jueves, 21 de septiembre de 2017

REPENSAR MÉXICO

La emergencia de lo que Carlos Monsiváis llamó la "sociedad civil", se dio con el sismo del 19 de septiembre de 1985; un fenómeno que ahora,32 años después, se repite en un país muy distinto. Lo sabemos quienes vivimos esa época de hiperinflación de tres digitos y asfixiante cerrazón política y mediática. Pero para los más jóvenes, particularmente los llamados millennials, esta manifestación colectiva seguramente es una novedad. Como a nosotros tres décadas atrás, a estas nuevas generaciones ese espectáculo de gente de diversas clases sociales participando espontánea y coordinadamente, sin arengas ni acarreos, desinteresadamente, en las tareas de rescate y apoyo a las víctimas, debe haberles cambiado la idea que tenían del "pueblo". Un pueblo, sociedad civil, que en los 80 también se hizo presente en la revuelta ciudadana detonada por la ruptura al interior del PRI/Gobierno de la" corriente democrática"; que ya convertida en el Frente Democrático Nacional, cimbró al viejo régimen autoritario en las elecciones del 88,marcadas por la "caída del sistema" de cómputo y la sombra del fraude. Un parteaguas histórico de la transición democratica que como primer paso arrebató al gobierno la autoridad electoral y creo el IFE, ahora INE, instancias ciudadanizadas. A la vuelta de los 90, la oposición en su conjunto, PRD-partido derivado del FDN que abrió el boquete del 88-,y el PAN, ganó la mayoría en el Congreso; inaugurando la vía electoral en el todavía DF, la izquierda perredista conquistó lanueva Jefatura de Gobierno de la CdMX, y la derecha panista la presidencia de la República con el panista Fox en 2000. Además, ambos partidos de oposición se hicieron de varias gubernaturas a partir de 1989, con el neopanista Ernesto Ruffo en BC. El resto es historia conocida. Y que cada quien saque sus propias conclusiones, pero es innegable que el país ya no fue el mismo. Un cambio apuntalado por una apertura mediàtica que tiene como punto de inflexión lo que se conoce como el "golpe " del gobierno de Luis Echeverría al diario Excélsior, en 1976; la salida del grupo del director Julio Scherer , y la consecuente fundación del semanario Proceso, el diario Unomsuno, y la revista Vuelta, dirigida por Octavio Paz, como continuación editorial de Plural, auspiciada por Excélsior. Sí, Paz, el poeta y ensayista, nuedtro vilipendiado Nobel, autor de Piedra de sol, Himno entre ruinas, El laberinto de la soledad y el Ogro filántrópico, entre otras obras imprescindibles; director de la revista que anunció "el fin del PRI. ¿Qué sucederá luego de esta nueva i rrupción del pueblo ciudadanizado, de esta nueva expresión de solidaridad y responsabilidad colectivas precisamente al arranque de las campañas políticas de cara al fatídico 2 de julio de 2018? Es muy probable y deseable que una lección fundamental prenda y perdure: la realidad mexicana, su diversidad social y pluralidad política; la vastedad , profundidad histórica y grandeza de un país de 120 millones de habitantes, una de las primeras 15 economías más ricas del mundo, riqueza injustamente distribuida;azotado por la narcoviolencia y la corrupción institucional, es una realidad nacional que no puede ser abordada con consignas, mantras, maniqueísmos de ningún signo . Que la tragedia sea una sacudida que deje entre los escombros la pereza mental y el odio que todo oscurantismo engendra. Hora de repensar y revalorar la complejísima realidad de la gran nación mexicana, con un objetivo prioritario: saldar la vergonzosa, indigna,indignante e injustificable deuda histórica con los desposeídos, integrarlos a la casa de todos. Tenemos con qué. Y mucho: potencial económico, social, e invaluables reservas éticas y morales.

No hay comentarios: