Loading...

viernes, 27 de febrero de 2015

¡ZAZ!



Sus ex compañeros de la escuela primaria lo recuerdan muy bien.

Si querian tener el honor de que el  hijo del gobernador les diera un aventón a casa, tenían que aceptar una condición: que antes de abordar el vehículo oficial, el junior les diera  un coscorrón.

Ahora aquel mozalbete es uno de los precandidatos a la gubernatura de BCS.

"Conmigo tiene un voto menos", dice uno de los ex condiscípulos-brillante abogado-del perverso y caprichudo gordito que no aceptó pasar por tal humillación.

martes, 24 de febrero de 2015

El MENSAJE DEL OSCAR MEXICANO



Que Iñárritu le dedicara el Oscar a sus compatriotas de aquí y de allá- con los buenos deseos de que los de acá tengamos  el gobierno que nos merecemos, y los de allá reciban un tra más justo en un país de inmigrantes-, supo a gloria compartida a una mexicanidad deprimida, urgida de apapachos  y buenas noticias en medio de la pesadilla.

Sobre todo a esas mayorías silenciosas,  que se debaten en la orfandad política, sin liderazgos culturales, de opinión.

Convertido en el centro de la escena hollywoodense, el cineasta nativo de la ciudad de México, corroboró que el glamur  no implica necesariamente frivolidad y relumbrón.
Y puede potenciar la carga y alcances simbolicos del mensaje.

Dijo lo que tenía que decir el autor de obras como Amores perros, 21 grados, Babel...cuyo tema de fondo son los grandes dramas humanos de nuestro tiempo: violencia, degradación social,  migración, enfermedad.

 Supo leer bien el momento mexicano derivado en tragedia, y el suyo propio en la  noche de su consagración ecuménica.

lunes, 23 de febrero de 2015

OYE, FRANCISCO...



Oye, Francisco: la mexicanización de Argentina empezó en los años  setenta del siglo XX, cuando México acogió a miles de argentinos que venían huyendo de la brutal represión de las juntas militares y sus crímenes de Estado.

Y le dio a ese exilio alternativas de vida, un presente y un futuro. "Argenmex", les llaman a esas generaciones de hijos de argentinos de aquella diáspora nacidos en México.


Dios es también memoria.





( Mexicanicemos al papa Francisco.
Que de ahora en adelante se llame...¡Papa Pancho!)

domingo, 22 de febrero de 2015

RECUERDOS DE DON EDMUNDO VALADÉS


A cien años del natalicio del escritor  y editor mexicano


Uno de mis trabajos editoriales de más grata memoria, fue como Jefe de Información de la revista Cultura Norte, del Programa Cultural de las Fronteras, que dirigía Edmundo Valadés, allá en los ochenta de la Era preconacúltica.
En los frecuentes viajes a los estados fronterizos, de Matamoros a Ensenada, descubrí que Don Edmundo era también un inacabable narrador oral y gran compañero de farra, de esos que reciben el amanecer con las luces encendidas y ganas de más refuego.
Un hombre que siempre tenía a la Mujer como tema emblemático.
 Uh, aquel beso en los labios que le dio una bella y joven señora coahuilense cuando lo llevó a conocer la cava de su hacienda.

Las cartas de amor de su amigo Rulfo a una amante argentina, a las que tuvo acceso.

Lo recuerdo en un multitudinario encuentro literario en Tj 88, dando la vuelta en el asiento del copiloto del  Mustang del  músico, Raul Valdés, con dos escritoras sonorenses, el novelista de La sierra y el viento, Gerardo Cornejo, el poeta Roberto Vallarino,  y su Jefe de Información en funciones.
Circulábamos por la farandulera y prostibularia calle Revolución, cuando el impredecible e irreverente Vallarino(que ayer hubiera cumplido 60 años) encendió un cigarrillo de cannabis, un toque de mota, y, asiéndolo de la nuca, se lo pasó a don Edmundo.
- ¡Date un toque, pinchi Edmundo! No me digas que eres tan fresa como el joto de Benítez!
- Gracias, Roberto, pero yo con la horneada tengo.

Caminando en busca de un bar, una de las escritoras le preguntó a Valadés:

- Oiga maestro, ¿ cuál de los cinco sentidos triunfa cuando se hace el amor?

- Ninguno, todos ganan- respondió el autor de La muerte tiene permiso.

(Al rato y en los días siguientes, no dejaría de insistirme acá entre nos: " Le encargo que registre cada detalle y me lo cuente todo, paso a paso, sin censura, cuando regresemos a México")

Nativo de Guaymas, hijo del historiador Adrián Valadés, don Edmundo tenía muchos recuerdos infantiles de La Paz.

Se veía correr por los pasillos, contemplando el mar desde la terraza del Hotel Perla, donde pasaba largas temporadas con su padre.

viernes, 20 de febrero de 2015

GRACIAS A ANTONIO HERAS Y A LA JORNADA BC....




Gracias a Antonio Heras​, director editorial de La Jornada Baja California, con sede en Tijuana, por su invitación a incorporarne a ese nuevo proyecto periodístico con una columna semanal a partir del próximo miércoles.

Antonio, poeta y narrador, es una de esas amistades y relaciones profesionales perdurables, a quien conocí en la Tj de a principios de los 90, cuando el de la VOZ( para evadir la primera persona tan impropia en el país del plural mayestático),  coordinaba la página cultural del desaparecido Diario 29.

Heras, nativo del DF,  vivía en Mexicali y era identificado como parte de un grupo cultural vetado  por el representante en la capital estatal, también escritor, de la sección a mi cargo.

Era el temible cartel literario de los Norza y los Di Bella, a quienes les abrimos las páginas del D9, iniciándose una polémica  muy saludable.

( El polígrafo cachanía, mi amigo Don Gabriel Trujillo, me llamó el "Don King del periodismo bajacaliforniano")

Gracias, Antonio.

Nos leemos el miércoles.



Gracias a Antonio Heras, director editorial de La Jornada Baja California, con sede en Tijuana, por su invitación a incorporarne a ese nuevo proyecto periodístico con una columna semanal a partir del próximo miércoles.
Antonio, poeta y narrador, es una de esas amistades y relaciones profesionales perdurables, a quien conocí en la Tj de a principios de los 90, cuando el de la VOZ( para evadir la primera persona tan impropia en el país del plural mayestático), coordinaba la página cultural del desaparecido Diario 29.
Heras, nativo del DF, vivía en Mexicali y era identificado como parte de un grupo cultural vetado por el representante en la capital estatal, también escritor, de la sección a mi cargo.
Era el temible cartel literario de los Norza y los Di Bella, a quienes les abrimos las páginas del D9, iniciándose una polémica muy saludable.
( El polígrafo cachanía, mi amigo Don Gabriel Trujillo, me llamó el "Don King del periodismo bajacaliforniano")
Gracias, Antonio.
Nos leemos el miércoles.
Me gusta ·  ·