas -que operan con cierta autonomía- emitieron un comunicado expresando su "preocupación" por las declaraciones del Gobierno venezolano que, según decían, "generan una atmósfera de intimidación en la cual el derecho a la libertad de expresión se ve seriamente limitado".

Cuando le pregunté su opinión sobre la reciente propuesta de Correa de crear un mecanismo regional para defender a los Gobiernos de los medios independientes, la Relatora Especial de la OEA Catalina Botero me dijo: "No conozco los detalles de la propuesta. Pero creo que lo más necesario sería fortalecer las instituciones que defienden la libertad de expresión contra los ataques de los gobiernos, y no al revés".

Mi opinión: No podría estar más de acuerdo. Lo más desalentador de los recientes ataques contra la prensa no es que los Presidentes narcisistas-leninistas de Ecuador y Venezuela intenten silenciar a los medios independientes -después de todo, necesitan acallar a sus críticos para poder perpetuarse en el poder- sino que las principales democracias de la región no se hayan pronunciado al respecto.

Según la Carta Democrática de la OEA, los 34 países miembros de la organización tienen la "obligación de promover y defender" la democracia, incluyendo la libertad de prensa.

Sin embargo, ¿dónde están las protestas oficiales por los recientes ataques a los medios a la región? No se escucha ni una palabra al respecto de los Presidentes de los principales países democráticos, mientras avanzan estas propuestas de crear mecanismos legales para silenciar a los medios independientes, ni ante las amenazas contra Teleamazonas y Globovisión, para que no sigan la misma suerte de la venezolana RCTV hace dos años.

Si las democracias de la región siguen haciéndose las distraídas, estarán contribuyendo a la creencia de que los tratados interamericanos sobre la democracia y las libertades fundamentales son un chiste, y estarán cavando su propia fosa.

jueves, 11 de junio de 2009

UNA CRÓNICA DEL TRIUNFO PUMA



ENSENADA.= EN LOS AÑOS OCHENTA, tuve el privilegio de trabajar en mi ALMA MATER, la UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO, como académico y JEFE DEL DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN INTEGRAL de la FES CUAUTITLÁN.
Entre las prerrogativas de los trabajadores universitarios destacaba la de la entrada gratuita a todos los espectáculos culturales y eventos deportivos generados por la UNAM; excepcional oportunidad que pude disfrutar a plenitud al lado de mi esposa y los tres hijos que hasta entonces tenía…(¿O no , Juan Pablo?)
Aunque no era muy aficionado al futbol, no podía dejar de llevarlos, sobre todo a los dos varones, Edmundo y Alaín(Liza prefería las veladas artísticas), a conocer el Estadio Olímpico Universitario, y de paso ver un juego de los PUMAS…
En el “pecado” llevé la “penitencia”: al poco rato ya no querían perderse ningún partido, y ahí me tenían en las gradas del estilizado Sombrero de Charro, con un libro, mi libreta de apuntes, un trozo de carne de caballo con limón y chile y un TAMBO rebosante de cheves.
Un cuarto de siglo después, la llama del amor PUMA SIGUE más que viva en mis hijos, sobre todo en Edmundo, el ENVIADO ESPECIAL de la revista TIJUANA HOY, a la final contra el PACHUCA.
COMPARTO aquí algunos fragmentos de la CRÓNICA de este joven periodista, EX REPORTERO del semanario ZETA, nacido ALLAAAAAAAAAAAAAÁ en La Paaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, en 1977,

PUMAS CAMPEÓN: UN GRANDE DE SIEMPRE.

Pachuca, Hidalgo.- En una noche nublada y de lluvia caprichosa, a Pumas le
salió lo “grande” sobre la grama perfecta del estadio Huracán y liquidó en el
momento justo al superlíder Pachuca, en una Final de cinco estrellas que
resultó verdaderamente estrujante, imposible de olvidar y que desgarró los
límites del drama… ¡Pumas es el campeón!
Desde hace tiempo, los entrenadores del planeta decidieron cerrar el juego
ofreciendo a la noble afición partidos terribles y Finales aburridísimas. Sin
embargo, la que se jugó el domingo 31 de mayo en la Bella Airosa cumplió con
exactitud los requerimientos del hincha más delirante y exigente. En una de las
finales más angustiantes de años recientes y la de mayor “rating” televisivo
después del Pumas-Chivas del 2004, fiel a su esencia, el cuadro del Pedregal
tuvo que recurrir al carácter y a un esfuerzo ilimitado para completar un guión
verdaderamente peliculesco y convertir la cabecera Sur del Hidalgo en un
manicomio irrepetible, repleto de cánticos, pasión, brincos, lágrimas, alegría
extrema y orgullo total.
Seguramente, los 17 equipos restantes, incluidos desde luego los Tuzos, se
estarán preguntando en estos momentos qué les faltó para estar en el lugar que
ahora ocupa orgullosamente el representativo de la UNAM, que dicho sea de paso,
no invirtió un solo peso en refuerzos para afrontar la campaña que ha coronado
con la consecución de la sexta estrella de su rico historial. La respuesta es
más sencilla de lo que pudiéramos suponer: Pumas fue contundente, dejó la vida
en cada balón y tuvo en la portería, pese al error en el segundo gol del
“Chaco” Giménez, a un verdadero puma sagrado, como lo es Sergio Bernal, quien no
solo ofreció una gran Final, sino también un estupendo torneo.
A unas semanas de cumplir los 55 años de vida, el puma se ha convertido
nuevamente en el equipo de moda en México. Y es que cuando los felinos han
respaldado con éxitos esa personalidad y carisma que siempre los ha distinguido,
suelen superar la popularidad del mismísimo Guadalajara y provocar festejos
multitudinarios y sumamente pintorescos, como el que se vivió la madrugada del
1 de junio debajo de las alas liberadoras del Ángel de la Independencia, hoy…
más dorado que nunca.
Por otra parte, cuando se habla de la mejor afición de México, por costumbre se
menciona en primer lugar a la de Monterrey, pero hace rato que la de Pumas
merece un reconocimiento. La “Rebel”, la “Ultra” y la “Orgullo Azul y Oro”,
discriminadas en esta ocasión por las autoridades del Estado de Hidalgo y la
directiva del Pachuca, han dejado la violencia como una preocupación del pasado
y se han dedicado exclusivamente a profesarle su entrañable cariño al cuadro
estudiantil.
Lo que sucedió por un instante la noche del domingo 31 de Mayo será difícil de
olvidar; por lo imponente para la gente de Pachuca y por lo emotivo para la de
Pumas: tras el error de Bernal a 12 minutos del final del tiempo regular, que a
la postre prolongó la angustia hasta los tiempos extra, los aproximadamente
cinco mil hinchas auriazules que hicieron el viaje le pusieron el pecho –con
todo y puma- a la adversidad y se entregaron a su equipo unidos en un coro
escalofriante que silenció de golpe a las más de 25 mil almas tuzas: “¡Cómo no
te voy a quereeeeeer… Cómo no te voy a quereeeeer… Si mi corazón azul es y mi
piel dorada, siempre te querré…! Un cántico que tomó fuerza en la era de Hugo
Sánchez y que proviene del alma más que de la boca.
Leandro, Bernal, Verón y hasta el “Tuca” –tan criticado por su estilo
conservador- entendieron a la perfección el mensaje del pueblo universitario y
empezaron a labrar el más reciente zarpazo de gloria del cuadro azul y oro,
consumado en el botín derecho de un chamaco nacido en Tlalnepantla hace menos
de 22 años y que está destinado a convertirse en una de las grandes figuras del
balompié mexicano: Pablo Barrera.
TRISTEZA EN PACHUCA
El antiguo estéreo del taxi de don Epifanio transmite un programa deportivo
local en el que sus comentaristas sintetizan lo sucedido la noche anterior en la
Bella Airosa, sin dejar de lado la camiseta albiazul de los Tuzos: “Pachuca fue
