sábado, 25 de noviembre de 2017

RECUPEREMOS EL IERT, ¡ES NUESTRO!



Monitoreando los medios locales, sintonizo el noticiero del Canal 8 del Instituto Estatal de Radio y Televisión, a ver qué dicen del atentado que cobró las vida del Presidente de la CDH de BCS, y la de de uno de sus hijos, y dejó gravemente heridas a su esposa y a su hija menor.
La nota principal es la asistencia del gobernador CMD al velorio de Silvestre de la Toba y su hijo, celebrado en la "inmediaciones del Teatro de la Ciudad".Las entrevistas banqueteras a modo donde Mendoza Davis repite las frases de ocasión, visiblemente consternado por el brete en el que se encuentra su gobierno.
Nada más. Nada, desde luego, sobre la interpelación de un familiar de las víctimas que le gritó a los "reporteros" que le siguieran aplaudiendo a su amo y disfrutando el chayote, que se lo llevaran a donde no hubiera "familiares con el dolor que nace del corazón,"
Ningún programa de debate, de reflexión -nunca los ha habido-sobre los hechos y su impacto político y social devastador.
Lo demás, puras notas "bonitas". Obras como el Centro Estatal de Oncología, discursos del Día de la Marina de Peña y de su anfitrión agradecido.
Recordemos que el IERT, nació como Radio Cultural, no como un instrumento de propaganda gubernamental, pues pertenece a la sociedad sudcaliforiniana que financia con sus impuestos su funcionamiento.
Esta apropiación del gobierno estatal de una instituto público dediicado a rendirle culto a la figura del gobernador, que debiera, por LEY, darle voz a la sociedad a la que se debe, es un acto de violencia en la medida que asfixia la expresión ciudadana.
A este control mediático habría que sumarle el resto de la servidumbre mediática analfabeta y rapaz, también a cuenta del contribuyente que involuntariamente paga para que le den atole con el dedo o le vean la cara de pendejo.
Por estas formas de violencia habría que empezar el debate sobre la crisis generalizada de valores, la descomposición política, social, moral. La enfermedad de la soberbia, el rencor vivo, el odio del gobernante ante quienes en teoría representa.


Basta de burla. sobre BURLA.
.

No hay comentarios: