Loading...

miércoles, 29 de julio de 2009

CARDENAL EN EL MAR DE CORTÉS...


En el Mar de Cortes




Ya no era la época de las ballenas


aunque por ballenas habíamos llegado


pero vimos en el Golfo de Baja California


o Mar de Cortés (que descubrió Cortés)


los delfines -yendo en barco a la isla Espíritu Santo


- el mar se llenó de pronto de lomos curvos con aletas curvas


filosas cuerpos en media luna aerodinámicos


saltando en el aireflotas de aviones negros saliendo del mar


y cayendo colas agudas y cabezas muy picudas


como mil alrededor nuestro


y también bebés entre ellos


refundiéndose y saliendo otra vez


más allá saltando veloces y alegres


retozones jugando con el barco según parece


volviendo la cabeza a ver si los vemos


y corcoveando y rebotando desaparecieron




Y ya en la isla de costa rocosa


cantando o más como gruñidos de cerdos


ese canto un rebaño de lobos marinos cantando roncos


como vacas sin patas ágiles en el zafiro líquido


pero torpes en las rocas blanqueadas de guano


lustrosos gordos se retuercen bigotudos y pelones


cabezones sin cuello y sin orejas


piel de pelo suave de peluche nos parece


algunos boca arriba en el agua


o bailando en el agua


y en la costa niños sobre sus mamás mamando





Ernesto Cardenal

ERNESTO CARDENAL, PREMIO PABLO NERUDA



El vate centroamericano revela que su sueño inconcluso fue conocer al poeta chileno
La obra del galardonado pertenece a todo un espacio cultural común, indica Michelle Bachelet

El poeta Ernesto Cardenal al recibir el Premio Pablo Neruda de Poesía; lo acompañan la presidenta de Chile, Michelle Bachelet (derecha), y la ministra de Cultura, Paulina Urrutia, en ceremonia realizada en el Palacio de La MonedaFoto Reuters
Dpa y Notimex

Santiago de Chile, 27 de julio. El poeta nicaragüense Ernesto Cardenal recibió hoy en Chile el Premio Iberoamericano Pablo Neruda de Poesía, de manos de la presidenta Michelle Bachelet.No tengo palabras, dijo el vate al aceptar la distinción, recordando que Neruda fue el mayor ídolo literario de su juventud.Cardenal, tras confesar que le costó mucho abandonar la voz nerudiana en sus propios textos, sostuvo que la obra del poeta chileno fue el descubrimiento de una lengua nueva.Confesó que un sueño inconcluso fue haber conocido a Neruda. El viajaba mucho y yo no podía, ironizó.Sin embargo, develó que su vida política y lírica siempre tropezó con la del poeta chileno.Evocó que en su primera visita a La Moneda, en octubre de 1972, el presidente Salvador Allende demoró en llegar a la reunión pactada, debido a que debió hablar con la prensa porque Neruda acababa de recibir el Nobel.Por su parte, la presidenta Bachelet destacó que la obra de Cardenal pertenece a todo un espacio cultural común, formando parte de una gran tradición poética nicaragüense, iniciada con Rubén Darío, fundador del modernismo latinoamericano.Hoy recibimos a un artista cuya poesía está integrada a nuestra historia, resumió.
Ganador unánime
El artista, considerado por algunos de sus pares como una de las voces fundacionales de América Latina, fue elegido de forma unánime por el jurado, que valoró sus innovaciones líricas.En especial, su logro de remozar la tradición occidental clásica aplicándola a la actualidad contemporánea, además de su interés y preocupación permanente por los pueblos originarios, como recordó la ministra de Cultura de Chile, Paulina Urrutia.Cardenal, tras señalar que era mucho dinero, prometió ayudar a los pobres, y pidió al presidente de su país, Daniel Ortega, que levante el congelamiento de sus cuentas bancarias.
Le pido al presidente Daniel Ortega que se me levante la congelación de mis cuentas bancarias que él ha ordenado. Apuntó que desea guardar los 30 mil dólares del premio otorgado por el gobierno chileno en esas cuentas, donde también está congelada una donación para un taller de poesía de niños con cáncer que yo dirijo.La justicia nicaragüense congeló en septiembre del año pasado las cuentas bancarias de Cardenal, quien fue condenado a pagar una multa de poco más de mil dólares por injuriar al empresario alemán Inmanuel Zerger.El poeta nicaraguense descartó en esa oportunidad acatar la sentencia, a la que calificó como injusta e ilegal, además de considerarla una venganza de Ortega, con quien tiene serias diferencias políticas.El galardonado, quien dijo que éste es el primer premio internacional que recibe, añadió que el régimen nicaragüense no es la revolución, no es izquierda ni sandinismo, sino una dictadura. En Nicaragua no hay democracia ahora.Este año, el jurado lo integraron los escritores chilenos Carmen Berenguer y Óscar Hahn, así como el argentino Jorge Boccanera y el colombiano Juan Gustavo Cobo; además de la académica española Selena Millares y la ministra de Cultura, Paulina Urrutia, como presidenta.Los años previos, la medalla y los 30 mil dólares del premio fueron entregados al mexicano José Emilio Pacheco, al argentino Juan Gelman, el peruano Carlos Germán Belli y la chilena Carmen Berenguer.El Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda es la más alta distinción que otorga el Estado chileno a un literato iberoamericano, fue instaurado en 2004, en el centenario del natalicio del Premio Nobel de Literatura.Cardenal ofrecerá hoy un recital en la sede de la Sociedad de Escritores de Chile y mañana en una estación del ferrocarril metropolitano de Santiago.

EL JUSTICIERO LIC....


Una maestra y madre de familia paceña, me hace llegar un velado reclamo por haberle recomendado a un abogado al que después de haberle entregado un adelanto para las “copias y la gasolina”, no le volvió a ver ni sus luces.
El JUSTICIERO LIC, uno de los que aparece casi todos los días en el “PENI” impugnando al cartel familiar que tiene secuestrada la entidad, empezó por no responderle las llamadas, o bien por responderlas, citando a la señora, para luego no presentarse a las citas. El DESALMADO LIC, la hacía viajar en vano desde la periferia citadina hasta su céntrico despacho.
LO HIZO UNA Y OTRA VEZ a pesar de que la maestra tenía MUY SERIOS PROBLEMAS DE SALUD.
Alguna vez se lo encontró en los pasillos del ISSSTE, y el LIC se deslizó furtivamente con una de esas frases tan de moda y de maleable ambigüedad, diseñadas para el compromiso sin compromiso, tan arraigadas en el argot y la praxis política y social mexicanas: “estamos pendientes”.
Ni el más lejano vestigio de pudor, menos una disculpa:” Estamos pendientes”.
Pasaron los meses y el suspenso del efecto esperanzador que pudo haber tenido el “ESTAMOS PENDIENTES”, se fue esfumando en la medida que el LIC continuó siendo INALCANZABLE para la desesperada maestra, hasta la fecha, un año y feriecita después.
El reclamo de la maestra me trajo a la memoria otro reclamo al JUSTICIERO LIC: el que por correo electrónico, con copia para cuando menos una decena de direcciones, le hace de manera directa un ex funcionario estatal, curiosamente por los mismos motivos: otro caso con un año sin respuesta del JUSTICIERO LIC, terror declarativo del malvado Chicho y familia.
Tampoco al ex funcionario estatal se dignó a responderle el joven profesionista, que se dice un muy orgulloso egresado de una universidad(su Sorbona o Harvard, personal) de la contracosta; región de donde se trajo el acento vernáculo que lo distingue, y un título profesional que, como lo delata este “poco ético” modus operandi de engañar hasta la burla al cliente, no avala la formación humanística que le diera prestigio a la carrera de LEYES.
La administración de la inercia procedimental, es su fuerte. Fuera de esos MACHOTES, no tiene mucho que decir. Una prueba contundente es su incapacidad para hilvanar una frase congruente fuera de la jerga y la fosa común de la subcultura abogadil. Ahí está la “literatura” y la chatarra informativa de sus correos.






LAS PRISAS DEL JUSTICIERO LIC.
Y como suele suceder en todo pueblo chico e infierno grande, resultó que la maestra conocía a otro agraviado por el huidizo LIC., quien aquí nos cuenta su amarga experiencia:
“LLEGÓ al CAFÉ sudando y con la voz más quebradiza que de costumbre. Venía de “volada”, a darme el primer pago de la deuda que tenía conmigo, para lo cual teníamos que firmar un convenio entre “caballeros”. Se lo firmé sin leer, pues aunque nunca había tenido ningún negocio con él, sus declaraciones críticas al gobierno de cierta manera avalaban su solvencia moral y profesional.
“El LIC apenas se sentó y de dos tragos se acabó la bebida de chocolate que había pedido. Casi me arrebató el convenio recién firmado de las manos, y se fue agradeciéndome de antemano el pago de su consumo.
“-Al fin que nunca has visto tanto dinero junto en tu vida-, alcanzó a decir antes de evaporarse señalando los voluminosos fajos de billetes de a cien y de a cincuenta pesos apretados en un sobre amarillo.
“El tono burlón y la sospechosa prisa del LIC., satisfecho de haber cerrado sin mayores contratiempos el “negocio”, me hicieron evocar otras actitudes suyas tan propias del gremio al que pertenecía, el de la “tenebrosa vía de los juzgados”(diría el poeta Miguel Hernàndez), y de paso la saga picaresca de tinterillos tan simpáticos como cínicos, típicos de nuestra literatura española.
“Encantadores como personajes literarios, que desafiaban los dogmas y la moralina de su época con su anti heroicidad de humor corrosivo y subversivo, pero no tanto en la vida cotidiana de nuestro tiempo tan plagado de “pícaros” de pobre ingenio y gracia histriónica.
“Cuando por pura curiosidad leí el convenio que sin ver le había firmado al LIC, todas esas actitudes cobraron sentido. Una de las cláusulas concedía al LIC la libertad de pagar el resto, el grueso de la deuda, “cuando pudiera”.
“O como me respondió cuando por teléfono le pregunté cuándo pensaba hacer el siguiente depósito, el que urgía pues, como él sabía, dependía de ese dinero para solventar otras deudas:”CUAlQUIER DÍA DE ESTOS”.
“En los últimos meses, luego de infinidad de llamadas y correos sin respuesta, de promesas de depósito incumplidas, algunas veces echándole la culpa a su hermana, otras simplemente apelando a la cláusula que le permite pagar cuando le de la gana, he recibido pagos mínimos y a cuentagotas.”
Vaya manera de especular con la necesidad ajena de uno de estos “defensores oficiosos” del pueblo sudcaliforniano ante la descomposición política recrudecida aquí entre NOS con dramáticos tintes de regresión histórica a la barbarie caciquil. Si esto hacen amparados en una cédula profesional abaratada por la catástrofre educativa mexicana, imagínese lo que harían desde el poder….Seguramente el autismo y la soberbia del ÑERO CHICHO se quedarían chiquitoooooossss; reducidos a meras inoicentadas, como los Cota Montaño y Agúndez y Juanitos asociados hicieron ver con su sevicia las perversidades de “chorimercadismo.”.
Así entienden los “pactos caballerescos” quienes jamás han leído ni leerán EL QUIJOTE. Una obra clásica que por cierto universaliza el título de “licenciado”, sinónimo de SABIDURIA, pues hasta el propio Cervantes, lo era… AL FINAL TAMBIÉN VÍCTIMA de la legalidad usurera de sus cortesanos tiempos.