infinitamente mejor a Pumas… De no ser por la expulsión de Mustafá, estaríamos
platicando otra cosa. Se salvaron esos pumitas, pero el futbol da revanchas…”,
se alcanza a escuchar a pesar de las notables distorsiones de la señal.
“Es mi programa favorito… siempre dicen la verdad”, me comenta con orgullo el
microempresario del volante de escasa cabellera y bigote a la Tuca Ferretti.
“…la verdad, Pumas es campeón gracias a Calero…”, interviene desde el sonido del
aparato otro de los comentaristas, provocando un cambio radical en el rictus del
taxista, quien apaga con rudeza el radio para posteriormente comentar con
verdadera indignación: “En eso sí no estoy de acuerdo; no podemos echarle toda
la culpa a Calero. Aquí en Pachuca existen dos dioses y uno de ellos es Calero;
el otro es (Gabriel) Caballero. Los dos, pero sobretodo Calero, llevan años en
la ciudad y siempre han ayudado a la gente pobre… no es justo que ahora nos
quieran hacer creer que es el villano”.
Don Epifanio pisa el acelerador con mayor fuerza para vencer el amarillo de un
semáforo y continúa con su monólogo enmarcado por un punzante acento capitalino:
“Me dijo que venía de Tijuana, ¿verdad? Mire, le voy a contar algo porque me dio
confianza, joven. Hoy me siento tan triste y decepcionado como aquel día en que
agarré mi maleta y me regresé de esa ciudad de la que usted viene. Hace muchos
años, yo me robé a mi vieja y me la llevé lejos, tan lejos que llegamos hasta
Tijuana… era mucho el miedo de que nos matara su papá que fuimos a parar hasta
esa esquinita que se ve en el mapa”.
Sin dejar de hablar, el taxista echa un vistazo por el retrovisor para
cerciorarse si su cliente atiende con interés sus palabras.
“Allá la hice de todo. Eran aquellos tiempos cuando llovían dólares en Tijuana y
no balazos, como ahora. Le estoy hablando de principios de los ochenta. Porque
ahora me dicen que los ´gringos´ ya no van y que la Revolución es una tristeza.
Pues bueno, yo trabajé como burro para que no le faltara nada a mi vieja y para
no hacerle más largo el asunto, le cuento que la agarré en el sillón de la sala
con otro cabrón…”, dice el pobre hombre con el rostro desencajado.
Las primeras gotas de la lluvia del lunes 1 de junio caen oportunas sobre el
vidrio del taxi. Son las lágrimas que el chofer posiblemente se tragó y el
llanto general de una localidad que jamás esperó perder el partido más
importante del año y de mucho tiempo.
Epifanio activa los parabrisas de inmediato y prosigue:
“Por eso me regresé y ella se quedó allá con su amante que, para acabarla de
chingar, me correteó a balazos…”, expresa y suelta una carcajada espontánea,
provocada por ese extraño poder que tiene el tiempo de transformar algunas
tragedias en recuerdos chuscos.
“Hoy me acuerdo más que nunca porque esa vieja era mi vida. La quería tanto como
quiero al Pachuca y ahora que nos tocó perder una Final en nuestro estadio, la
tristeza es grande, muy grande, joven. Y lo peor de todo es que la directiva
dejó afuera del estadio a los verdaderos aficionados con esos precios para locos
de 600 y 800 pesos. Esa Final la vieron puros ricos porque aquí la gente está
bien amolada… aquí un peso es un peso”.
Finalmente, el buen hombre detiene el auto y su historia para darme algunas
recomendaciones con respecto a los atractivos turísticos de la ciudad: “Mire,
joven, aquí a la vuelta está el Reloj, tiene más de cien años y dicen que lo
construyeron los ingleses con los mismos ladrillos del Big Ben de Londres. Para
nosotros ya es una costumbre verlo pero a usted le puede gustar. Si quiere comer
algo le recomiendo la barbacoa en el mercado y los pastes… son unas empanadas
pequeñitas que inventaron los mineros hace muchos años”.
-¿Cuánto le debo?, le pregunto ya con los pies en la banqueta.
“25 pesos, amigo… barato para que regrese y porque viene desde Tijuana”.
-“Ahí le van 40, por la historia que me contó”, le digo un poco en broma, un
poco en serio, extendiéndole dos billetes azules.
“No joven, si le cobrara por la historia que le conté, no podría pagarme
ahorita. Con esta historia usted podría hacer una película, un libro o uno de
esos reportajes de los que hace el gordito Faitelson para la televisión…”.


CASA DE CITAS.=”ES TODO, MI FLACO..” E.L.

¡PASEN A VER A LA MARTA BARBADA Y AL LEGÍTIMO HOMBRE BALA!



La historia en breve
Ciro Gómez Leyva


2009-06-11•Al Frente. MILENIO.
-->
Imposible calcular hoy cuál será el efecto de la creciente campaña para anular el voto. Pero mientras, qué temporada de circo estamos viendo gracias a ella.
Fieles a sí mismos, los políticos hacen como que no oyen. O se hacen los ofendidos. Y ahora que un grupo de ciudadanos pide repudiarlos en las urnas, el instinto de supervivencia los reúne para defender privilegios e impunidad.
Ahí comienza el circo, con payasos verdes y tricolores, escupefuegos azules y amarillos, redes de protección por doquier, mujeres barbadas de ranchos ricos, enanos rabiosos, burócratas elefantiásicos y hasta un legítimo hombre bala. Hermanados por el poder y la vanidad.
¡Pasen, pasen, vengan a ver cómo eructan! ¡Pasen, por fin están todos juntos! ¡Marta Sahagún vende algodones contra la antidemocracia! ¡López Obrador descubre a la mafia de dromedarios! ¡Germán Martínez regaña con altavoz! ¡Los del PRI no entienden el despecho! ¡Los del PRD preguntan por qué nadie los quiere! ¡Y el IFE! ¿El IFE? Hace el ridículo, hace de escenográfico árbol de cartón.
Después de verlos contorsionarse codo a codo parecería que los políticos creen que, en el fondo, el llamado al voto en blanco es el desamor transitorio que prueba un amor profundo.
Imposible calcular hoy el efecto de la creciente campaña contra esta generación de políticos que fracasaron, que varias veces tuvieron en sus manos las ilusiones de una sociedad y se burlaron de ella, la vejaron. El reclamo ciudadano no es tanto a su escasez de juicio o malas artes, sino a su negligencia, ineficacia, pequeñez.
Pero mientras llega la fecha, qué ridículos se ven con babuchas puntiagudas, refunfuñando que son dignos de confianza, que son los mejores, que son las estrellas.




gomezleyva@milenio.com
'

miércoles, 10 de junio de 2009

MEXICO CORRUPTO...



Acentos
Héctor Tajonar


2009-06-10•Acentos

-->
Ni la utilización de la soberanía de los estados como máscara de corrupción e impunidad, ni el uso electoral del combate al crimen organizado, menos aun la aplicación de la ley con criterios partidistas, permitirán el ejercicio de una política de Estado en materia de seguridad, condición de éxito del inmenso desafío que el gobierno federal parece determinado a enfrentar.
Por política de Estado debe entenderse una responsabilidad compartida por los tres niveles de gobierno, los tres poderes de la federación y los partidos políticos para superar una amenaza común que pone en riesgo a la nación toda, sin distingos sociales, geográficos o ideológicos, y que por lo tanto requiere de una acción conjunta, basada en una cooperación sin doblez que valora y busca el interés general por encima del interés particular.
No es eso lo que estamos viendo, sino exactamente lo contrario. Por una parte, los gobernadores han enarbolado el pacto federal para curarse en salud. Exigen confianza y respeto a la soberanía de sus estados cuando es patente su ineficacia en el combate a los narcos, como lo muestran los índices de criminalidad, así como su irresponsabilidad al haber dejado de ejercer el 43% en promedio de los recursos autorizados para el Fondo de Seguridad Pública. En Michoacán, Querétaro, Colima, Chiapas, Nuevo León, Baja California Sur, Veracruz, Durango, Tamaulipas, Oaxaca, Nayarit, y Chihuahua, el subejercicio fue mayor del 50%, lo que significa que dejaron de gastar más de la mitad del dinero autorizado para compra de armamento, capacitación policíaca o tecnología para el combate a la delincuencia. “En la lucha contra el crimen, ¿qué carajo resuelven estos virreyes?” –pregunta Ciro Gómez Leyva. La respuesta es obvia: nada o muy poco.
A ello hay que agregar que el federalismo mexicano ha pasado de ser una entelequia jurídica a una perversión política: con la desaparición del presidencialismo autoritario, los gobernadores que antes estaban sometidos al poder del Ejecutivo federal, hoy se han convertido en caciques regionales que gobiernan su territorio sin controles institucionales ni rendición de cuentas. La descentralización creciente del sistema político mexicano ha dado lugar al surgimiento de múltiples presidentitos que hoy ostentan un nivel de poder y discrecionalidad en el manejo de recursos y toma de decisiones, comparable a la que ejercían los señores presidentes de antaño. Son ahora los ejecutivos estatales quienes gobiernan en una burbuja de opacidad, sin contrapesos de ninguna especie.
Si el poder absoluto corrompe absolutamente, ¿no serán también corruptos algunos gobernadores y ex gobernadores de los estados con mayores índices de criminalidad, que no han sido capaces de cumplir con la responsabilidad prioritaria de garantizar la seguridad de sus gobernados y en cuyos territorios el narcotráfico opera con total impunidad? ¿Con qué cara exigen confianza de parte de las autoridades civiles y militares del gobierno federal que buscan romper las redes de corrupción y complicidad entre los cárteles y los servidores públicos? No hay que caer en la trampa del “lado negro del federalismo”. (Buscaglia)
Si bien es cierto que de acuerdo con la justicia mexicana toda persona es inocente hasta que no se demuestre lo contrario, y que no es válido hacer acusaciones públicas de complicidad con el narcotráfico si no se cuenta con las pruebas suficientes, tampoco se puede borrar la explicable sospecha pública que pesa sobre gobernadores negligentes y omisos en materia de seguridad izando la bandera del pacto federal.
El artículo 40 constitucional establece la soberanía de los estados “en todo lo concerniente a su régimen interior, pero unidos en una federación”, lo cual no implica impunidad de presuntos actos de corrupción en que incurran gobernadores, presidentes municipales u otros funcionarios locales que pongan en riesgo no sólo la seguridad de los habitantes de su estado sino la de la República en su conjunto, como ocurre con el narcocrimen. La Constitución no puede utilizarse para encubrir o justificar la delincuencia y la corrupción.
Igualmente condenable es el oportunismo irresponsable en que incurrieron los panistas al haber convertido la lucha contra el crimen en bandera electoral, llegando al exceso de identificar a la oposición con la delincuencia o de acusar mediática, no judicialmente, al gobernador de Reyes Baeza de vínculos con el narcotráfico.
El combate al crimen organizado requiere de una verdadera política de Estado, no de simulaciones.


