Loading...

lunes, 27 de agosto de 2012

LAS LUCES SE APAGAN EN ATENAS

SIN CLIENTES EN LA TIENDA DE MUEBLES.

Petros Márkaris

En Grecia, además de nuestro Parlamento con sus siete partidos políticos, existe un sistema no parlamentario que forman cuatro partidos: son los cuatro pedazos en los que se ha quedado dividida nuestra sociedad después de 18 meses de crisis económica. El creciente agravamiento de la crisis y la lucha diaria por la supervivencia no han logrado acortar las distancias entre estas partes. Muy al contrario, la brecha que las separa es cada vez mayor. Y, aunque se crean coaliciones entre ellas, hay también guerra en las trincheras.
» En primer lugar, encontramos el 'partido de los beneficiarios', al que pertenecen todos esos empresarios que se han beneficiado del mercantilismo político durante los últimos treinta años, especialmente las empresas de construcción. Éstas vivieron su apogeo en el preludio de los Juegos Olímpicos de 2004, cuando se aprovecharon de un Estado que se veía obligado a pagar a un precio inusitado cualquier encargo urbanístico. También pertenecen al partido de los beneficiarios las empresas que abastecían a los servicios públicos, por ejemplo, aquellas que suministraban productos farmacéuticos y equipos médicos a los hospitales estatales. Hasta hace muy poco tiempo los griegos no eran conscientes del volumen de dinero que se ha despilfarrado en este sentido. Hasta ahora eran los hospitales los encargados de comprar las medicinas y los equipos médicos. Ahora el Ministerio de Sanidad ha establecido que la adquisición de productos se realice a través de Internet y ha puesto a disposición de las instituciones 9.937.480 euros, una suma que se adecua al volumen de gasto que se había venido generando hasta el momento. Sin embargo, esta operación ha revelado que el precio real de los medicamentos solo asciende a 616.505 euros, es decir, un 6,2% de la cantidad que se había invertido anteriormente. Sin las nuevas medidas de contención del gasto todo habría continuado como antes, puesto que precisamente estos beneficiarios, las empresas de construcción y los proveedores de las clínicas, formaban una coalición con el partido del Gobierno y con sus ministros que no funcionaba nada mal.
Todos en el aparato del Estado sabían de la existencia de estos contactos y del coste que suponían para la sociedad, pero todos callaban. No solo porque los partidos se embolsaban así enormes donativos, sino porque estos sectores corruptos financiaban campañas electorales a los diputados, quienes a su vez se aseguraban buenos puestos de trabajo para sus familiares.

El desolador paisaje de negocios vacíos comienza a ser un elemento común
Al partido de los beneficiarios también se le podría denominar partido de los defraudadores, pues todos ellos lo son sin excepción, especialmente los trabajadores autónomos con ingresos elevados, como médicos o abogados. Cuando un griego va a la consulta de un médico, éste le informa: “La visita son 80 euros, si quiere factura, entonces serán 110”. Y así, la mayoría de los pacientes renuncian a la factura y se ahorran treinta euros. Debido al acuerdo entre estos profesionales y el partido del Gobierno, las autoridades callan y hacen la vista gorda.
Mientras tanto, el conjunto de los ciudadanos sin recursos no deja de crecer. Muchos de ellos no pueden ni siquiera costearse sus medicamentos. ¿Qué hacen entonces? Recurren a la organización Médicos sin Fronteras, que proporciona de forma gratuita algunas medicinas. Las dos clínicas de Médicos sin Fronteras que existen en Atenas están pensadas para asistir a inmigrantes sin recursos, que llegan a Grecia desde África en barcas de remos. Pero cada vez son más los griegos que piden ayuda. Algunos días hay casi mil personas haciendo cola en Médicos sin Fronteras.
Entre ellos, por ejemplo, diabéticos que ya no pueden permitirse comprar insulina. La miseria de los inmigrantes se extiende a los griegos. Hasta hace apenas medio año, cuando me asomaba a la calle desde el balcón de mi casa, veía a inmigrantes que revolvían entre los cubos de basura, en busca de algo para comer. En las últimas semanas, se han unido a ellos cada vez más griegos. No quieren revelar su miseria, por eso hacen su ronda a primera hora de la mañana, cuando las calles están casi desiertas.

Algunos días hay casi mil personas haciendo cola en Médicos sin Fronteras
Está claro que los beneficiarios y los defraudadores no tienen tales preocupaciones. Apenas sienten que el país está en crisis. Antes de que Grecia entrase en esta situación, ya habían trasladado su dinero al extranjero. Mientras que los bancos griegos han perdido en los últimos 18 meses alrededor de 6.000 millones de euros, los bancos extranjeros —especialmente los suizos— se frotan las manos.
Y también son los beneficiarios quienes, en evidente sintonía con el Partido Comunista, abogan por el retorno del dracma. Cuentan con multiplicar su riqueza y poder así comprar, con toda tranquilidad, una importante parte del patrimonio del Estado, que —ya sea con euros o con dracmas— deberá ser privatizado forzosamente, pues el Estado carece de recursos.
Una tercera —y fatal— coalición la forman el Gobierno griego y los agricultores, que también son a su vez miembros del partido de los beneficiarios. Desde la entrada de Grecia en la Comunidad Económica Europea (CEE) en el año 1981 todos los gobiernos griegos se han quejado del destino de sus “pobres campesinos” y han proclamado que éstos merecían una vida mejor. Hace tiempo que estos agricultores se han asegurado una vida mucho mejor, gracias a las subvenciones agrícolas de la Unión Europea.

En muchos bloques de viviendas ya no se enciende la calefacción
Dichas subvenciones se repartían de forma arbitraria, sin revisar y sin comprobar si los subsidios solicitados se correspondían con la producción real. Los agricultores enterraban sus productos, proporcionaban cifras falsas y se llevaban el dinero. Además, el Banco Agrícola Griego les otorgaba generosos créditos que, a día de hoy, todavía no han sido devueltos.
Mientras, en el Gobierno, los amigos de los agricultores no ejercían presión alguna, porque los votos del campo eran muy valiosos. En la actualidad el Banco Agrícola está en quiebra y estos campesinos se pasean por su pueblo en sus Jeep Cherokee.
» El segundo de los cuatro partidos en los que Grecia se divide en la actualidad podría denominarse el partido de los honrados, aunque yo prefiero llamarlo el partido de los mártires. A este partido pertenecen los dueños de pequeñas y medianas empresas, sus trabajadores y los pequeños autónomos, por ejemplo los taxistas o los técnicos. Ellos rebaten la opinión, tan extendida en Europa, de que los griegos son unos comodones y se zafan del trabajo. Trabajan duro y pagan religiosamente sus impuestos. Sin embargo, aunque el partido de los mártires es el mayor de los grupos no parlamentarios, no es lo suficientemente fuerte para aliarse con nadie. Por eso lo explotan por todas partes. Son los que mayores sacrificios realizan a causa de la crisis, por eso me gusta llamarlos mártires.

Por todas partes es posible ver largas colas de taxis a la espera de clientes
El mayor golpe para la pequeña y mediana empresa es la recesión. El desolador paisaje de las tiendas o negocios vacíos comienza a ser un elemento común en todos los barrios de Atenas, incluso en las zonas comerciales más elegantes. Por ejemplo, la calle Patission. La Patission, como la llaman los atenienses, es la más antigua de las tres calles en las que se divide el centro de la capital y se considera el bulevar de la clase media. Como vivo por esa zona, conozco muy bien la calle. La Patission estaba siempre muy mal iluminada, pero no importaba porque los escaparates brillaban con luz propia. Estos días, por la noche la calle está oscura como boca de lobo: uno de cada dos comercios ha cerrado y los que todavía siguen abiertos, intentan sobrevivir a golpe de ofertas especiales.
En la calle Aiolous, una vía también situada en el centro y que siempre había constituido un destino comercial para aquellos con menos ingresos, la situación es aún más terrible. Quedan todavía algunas tiendas, pero están vacías, los clientes no acuden a comprar. Así que la calle Aiolous se ha convertido en una zona peatonal sin peatones. “¿Cuánto tiempo podré aguantar?”, me preguntaba la dueña de una pequeña tienda de ropa de caballero en la que entré a comprar calcetines. “Pueden pasar días hasta que aparece un cliente”. En los últimos tiempos, uno vacila mucho antes de entrar en un comercio, porque, tan pronto como se ha cruzado el umbral, el dueño o los dependientes le bombardean a uno con lúgubres noticias.
La dueña de la tienda de ropa de caballero no aguantó mucho: cuando el sábado pasado regresé a la calle Aiolous, su negocio también había cerrado. Una amiga de mi hermana trabaja en una pequeña empresa especializada en la construcción de viviendas. Es la única empleada: el dueño se ha visto obligado a despedir al resto del personal. ¿Quién quiere construir casas cuando por todas partes hay viviendas en venta que tampoco compra nadie? Hace siete meses que la amiga de mi hermana no cobra su sueldo, sin embargo, está feliz porque, al menos, conserva su puesto de trabajo.

Un sistema basado en su nepotismo tóxico ha destrozado al pueblo
Lo peor para los miembros del partido de los mártires es el desánimo. Han perdido la esperanza. Para ellos, tras la crisis no se esconde perspectiva alguna de alcanzar un futuro mejor. Cuando uno habla con ellos, no es posible dejar de pensar que solo están esperando a que llegue el final. Cuando una gran parte de la sociedad no logra reunir el optimismo necesario, significa que la vida es en verdad agobiante. En muchos de los bloques de viviendas en los que viven ciudadanos con ingresos escasos o moderados ya no se enciende la calefacción. Las familias carecen de dinero para gasóleo, o prefieren utilizarlo para otras cosas. Yo no conduzco. Tengo un taxista que me lleva o me recoge del aeropuerto. Su nombre es Thodoros, no está casado y vive solo. (...) “Mire yo pago por el alquiler de este taxi 350 euros a la semana. Trabajo los siete días, pero solo me llega para pagar el alquiler. Muchas veces tengo que poner yo mismo dinero”.
A los griegos les gusta ir en taxi, porque es muy barato. Por 3,20 euros se puede llegar a cualquier lugar en el centro de Atenas y una carrera un poco más larga nunca cuesta más de seis euros. Hasta hace medio año, en las horas centrales del día era casi imposible encontrar un taxi libre. Ahora por todas partes es posible ver largas colas de taxis a la espera de clientes, no solo al mediodía, sino también por la noche y durante el fin de semana. Y esto no es lo peor.
La recesión no es la única preocupación de los mártires. A pesar de que sus negocios ya no rinden, están obligados a pagar sus tributos por partida triple: primero, el Impuesto sobre la Renta, después diferentes impuestos adicionales y, por último, un complemento de solidaridad. Un impuesto este, el de solidaridad, que el año próximo deberán abonar en dos ocasiones, mientras que otro impuesto indirecto, el IVA, se incrementó dos veces durante el año pasado. Mientras que los defraudadores no pagan nada o casi nada de estos impuestos adicionales o del complemento de solidaridad, porque muchos no presentan la declaración de Hacienda o disfrazan una gran parte de sus ingresos, los ciudadanos honrados no pueden casi ni respirar.

Vamos a sacrificar a tres generaciones en nombre de la crisis
Al grupo de los mártires pertenecen también los empleados y los trabajadores en paro del sector privado. En la actualidad, son muy pocos los trabajadores griegos a los que se les paga puntualmente su sueldo. La mayoría lo cobra en pequeñas cantidades y con un retraso de varios meses. Y todos pasan grandes dificultades y, sobre todo, viven angustiados, con el temor de que la empresa donde trabajan se vaya a pique de un día para otro.
La contención del consumo y la falta de créditos ha frenado el crecimiento económico del país y, por este motivo, son muchas las pequeñas empresas que se hunden estos días. Desaparecen, pero no se llevan consigo las numerosas deudas contraídas. Mi cuñado, representante de moda infantil, me contaba entristecido que solo la pasada semana había vivido tres casos semejantes. Es desesperante. Ahora, delante de las oficinas de empleo, se ven largas colas de parados que cada mes aguardan pacientemente la orden de pago con la que el banco debe transferirles su subsidio. Sin embargo, nunca pueden tener la certeza de que el pago llegue a principios de mes. A veces, tienen que esperar algo más para cobrar sus 416,50 euros, pues el número de parados no deja de crecer y a las oficinas de empleo se les termina el dinero.
Tras el colapso del aparato estatal y, sobre todo, del sistema fiscal, el Ministerio de Hacienda tuvo la brillante idea de cobrar impuestos a través de la factura de la luz. A quien no paga sus impuestos, se le corta la luz. He visto imágenes en la televisión griega de personas mayores que hacían cola en las oficinas de la compañía eléctrica para pagar el primer tramo de sus impuestos. Me entraban ganas de llorar. “El primer tramo asciende a 250 euros”, decía un hombre de unos sesenta y tantos años a la cámara. “A mí me dan una pensión de 400 euros, ¿cómo voy a vivir durante todo un mes con los restantes 150?”.

La contención del consumo y la falta de créditos han frenado el crecimiento del país
En ese momento, recordé mi regreso a Grecia en los años sesenta. Entonces me recibió una de las más curiosas estampas que uno pueda imaginar: de los tejados de alquitrán de muchas de las casas de una planta que poblaban los barrios obreros sobresalían llamativas varas de hierro. Eran horribles, pero representaban una promesa: el sueño de la segunda planta. El sueño del apartamento para el hijo o la hija en el piso de arriba. Durante toda su vida esa gente había ahorrado dinero para hacer realidad ese sueño, sacrificando cada céntimo. Y ahora se lo están quitando. Un sistema político en ruinas basado en su nepotismo tóxico y su falsa riqueza ha destrozado la dignidad de un pueblo.
» Otro partido es el partido de los Moloch, cuyos miembros han sido reclutados entre las filas del aparato estatal griego y sus empresas. El partido se divide en dos grupos. Al primero de ellos pertenecen los funcionarios y los empleados de los servicios públicos y las empresas estatales. En el segundo grupo se encuentran los sindicatos. El partido de los Moloch es el brazo no parlamentario del gobierno y el garante del sistema mercantil, pues está compuesto principalmente por cuadros y funcionarios del partido. (...)
El sistema tiene una historia muy larga, que se remonta al final de la guerra civil, en los años cincuenta. Fue entonces cuando los nacionalistas, ganadores en la contienda, llenaron la Administración de compañeros de trinchera y fieles correligionarios. Era el premio por su lealtad a los ideales nacionalistas.

Todos los Gobiernos griegos han comulgado con la política de enchufes
Después, en 1981 —poco después de la entrada de Grecia en la CEE— llegó al poder el primer gobierno del partido socialista, el Pasok. (...) Según este partido, tras el largo dominio de los partidos de derechas, el aparato estatal estaba condicionado para rechazar las fuerzas liberales y resultaba imposible gobernar si su gente de confianza no ocupaba los puestos clave en la Administración. Sin embargo, no se conformaron solo con los puestos clave, y muy pronto todo el aparato estaba en manos de miembros del Pasok y sus contactos. Casi uno de cada dos militantes del partido obtuvo durante estos años un puesto en la Administración.
Desde entonces, todos los gobiernos han comulgado con esta política de enchufes, hasta los primeros meses de la crisis. Hasta entonces había suficiente dinero, gracias a las subvenciones de la CEE y más tarde de la Unión Europea. Cuando el dinero escaseaba, se cubrían los agujeros a golpe de crédito.
La mayoría de los miembros del partido en la Administración no trabajan o hacen solo lo indispensable. Una amiga, ingeniera en un organismo estatal, me contaba su experiencia: hace un año llegó un nuevo compañero a la oficina. El primer día anunció: “Queridos compañeros y compañeras, he olvidado todo lo que aprendí en la universidad”. No trabajó ni un solo día y aquello no pareció contrariar a ningún superior.

La mayoría de los miembros del partido en la Administración no trabajan, o hacen solo lo indispensable
Pero el partido de los Moloch está dividido. Una parte se sentiría mucho más cómoda en el partido de los mártires. Se trata de esos funcionarios que no accedieron a sus puestos a través de contactos en el partido, sino que tuvieron que realizar una oposición. Son los únicos funcionarios que trabajan de verdad, en ocasiones llevando la carga de dos o tres compañeros que son miembros del partido. Son las víctimas del sistema. (...)
» El cuarto y último partido de la sociedad griega es el que más me preocupa. Es el partido de los desesperanzados: los jóvenes griegos, sentados todo el día frente al ordenador, buscando en internet, desesperados, un trabajo, sea donde sea. No son emigrantes como sus abuelos, que en los años sesenta llegaron a Alemania desde Macedonia y Tracia para buscar trabajo. Estos jóvenes han ido a la universidad, algunos incluso tienen un doctorado. Sin embargo, cuando terminan la carrera se van directos al paro. (...)
Ya sea a causa de la recesión, de las medidas de contención del gasto, del recorte de la deuda o de las reformas, el caso es que vamos a sacrificar a tres generaciones en nombre de la crisis. Hoy son los jóvenes los que más pierden; mañana lo seremos nosotros, porque en algunos años nos faltarán las fuerzas para seguir luchando. (...)
Las generaciones nacidas después de 1981 no han crecido en una época de verdadera miseria, sino de falsa riqueza y les entra un ataque de pánico cuando tan solo se insinúa la palabra “renuncia”. La pobreza les resulta tan ajena como el desierto.
La espada de Damocles se publica en septiembre en español y está editado por Tusquets.

Cárcel da lujos 73% a ex gobernador; Narciso Agúndez goza de servidumbre. Excélsior

Cárcel da lujos 73% a ex gobernador; Narciso Agúndez goza de servidumbre. Excélsior

TWITERÍAS: EL TORO Y EL TITÁN: PURO DODGER BLUE

Adrián y Fernando: Adrián González, el deportista mexicano mejor pagado de todos los tiempos,ya está con Dodgers,el equipo original de Fernando Valenzuela, el mejor beisbolista mexicano de  la historia.¿Logrará  Adríán evocar la Fernandomania?   
 Adrian González debutó con un cuadrangular de tres carreras con lis Dodgers de Los Angeles. Adrian fue transferido por Red Sox

El tijuanense  es el deportista mexicano mejor pagado de todos los tiempos .

El ahora primera base y cuarto en el orden de Dodgers, gana poco mas de 22 millones de dólares al año, mas bonos. Casi dos millones al mes.


 Adrián estaría cobrando  UN MILLON DE DÓLARES A LA QUINCENA...


EL mentado Chicharito, el tal Hugo, y hasta el Gel Boy Peña, son viles "proles" junto a mi admirado Titán, hijo pródigo de Otay.


Le sienta bien a Adrían su salida de Boston y su llegada a EL Ei, LA LA, a dos horas de casa por el Freeway 5 ..South!!

Aparte de estar prácticamente en casa, Al Gone(le dicen, en alusión a su poder), estará envuelto en el glamur hollywoodense del Dodger Blue

Dodgers es junto con los Yankees uno de los equipos aristocráticos de las Grandes Ligas..


Recuerdo que cuando estos equipos llegaban a SD, plaza chica, los periodistas´locales acreditados teníamos que ser palomeados por la MLB.

Con la visita de Dodgers y Yankees, el área de prensa, palcos y restaurante-bar, se llenaba de celebridades como el cronista Jaime Jarrin.


QUÉ  PADRE TORO!!

Aunque no cubría la"fuente deportiva",me acredité para seguir a Los Padres o Com-Padres SD-TJ, cuando F. Valenzuela llegó a Mission Valley.

Me colé hasta el dog out Padre en el debut del Toro.Un deja vu del 81. Estadio lleno y con Abba entonando el tema emblemático: Fernando .

A punto del Play Ball,Gwynn y cia rindieron homenaje a la leyenda viva. Lo rodearon y vitorearon. Y el Toro, impasible...como si nada.


Luego cometí una de mis peores pifias periodísticas. Me acerqué a Valenzuela y le pregunté si estaba nervioso. Qué tal!

El Toro sonrió,se acomodó el guante, la gorra y saltó al campo del Jack Murphy ante una ovación de pie, como en los tiempos de gloria.

En el pecado llevé mi penitencia: Mi ídolo no respondía a mis preguntas en las conferencias de prensa en el vestidor luego de cada juego.

Poco a poco me di cuenta que no era el único desdeñado por nuestro ídolo. Respondía fluidamente a los colegas anglos, no así a los paisas .

Valenzuela ha regresado a  Dodgers como comentarista al lado de Jaime Jarrín. ¿Logrará  Adríán evocar la Fernandomania?  

sábado, 25 de agosto de 2012

Sufafrica y el fantasma mexicano





La revuelta en la mina de Marikana escenifica la rabia contra el poder establecido y revela que el Gobierno del Congreso Nacional Africano está perdiendo el control. La tensión social y el malestar crecen en todo el país


JOHN CARLIN 24 AGO 2012 (La Cuarta Página/Argentina)



Este fin de semana empiezan a enterrar a los mineros masacrados por la policía sudafricana en la mina de platino de Marikana. Habrá máxima tensión, pero no solo ante el temor de que el saldo de muertos supere la cifra de 44 ya alcanzada desde que las demandas de aumentos de sueldo de los mineros desembocaran hace 10 días en choques violentos. La tensión se extiende a toda Sudáfrica. Marikana no es un conflicto meramente local, no es una trágica aberración. Se ha abierto una caja de Pandora y lo que está en juego es nada menos que el gran e indiscutible logro desde que Nelson Mandela asumió la presidencia en 1994: la paz. Los herederos de Mandela en el Gobierno del Congreso Nacional Africano (CNA) pierden control y credibilidad; aumenta el riesgo de que las revueltas sociales se extiendan por todo el país.

Cuando pienso en Sudáfrica hoy día pienso en México y en George Orwell. La conexión mexicana, la verdad, se me ocurrió a los pocos meses de que Mandela ganara aquellas primeras elecciones democráticas, acabando con tres siglos y medio de dominación blanca, cuando me pidieron que hiciera de abogado del diablo y escribiera un artículo postulando una visión negativa de lo que podría pasar en la Sudáfrica liberada. Dije que temía que el CNA se acabara convirtiendo en un PRI, o en aquel PRI que en el siglo XX gobernó sin interrupción durante 70 años: es decir, en un partido revolucionario institucional en el que —como delata el nombre— se apela a la retórica progresista de siempre, en defensa de las masas y tal, pero el objetivo principal es perpetuar a una élite en el privilegio y el poder. El mecanismo que creó el PRI para forjar su “dictadura perfecta” —como, con mucho atino, la describió Mario Vargas Llosa— fue una coalición entre el partido dominante, el sindicalismo, el empresariado y otras fuerzas sociales, apoyada por las fuerzas de seguridad.

No me equivoqué. En México se ganó estabilidad a costa de corrupción endémica e injusticia social. En Sudáfrica se ha llegado, después de 18 años, a algo muy parecido. Como en la parábola de Orwell, Rebelión en la granja, los revolucionarios son hoy la imagen y semejanza (salvo en el color de su piel) de los antiguos amos que en su día, y con enorme sacrificio e idealismo, derrocaron. Las terribles escenas que se vieron en televisión la semana pasada de policías abriendo fuego contra mineros armados con machetes, y algunos con pociones que creían que les harían invencibles contra las balas, evocaron la época delapartheid cuando el único instrumento de persuasión que tenía el Gobierno blanco en relación con la mayoría negra era el fusil.

En la cúpula del CNA, un reducido grupo de nuevos ricos negros centralizan el poder
A esto se ha llegado en Sudáfrica. Menos mal que Mandela, a sus 94 años, se entera de poco de lo que ocurre a su alrededor, mucho menos de la realidad política nacional. La revuelta de Marikana, la más dramática de miles que se han visto a lo largo de este año en las localidades pobres negras del país, escenifica la frustración y la rabia de un creciente porcentaje de la población contra el poder establecido. En este caso específico, la frustración de los mineros surgió de la complicidad que detectaron entre la empresa británica dueña de la mina de platino, Lonmin, y el sindicato que toda la vida les había representado, el Sindicato Nacional de Mineros, conocido por sus siglas en inglés, NUM. Se convencieron de que la NUM, el sindicato más grande del país, había dejado de defender sus intereses y ahí nació Amcu, una organización más visceral que coherente, sin plan estratégico o ideología definida, pero que expresa los sentimientos de muchos mineros. Fue contra los mineros nuevamente incorporados a Amcu, en huelga por un aumento de sueldo, contra los que los policías dispararon.

La rabia de los mineros, la que desencadenó los actos violentos que condujeron también a la muerte de dos policías, a machetazos, proviene no solo de la convicción de que reciben sueldos miserables, sino de ver que los jefes sindicalistas viven, relativamente hablando, como reyes. El presidente de la NUM gana 25 veces más al mes que los mineros que se unieron a Amcu. Cuando apareció en la mina de Marikana después de la masacre no pudo salir del coche de policía que lo transportaba, por temor a que lo mataran.

Lo que ha pasado es que tanto la NUM, como otros sindicatos que hace 20 y 30 años estaban en la vanguardia de la lucha contra el apartheid,como el Gobierno del Congreso Nacional Africano con el que están íntimamente aliados, se han aburguesado. Y han perdido el contacto con la gente de a pie, especialmente la mayoría que vive en la pobreza, que tuvieron en los tiempos de la lucha por la liberación. Pertenecen a una clase de animal distinta, depredadora, que se reparte el poder y la riqueza entre sí. El movimiento de personal entre los sindicatos, el CNA e, incluso, el empresariado se ha vuelto fluido. Un personaje lo define. Se llama Cyril Ramaphosa, el fundador de la NUM en 1982, negociadornúmero uno del CNA durante la transición a la democracia a principios de los noventa y ahora un magnate cuya fortuna se mide en cientos de millones de euros.

Ramaphosa, un favorito de Mandela en su día y para muchos el que debería de haberle sustituido cuando dejó la presidencia, es miembro de la junta directiva de Lonmin, considerados (y no solo por Amcu) como unos viles explotadores. Pero Ramaphosa sigue siendo no solo una figura emblemática en la NUM, sino uno de los barones más influyentes del CNA. Como en México en los años de gloria del PRI, las elecciones generales son insignificantes a la hora de determinar la identidad de futuros presidentes y de sus ministros comparado con las elecciones internas en la cúpula del CNA, donde un reducido grupo de políticos, sindicalistas y empresarios negros nuevos ricos centralizan el poder.

La cuestión es si la coalición dominante es capaz de cambiar los malos hábitos adquiridos
La visión macro de todo esto quizá no lo entiendan muchos de los millones de los habitantes de las chabolas de Sudáfrica, donde las cifras de paro son parecidas a las de España (aunque con infinitamente menos apoyo estatal), pero lo ven todos los días en las poblaciones donde viven. Ven que los representantes locales del CNA o de los sindicatos tienen coches nuevos, muchas veces Mercedes Benz, y viven en casas bonitas. Ven que los que ocupan puestos políticos en los municipios se ocupan más de enriquecerse, muchas veces de manera corrupta, que de servir a la gente, de proveer luz, agua, educación y sanidad decente para los que les han votado. Ven, en resumen, que con demasiada frecuencia la gente se incorpora hoy al CNA y a sus organizaciones aliadas no para construir un mundo más justo, sino para avanzar sus propios intereses.

Aguantarían la pobreza con resignación y paciencia, quizá, si no vieran que en la Nueva Sudáfrica, como en Rebelión en la granja, algunos animales son más iguales que otros. Pero sí lo están viendo, en toda su indisimulada obscenidad, y por eso en Marikana la olla de presión estalló, por eso en las minas vecinas el poder de Amcu crece, por eso en diferentes partes del país, incluso en la bella y turística Ciudad del Cabo, 1.500 kilómetros al sur de Marikana, se oye un alarmante runrún, se huele revuelta, entre los marginados.

¿Hay solución? Sí. Primero que el CNA tenga la astucia política necesaria para cooptar a los que se empiezan a rebelar, que reconecte con la gente, que utilice las palabras, no las balas, para persuadir. Segundo —y sin esto lo primero servirá solo como solución cosmética—, el CNA tiene que volver a principios básicos, tiene que recordar que, como dijo Mandela cuando salió de la cárcel, sus representantes son “sirvientes del pueblo”. Lo de Marikana ha sido como un infarto al que uno sobrevive, pero que deja un claro mensaje: o se cambia radicalmente de hábitos de vida o las consecuencias serán catastróficas. La cuestión ahora en Sudáfrica es si la coalición dominante es capaz de cambiar los malos hábitos adquiridos tras 18 años en el poder, o si la corrupción moral les ha contaminado, de manera irrecuperable, el alma.

GOOD LUCK, VIAJERO NEIL...




Cuando Neil Armstrong pisó Luna, además de la célebre frase:"Un pequeño paso para el hombre;un gran salto para la humanidad", balbuceó otras que inquietaron no tanto a los científicos de la NASA como los paranoicos servicios de Inteligencia imperial gringa de la Guerra Fría.

Un de ellas fue "Good luck, MR. Grotsky".

¿Qué clase de demonio soviético sería el tal Grotsky?

Armstrong disfrutó plenamente del efecto de sus misteriosas palabras, guardando silencio cuando era inquirido al respecto, hasta que 30 años después del alunizaje decidió revelar su secreto.

El niño Neal jugaba como jardinero central en un campo besiboleo del vecindario, cuando un batazo rebasó la barda de setos y se perdió en el patio trasero de los vecinos, el matrimonio Grotsky.
Buscando la bola Neil llegó al pie de la ventana de la habitación de la pareja, que como siempre, estaba discutiendo.
-¿Sabes cuándo volveré a revolcarme contigo, you pig ?-gritaba la histérica de Miss.Grozky- !!Cuando el hijo de los vecinos camine sobre la Luna!!.
Hoy, aquel hijo de los vecinos, el primer hombre que pisó la Luna, ha muerto a sus 82 años. Good luck en el viaje definitivo, memorioso Neil.

jueves, 16 de agosto de 2012

El Centro de Convenciones de La Paz contraviene la legislación ambiental


http://ih.constantcontact.com/fs049/1101602573112/img/138.jpg
 15 de agosto de 2012

Pone en riesgo los atractivos ambientales y turísticos de La Paz, BCS.
No considera los impactos ambientales en especies marinas de importancia ambiental y turística, como el tiburón ballena y del delfín nariz de botella.
Presentan el CEMDA y la comunidad local solicitud de consulta pública del proyecto 

Para publicación inmediata
El Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (CEMDA) festeja iniciativas como la del Centro de Convenciones para la Ciudad de La Paz. Sin embargo, lamenta que haya sido elaborado y esté siendo gestionado por el gobierno del estado de Baja California Sur en contravención al marco legal ambiental y, en consecuencia, sin visos de enmarcarse en el desarrollo sustentable. El proyecto de Centro de Convenciones pretende ubicarse en un área costera de alrededor de 12 hectáreas en las afueras de la ciudad de La Paz, municipio homónimo, en el estado de Baja California Sur, contiguo al humedal costero con presencia de manglar Estero Enfermería, a la Ensenada/Bahía de La Paz, en el área de influencia del humedal de importancia internacional Ramsar, El Mogote-Ensenada de La Paz, y en un ecosistema marino frágil que alberga especies marina de relevancia ambiental y turística como el tiburón ballena y el delfín tursión (delfín nariz de botella).
No obstante, la manifestación de impacto ambiental del Proyecto[1] omite la debida y fundada evaluación lógico-técnico-jurídica de los impactos ambientales que puede ocasionar a dichos recursos naturales y a los servicios ecológicos que prestan, viciando de nulidad e inviabilidad ambiental al proyecto. Las irregularidades in extenso de la manifestación de impacto ambiental pueden consultarse en http://ow.ly/cWGYI
"La protección del ambiente y la búsqueda del desarrollo sustentable son un mandato legal, no un favor, por lo que deberían ser tomadas con seriedad por parte del gobierno del estado. Es una vergüenza y un desperdicio de recursos que no lo haga, como se evidencia en los proyectos que promueve sin sustento ambiental, en contravención al orden legal y sin esquemas adicionales de participación pública, como es el caso del Centro de Convenciones de La Paz, por mencionar sólo uno"[2], señaló el abogado ambiental de la Oficina Noroeste del CEMDA, Mario Sánchez Castro. Cabe también poner en relieve que el proyecto es ajeno a las tendencias mundiales en materia de desarrollo urbano, que contemplan este tipo de iniciativas como un factor detonante de la rehabilitación e impulso de las ciudades y de su densificación. Dada la ubicación donde se plantea, el proyecto tiene poco potencial de generar sinergias y plusvalías. En caso de ser planteado en la ciudad de La Paz seguramente no tendría que someterse a evaluación de impacto ambiental.El CEMDA hace un llamado al gobierno de Baja California Sur para que subordine su proyecto de Centro de Convenciones para la ciudad de La Paz y demás iniciativas, a las exigencias del desarrollo sustentable y al respeto del estado de derecho.
Considerando la omisión del gobierno de Baja California Sur de brindar espacios de participación pública sobre el proyecto, el CEMDA le solicitó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) promueva su consulta pública para que la comunidad de La Paz pueda participar en la definición del mismo, así como formular los comentarios y observaciones a que haya lugar.

[1] La manifestación de impacto ambiental del Proyecto puede consultarse desde los siguientes enlaces: http://ow.ly/cWmRw    http://ow.ly/cWCWC
[2] Otro tipo de proyectos que sin sustento ambiental ha promovido el Gobierno de BCS es el del muelle y operaciones de cruceros en Bahía Magdalena: http://ow.ly/cWIUF



EL ROCCO YA ERA EL ROCCO...



En alusión al artículo del ex líder estudiantil , Luis González de Alba, publicado en la revista Nexos(1/8), "Una huelga de hambre y lo ojos de Rocco", donde el  reconocido científico afirma que el apodo de Rocco al activista trotskysta bajacaliforniano, derivó de una guapura comparable a la de Alain Delon, protagonista de la cinta de Visconti, "Rocco y sus hermanos", el ingeniero, nativo de La Paz, Genovevo Cota Haros, nos escribe para decirnos que el Rocco ya era el Rocco desde 1956, mucho antes de irse, junto con Cota y otros amigos, a la Ciudad de México, a la prepa, y de conocer a Luis González de Alba, que por cierto también es escritor de novelas.     

Edmundo:

Conocí a el Roco Rivera en 1956 cuando entramos a Secundaria,
no sé de donde salió el apodo, pero ya era el Roco, nos fuimos a 
la Prepa en Mexico, D. F., a finales del 1959 y vivimos en la primera 
casa del estudiante en Plaza Ajusco Nº 7A, col. Roma.
Te adjunto foto del año nuevo 1961 donde estamos con el.
(En la fila de arriba primero de la derecha, lo tiene abrazado
El Sonorita).
Salud.
G. Cota Haros

miércoles, 15 de agosto de 2012

TWITERÍAS: roturas al gusto






En los 60/70s la mezclilla se desgarraba On the Road; ahora hasta en Soriana te venden jeans con la rotura ya lista y para todos los gustos

Uno de estos jeans con roturas prefabricadas lucia Emiliano Salinas en un cocktail party inmortalizado por Hola!

Los símbolos de la contracultura - mezclilla desgarrada-convertidos en mercancía...


El "fetiche de la mercancía", diría Marx...

Puedes llegar a tu tianguis o mall favorito y ordenar:
 - Quiero ese con el parche en la bragueta y el agujero en la nalga izquierda...

¿Para qué correr los riesgos del Camino, si aquí te damos la "realidad", sus " sensaciones" y "experiencia", Peladita y en la Boca?,

¿De dónde venia Emiliano, el hijo del ex Innombable con esos jeans desgarrados? ¿De qué caminos, brechas,  campos de batalla?

Y mientras Emiliano se disfrazaba de guerrero marginal, el Peje Jr iba en sentido inverso, marchando entre huarachudos, con sus tenis Louise Vuitton.

"El hábito no hace al monje", diría Erasmo... Pero qué tal al MAJE, respondería Hugo Boss, el modisto de Hitler.


ClAUSURA OLíMPICA


La explosión musical de Londres es toda una lección para quienes estigmatizaron al rock y sus creadores como un asunto de
"drogadictos

Mi maleta en un locker de VS y a vagar por las calles de Londres. Se me atraviesa el BM y en una vitrina el manuscrito de Finnegans Wake

Más tarde, en el ST James Park, una banda evocaría a The Beatles ante una multitud sembrada en el pasto."Sitting in a English garden..."

De Joyce a Lennon&McCartney. ¿ No hay acaso destellos joyceanos en ciertos pasajes bitlicos? "She came in throught the bathroom Window!"


Imagine: un tema que no es de mis predilectos. Muy literal, incluso panfletario. Me quedo con el Lennon de In my Life o I am the Walrus.



We are The Walrus!!!


Pérfida Albión: Por tu pueblo hablará su música... A day in the Life....I read the news today, oh boy!

Pérfida y soberbia Albión. Ecos de la Revolución Industrial desdoblados en ritmos rockeros vía Queen.

DEL BEOWULF, Boudica, y los Caballero de la Mesa Redonda,  a Harry Potter y el genial Mr. Bean.   


EL ROCCO...


Magnífico artículo de Luis González de Alba en Nexos: "Una huelga de hambre y los ojos de Rocco" .

G. de A dice no recordar el verdadero nombre de Rocco, el trotskysta bajacaliforniano, si alguna vez lo supo.

Se llamaba Federico Rivera y era nativo e La Paz. Lo de Rocco le vino al llegar a la facultad de Economía de la UNAM
a mediados de los 60, donde lo encontraron tan bello como el Alain Delon de Rocco y sus hermanos..
"Por entonces, yo no hubiera podido decir quién tenía más hermosos ojos azules, si el Rocco de Visconti en Milán,
o Rocco el mío" dice G d A

Al Rocco Rivera se le atribuía - entre otros milagros- haber sido el autor intelectual del bombazo a la estatua de Alemán en CU.

Lo conocí cuando regresó a La Paz en los setentas y quemó sus naves. Su amistad fue una lección de vida al limite y ...muerte.
El Rocco murió a causa de un accidente automovilístico, y los excesos, en la curva de San Pedro, el 15 de agosto de 1976. Hace 36 años...

Fue un entierro tumultuoso y con el ataúd cubierto con la bandera de la hoz y el martillo una tarde atormentada como esta..
Los compañeritos que cubrieron el ataúd del Rocco con la bandera roja no sabían lo que hacían.
El Rocco no pertenecía a ese mundo en ByN

Nexos - Una huelga de hambre y los ojos de Rocco

Nexos - Una huelga de hambre y los ojos de Rocco