domingo, 26 de julio de 2009

DEL CINCO AL CERO






Después del “Gran Triunfo” del PRI el 5J, su ALTER LOGO DEPORTIVO, EL TRI, NO FALLÓ UN SOLO PENAL CONTRA CR, y hace unos momentos, acaba de ganar la Copa de Oro con goleada de 5 por cero a los EU, en un estadio neoyorquino repleto de paisanos que veían en cada gambeta de Gio las suyas propias en el cotidiano juego de vida o muerte contra la MIGRA y la discriminación actualizada por iniciativas legislativas como la 287, ya aprobada en algunos estados, que faculta a las distintas policías como autoridad migratoria.
Al llegar el silbatazo final, ebrio de “gloria” el Perro Bermúdez hasta improvisó una patriótica” parodia de Cielito Lindo(“Ay, ay, ayay, GRINGOS NO LLOREN”, o algo así), de esas que CALAN profundo en los agraviados corazoncitos mexicas en eterna fuga de HAMBRE de la AMADÍSIMA TIERRA NATIVA, a las entrañas del ODIADO IMPERIO con su oferta de trabajos sucios y oportunidades cada vez más reducida.
Cada gol, un cañonazo premonitorio de la reivindicación histórica que ya tiene una avanzada de 30 millones de compatriotas, entre legales y e ilegales, el 10 por ciento de la población total de los Estado Unidos. Una nación mexicana que, a fuerza de expulsar a sus hijos, trasciende sus fronteras y se consolida como un enorme mercado que devora todos los PINS de la patria convertida en mercancía producidos por la propaganda mediática del corporativo negocio pambolero.
Por esto es que el PERRO y sus congéneres del “changarrito” de la esquina, los de la SELEECIÓN AZTECA, TUVIERON MUCHO CUIDADO DE SOSLAYAR, MINIMINZAR, un dato periodístico sin el cual no se puede valorar objetivamente el merecido triunfo deportivo: ESTADOS UNIDOS JUGÓ CON UN EQUIPO DE SUPLENTES, y en calidad de VISITANTE en el merito NEW YORK, donde sus potenciales fans se fueron a ver a sus YANKEES, que por cierto enviaron a lo lomita contra Oakland, al derecho tijuanense Sergio Mitre.

Evidentemente, el modus operandi de los PERROS al servicio del DUOPOLIO TELEVISIVO mexicano, se inscribe dentro de un contexto político que exige la aplicación del concepto de “gobernabilidad” como RAZÓN DE ESTADO…PORQUE, A PESAR DE LA CAÌDA VERTICAL DEL PIB, LA NUEVA REMESA DE 5 MILLONES DE POBRES CON CALIDAD DE “EXPORTACIÒN” hacia el país de las víctimas dominicales, la descomposición política y social, GANÓ MÉXICO, ¿o no, compatriotas?.

EL COSTO DE LA INCONGRUENCIA



Federico Berrueto


2009-07-26•Al Frente..MILENIO.

-->
El tejemaneje de la política. Julio de 2009. Foto: Octavio Hoyos/Archivo

La ausencia de sanción política, social o legal sobre la incongruencia entre los dichos y los actos se manifiesta en una insoportable dosis de cinismo y engaño. La política por sí misma hace común la distancia entre lo que se predica y practica, pero en México adquiere expresiones fuera de lo razonable. Los políticos y gobernantes son así por la indiferencia y complacencia social que les acompaña, así son porque se les permite.
Ningún personaje de la política puede invocar congruencia. Es demasiado cara. Más que en el engaño, se vive en la mentira y como la conducta es generalizada no existe sentido del límite. Los políticos están negados a la autocrítica; la que viene de fuera la descalifican; invocan agraviado imaginario o conspiración a la medida. El hecho es que hay una enorme distancia entre la situación del país y la patrimonial de los hombres de poder. Por los males es común culpar al de al lado, aunque casi siempre son iguales autoexculpado y señalado.
Al presidente Calderón la incongruencia le abre dos frentes críticos: el de su propio partido y el de la relación con la oposición priista. Para nadie es creíble que César Nava no sea expresión de la voluntad presidencial para continuar en el control del partido. Los panistas le aceptaron la imposición de Germán Martínez porque, al igual que los priistas, asumieron que era lo mejor para el gobierno y el partido. La campaña se hizo a imagen y semejanza. Los resultados llevan a la resistencia a muchos sobre el nuevo intento presidencial; demandan un espacio de reflexión para restaurar la dignidad perdida. El fantasma del partido sometido al poder presidencial reencarnó en Germán Martínez y, ahora, en César Nava, de quien sus malquerientes fuera del PAN, ya hablan del suegro y del tráfico de influencia en Pemex, la caja generosa de los corruptos del ayer y del ahora.
Los priistas no creen en las palabras presidenciales sobre trabajar de manera conjunta para atender los problemas del país. Aunque el consenso en la cúpula del tricolor apunta hacia el entendimiento, no están dispuestos a mayor cuota por el saldo de la campaña. Además, de un lado o de otro no hay espacio para la inocencia. En el PRI, sobre el proyecto común se impone el agregado de intereses, algunos legítimos, propios de la política, otros, francamente de aprovechamiento personal, como los que subyacen en cabildeo que realiza el senador Beltrones, para influir en la designación de los nuevos ministros de la Corte, el presidente de la CNDH y todos los puesto que pudieran pasar por la aprobación del Senado, al que hace ver como su personal oficialía de partes. También le ofrece a los poderosos cambios legales a modo o impunidad legislativa, a cambio de privilegios. Todo esto es el sedimento que se mueve contra Beatriz Paredes y el gobernador Peña Nieto. Ellos deben saber que sus enemigos más decididos y perniciosos están dentro, aunque con frecuencia se disfracen de leales correligionarios y ofrezcan un tanto del tráfico de influencia que dicen disponer.
La incongruencia compromete al PRI en serio. Para ganar votos ofertó buen gobierno y esto implica entendimiento con el Presidente, quien más allá de su inconsistencia y merecimiento, su condición de jefe de gobierno le concede lugar privilegiado. El tricolor debe aprender de López Obrador: no hay ventaja suficiente ni sentimiento de causa justa que dé para confrontar al Presidente. Lo mejor de Beatriz Paredes fue haber resistido la exigencia de Ulises Ruiz y de otros gobernadores, azuzados por Beltrones y Gamboa, para enfrentarse a Calderón. Los resultados avalan lo que en su momento calificaron, con insulto y calculada perfidia, de debilidad o sometimiento.
El PRD nació en la contradicción. Su aportación a la democracia es real en la medida en que ha llevado a la institucionalidad a segmentos importantes del movimiento social contestatario, pero de origen ha mostrado incapacidad total para una elemental democracia interna, además, cuando es gobierno, en no pocas ocasiones el clientelismo y corrupción hacen ver a los del PRI como monja de convento. Su refundación es inevitable, como también la reedición caudillista que le viene de su génesis. Hasta que no aprenda a prescindir de un líder moral tendrá ocasión para una auténtica vida democrática e institucional.
Los otros poderes públicos, órganos autónomos y la sociedad organizada tampoco están para dar lecciones de virtudes públicas. Iglesias y sector empresarial padecen su peor crisis moral. La concentración productiva y el monopolio niegan las libertades económicas y al mercado; la crisis de valores nace del mal ejemplo de muchos de los hombres en la jerarquía social. El costo de la incongruencia lo pagamos todos.fberruetop@gmail.com

sábado, 25 de julio de 2009

BOOM DE EVENTOS LITERARIOS DEL NOROESTE..



Después de “Horas de Junio”, han surgido diversos encuentros literarios, festivales, ferias del libro, premios estatales y, recientemente, nació la presea Por mi Madre, Bohemios!, entregada por primera vez al autor de la columna homónima, Carlos Monsiváis.

Enrique Mendoza Hernández
Por mi Madre, Bohemios!, es el nombre del reconocimiento que otorgó el XIV Encuentro Hispanoamericano de Escritores “Horas de Junio” en su edición 2009. Anteriormente se había rendido homenaje a escritores como al propio Abigael Bohórquez, Alonso Vidal, José Emilio Pacheco, Ernesto Cardenal y, en 2008, al dramaturgo Víctor Hugo Rascón Banda. Este año el tributo toma forma en la citada presea, que fue entregada al escritor de la columna homónima.“Este año, ‘Horas de Junio’ construye una presea que, con el aval del mismo ensayista mexicano, lleva el nombre de Por mi Madre, Bohemios!, título de una de las columnas periodísticas más importantes que durante varias décadas Carlos Monsiváis ha publicado de manera intermitente”, argumentó el organizador de “Horas de Junio”, Raúl Acevedo Savín.El trofeo consiste en una figura de madera del autor de “A Ustedes les Consta” o “Nuevo Catecismo para Indios Remisos”, elaborada de “palo fierro”, un árbol propio del desierto de Sonora y emblemático de la artesanía seri.Por su parte, la escritora Rosina Conde leyó durante la entrega del reconocimiento a Monsiváis: “Aunque muchos renieguen de su paternidad, varias generaciones de escritores e intelectuales mexicanos somos producto de ‘Por mi Madre, Bohemios!’”. Y abundó sobre la influencia del estilo monsivariano: “Somos ácidos, secos, rampantes, sarcásticos e irreverentes; le tenemos poco respeto a la autoridad y hemos dejado atrás los convencionalismos sociales. Todos, de alguna forma, hemos quedado marcados por ese modo de ver la vida, ya sea porque hayamos seguido los pasos de Monsiváis, o porque quienes lo siguieron nos los hayan heredado”. En su momento, cuando la distinción le fue entregada, Monsivaís habló con ZETA, valiéndose de su tan característica sorna.— ¿Por qué es importante para Usted este reconocimiento?“Tengo que ser muy sincero: no creo ser merecedor de reconocimientos. Cuando uno dice eso, suena a humildad escenográfica, a disparate de no tener qué decir, pero cuando se da el caso de que surge el reconocimiento, bueno, no lo merezco. Y como veo que todos, o una gran parte, sí está mereciendo un reconocimiento, bueno, el señor (Felipe) Calderón se ha auto reconocido varias veces como el salvador de la humanidad; entonces, después de eso qué puedo alegar, no me salvo ni a mí mismo. Entonces, por qué es el reconocimiento; pensando en alguien que ha salvado a la humanidad, no cualquier cosa, yo digo, ¿pues a quién he salvado? Creo que ese reconocimiento multiplicado sólo debió dársele al señor Calderón, que efectivamente ha logrado que el planeta entienda que en México hay el salvador de la humanidad”.— En 2008, cuando cumplió 70 años, fue invitado por diversas instituciones para ser homenajeado, no obstante no todos los aceptó. ¿Por qué éste sí lo acepta?“Me siento mal y si hablan de mí, me siento peor, es real; decirlo suena presuntuoso, es presuntuoso, pero responde a una visión autocrítica de la que no puedo aplicar”.La presea, informó Raúl Acevedo, será entregada cada año a un destacado intelectual de las letras hispanoamericanas, a elegir por el comité organizador de “Horas…”.
Noroeste literario
Es en 1995 cuando surge el Encuentro Hispanoamericano de Escritores “Horas de Junio”, de la mano del escritor Abigael Bohórquez. A partir de entonces, y sobre todo en los últimos seis años, han surgido en el Noroeste diversos encuentros literarios.Sin duda, uno de ellos es el Festival de Literatura del Noroeste, organizado por el Centro Cultural Tijuana (CECUT) desde 2003. En noviembre próximo, el organismo federal deberá presentar la séptima edición del suceso literario, en su origen propiciado por la comunidad cultural y con el apoyo de la entonces directora del Centro, Licenciada Teresa Vicencio Álvarez.Desde 2004 y bajo el liderazgo del poeta Edmundo Lizardi, el encuentro literario Lunas de Octubre se estableció en La Paz, Baja California Sur. Tanto en Lunas… como en “Horas…”, la dinámica consiste en que escritores reconocidos y jóvenes dan lectura a sus últimas propuestas literarias. “Nos damos cuenta que este encuentro puede aspirar, por su calidad y calidez, al de ‘Horas de Junio’ de Hermosillo, o al Festival de Literatura del Noroeste de Tijuana”, reconocería en 2008 la directora del Instituto Sudcaliforniano de Cultura, Elsa de la Paz Esquivel.Pronto la semilla de Lunas de Octubre rindió sus primeros frutos: En 2006 surgió la Feria del Libro de La Paz; también los Premios Estatales de Literatura Ciudad de La Paz. En 2007 llegaría el Primer Encuentro de Escritores Sudcalifornianos. Todos estos eventos con el apoyo del Instituto Sudcaliforniano de Cultura.Otro de los eventos literarios, hermano de “Horas” y Lunas…, es Bajo el Asedio de los Signos, que desde 2003 organiza el poeta sonorense Juan Manz, en Ciudad Obregón, Sonora. En este año se celebra su séptima edición. Mexicali también hizo lo propio en 2008, al dar origen a Tiempo de Literatura, fundado por los escritores Elma Correa, Javier González y Samanta Luna. En mayo de 2009, el evento se desarrolló en Ensenada, Tijuana y Mexicali. Su formato emula tanto a “Horas de Junio” como a Lunas de Octubre.Otros eventos importantes en Tijuana son Acanto y Laurel, organizado por Aida Méndez y Caracol. Encuentro de Poesía Tijuana, realizado desde 2006 por jóvenes escritores encabezados por Johana Jaramillo. Cabe apuntar que este encuentro tiene sus raíces en los talleres de poesía iniciados en 1972 por Rubén Vizcaíno Valencia, mismos que, con los años, algunos talleristas han organizado y creado.
Encuentros literarios: Iniciativas civiles
Raúl Acevedo Savín, organizador del Encuentro Hispanoamericano de Escritores celebrado a finales de junio en Hermosillo y Guaymas, Sonora; además de Edmundo Lizardi, fundador de Encuentro de Escritores Lunas de Octubre, platicaron con ZETA sobre los encuentros literarios en el Noroeste.— Después de 14 ediciones del Encuentro Hispanoamericano de Escritores, ¿cuál ha sido su papel o cómo consideras que este evento ha contribuido para que en el Noroeste más personas se interesen por la literatura?“`Horas de Junio’ surgió porque en aquel entonces los espacios estaban cerrados. Lo detonó un encuentro institucional de escritores del norte de México que se hizo en el Colegio de Sonora. En esa ocasión, sólo fueron invitados los cercanos a los organizadores, como sucede en la mayoría de los encuentros de ese tipo. La raza se sintió excluida. Hubo propuestas incluso de tomar la tribuna. Tiempo después, decidimos crear nuestro propio espacio, pero sería de inclusión a todos los escritores y poetas de la región. Así nació ‘Horas de Junio’, como un encuentro plural, organizado desde la sociedad civil. Creo que ésa es la razón por la que ha durado tanto tiempo. Los encuentros institucionales están sujetos a programas o proyectos sexenales o a los caprichos de algún burócrata de la cultura, por eso no pasan más allá de alguna administración. Pero una organización que surge desde la misma sociedad civil, la gente lo siente como suyo. Ése es el éxito de ‘Horas de Junio’: que le pertenece a todos, que todos se sienten parte de este encuentro. Por eso hay tantos jóvenes participando, y por eso hay tantos escritores maduros y profesionales en el mismo. En Sonora es uno de los eventos de mayor impacto en la sociedad. Acude gente de diferentes lugares tan sólo a escuchar o a participar de los diferentes espacios alternos que también se presentan durante el encuentro”, respondió Savín.— Después del Encuentro Hispanoamericano de Escritores han surgido eventos como Lunas de Octubre, de La Paz; el Festival de Literatura del Noroeste, de Tijuana; el Encuentro de Escritores Bajo el Asedio de los Signos, de Ciudad Obregón; incluso el Festival Tiempo de Literatura, de Mexicali. ¿Por qué consideras que en los últimos años han proliferado los eventos literarios en la región?“Cada uno de estos eventos -continúa Raúl Acevedo-, tiene más coincidencias que diferencias uno del otro. Lo bueno es que hay todavía más, como el binacional de San Luis Río Colorado o el de Navachiste en Sinaloa. Pero si te fijas, verás que la mayoría suceden gracias a la misma determinación de los escritores que a las propias instituciones. Mientras la sociedad continúe organizándose, podemos tener la esperanza de que algún día se termine la partidocracia que tiene sumido al país en la inoperancia y sin verdaderas opciones de cambios alternativos”. — ¿Cómo han influido estos encuentros literarios en el surgimiento de nuevos poetas en el noroeste?, pregunta el reportero al poeta Edmundo Lizardi.“De manera determinante, en el caso de Lunas… fue una iniciativa de un pequeño grupo de escritores, de uno de esos munditos microscópicos de los que se burla el impostor del señor Virgilio Muñoz Pérez, y las autoridades culturales tuvieron que entrarle porque fueron rebasadas. Con esto te quiero decir que la cultura se genera desde abajo, como los movimientos políticos de largo y profundo alcance. La generan los creadores, a pesar de los burócratas y las burocracias plagadas de publirrelacionistas y arribistas como el actual director del CECUT, porque los burócratas son por definición alérgicos a todo lo que huela a creatividad artística, ellos en el mejor de los casos, tratan de montarse en esa ola y apropiársela para seguir escalando puestos, acumulando chambas.“Los encuentros literarios son espacios de excepción para la libertad de expresión en su más radical forma, que es la del lenguaje poético, que vienen a ser un contrapeso al spotismo deslustrado que nos recetaron en las pasadas elecciones a la prostitución del lenguaje por parte de los políticos y los periodistas, como el que le hizo la entrevista a modo a M. Pérez en ‘Síntesis’; una entrevista hechiza, para que se luciera el interfecto, con lo cual se degrada al periodismo y al pretendido funcionario cultural. La poesía siempre vigila, desde sus munditos pequeños, a estos impostores”.— ¿Qué puedes adelantarnos sobre el próximo encuentro literario Lunas de Octubre de La Paz?“Que a pesar de mi posición crítica ante el gobierno local, por su nepotismo y analfabetismo funcional galopante, el evento se salvará, pues ahora CONACULTA (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes) está más involucrada institucionalmente, aparte de que no sería fácil desaparecerlo porque entre los escritores participantes habría muchos dispuestos a defender el evento, como los creadores y trabajadores de la cultura están defendiendo al CECUT. Para que Lunas… continuara, me tuve que hacer a un lado, y le entraron al quite el director de ‘Laberinto’, suplemento de Milenio Diario, José Luis Martínez; el escritor coahuilense Armando Alanís y la escritora tijuanense Karina Balderrábano, quienes están llevando las negociaciones con el Instituto Sudcaliforniano de Cultura. Lo importante es que el evento se institucionalizó, y esto no fue una concesión de la familia que gobierna Baja California Sur, ha sido una conquista desde abajo, gracias a la convocatoria del evento. La lucha por el CECUT, como la de Lunas... es muy importante, pues los ‘apoyos’ gubernamentales no salen del bolsillo de los políticos, sino que es dinero público, de todos, y debemos procurar una mejor distribución de ese gasto para la cultura, sobre todo en estos tiempos de profunda crisis de valores y mediocridad política”.Mientras suceden los siguientes encuentros literarios, vale la pena echarle un vistazo a la producción literaria en Sonora.
Una muestra de literatura sonorense
Un ejemplo claro de cómo escritores muy jóvenes están ganando diversos eventos, es el Concurso del Libro Sonorense, convocado por el Instituto Sonorense de Cultura (ISC). En 2007, el premio fue obtenido por escritores como Claudia Reina, de 29 años, con la obra “Esto No es una Pipa”, en la categoría de Novela; Alex Ramírez, de 33 años, con “Oros de Siempre Lejanos”, en Poesía; en Ensayo, Manuel Llanes, de 37 años, resultó ganador del primer lugar. También Claudia Reina obtuvo los primeros honores en el rubro de Cuento. En la edición 2006, en la categoría de Poesía, resultó ganador Iván Figueroa, de 35 años; Jorge Durazo, en Dramaturgia, hizo lo propio con “Eso lo Dejamos al Final”.También en 2009, el ISC, a través del Programa Editorial Sonora, dio a conocer “Magdalena Desnuda Jugando a los Poemas”, del joven poeta de 28 años Iván Camarena. “La Diversidad Emergente: Complejidad y Metáforas Textuales en la Investigación Arqueológica de Sonora”, por César Villalobos Acosta, de 36 años; en este mismo programa se apunta “Las Delicias del Norte”, una antología poética de los hermanos Facundo y Francisco Bernal López, a cargo de Gabriel Trujillo Muñoz.En 2007, el certamen también organizado por el Instituto Sonorense de Cultura, Juegos Trigales del Valle del Yaqui Gerardo Cornejo, dio a conocer “Amores Apretados”, por Ninah Basich, en la categoría de Cuento. El Premio Bartolomé Delgado de León 2007 le fue concedido a Jeremías Marquines por “Bordes Trashumanos”. Dos libros más editados por el ISC: “La Noria de las Luciérnagas”, compilación a cargo de la maestra Blanca Zamora, del Taller Literario del ISC, y “Mar que es Arena, Danzones y Espejos. Un Acercamiento a la Obra del Compositor Arturo Márquez”, bajo la pluma de José Carlos Esquer.

viernes, 24 de julio de 2009

"PARÉ BIEN LA PELEA": MEMO AYÓN.




“TijuanaHOY el: 23, 7, 2009

Colaboración Especial: Edmundo F. Hernández Vergara

TIJUANA, B. C.- Literal y metafóricamente, Marco Antonio Nazareth se nos fue peleando, porque el boxeo es eso, una metáfora de la vida, en la que hay que tomar decisiones a cada segundo, cambiar estrategias y ponerle el pecho a los golpes.
A sus escasos 23 años de edad, Nazareth murió luchando en el ring de la vida y en el ring de la arena de su natal Puerto Vallarta, en donde buscó ante los suyos, de manera digna y admirable, la trascendencia que todo hombre busca a final de cuentas en la vida. Y lo logró, pese a todo, porque el muchacho nos ha dejado un invaluable ejemplo de valentía, voluntad y de ganas de ser.
Vencer a Omar Chávez, el hijo de la leyenda, hubiera representado indudablemente un acontecimiento inolvidable en su vida y para su carrera como pugilista. Se hubiera convertido, en automático, en el nuevo ídolo de su localidad. Sin embargo, su intención fue suficiente para hoy rendirle tributo a su memoria, porque él mismo pidió esta revancha después de haberle sentido la “pegada” al menor de los Chávez aquel 26 de abril de 2008, en Juriquilla, Querétaro, en donde ofreció férrea resistencia y le regaló a la gente una pelea sumamente emotiva. Cualquier otro, a sabiendas de los cañones que tiene el hijo de Julio César en las manos, se hubiera olvidado del asunto.
Buscar culpables de esta lamentable pérdida resulta inútil y ocioso, pero si lo intentamos no los vamos a encontrar. Habrá quien culpe a la empresa Zanfer por programar un duelo desigual, de acuerdo al record que tenía Nazareth (4-3), pero no es correcto. El historial profesional del púgil jalisciense no era el mejor, pero existía el antecedente de la primera batalla, la cual ganó Omar con muchísimas dificultades. Además, el record de un boxeador no siempre refleja su calidad arriba del ring. Ahí tenemos el vivo ejemplo de Cristóbal “Lacandón” Cruz, campeón mundial a pesar de sus 11 derrotas. Entonces, en este caso, el asunto no va por ahí.
Los menos conscientes y aquellos que no están empapados totalmente de boxeo han culpado irresponsablemente a Omar Chávez, quien solamente subió al cuadrilátero a realizar su trabajo, impulsado por su genética mucho más que por necesidad. A estas alturas, posiblemente Omar cambiaría su invicto por la vida de su adversario, pero ya habrá tiempo para que asimile este brutal golpe en su carrera.
Pero quien realmente se encuentra en el centro del huracán es el réferi sudcaliforniano Guillermo Ayón, acusado por varios medios de comunicación, incluido TV Azteca, en un principio, de detener el combate fuera de tiempo. No obstante, el también profesor de educación física radicado en Tijuana y miembro del Salón de la Fama del Deporte, debe estar tranquilo. Justo cuando Omar Chávez empezó a despuntar en un round que llevaba perdido ampliamente, su experiencia le recordó a Ayón que hay peleadores que se han levantado incluso de tres caídas para brindar extraordinarios combates (léase Márquez vs. Pacquiao I). Posiblemente, el profe pudo intervenir unos instantes antes, pero el accidente ocurrió en segundos y es sumamente probable que se hubiera presentado aún con el mejor réferi del mundo sobre el ring.
Al respecto, Guillermo Ayón declaró en exclusiva para este espacio:
“Es la primera vez que me pasa algo así, pero no hay culpables. Siento mucho lo que pasó. Estoy realmente conmovido y le envío mis condolencias a los padres de este muchacho”, declaró en un principio el oficial de la Comisión de Box de Tijuana, B. C.
“Me siento tranquilo porque hice las cosas bien. Siempre me he caracterizado por ser un réferi que protege al boxeador, incluso me he llevado abucheos por detener algunas peleas en las que he cuidado a los muchachos y esta vez traté de hacer las cosas igual”, agregó quien en su juventud ostentara el título nacional mediano y venciera a “Sugar” Ray Robinson en Tijuana.
-¿Nunca apreció que Marco Nazareth se encontraba en mal estado durante la contienda?
“No sé cual haya sido el historial de Nazareth, pero muchas veces los boxeadores ya llegan golpeados a las peleas. Nunca lo vi mal; inclusive se burló de Omar sacándole la lengua y le iba ganando la pelea. Fue un accidente que le pudo haber pasado también al hijo de Julio César y las cosas sucedieron muy rápido, en cuestión de segundos, y creo que intervine bien… paré la pelea bien”.
Ayón fue víctima incluso de algunos proyectiles que lanzó la gente en Puerto Vallarta contra su humanidad, debido a que la afición supuso que el réferi detuvo el combate para proteger al hijo de Chávez.
“Una prueba de que detuve bien la pelea es que la gente se enojó y me aventó “hielazos” porque creyeron que estaba protegiendo a Omar Chávez. La pelea la detuve en el tiempo correcto pero uno nunca sabe lo que puede pasar arriba de un ring. Todos los boxeadores saben el riesgo permanente que representa esta profesión… cualquiera puede morir. Por eso hay que subirse al ring bien preparado”, alertó.
-¿Qué le puede decir a aquellas personas y a los medios de comunicación que lo han criticado, principalmente a los comentaristas de TV Azteca durante la transmisión de la pelea?
“Respeto todas las opiniones y comentarios, pero no estoy de acuerdo por todo lo que te he dicho. Yo he aceptado mis errores cuando los he cometido, pero esta vez no van a hacerme sentir culpable porque no lo soy. Y a los comentaristas de TV Azteca no les podemos creer, porque no saben nada de boxeo”.
- Finalmente, don Memo, ¿qué consejo le daría Usted a Omar Chávez en estos momentos tan difíciles para su carrera?
“Pues mira, Omar debe seguir adelante, entender que fue un accidente y prepararse cada vez mejor porque ya se dio cuenta que este deporte es peligroso. Esperemos que el papá no quiera retirarlo por miedo a que le pase algo”, concluyó.
El tema dará mucho de qué hablar todavía en los próximos días y, seguramente, seguirán apareciendo por racimos los detractores de este noble deporte, quienes deben entender que el riesgo de muerte no se encuentra presente de manera exclusiva en el Arte de Fistiana, sino también en disciplinas como el toreo, el futbol (léase muerte súbita), automovilismo, alpinismo y en la vida misma…
La muerte es parte de la vida y hay que aceptarla tal cual, como la aceptaron de manera tan sabia los padres de este muchacho sin buscar culpables. Al menos, “El Texano” se nos fue haciendo lo que tanto le apasionaba: boxear.
Marco Antonio Nazareth, donde quiera que te encuentres, descansa en paz, tranquilo y orgulloso…



Horacio on Jue, 23rd Jul 2009 2:12 pm

Buen Articulo Edmundo, que bueno que le diste voz al referee
Dr. Jesus Lopez Gorosave on Jue, 23rd Jul 2009 2:41 pm
Buena y oportuna entrevista, Edmundo. Lo de TV Azteca, creo fue puro sensacionalismo para “vender” la noticia culpando al arbitro.

Moreno on Jue, 23rd Jul 2009 4:44 pm

Tv azteca siempre hace comentarios fuera de lugar, buscan culpables en todo momento, recuerdo en la pelea de Rayito vs Barrera en la cd de la paz bcs, culparon al medico de ring por no parar la pelea ya que barrera tenia una herida en la ceja, pero los comentaristas no saben que en base a las reglas de la FIB el unico autorizado para parar el combate es el REFERE el medico nada mas le comenta al refere de la gravedad de la herida y esta a criterio del refere el parar el combate, siempre pasa igual comentaristas de azteca se dejan llevar en sus comentarios sin darse cuenta que aveces lastiman la vida profesional y personal de los que intervienen en el ambito boxistico.

GORDO on Jue, 23rd Jul 2009 5:38 pm

ES UN REPORTAGE MUY EMOTIVO, CREO QUE ES UN MERECIDO TRIBUTO A ESTE MUCHACHO NAZARETH QUE EN VERDAD ES UN EJEMPLO COMO LO CUENTA EL REPORTERO, MIS CONDOLENSIAS PARA LA FAMILIA DEL TEXANO Y MIS FELICITACIONES PARA DON MEMO AYON Y PARA MUNDO POR SUS SIEMPRE MAGNIFICOS TRABAJOS!
ARTURO SANDOVAL on Jue, 23rd Jul 2009 6:07 pm

MARISELA, SEñORTZZZZZ….. JAJAJAJAJAJAJAJAJA.ME GUSTó MáS EL REPO DE EL GERULES….. PERO AI’ VAS MUNDIS GLOBIS… C U SOON EN EL ZACAS…

DaNyElAa on Jue, 23rd Jul 2009 11:46 pm

hola profe muy interesante sunota me gusto muchoque le diera oportunidal al refere dedar su opinion de los echosy que se aclararan algunos mal entendidos..

Brian Vera on Vie, 24th Jul 2009 12:03 am
Esta bueno el reportage profe :)que mala onda lo k le ocurrio a este jovennadie es culpable en este caso puesto el riesgo esta latiente en este y todos os deportes aparte el siesgo que existe esta bien sabido no por esto deja de ser doloroza la muerte de alguien. Mi mas sentido pesame a la familia Nazareth
Felicidades profe siga adelante!!! :)

Gema on Vie, 24th Jul 2009 3:16 am
No sé nada de box, aunque me gusta, por eso necesitaba leer la opinión de alguien que sí supiera. Sabía que no la iba a encontrar en la tv, tal como lo dices. En mi ignorancia, me preguntaba lo que pensaba el réferi, qué bien que le diste voz.
Está muy bien que te lean tus alumnos,eso habla bien de tu docencia y de los chavos. Yo les subiría un punto cada que te lean y te envíen comentarios sin faltas de ortografía ja ja.

tury gonzalez on Vie, 24th Jul 2009 10:35 am
es todo mi mundo que buen reportaje saludos para ti y el profe ayon

Benjixtaff on Vie, 24th Jul 2009 10:54 am
Sr. Edmundo gracias siempre buenas notas y las haces interesantes, ademas sigo aprendiendo de tu trabajo.. lo mejor bro’

jueves, 23 de julio de 2009

TIJUANA 120...