htajonar@artemultimedia.com.mx

TIEMPOS DE OFF ROAD...


ENSENADA.-Al despuntar junio con su macabro saldo de narco ejecuciones , burlando todos los retenes militares, Cipriano Arellano Mejía, alias el “MORETE”, llegó a Ensenada para participar como piloto en la BAJA 500.
En pleno bulevar Costero, frente al ex casino Riviera, supervisaba en el área de revisión mecánica los últimos toques a su vehículo, cuando miembros del ejército lo “aseguraron”. A las 12 del día y a unos cuantos metros de donde el gobernador , Guadalupe Osuna Millán, acompañado por distinguidos miembros de la clase política bajacaliforniana, acababa de inaugurar el evento “deportivo” que durante el fin de semana provocó el caos en el primer cuadro citadino.
De acuerdo con fuentes militares, Arellano Mejía, estaba en la mira como miembro del CAF y por el asesinato de cuando menos tres policías. Al momento de su detención, dicen las notas periodísticas, el Morete tenía en su poder “ dos armas de fuego, una larga y otra corta, así como 95 gramos de “la droga conocida como cristal” y 117 gramos de mariguana. También le confiscaron un vehículo Ford F-150 en el que se transportaba.”
EL OPERATIVO FUE ESPECTACULAR, PERO INCRUENTO, un numerito ya muy visto por los fronterizos, que recuerdan que a los NARCOS les gustan las carreras OFF ROAD.
Hace dos años, otro presunto sicario, Medrardo León Hinojosa, mejor conocido como EL ABULÓN, murió al desplomarse el helicóptero desde el cual seguía la Baja Mil en la zona rural de Ensenada. Cuando el cuerpo se encontraba en el Servicio Médico Forense(Semefo), un comando armado se lo llevó, no sijn antes acribillar a dos policías municipales de Ensenada.
En marzo del año pasado, otro sicario, Saúl Montes de Oca Morlett, El CIEGO,fue detenido en la Baja 250 que se celebraba en San Felipe, poco antes del banderazo de salida.
Con estos antecedentes, se me viene a la mente una frase del DESAPARECIDO ROADimiro AMAYA, a propósito de ese mal llamado deporte:”LA VELOCIDAD CUESTA”.
PERO COMO EL SHOW DEBE CONTINUAR, LA BAJA 500 2009 se llevó a cabo con “éxito”, sobre todo para el comercio , el rubro congalero, y desde luego, para la industria hotelera, que tuvo CASA LLENA, luego de los tiempos muertos a causa de la crisis económica y la INFLUENZA.
Todo ello aunado al retorno de los cruceros, aunque , como dice Carlos Lazcano, en su columna de El Vigía, nadamás lleguen por obligación y no por los atractivos turísticos de este puerto.
“Hay una Ley en Estado Unidos que los obliga a tocar un puerto extranjero, y para los cruceros del sur de California, el puerto más cercano es el de Ensenada. Tan es así que menos del 20 por ciento de los pasajeros del crucero se baja para conocer el puerto o algún punto de la bahía. El día que cambie la ley en Estados Unidos, y lo puede hacer en cualquier momento dependiendo de sus intereses, se acabaron los cruceros para Ensenada.”
Para Lazcano, el problema de fondo es que la “vocación turística” de Ensenada ha sido destruida en aras de un falso desarrollo o progreso..
“Curiosamente, cuando Ensenada verdaderamente tenía vocación turística, hace ya muchos años, y un turismo sano inundaba la ciudad en las temporadas, no venía ningún crucero, y ciertamente no hacía falta.(…) Ha habido un empeño en acabar con sus playas, costa y patrimonio histórico.(…)Particulares , con la anuencia de autoridades corruptas, se han estado apoderando de las playas y costas que no han sido destruidas. Así, buena parte de nuestra bahía, ha venido a quedar en manos de extranjeros. Tenemos una clase empresarial y política muy mediocre y egoísta que confunde subdesarrollo con desarrollo. Nuestros empresarios, sobre todo los del ramo turístico ya están acostumbrados a a extender la mano y recibir migajas. A eso le llaman desarrollo.”

