LA MALDICIÓN DE ODEBRECHT. SUICIDIO DE ALAN GARCÍA



Que alcanzado por la peste de Odebrecht el ex presidente peruano Alan Garcia se pegó un tiro en la cabeza cuando fueron a detenerlo a su domicilio en Lima.
Garcia fue un caso especial como presidente: populista apestado en su primer periodo(1985/90); neoliberal aplaudido en el segundo(2006/ 20011).

Tuvo oportunidad de enmendar los errores y  reivindicarse al dejar a Perú fortalecido economicamente, luego del desastre de su primer gobierno.

La imagen que me queda de Alan García se remite a una de sus visitas a México durante su etapa populista.

Era  un evento en el patio del Palacio Nacional, donde acompañado por el mariachi, el joven Alan cantó El Rey.

Hoy su muerte, a los 69 años de edad,  se suma a la de otros ex funcionarios de diversos paises salpicados por la cloaca brasileña.

Incluyendo muertes politicas y civiles como la de figuras mayores como Lula.

Los únicos que parecen blindados, son los mexicanos.

Quizá porque Mexico fue uno de los paìses donde la cifra de los sobornos fue menor.

Apenas 10 millones de dólares entregados al futuro director de Pemex, Emilio Lozoya, a partir de marzo de 2012, en plena campaña de Peña Nieto,

Y de este expediente el nuevo gobierno de la 4T no ha emitido ni un graznido.


https://m.youtube.com/watch?feature=youtu.be&v=eDxSTdE66NM#dialog

Comentarios

Entradas populares de este blog

BIOTIQUÍN: TRIUNFO CIENTÍFICO CONTRA EL OSCURANTISMO DE LA UABCS

Del infierno de Tlahuelilpan al apocalipsis venezolano.

LÁPIDAS BLANQUEADAS