TIJUANA.- Los fuegos artificiales que iluminaron la noche de julio para celebrar los 120 años de la fundación de esta intensa urbe fronteriza, no lograron inhibir el fuego real del malandrinaje desatado que organizó su propio “festejo” retomando la cacería de inermes policías municipales.
Mientras el ex junior con tendencias pandilleriles, Jorge Ramos, actual alcalde tijuanense, atendía a sus selectos invitados en la Cena de Gala en la explanada de Palacio Municipal, en los alrededores del recinto edilicio las viudas de los policías asesinados, contenidas por ex compañeros de sus maridos, reclamaban justicia ante las promesas incumplidas de las autoridades.
El presidente municipal les había prometido indemnización y becas para los hijos de los caídos, pero eso sí, nadamás para los hijos del primer matrimonio. ¿Qué culpa tienen los hijos de las ulteriores relaciones conyugales? La moralina y la mochería panista, tan golpeada por los resultados electorales del 5J, no tienen respuesta; no podrían tenerla cuando no han empezado por cumplirles a quienes ellos mismos designaron como deudos legítimos.
Y en medio de la fiesta y la tragedia, el presidente Calderón no tuvo empacho en atender una invitación del diputado federal Carlos Torres, para asistir en compañía de su esposa en calidad de testigos a la fastuosa boda del legislador, su amigo personal, celebrada en un resort del corredor turístico Rosarito- Ensenada, una de las zonas más calientes del país en esta “guerra” calderoniana perdida de antemano.
La entrada a Ensenada por la Escénica(Sí, Ñero Chicho, de CUATRO CARRILES), no es precisamente la que se podría esperar de un puerto que en buena medida vive del turismo.
A unos cuantos metros de la garita de cobro de San Miguel, una tanqueta militar apostada en el centro de la autopista apunta sus mortíferas baterías hacia el flujo vehicular en una singular “bienvenida”. Y en el Paseo Costero de la Bella Cenicienta del Pacífico- como la bautizara el poeta cachania, Jesús López Gastélum- ,la marcha militar es ya parte del paisaje cotidiano.
LA misma escena se repite en el acceso a Rosarito, ya dentro del área metropolitana tijuanense, a la altura del retén de la carretera libre, así como en las principales arterias citadinas como el Paseo de los Héroes. Hace unos días, en uno de mis constantes viajes de Ensenada a Tijuana, llegando a la garita de cobro de Playas de Tijuana, uno de esos vehículos que parecen naves espaciales de tan sofisticados, por poco se estrella con la retaguardia de mi heroica Toyotita en su loca carrera que puso en movimiento a las fuerzas del orden destacadas en ese crucial punto y provocó el pánico en la cola vehicular.
La “nave espacial” con vidrio polarizados zigzagueo entre las filas y se detuvo abruptamente justo frente a la valla de uno de los accesos especiales. Los tripulantes se bajaron y corrieron gritando que los habían emboscado y los venían persiguiendo a punta de balazos, lo cual podía verificarse por los impactos en láminas y cristales perfectamente visibles desde nuestra nada privilegiada ubicación.
En otra ocasión, en un viaje nocturno de regreso a Ensenada, a la altura de la Salina, la apacible travesía con el fondo musical de la estación sandieguina de rock clásico, THE WALRUS(107. FM), fue interrumpida por otra escena bélica. Lo que a la distancia parecían los destellos lumínicos de otra de las eternas desviaciones de una de las rutas terrestres más espectaculares de México, fueron cobrando forma conforme nos acercábamos. Seguramente por la discreción que la operación militar implicaba, no pude distinguir a los soldados que desviaban el tráfico apuntando con sus fusiles, hasta que los tuve a unos cuantos metros de mi parabrisas. Tras de ellos, un impresionante despliegue de vehículos militares que venían en sentido contario pues al parecer se habían pasado de la salida hacia el complejo residencial donde habían ubicado su objetivo.
Fueron minutos paniqueantes por la certidumbre de estar cruzando por el momento equivocado en el lugar equivocado; un trance, que es parte de la experiencia cotidiana del residente fronterizo, y que traté de solventar subiéndole el volumen a THE WALRUS que se dejaba querer con la versión original CALIFORNIA DREAMING de THE MAMAS AND THE PAPAS…
Pero esos rostros de soldados apuntándome en la oscuridad, embarcados en una guerra cuya causa no acaban de entender del todo; esos rostros petrificados en su propio miedo de estos mexicanos del sur, morenos y pequeños, extranjeros en el norte CRIOLLO con visos primermundistas de su propia patria, ahí quedan como una lección indeleble del actual CALDERÓN mexicano.
Rostros que parecen clonados de los otros compañeros de armas apostados en los multiplicados retenes de los “michoacanizados” caminos nacionales, con los que no pierdo oportunidad de platicar y dejarles algunos obsequios que para ellos son un verdadero tesoro, como es el caso de los periódicos, revistas, LIBROS que ya son parte integral de la decoración interior de mi vehículo.
Rostros- máscaras, diría OP- como el de aquel soldado que en el retén de San Ignacio, al darme el pase, y al recibir la gracias, dijo con una voz que no era la suya y con la mirada perdida en un horizonte también ajeno :”Aquí seguimos en la lucha”.
O como aquel otro que en el puesto del Zorrillo, al saber que su interrogado era escritor y se dirigía a la biblioteca de San Vicente a dar un curso taller de POESÍA…el pan nuestro de cada día, remató su inspección con una pregunta desconcertante, que me hizo recordar los retenes policiacos de los universitarios años setenta de la guerra sucia, que nos encontrábamos en la ruta carretera al DF:



-¿Y usted qué FILOSOFíA TIENE?
-¿Tienen órdenes de hacer esa clase de preguntas?
-No, se la hago yo…
-La misma que la suya: VIVA MÉXICO.



ESTALLIDO CULTURAL CONTRA LA VIOLENCIA


Y más allá de los fuegos fatuos de la demagogia oficial, de los manteles largos de la cena de gala y la cursilería de los discursos en el parque Teniente Guerrero, de la ausencia del gobernador Osuna en los actos conmemorativos de la ciudad que gobernó como primer edil, de los 40 mil empleos perdidos, las celebraciones por los 120 años de la fundación de mi coqueta Tijuana fueron también un estallido de eventos culturales para todos los gustos.
Desde el estreno de la OPERA dedicada a Tijuana, hasta los espectáculos musicales para el populacho grupero y tamborero; exposiciones plásticas, muestras cinematográficas, expresiones de arte alternativo, lecturas literarias, presentaciones de libros, y desde luego, el homenaje de la ciudad a sus HIJOS PRÓDIGOS, como el periodista Oscar Genel, y el escritor Federico Campbell.
En el caso de Federico, aunque por razones de trabajo que me remitieron a la zona pai pai, en el ejido Independencia, allá por OJOS NEGROS, no pude asistir a homenaje que le recetaron en la sede del ICBC en Tijuana, sí pude saludarlo en la librería EL DÍA, en la sobremesa de la presentación del libro TERRITORIO DE LA BAJA CALIFORNIA. RESEÑA GEOGRÁFICA Y ESTADÍSTICA, de LEON DIGUIT, publicado dentro de la novísima colección ESTADO 29.
Se trata de una edición facsimilar, prologado por Campbell y con un estudio introductorio de Miguel Olmos, editado por el gobierno de BC a través del ICBC, y un consejo editorial integrado por la UABC, el Colegio de la Frontera Norte, el Instituto Municipal de Arte y Cultura de TJ y Mexicali, y el Centro Cultural Tijuana.
Campbell se regodeó con un tema que le fascina, reproduciendo verbalmente el contenido del prólogo:”Tanto los bajacalifornianos del norte como lo del sur compartimos la misma identidad en todo lo que tiene que ver con la geografía y la historia de la península. No reconocemos el paralelo 28 que separa los estados de Baja California y Baja California Sur. Siempre ha habido entre nosotros un sentimiento regional común, una complicidad cultural, más allá de los artificios de la demarcación política.
“(…) Hacia mediados de los años cincuenta, en Tijuana , oíamos que un vecino o un compañero de la escuela eran de La Paz o de Comondú. Sabíamos que acababan de llegar unos niños de Santa Rosalía, cuando se dio la diáspora cachaniense en 1945. Las referencias al sur peninsular eran muy vagas. No había carretera más allá de Ensenada. Algunos fayuqueros se aventuraban en sus trocas por las brechas vendiendo sus mercancías al sur de San Quintín y se perdían meses enteros en aquel territorio desconocido que, nos decían, se cortaba de tajo en los peñascos de Cabo San Lucas, el final de la tierra.
“En nuestro mapa mental las salidas eran más bien hacia Sonora por autobús o por la vía del tren San Diego-Arizona que se adentraba por Tijuana y La Rumorosa hacia Yuma o bien rumbo al Norte, por la carretera 101 de San Ysidro a Los Angeles. Pero cuando alrededor de 1955 y en la curva de los quince años, al terminar la secundaria, empezamos a saber que un periodista mexicano se había comprado un jeep militar en San diego-de esos que vendían por 150 dólares, desechos de la guerra del Pacífico- y había recorrido la península de punta a cola y escrito un libro maravilloso, se nos reveló un mundo fascinante, un escenario digno de las mejores novelas de aventuras, que además era nuestro; algo así como el otro lado de la luna que siempre habíamos tenido, en cierto modo, a la mano.”


CASA DE CITAS.”Desde la perspectiva de la investigación, se puede clasificar a León Diguet como heredero directo de los pensadores de la ilustración, preocupado por tener una visión integral de los pueblos, ya que a pesar de sus estudios académicos se circunscribían a la química industrial, éste poseía, al igual que muchos intelectuales de su época, una vasta erudición para investigar tanto las culturas indígenas, como la arqueología, el arte rupestre, la geografía, la botánica o la zoología.” Miguel Olmos Aguilera, antopólogo social, autor del estudio introductorio al libro Territorio de la BC, de León Diguet

miércoles, 22 de julio de 2009

¿NADIE SABE PARA QUIÉN TRABAJA?


La Calle
Luis González de Alba


2009-07-20•Acentos

-->
Al querido GuillermoSchulenburg, hombre de fe,no de necedad
Señala Luis de la Barreda en La razón este viernes 17: “Me deja estupefacto la declaración del presidente de la CNDH: ‘El crimen organizado no se combate con más balas porque la delincuencia tiene más y mejores balas… ya es momento de que México deje de hacer el trabajo sucio al principal consumidor de drogas (que es), Estados Unidos… la estrategia debe replantearse a fin de que ese trabajo sucio lo hagan otros’”.
¿Ah, no? ¿El crimen no se combate también con balas?, nos preguntamos los lectores de esa alucinante aberración. Sigue De la Barreda: “¿Estaría (Soberanes) de acuerdo con la estrategia del gobierno federal si se incrementaran y mejoraran las armas de las fuerzas de seguridad?” Y dispara a la línea de flotación del ombudsman: “¿Así que la persecución de delitos tan graves como secuestros, homicidios y extorsiones, perpetrados en nuestro país contra mexicanos, es un trabajo sucio en beneficio de Estados Unidos? ¿Así que lo que debe hacer el gobierno federal es buscar a otros que hagan ese trabajo? ¿Mediante concurso?”.
El gran jurista que es Luis de la Barreda se queda estupefacto porque le concede mucho a Soberanes: lo cree inteligente y por eso se asombra. Otros acumulamos su declaración en el enorme costal del oportunismo, la frivolidad, la ignorancia y hasta la tontería del ombudsman. Porque debe ser tonto de remate quien, desde los Derechos Humanos, descalifica un pleito que llama “de verduleras”, para usar como insulto el oficio de mujeres, pobres, que se ganan la vida con mucho más esfuerzo que el capitán de nuestros derechos humanos.
El asunto con respecto a la guerra contra el narcotráfico es que, lo hemos señalado decenas, la prohibición misma produce la delincuencia. Tequila Cuervo y Sauza no dirimen con metralleta sus diferencias en la conquista del mercado. Lo hace la publicidad y, quizá, hasta el espionaje industrial, que eso existe. Pero, además pagan impuestos y se someten a la vigilancia de la Secretaría de Salud. Nada de eso sería posible si el tequila estuviera prohibido y nadie supiera si lo que va a ingerir es 100 por ciento agave o 100 por ciento aguarrás.
Otros vamos todavía más allá: ¿con qué derecho al gobierno le importa lo que me meta por donde se me dé la gana, siempre y cuando no afecte a terceros? Todos los días tenemos accidentes mortales en los que un borrachazo cobra la vida de peatones o conductores inocentes. Nunca he sabido que la mota afecte la capacidad de conducir, pero, de ser así, se prohíbe conducir enmotado y basta. Es un asunto de derechos humanos el que puedo comer, beber, inhalar o inyectarme lo que quiera si soy adulto. Lo único que toca al Estado es ofrecerme una campaña inhibitoria, como la que se hace para limitar alcohol y tabaco.
Póngase la leyenda: “Este producto es nocivo para la salud” al crack, la mota, la coca y todo lo que venga, porque los laboratorios producen novedades, tantas que, como decía el cuplé: la ciencia avanza que es una barbaridad. Y que paguen impuestos, Salud analice los productos, inscriban a sus empleados en el IMSS y aporten cuotas para vivienda. No pasa nada. Y lo que ha de pasar, pasa aunque esté prohibido… o por eso mismo.
Una campaña permanente contra el uso de drogas y un sistema para ayudar a dejarlas a quien lo desee, nos costaría la centésima parte de lo que se invierte en la guerra contra los narcos, con su inmensa capacidad de corrupción. Tanta que, guiados por el “piensa mal y acertarás” ya puede uno preguntarse el porqué de tanto ruido al respecto de derechos humanos violentados en la guerra antinarco. Ya vimos el empleo de “manifestantes” que exigían el retiro de las tropas y resultaron movilizaciones pagadas por el narco. A Soberanes sinceramente no creo que lo haya seducido una de las bandas, pues gana una fortuna. Pero se monta en la ola, al fin oportunista y tonto, y no sabe para quién trabaja. O… ¿sí sabe? Dijo Beatriz Paredes: no meto la mano al fuego ni por mí misma. Sabia mujer.
AVIONETAS GRITONAS. Sobre Zapopan, ya casi a diario pasa una avioneta a peligroso vuelo rasante, pegando berridos que nadie entiende: ¿es un circo, grandes rebajas, un candidato a diputado?, ¿alguien entiende lo que berrea? Como no hay leyes, saco mi bazuka mental, apunto, disparo y veo con inmenso placer cómo cae dejando una estela de humo.
http://www.luisgonzalezdealba.com/

