Aberrante “celebración





Carlos Lazcano



carloslascano@hotmail.com
Me llamó la atención que muy de última hora, las autoridades estadounidenses se decidieron celebrar los 250 años de la fundación de la Alta California, lo que ocurrió con la fundación de la misión de San Diego de Alcalá, hoy la ciudad de San Diego. La ceremonia para supuestamente conmemorar estas dos fundaciones se convocó para el 16 de julio próximo, en el Museo Junípero Serra, en Presidio Park, en la parte más antigua de San Diego. Recordemos que esta misión fue establecida por Fray Junípero Serra el 16 de julio de 1769, es decir, hace 250 años.
Cuando tuve el programa oficial para conmemorar estos hechos, mi sorpresa fue mayúscula, ya que en él no se tiene ninguna consideración para la comunidad hispana, ni aparece ninguna mención hacia España, México, los soldados de cuera o los misioneros franciscanos. Quienes si aparecen de manera destacada en el programa son los indios kumiai, los habitantes milenarios de la región de la bahía, quienes estarán representados por el presidente de la nación Kumiai de California.
El programa se iniciará con una bendición tradicional kumiai, así como cantos tradicionales de esta etnia. Enseguida dará principio una ceremonia oficial presidida por el alcalde de San Diego, sr. Kevin Faulconer, y diversas autoridades políticas, como representantes del senado, del congreso y del gobernador del estado. Igualmente hablará el presidente de la nación kumiai. Después de los discursos se izará la bandera de los kumiai, tanto por veteranos como por líderes kumiai. Para cerrar el evento habrá cantos kumiai. Es todo. No se contempla ninguna participación de España, de México, o de los descendientes de los soldados de cuera, de los cuales hay muchos en todo el estado de California.
Desde luego, se puede asistir al evento solo con invitación. Al parecer las autoridades de la ciudad creen, o quieren hacer creer, que fueron los kumiai los fundadores de San Diego y de la Alta California.
Esta “celebración” deja ver muchas cosas. Primero el sentimiento anti-hispano, sino es que racista, de los políticos del partido republicano (el actual alcalde de San Diego es de dicho partido), quienes no han dudado en distorsionar la historia negando o minimizando la participación hispana. Igualmente se deja ver una manipulación de los indios kumiai, quienes guardan resentimientos que en nada les benefician y por ellos se han estado prestando a este movimiento anti-hispano, echándole la culpa de todas sus supuestas desgracias a los españoles, cuando en realidad fue el gobierno de los Estados Unidos, a partir de que se apoderaron de la Alta California en 1848, y de la fiebre del oro de 1849, quienes promovieron el despojo y el exterminio de los grupos indígenas altacalifornianos.
El evento que están organizando en San Diego es absurdo y no tiene sentido desde el momento que están ignorando a la comunidad hispana de una manera ostentosa. Las autoridades están desconociendo el papel de España y Nueva España (México) en la fundación de la Alta California. Incluso no toman en cuenta la importante participación y ayuda que dio nuestra península, la Antigua California, en esta fundación y su consolidación.
La actitud tan negativa que han adoptado las autoridades de San Diego ha molestado incluso a historiadores locales, como la dra. Iris Engstrand, maestra emérita de historia de la Universidad de San Diego, una de las máximas autoridades en la historia hispana y misional de San Diego y la Alta California, quien ha mostrado su desacuerdo en cómo se ha venido manejando este asunto y como ni siquiera se le consultó al respecto, como igualmente no se tomó en cuenta a otros destacados historiadores de la Alta California. Igualmente han protestado David Bolton, Director de la California Mission Foundation, Thomas Workman, superintendente retirado del National Park Service (dirigió muchos años el Monumento Nacional Cabrillo), Jesús Benayas, presidente de la Casa de España en San Diego e Ignacio Felix Cota, presidente de la Iniciativa Binacional de las Californias. Consideran este evento un insulto a San Diego y a California.
A pesar de este pésimo gesto, jamás se podrá borrar la historia y herencia hispana y mexicana de la actual California estadounidense, fundada por españoles y mexicanos cuyos descendientes siguen viviendo en las dos Californias y sus lazos familiares son indisolubles.
Pudo este aniversario ser muy diferente, pudo ser una gran oportunidad de convivir en esa herencia que une a nuestras Californias, que une Estados Unidos, a España y a México, pero los perjuicios racistas y antihispanos pudieron más, y lejos de ser un evento de hermandad entre nuestras naciones, va a ser un evento de desunión, que alimenta más resentimientos y fobias. Incluso pudo haber sido un evento que abarcara a las etnias de ambas California y fomentara el respeto, el acercamiento y la comprensión. Pero no, pudieron más los racistas fomentando la incomprensión, la amargura y la división, pervirtiendo la historia y las raíces más profundas de esta gran región que son las Californias.
Al parecer el Estado de California no va a celebrar la fundación de la Alta California, el único evento será el de San Diego. No debemos olvidar que San Diego fue solo el inicio de lo que hoy es la California estadounidense, de ahí arrancó la fundación de las demás misiones y pueblos.
También en este año se estará conmemorando el 250 aniversario del descubrimiento de la bahía de San Francisco, lo que ocurrió en noviembre de 1769 como consecuencia de la misma expedición fundadora de la Alta California y de San Diego. Es una lástima que hechos tan notables y trascendentes se han manejado de una manera tan absurda por un grupo de políticos xenófobos que le apuestan más a la exclusión que a la unión y la hermandad.