Pues qué IMBÉCILES los “empresarios turísticos” de la Baja Norte, dirían al leer lo de las MIGAJAS los del SUREÑO CARTEL CHICHONISTA, deberían de venir a tomar unos cursos intensivos con nuestro equipo compacto de prestanombres, TERROR DE EJIDATARIOS Y CAMPESINOS “MUERTOS DE HAMBRE”, PIONEROS DE PARAISOS MARINOS CON CAMPOS DE GOLF SOBRE MANGLARES DEV(b)ASTADOS.

COMO VEMOS, EL SUR TIENE TODAVIA MUCHO QUE ENSEÑARLE AL NORTE, MÁS ALLÁ DE LOS 22 VEHÌCULOS ROBADOS QUE EL PROCU FER LE ACABA DE REGRESAR AL PROCU DE ACÁ, AHÍ NOMÁS, POR NO DEJAR, ANTES QUE SE LOS LLEVEN DE ALGÚN PARTIDERO OFF ROAD…FUERA DEL CAMINO…DE LA LEY.

lunes, 8 de junio de 2009

VOTO NULO: ¿SÍNTOMA O ENFERMEDAD?



Invitado
Luis Carlos Ugalde*


2009-06-08•Al Frente .MILENIO.
-->
Si el llamado trasciende después del 5 de julio en un movimiento nacional contra la partidocracia, entonces la protesta será transformadora
En la salud y en la política es importante distinguir entre el síntoma y la enfermedad. Un catarro es el síntoma, no la enfermedad. Esta se llama gripe o influenza. Para curarla se requiere atacar el virus, no poner tapabocas. Lo mismo ocurre en la vida democrática de México. La campaña por el voto nulo no es la enfermedad, sino la manifestación de una enfermedad profunda que requiere un diagnóstico para saber sus causas, su magnitud y poder curarla.
Un buen médico busca erradicar los síntomas de una enfermedad mediante una medicina que mate el virus. En esa tónica, un buen político debe observar el síntoma (hartazgo ciudadano), y en lugar de condenar sus manifestaciones (llamado a anular el voto), debe encontrar la medicina adecuada.
La reacción de algunos políticos y analistas frente al llamado para invalidar el sufragio asemeja la diferencia entre el médico que receta una medicina y el que sólo pone un tapabocas. El primero analiza, reflexiona, hace pruebas de laboratorio y encuentra la medicina apropiada. El segundo busca acallar la enfermedad combatiendo sus síntomas, más no sus orígenes.
Hay un enorme malestar con los resultados de nuestra democracia electoral. Así como ésta detonó el cambio político en los ochentas y noventas y produjo equilibrio de poderes, mayor transparencia y una mayor libertad política, lo cierto es que el cambio político por medio de las urnas está llegando a su límite. La alternancia generó competencia, participación ciudadana, crítica pública y menos abuso del poder. Pero ese modelo ya no es suficiente para las transformaciones que México requiere. La gente está frustrada.
A fines del siglo pasado se generó la expectativa de que la alternancia sería la solución a los problemas políticos de México. Era la ilusión de los votos. Buena parte de los analistas e intelectuales, como Gabriel Zaid, presagiaban el fin del PRI y el nacimiento de una nueva República. Era la teoría del inquilino: cambias de huésped y la casa se renueva por sí misma. La medicina (alternancia) resolvería la enfermedad (impunidad). Sin embargo, el inquilino cambió, pero no la estructura de la casa. Los problemas permanecieron, algunos se matizaron y otros empeoraron.
Los inquilinos también se rotaron en el Congreso, las gubernaturas, las presidencias municipales y las delegaciones del Distrito Federal, pero muchos de ellos sólo mostraron los mismos defectos: tendencia a la corrupción, mala administración, soberbia política y desdén por la voz de los ciudadanos. Por ello, la ilusión del cambio político por medio de las urnas se fue extinguiendo.
