Loading...

jueves, 15 de octubre de 2015

ISC: AMORES PERROS y LAS ODIADAS LUNAS



Via mail y en cadena me  llega esta "JOYITA" de la literatura sudcaliforniana que mucho nos dice sobre la atmósfera que se respira al interior del ISC y del corazoncito político de  nuestros más  connotados escritores.

"Christopher Amador Cervantes, no creo aventurado afirmar que es, actualmente, un excelente director del Instituto Sudcaliforniano de Cultura.
Es manifiesto el respeto que les tiene a sus colaboradores, a los creadores, y al público que asiste y disfruta de los diferentes actos que promueve y coordina.
Su capacitación cultural, que es esencial para su desempeño, comprende, además de preparación académica universitaria, una labor de gran lector, de creador incansable y sumamente imaginativo; autor e innovador en varios géneros: poesía, narrativa, dramaturgia (puesta en escena y autor), reseña, crónica, etc…
Antes de que se sugiriera acaso como factible director del Instituto, se dio espontáneamente a la tarea de rescatar para la memoria literaria de B.C.S. a José Alberto Peláez Trasviña y a Víctor Bancalari, con la edición de libros con selección de textos de su autoría y de hacer un detenido análisis de los textos publicados, desde 1979, en la revista de poesía “La cachora” y gestionar su publicación.
También ha trabajado las ediciones de libros y plaquetes, como la excelente serie “El ruiseñor de Teócrito” que edita, sin fines de lucro, textos breves de gran calidad, en colaboración con su amable compañera Lilián Palacios.

"Su sensibilidad hacia la música, al canto, a la danza y a las artes visuales, complementan perfectamente su profesionalización afectivo-sensorial e intelectual.
Su juventud, energía de trabajo, su nula afición a la bebida, al tabaco y a otros vicios, le permite tener una actitud mental abierta y sana, constantemente.

"Considero que, como creador artístico-cultural y como promotor, durante más de 30 años, tengo el derecho a sostener que Christopher Amador Cervantes es la mejor decisión que el gobernador del estado ha tomado, en cuanto a este delicado cargo, que descansa en el aliento a la creación artística y cultural, misma que se liga firmemente al desarrollo educativo y por tanto a la formación de valores humanos de solidez y arraigo en el espíritu nuestro"


Qué tal...No tiene desperdicio.

SE TRATA DE UN AMOR BIEN CORRESPONDIDO. EL homenajeado en este envío poético, el MUSO, tuvo a bien  conceder al autor  el título  de "LA CATEDRAL DE LA POESÍA SUDCALIFORNIANA".
Quienes conocen realmente la trayectoria de este personaje, seguramente repararán en estas líneas que destilan moralina:

"Su juventud, energía de trabajo, su nula afición a la bebida, al tabaco y a otros vicios, le permite tener una actitud mental abierta y sana, constantemente."

Quienes no lo conocen, los más jóvenes, deben saber que la "catedral"fue en los años ochenta, protagonista de un escándalo de nota roja.

Un deleznable delito relacionado con un taller literario para niños.

El indiciado se salvó de ir a la cárcel gracias a la intervención de sus relaciones políticas.
Desde entonces, su cortesanía se acentúo.


Como lo ratifica esta "convicción":


"Christopher Amador Cervantes es la mejor decisión que el gobernador del estado ha tomado, en cuanto a este delicado cargo".

Este servilismo se ha traducido en chambas transexenales desde que existe el ISC y desde mucho antes.
La "Catedral..", donde el santo patrón es el padre Maciel, es una figura emblemática de la corte literaria y de otras "artes" que se sigue repartiendo el botín del
 presupuesto cultural en BCS.

En esa misma corte hay poetas con expedientes judiciales y psiquiátricos, reincidentes de delitos como la desviación de recursos públicos, en instituciones como la UABCS y el COSCYT.



CONTRA LAS ODIADAS LUNAS

Desde esa zona de confort, combaten desde hace 12 años eventos como el encuentro de escritores Lunas de Octubre, por ser producto de una iniciativa ciudadana.

Alegan que Lunas- un evento por el que han desfilado muchos de los mejores poetas y narradores mexicanos y algunos extranjeros-,   es un "derroche" de recursos para cumplir "caprichos personales".

El presupuesto de Lunas...según fuentes oficiales, es de 200 mil pesos. Recursos federales de los cuales quien hizo la propuesta original, no recibe un centavo.

¿Mucho o poco? Muy poco si lo comparamos con otras inversiones como la que este 2015 se aplicó en una edición de la obra del artista plástico Aníbal Angulo, actual director de la galería Carlos Olachea, dependencia del propio ISC: 900 mil pesos.
( No cuestiono la calidad y el valor de la obra del amigo Aníbal, simplemente doy el dato duro que marca el brutal contraste)

Más otros programas y proyectos  de amigos e incondicionales.

900 mil para un proyecto individual, más lo que se vaya juntando, contra 200 mil de un evento colectivo sostenido por su propio poder de convocatoria y la participación de figuras literarias de auténtica trayectoria nacional e internacional, que le han dado a La Paz y a BCS una gran proyección dentro y fuera del país.

Los cortesanos, esclavos de su propia sevicia, siempre han odiado las iniciativas nacidas  libres, ciudadanas, que además y para su desgracia, PRENDEN.


COMO diría el gran cronista beisbolero, El Mago Septién: "Solo queda la frialdad de los números".

Y un nauseabundo destilado de malaleche y rapiña institucional: 900 mil  plus, contra 200 mil para atender a más de medio centenar de escritores que ya están aquí, contra viento y marea, para protagonizar las XII Lunas de Octubre 2015.

Bienvenidos amigos y amigas.No nos van a asfixiar. Informaremos a las autoridades federales del inequitativo manejo de estos recursos.





1 comentario:

Armando Alanís Canales dijo...

Aquí estamos otra vez en La Paz, desde Coahuila, para participar nuevamente en uno de los mejores encuentros de escritores del país: Lunas de Octubre.