Hace dos años, en el aniversario 248 de la fundación de San Diego, los miembros de la Iniciativa Binacional de las Californias, en donde hay tanto bajacalifornianos como californianos, organizaron un hermoso evento de conmemoración que incluyó la donación e instalación de una placa de bronce en donde aparecen los nombres de todos los soldados participantes en la fundación de San Diego y de la Alta California. La placa quedó instalada en el Museo Serra. En este evento se honró a todos los participantes en la expedición de Portolá, la que abriera el camino entre las Californias y fundara la Alta California, hoy California (Estados Unidos). Al evento asistieron descendientes de estos soldados de cuera, quienes mostraron su orgullo de ser parte de esta tierra desde su nacimiento. Además participaron historiadores de ambas Californias, autoridades españolas, mexicanas y estadounidenses. En esa ocasión se invitó a participar a la comunidad kumiai, sin embargo ya desde entonces venían prestándose a las aberraciones de los republicanos, y armaron una protesta sin ningún tipo de fundamento. Los kumiai no deben olvidar que también están hermanados con la comunidad hispana, muchos de sus apellidos actuales son hispanos y la Iniciativa Binacional los incluyó como parte de los actores de la fundación de la Alta California. Los abusos contra ellos no vienen de los hispanos, sino del gobierno estadounidense cuando se apoderó de esta tierra.
A pesar de esta manifiesta hispanofobia de las autoridades actuales de San Diego, el legado cultural hispano de California, jamás podrá ser borrado, los nombres de las principales ciudades de California como San Diego, Los Ángeles, San Francisco, Santa Bárbara y muchos más, estarán siempre recordándonos quienes sembraron la civilización en esta gran región.
Finalmente todos somos migrantes, todos descendemos de alguien que llegó a esta tierra y por eso debimos haber celebrado en este 250 aniversario de la fundación de San Diego y el inicio de la Alta California. Indígenas, españoles, mexicanos, anglosajones, descendientes de los soldados de cuera, todos llegamos aquí y pusimos parte de nuestro legado para que esta tierra sea lo que hoy es. Y es triste que por un grupo minoritario y racista se rompa esta armonía y dejemos de celebrar esta gran fundación que hoy ha desembocado en esa gran realidad interracial que es California.

Comentarios

Entradas populares de este blog

BIOTIQUÍN: TRIUNFO CIENTÍFICO CONTRA EL OSCURANTISMO DE LA UABCS

Del infierno de Tlahuelilpan al apocalipsis venezolano.

LÁPIDAS BLANQUEADAS