Buena parte de quienes critican el voto nulo se quedan en la periferia del problema. Algunos lo atribuyen a conspiraciones. Otros siguen enamorados de los votos, en lugar de analizar sus limitaciones para producir gobiernos eficaces y responsables. Reitero: soy defensor de la vía electoral, pero esa vía, útil como ha sido, ya es insuficiente por sí sola para combatir la impunidad y la partidocracia.
Los partidos no han diagnosticado la enfermedad y tampoco recetado la medicina apropiada. Ninguno ha respondido con claridad y contundencia al reto del voto nulo mediante ofertas concretas para desterrar la desconfianza y transformar a la partidocracia en un sistema que responda a losciudadanos.
Ante el malestar responden con soberbia: conspiradores, malos mexicanos, no entienden. Su recomendación es votar y sólo votar. Pero el trato es desigual. Los mexicanos han votado por ellos en los últimos años y han recibido poco a cambio. ¿Para qué votar una vez más por candidatos que nunca regresarán a rendir cuentas? ¿Para qué votar si los votos reales, aquellos que se emiten en el Congreso, no corresponden a los anhelos de los ciudadanos de carne y hueso?
Para que la pluralidad política que dan los sufragios se traduzca en un sistema que responda al interés ciudadano, se requiere una cirugía mayor. Los votos tradicionales (por el mejor o por el menos malo) ya no garantizan el cambio esperado. Los partidos viven en un sistema que los protege del castigo ciudadano. Anular los votos y rechazarlos tampoco garantiza que cambien. ¿Qué hacer?
El movimiento por el voto nulo es una manifestación del hartazgo, pero es coyuntural. Ese movimiento requiere no sólo de protestas, sino de acciones de solución después del 5 de julio. La protesta es fácil, pero las soluciones requieren de la acción ciudadana permanente. Anular votos es rechazar el sistema; pero lo que requerimos es reconstruirlo.
Si el llamado al voto nulo se nutre de propuestas concretas de cambio, podrá ser una semilla democrática. Si el llamado se transforma después del 5 de julio en un movimiento nacional a favor de la democracia y contra la partidocracia, la protesta será transformadora. Si el voto nulo sólo es una medida de rechazo puede causar un daño mayor. Si sólo se busca una revancha la medida puede causar más desencanto y más cinismo. Anular o votar no es el problema, sino exigir después del 5 de julio que todos los partidos emprendan la ruta del cambio. Dudo que lo hagan.
Tengo más esperanza de que la magnitud del hartazgo facilite la acción colectiva de ciudadanos quienes, al igual en el tema de la inseguridad, salgan a las calles a protestar y generen costos políticos a los partidos que no atiendan el malestar. El enojo con los partidos puede ser un catalizador que ayude a que los mexicanos presionen a los partidos más allá del 5 de julio. Será en las calles y en internet donde el cambio puede surgir; no veo que provenga del voto tradicional.
En lo personal iré a votar. Pero creo que debemos escuchar el hartazgo y no condenarlo. Lo condenable es el mal diseño que permite que a cinco semanas de las elecciones no haya un partido que haya retomado el llamado al voto nulo como una oportunidad para plantear cambios de fondo. Ninguno. ¿Por qué habrían de hacer los cambios que la gente demanda si ni siquiera les interesa hacer propuestas concretas para combatir el enojo ciudadano? Los ciudadanos quieren médicos que combatan la enfermedad, no repartidores de tapabocas.
*Catedrático del ITAM. Fue consejero presidente del IFE entre 2003 y 2007.


luiscarlos.ugalde@prodigy.net.mx