sábado, 18 de julio de 2009

ENTRE FEDERALES RUMBO A MICHOACÁN





Historias del más acá
Carlos Puig


2009-07-18•Al Frente.MILENIO DIARIO.-->

El héroe desconocido. Julio de 2009. Foto: Eliana Aponte / Reuters
Están amenazados de muerte.
En un par de días mataron a 17 en Michoacán. Un señor que se apoda La Tuta le dijo a un medio michoacano que respeta y quiere al Ejército y al presidente Calderón, pero que a los policías federales los seguirá liquidando.
Policías federales como los que ví subirse callados, muy serios, a un avión el miércoles 15. El Boeing 727 azul con la leyenda Policía Federal va a Michoacán. En él viajan 130 agentes que van a apoyar la vigilancia de, entre otras rutas, la de la carretera que va de Lázaro Cárdenas a Morelia, valiosísima en el trasiego de la droga. Una ruta que vale millones para quien ha prometido seguir matando federales que interrumpan el negocio. Es la carretera 37 y su alterna la 37D. Es la que a mitad del camino pasa por Arteaga, ese pueblo extrañamente rico en una zona pobre. Que algunos, hace unos años, imaginaron de buena fe beneficiario de las remesas y hoy sabemos beneficiado por el negocio.
Para allá van en el avión estos 130 muchachos, jóvenes, todos ellos formados en el Ejército, todos ellos ahora con uniforme azul impecable. La mayoría ni en el avión se quitan el pasamontañas que los protege y los iguala. No hablan mucho en el corto viaje entre el Distrito Federal y Morelia. No sé si sonríen, pero no parece, intento adivinar por sus ojos lo que imaginan. Muchos no se quitan siquiera los lentes oscuros. Van a Michoacán, donde les han declarado la guerra.
En la pista del aeropuerto municipal de Morelia se colocan de tres en fondo para pasar revista. Esperan los vehículos que los llevarán a las barracas que serán su hogar los próximos dos meses. Al frente del contingente, el general Rodolfo Cruz López, coordinador de las fuerzas federales de apoyo de la Policía Federal. Tiene sesenta y siete años, que parecen cuarenta; cincuenta de ellos con el Ejército, los últimos tres con la Secretaría de Seguridad Pública.
De conversaciones durante el trayecto subrayo dos cosas en la libreta:
Cuando llegan a un pueblo, la gente les tiene miedo. Intimidan. Las cosas no van a cambiar en verdad hasta que les tengan respeto, dice el general. Pero por lo pronto se quedan con el miedo.
Algunos de los agentes federales que han sido levantados y asesinados, andaban de civiles, recopilando inteligencia. ¿Cómo se hace eso en lugares donde la mayoría de los pobladores tiene algo que ver con ellos por miedo, por complicidad, por comodidad? El taxista, el de la gasolinera, el de la tiendita, el del restaurante. Todos informan. Este es en el fondo, dice el general, un problema social. Lo nuestro, los operativos, la demostración de poder es apenas una parte.
Mientras veo a los jóvenes policías formados frente a un hangar pienso en la ofensiva del fin de semana: los asesinatos, los ataques, las amenazas de La Tuta. Le pregunto al general si les han informado de todo eso.
—Sí. De todo. Tienen que saber a qué vienen, a quién se enfrentan.
No es sencillo conversar con los agentes. El casco, el pasamontañas, El R-15. El miedo. Los miedos. El suyo y el mío. Todos dicen tener familia. Esposa, hijos, en algún lugar que no revelan, porque sus vecinos, y sus amigos, y los que fueron sus compañeros de escuela no saben en qué andan. No se puede. “Por seguridad de mi familia”, dicen. No hay apellidos, apenas nombres propios. Los ojos no delatan más que su juventud y seriedad.
En esa conversación no se habla de política ni de estrategia ni de las especulaciones que llenan nuestras páginas editoriales. Que si se puede ganar, que si vamos ganando, que si se puede ganar. Ellos hablan de México, de sus ganas de combatir, de que por suerte, algunos, aún no han descargado el arma en combate, pero que no dudarán en hacerlo. Los que lo han hecho, dicen que fue inevitable. No hablan tampoco del consumo de los estadunidenses, ni del negocio internacional. Hablan de que están ahí por sus hijos. Para que no les lleguen las drogas a sus casas.
No hablan de la muerte. Aunque el número de policías federales asesinados se multiplica en esta guerra. Son los muertos de los que en los medios hablamos poco. Se contabilizan como quien cuenta chiles. Se habla poco de estos muchachos.
Son a la vez héroes y víctimas de un país que por décadas no puso atención a sus instituciones de seguridad y justicia, y hoy ha tenido que poner a sus jóvenes, rifle en mano, lejos de su familia y su tierra, a combatir a quienes quieren sustituir al Estado.
Uno de los policías que los recibe y servirá de escolta a los vehículos estuvo en el operativo donde fue capturado El Minsa. Algunos de los recién llegados lo rodean mientras él cuenta de la madrugada amarga. Con el narcotraficante en un vehículo blindado, con su señora y sus hijos en otro, un comando llegó lanzando granadas para liberarlo. Bajo fuego le pidieron al presunto narcotraficante que ordenara que se detuviera el ataque, que estaban poniendo en riesgo a su propia familia. Si les ha de tocar, les va a tocar, les dijo.Que sea lo que Dios quiera. Les cuenta lo que se siente que una granada estalle a diez metros. Les cuenta de los ofrecimientos de triplicar el sueldo que reciben de la policía.
Le pregunto, desde la capital, desde el refugio del periodismo, desde la grabadora, desde la estupidez, si él cree que se va ganando o perdiendo la guerra. Esa pregunta no se vale, me dice, aquí hay muchos compañeros que han caído cumpliendo su deber.




masalla@gmail.com

sábado, 11 de julio de 2009

¿EN MÉXICO EXISTEN LOS HASBEENS?


Archivo hache


2009-07-11•Artes plásticas

Irma Serrano. Foto: Especial
Ni cultura ni contemporánea, esto se llama La regresión de los Hasbeens. Obama —cuyo futuro pinta blanco— morirá como Jackson, oportunidad perdida y… hasbeen.
Así se denomina en inglés al que tuvo éxito, pero después perdió su aura, sin tener la suerte de ser olvidado. Momia mediática, el hasbeen, referencia que devino patética.
El hasbeen no desaparece. “Ahí anda”. Pero las causas de su estrellato están a años luz de distancia. ¿Qué pasó? ¿Por qué todo paró? Preguntas que definen al figurón que ya sólo hace desfiguros. Se le fue el tren.
El hasbeen fue famoso, a diferencia del wanna be, que sólo cree que lo es o lo será pronto. Pero el wanna be es más feliz: su autoengaño es hondo y, ergo, tiene la fortuna de no haber perdido nada: nunca fue célebre. El hasbeen, en cambio, es desdichado. Ajado, perdió Tocho.
Al haber probado miel de cima, y llevar años sin fama neta, no descansa hasta reinstalarse. Pero, depre, no le sale. Anacrónico, da lástima.
No hay términos equivalentes en español: la idea pertenece a una cultura que cree en la ilusión del futuro; mientras que la cultura mexicana no cree más que en la ilusión del pasado. La categoría de hasbeen no puede aquí existir.
En Estados Unidos, Alí Chumacero sería un hasbeen. En México, es una leyenda.
El hasbeen en México es entrañable, como Cepillín; aunque, estrictamente, la obra que hizo un hasbeen —un hasbeen de verdad— tiene que haber perdido vigencia. Y, en cambio, aquí nada caduca —desde las manzanas encarameladas hasta el PRI— lo que llega se queda. (Gloria Trevi debió ser una hasbeen. Pero travolteó. Sólo que sin jamás haber sido cool).
Todo lo pasado de moda será nuestra moda pasado mañana.
“Pasado mañana”, compatriota contradicción, que indica que en castellano el mañana es determinado por el pasado. Presente rete-retro.
El hasbeen real es de sumo peligro; está dispuesto a hacer todo para retornar a la cúspide. No soporta haberse vuelto un loser, otra categoría que en México no existe, porque aquí los vencidos son Los Buenazos.
En México, el ganador es el enemigo público # 1. Los perdedores, todos nosotros, los malqueridos que nos queremos mucho. La derrota en México se llama “injusticia”.
Pero hay algo peor que un hasbeen: ¡el wanna be hasbeen! Aquel que nunca ha contribuido nada pero quiere que le reconozcan Lo Que Hizo (¡NADA!) (…pero él no lo sabe). El wanna be hasbeen ni siquiera es hasbeen.
Hasbeen, La Tigresa; Wanna be hasbeen, el Pato Zambrano.
Aunque, más bien, wanna-be-hasbeen-casi-casi, categoría aparte.
En México no hay hasbeen puros: la dimensión del futuro no existe y el avance es impensable. Si no fuese nacional, casi toda nuestra literatura sería considerada jasbín.
Si los rusos fuesen mexicanos, este siglo no volverían al comunismo. Volverían a los zares.Heriberto Yépez • heribertoyepez@gmail.com

DERROTA 5-J


11-Jul-2009 .EXCÉLSIOR.

Retrovisor
Ivonne Melgar

La derrota del PAN y del PRD es la derrota electoral de la alternancia. Porque el domingo 5 perdieron las opciones que en los últimos 20 años consiguieron la fuerza ciudadana y política para desmontar al régimen priista.
El mandato de las urnas está firmado por el desencanto frente a una clase gobernante que no supo entender la pluralidad y el grado de concientización de una sociedad que rechaza la violencia —política, militar, de Estado—, el monólogo de la partidocracia y el reciclamiento de los usos y costumbres en el ejercicio del poder, expresado en sueldos de escándalo, amiguismo, sordera ante los problemas de la gente y aplicación facciosa de la justicia.
La resta de los votos se abulta para los blanquiazules y los perredistas, justamente tres años después de que fueron los rivales preferidos de una ciudadanía que ha dado muestras de su apartidismo y de capacidad política para utilizar el voto como instrumento de cambio, premio y castigo.
De modo que es muy temprano para pretender pensar que el PRI regresó con boleto incluido hacia 2012.
Porque aquí el voto duro de las tres grandes fuerzas electorales no excede a la tercera parte del padrón de sufragantes. Sólo uno de cada 10 mexicanos podría autoproclamarse priista de cepa, y la misma proporción se presenta para el PAN y el PRD.
Con una clase política tan ajena a la ciudadanía, la adscripción política en función a los membretes es volátil y coyuntural. Por eso, en su momento, miles, acaso millones, se sumaron al voto útil no a favor de Vicente Fox, sino en contra del PRI.
Ya en 2006 las aspiraciones democráticas de los mexicanos se repartieron mayoritariamente en Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador, con una población polarizada en términos electorales, dejando en un lejano tercer lugar al PRI.
De nueva cuenta, millones votaron por Calderón porque no querían al tabasqueño en Los Pinos. Y millones lo hicieron por López Obrador para impedir otros seis años de gobierno panista.
Pero ni el calderonismo respondió a la voluntad de aquellos votos prestados ni el perredismo supo institucionalizar la histórica ganancia del 6 de julio.
Si de entonces a la fecha los priistas fueron capaces de remontar aquella herida que se supuso de muerte, es porque trabajaron sobre un terreno que panistas y perredistas descuidaron.
La negligencia política de azules y amarillos tiene que ver con la incomprensión del mandato de las urnas de aquel 2 de julio de hace tres años.
Porque si bien los votantes de la elección legislativa intermedia nunca son tantos como en la presidencial, la caída resulta apabullante si recordamos que PAN y PRD alcanzaron en esa reñida competencia más de 15 millones de voluntades para cada uno de sus candidatos. Y esta vez las cifras respectivas son 9.5 y de cuatro millones.
En esa resta deben interpretarse los votos nulos del domingo. Porque aun cuando la clase política sigue dudosa en reconocerlo, se trata de una expresión vinculada a las derrotas del partido en el poder y de la izquierda perredista.
El anulista es un antipriista que ha llevado su descontento, su sentimiento de estafa, a la evidencia del vacío. Por eso, en miles de casillas, al menos en la capital del país —reducto del antipriismo—, el número de votos nulos fue igual al obtenido por el PAN.
La anulación deliberada —en una conservadora cifra de 2.5% de la votación total—, que generó más entusiasmo que el Partido Socialdemócrata, encarna el castigo al PAN y a su gobierno.
Frente a este saldo de alternancia derrotada, los perdedores que pretendan remontar el fracaso están obligados a la rectificación y, antes, al examen de conciencia que pasa, dolorosa y necesariamente, por hacerse cargo de lo que falló.
Llama la atención, sin embargo, el prolongado silencio gubernamental y el desatinado reparto de culpas en la dirigencia de Jesús Ortega en el PRD.
La esquizofrenia perredista ha sido rechazada. No bastó el deslinde tardío de la niña de los spots prometiendo que la rijosidad Pejista quedaría atrás. Y sí, en cambio, le abrió la puerta al voto duro de López Obrador, ahora de regreso a través del iztapalapazo y el PT.
En el caso de Los Pinos, desde el arranque de la contienda sabían que el PRI podría volver por sus fueros y achacaban la posibilidad a su comportamiento de oposición leal, colaboradora, dispuesta a empujar las propuestas del gobierno.
¿Por qué entonces se le ordenó a Germán Martínez pintar a los priistas al revés, presentándolos en la campaña del PAN como los obstáculos a vencer?
Si estaban ciertos de que la gente aprecia la colaboración, ¿por qué no aplicaron ese mismo criterio para promover al PAN?
Porque a diferencia del foxismo, que le apostó al chascarrillo y al diálogo dicharachero, pero diálogo al fin con el ciudadano, el calderonismo buscó reconstruir la investidura presidencial, convirtiendo al Ejecutivo en el eje articulador de la clase política y dándole a ésta prioridad en la interlocución.
En su autodefensa, Fox puede errar, como lo hizo en muchos frentes. Pero cuando en la carta enviada a Jorge Fernández habla de que él supo alimentar la cercanía con el ciudadano, aludiendo así a una ausencia de ésta en la actual administración, no falta a la verdad.
Es decir, el presidente Calderón optó por un modelo diferente de interacción política, lejano a las grandes masas y a sus diversos representantes, incluyendo a los medios de comunicación. El actual es un modelo que pasa por la reserva y la discreción.
Mientras Fox se fue al extremo de las agencias de “cazadores de talentos” para armar su gabinete, Calderón acentuó la distancia con los ciudadanos al confirmar una y otra vez que sólo confiaba en los suyos, en los cercanos, independientemente de su eficacia y por encima de las malas calificaciones dadas por la opinión pública.
Si hace seis años Fox salió al siguiente día de la elección a sacudirse el bulto del fracaso con el silbatazo de la carrera presidencial hacia 2006, esta semana el silencio ha caracterizado la reacción del gobierno.
Pero hay algo peor que la derrota. Sí, negarla.

viernes, 10 de julio de 2009

DEL THRILLER AL PRILLER..



TIJUANA.=Con el insepulto cadáver del Rey del Pop suspendido en el emblemático fondo musical de Thriller se llevaron a cabo las elecciones mexicanas llamadas “ intermedias”, que confirmaron la sentencia contenida en la célebre minificción de Augusto Monterroso: “Y cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí..” .
Del Thriller de MJ, el moonwalker, al PRIller(Jairo Calixto dixit) de Bety, Manlio, Peña Nieto, y los mejores aliados circunstanciales, voluntarios o involuntarios, de la resurrección priista, que desde luego tiene sus propios méritos en la administración de la inercia de la historia.
AHÍ estuvo-ya se fue en un acto de apreciable dignidad- Germancito y sus bravuconerías del niño tonto que quiere ser malo, enviado a la guerra SPOTERA por un ex “presidente del empleo” que cambió las armas de la política por la política de las armas; soslayando, en medio de otra severa crisis agudizada por la influenza, y en su papel de cruzado contra el crimen organizado que tiene su máxima expresión en el narco y la narcoviolencia, el crucial tema económico .
Germancito y todo lo que su ñoñería representa dentro del cuadro de una transición entrampada, estancada, fallida: el otro extremo del anacronismo pejista, el maniqueísmo de DERECHA, con el que, apelando a una memoria colectiva muy diluida, le quiso cargar todo el pasado condenable al PRI, y reservó para su partido el presente, tiempo de lucha contra las rémoras de ese infausto ayer, y el futuro blanquiazul de un mundo SIN DROGAS, donde el exceso de sobriedad, de hiperrealismo, de orden y progreso, pasaría a ser el problema.
En el fondo de la percepción de una buena parte del electorado mexicano, subyace un dato duro: Ni el PAN ni el PRD , la izquierda en sus vertientes con mayor presencia institucional, han podido, ya no digamos cumplir, sino empezar a hacer creíble, su promesa de futuro, que aquí entre nos implicaba trascender políticamente al PRI luego de sacarlo de Los Pinos.
Y lo peor del caso : n o solamente no lograron trascender la subcultura priista, sino que en la práctica la hicieron suya en sus peores vertientes: corrupción, impunidad, clientelismo, nepotismo, males necesarios para el reciclaje del sistema, según MMH.
Adoptaron lo malo y olvidaron lo bueno de la herencia priista, como pudo haber sido el oficio político. Olvidaron la búsqueda de un sentido de identidad nacional a través de la reinvención de una simbología histórica desdibujada por la globalización y la mezquindad cultural del neoliberalismo salvaje.
En este sentido, la intentona “juarista” del Peje, es ya parte de la farsa herética que tiene entre sus novedades la emergencia de Juanito de Iztapalapa.
Por el lado de la derecha, no hay santo laico que haya podido competir con la guadalupana y otras deidades adaptadas a las necesidades espirituales de los rancheros del bajío político mexicano.
Todo su discurso, su narrativa, está hecha de retazos de esa filosofía chatarra contenida en best sellers de “superación personal”, donde todo se resuelve en el ámbito de un voluntarismo e individualismo a ultranza.
Por ello, las nuevas generaciones de votantes permanecen en el limbo histórico y político, y las más ilustradas e informadas, haciéndose eco de un generalizado malestar en la cultura, optan por el voto nulo o blanco. Otro factor que evidente y paradójicamente favoreció la preeminencia coyuntural del voto duro priista, pero que apunta hacia otros derroteros de renovación del sistema político.
Que en estas intermedias del 2009, el Futuro nos haya alcanzado con la broma tan en serio de la transpolación del dinosaurio la víspera del centenario revolucionario y bicentenario independentista, con la llamada utopía regresiva, restauradora que subyace en la médula de la mexicanidad del voto duro priista, es una lección que nos recuerda la definición de Camilo José Cela: “La política es simplemente la administración de la inercia de la historia”.
Porque el PRI no hizo más que nadar de a muertito capitalizando los errores, horrores, de sus adversarios, apelando a la “creencia” antes que a la “ideología”. Creer en México para meter un penalti: el PRI es el TRI, el otro TRI, que buscará llegar a la final del 2012 y volver a Los Pinos.
¿Para qué? No lo sabemos. En todo caso, ya lo veríamos…Pero por lo pronto, queda un dato duro: ante los anacronismos del Pan y el PRd, de derechas e izquierdas, Bety, Manlio, y hasta el copete de galán de una película de rebecos de la época de Enrique Guzmán y César Costa, de Peña Nieto, no se la acaban de tan posmodernos.

EL TRIUNFO DE JUANITO

Pero no fue el novio de la Gaviota, niño consentido de Televisa, EPN, el que mantuvo en vilo nuestra conciencia cívica el pasado domingo 5 de julio. Todos queríamos saber qué ondas, cómo le había ido a Juanito de Iztapalapa.
Y qué pues: que Juanito ganó...bueno, mejor dicho, ganó, pero no se la creyó, y ya confirmó que le cumplirá a su “presidente legítimo”, el Pejeloco, y renunciará para que Ebrard postule a Bruguera y la HHHH Asamblea del DF la ratifique.
Esto dice Juanito, pero así como se comprometió puede descomprometerse, pues como diría Alvaro Carrillo, en el célebre bolero: ESE PACTO NO ES CON DIOS…o dejará de serlo si a Juanito le soplan al oído y le llueven ofertas para que se desdiga y deje al Peje colgado de la brocha.
El principal interesado sería el propio carnal Marcelo, Ebrard, el jefe de Gobierno que podría dar un golpe de timón asimilando a su favor la figura del delegado electo de Iztapalapa, la demarcación política defeña más grande, con un presupuesto de 3 mil millones de pesos.
Así, evitaría el bochorno de ser puesto en jaque al tener que tomar una decisión forzada, derivada de un acto cavernario de AMLO, a quien de paso podría dar un duro golpe de cara al 2012.

EL ABSTENSIONISMO EN BC

En su columna Transiciones, publicada en el diario local, Frontera, el investigador del Colegio de la Frontera Norte, Víctor Alejandro Espinoza, comenta sobre la jornada electoral:
“Quizá deberíamos iniciar señalando el dato más preocupante de la jornada electoral: la baja participación ciudadana. . Pese a los enormes esfuerzos desplegados por el Instituto Federal Electoral para motivar a los ciudadanos a votar, lo resultados fueron magros. Baja California ha registrado, de nuevo, el último lugar en participación electoral a nivel nacional. Peor aún, se trata de porcentaje de abstención más alto de nuestra historia(incluyendo elecciones locales y federales). En efecto, en los comicios intermedios de 2003 tuvimos un 68.75 por ciento de abstención; mismo que descendió en la elección del 2006 a un 53.07 por ciento. Pero este 5 de julio establecimos el nuevo récord: 69.43 por ciento. Esto quiere decir que solo el 30.57 por ciento de los ciudadanos que podían votar, lo hicieron.
“Si el promedio nacional de participación fue de 44.68 por ciento,, Baja California se situó en 14.11 puntos por debajo. Otras entidades con escasa participación fueron Guerrero, con 32.38, Chihuahua, con 32.50, y Baja California Sur con 33.74….(…) En el caso específico de Baja California, habría que introducir otro dato significativo: el llamado voto nulo o voto blanco.El movimiento anulista tuvo una amplia difusión en virtud de que se sumaron una buena cantidad de periodistas y analistas y encontró un espacio privilegiado en internet. Los resultados preliminares de la jornada nos permiten establecer que a nivel nacional sumó un millón 839 mil 971 , que equivalen al 5.39 por ciento. Pero en Baja California representó el 6.35 por ciento. Mismos que en términos absolutos fueron 42 mil 582.Se trata de un dato relevante en relaci÷on con el promedio nacional y de las dos anteriores elecciones.
“Así, un número cada vez menor de ciudadanos elige a sus gobernantes. La inmensa mayoría de quienes están en posibilidad de votar, no lo hace. Baja California, entidad pionera en el fenómeno de la alternancia política, ahora destaca por la pobre participación electoral.”.
Mientras tanto, la guerra sigue y los “malandros”(como les llama Pablo Latapí en TV Azteca Tijuana) matan a una policía municipal frente a la sede de la Cruz Roja local, y en Chihuahua ejecutan al líder de la comunidad mormona del norte de esa entidad, Benjamín Le Baron, y a su primo que había acudido a su rescate.

CASA DE CITAS.=” RÁJATE JUANITOOOOOO¡!”. Grito de la vox populi derechista.

martes, 7 de julio de 2009

CAUSE TIHIS IS PRIller, PRIller NIGHT...



Política cero
Jairo Calixto Albarrán


2009-07-07•Al Frente

-->
And no one’s gonna save you from the beast about to strike… Estas elecciones, como el año viejo, me trajo cosas muy buenas, además de una burra vieja y una buena suegra. Pero nada tan conmovedor como el retorno del PRIller, PRIller en un homenaje a Michael Jackson. Cuando se supo la ventaja que el tricolor tenía sobre los PANchitos, por un momento pensé que iba a sonar la legendaria “Thriller” del Rey del Pop con la risa fantasmagórica del venerable Vincent Price.
Lo mejor no fue la aparición misteriosa en las casillas de Carlitos Salinas con su corbata verde (no se sabía si estaba apoyando a su partido o a la desmejoradita Selección de Javier Aguirre), sino la actitud serena, tranquila, de una humildad que casi ni parecía profesional con la que Bety Paredes aceptaba el triunfo de los choznos de don Plutarco.
De veras, ¡qué temperancia, qué recogimiento, qué madurez! Sobre todo cuando tan distinguida dama se refirió no al retorno del PRI, sino al mismísimo PRI del Siglo XXI que no contiene fenilalanina ¡No acepte imitaciones!
Suenan tan preclaros los claros clarines de la victoria tricolor, que piensan quitar el Monumento a la Madre para poner una efigie de Bety Paredes con mantón de Manila.
Lo que llama la atención es que la lectura de estos comicios es que el gran derrotado es Calderón (se podría entender que ya son pocos los que quieren ayudar a Jelipillo en su lucha contra la criminalidá), cuando la nota es que el gran winner de la contienda no es don Beltrone & Co. sino el Niño Verde. O sea, si saber ni leer ni escribir el Children Esmeralda podrá continuar con el negocio de las franquicias ecológicas, con la ventaja de que ahora tendrá, como James Bond, licencia para matar. En poco tiempo veremos a tan simpático infante con la guadaña desenvainada, cortando cabezas por doquier de la mano del Araiza y la Perroni.
De último momento me entero que el PRI, con toda esa sabiduría acumulada en 70 años de ejercicio plenipotenciario de la Ley de Herodes, ya dijo que para comenzar a negociar con Calderón y no cobrarle las afrentas de Germán Ortega Martínez (pobre, después de tan lamentables resultados, llegaban hasta mi casa los lamentos de Germy mientras lo torturaban en el CEN del PAN por hacer del chachalacazo su plataforma electoral al ritmo de “Me estás oyendo, inútil”), exige que el señor de Los Pinos aplique una “limpia” en su gabinete. Bueno, yo creo que Jelipillo debe hacerse una limpia pero en Catemaco.
Ya después que reclute a Juanito.
Cause this is PRIller, PRIller night…
www.twitter.com/jairocalixtojairo.calixto@milenio.com

lunes, 6 de julio de 2009

LA AUTORIDAD DE LOS MUERTOS

Guillermo Fadanelli

Si una obsesión ha marcado mi vida desde el día de mi nacimiento (que en mi caso fue a los veinticuatro años) ha sido la de no imponer mi palabra a los demás. No sólo porque considero que mis opiniones respecto a todos los temas son débiles e insuficientes, sino porque creo que las personas son en verdad otras personas. Por lo tanto, además de respetar mis diferencias con ellas trato de mantenerme a una buena distancia de quienes intentan pensar por mí o tomar decisiones en mi nombre (no tienen ningún derecho a hacer esto aun cuando puedan tener razón). Una buena manera de salvar el honor es carecer de poder y dedicarse a actividades que no dañen al resto de las personas (asunto complicado dada la promiscuidad en que vivimos). Volverme poderoso sería un insulto que no creo merecer y dedicar la vida a acumular dinero me pondría más cerca de los animales que de los seres pensantes (escribir una columna pasajera o publicar novelas son actividades que en realidad no hacen daño a nadie, excepto a quien las realiza). En fin, lo que quiero decir es que la autoridad no se impone, sino se reconoce y que es más sano reconocer la autoridad en los muertos que en los vivos.
Cuando era joven pensaba exactamente lo contrario: dado que procuraba hacerme de un lugar en el mundo hasta los muertos me estorbaban. Me preguntaba por qué razón debía leer libros de personas muertas si había tantos escritores vivos deseosos de ser conocidos: “es una injusticia”, concluía arrogante. Esta aversión hacia los difuntos aumentó cuando comencé a colaborar en el suplemento Sábado, de Huberto Batis: cada vez que una celebridad literaria moría, el suplemento dedicaba varias páginas a su reconocimiento y los primeros artículos que posponían para su publicación eran los míos. El tiempo, como había de esperarse, me puso en mi sitio y comprendí que los muertos son más simpáticos que los vivos, y que los contemporáneos no necesariamente son quienes coinciden en una misma época. Como se lee en el Fedro, de Platón, las palabras en sí mismas no contienen sabiduría, sino que producen saber cuando son expresadas a las personas adecuadas en un momento preciso.
Por razones oscuras, entre mis amistades se encuentra un buen número de personas jóvenes. Lo mismo sucede cuando cometo el error de aceptar una invitación para hablar en público: me percato que me es bastante sencillo entenderme con personas que acaban de salir del cascarón. Yo creo que esto es posible porque no les tengo ningún respeto a priori: quiero decir que para mí los jóvenes no son empalagosas metáforas del futuro, ni mucho menos representan la esperanza de nada. Lo que nos une es que tenemos la desgracia de navegar en el mismo barco y de soportar las mismas calamidades (estructuras políticas y autoritarias que nos hacen civilmente incompletos). Y no obstante estas palabras —un tanto desdeñosas—, mi experiencia me ha dado una buena noticia: advierto en bastantes jóvenes un aburrimiento absoluto y una desconfianza intuitiva hacia los ardides políticos con los que se han querido ocultar los principios de libertad y equidad necesarios en cualquier democracia de raíces liberales. No añadiré más pues los lectores a estas alturas deben vomitar el tema, pero no quería dejar de decir que encuentro más saludable para la sociedad a un joven que duda, cuestiona y reflexiona que a uno que vota (votar tal como están las cosas es un acto nulo en sí mismo).
Termino citando una idea de Paul Feyerabend quien, efectivamente, es un escritor antipático: dice que a los jóvenes no habría que protegerlos de la falsedad, sino también de la verdad (dogmas, ideologías, etc...), pues en caso contrario nunca estarán en condiciones de tomar una decisión libremente, ni de poder superar los errores de su tiempo. Suena bien, ¿pero es posible poner esta sentencia en práctica? No tengo dudas de que es posible, incluso con las personas que la televisión echa a perder diariamente.

QUIEN GANÓ, QUIÉN PERDIÓ...




La historia en breve
Ciro Gómez Leyva


2009-07-06•Al Frente

-->
Perdió el presidente Calderón. Es la peor derrota del PAN en dos décadas. Y si la elección fue un referéndum, México le dijo no, vehementemente no. Todo parece indicar que el PRI (con los verdes) tendrá mayoría de diputados y el PAN no llegará a 33 por ciento. Se entiende que en su mensaje de ayer Calderón haya dicho que es la hora de los acuerdos. No le queda más que pedir misericordia al PRI.
Perdió Germán Martínez, estrepitosamente. El PRI será mayoría absoluta. Pierde además Nuevo León y las otras cinco gubernaturas. Pierde Naucalpan, Guadalajara… Desastre. Será difícil que alguien apueste de nuevo por las campañas de choque. Adiós, Germán. Ganar elecciones no es lo tuyo.
Perdió Jesús Ortega, casi tan estrepitosamente como el PAN. El PRD no registraba números tan malos desde 1991. El 13 por ciento de 2009 es un fracaso desde donde se le quiera ver. Su estrategia de no ponerle un alto a Andrés Manuel López Obrador lo deja derrotado y humillado. Lo más loable que podría hacer es apartarse para que otros diriman el futuro del partido. No gana, no motiva, no une.
Difícil evaluar a Andrés Manuel López Obrador. Parece que salvó a Convergencia, pero su 4 por ciento en el PT no dejan de ser poquísima cosa para un hombre que valía 15 millones de votos hace tres años. Ganó porque está vivo. Ganó porque arruinó al PRD. Pero hoy es muy pequeño.
Arrasó Beatriz Paredes. El PRI no vivía una jornada así desde 1994, cuando era partido de Estado. Punto.
Si se confirma el dato de 6 por ciento, habrá ganado el movimiento del voto en blanco. Sin duda.
Y si se confirma una participación cercana a 40 por ciento, habrá ganado el IFE. La jornada fue impecable y el PREP inobjetable. Eso es una buena noticia.

gomezleyva@milenio.com