Loading...

jueves, 16 de abril de 2015

PRINCIPIO NACIONAL: QUE SE FRIEGUEN LOS MÁS FREGADOS


Alejandro Álvarez

Caso uno. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió este miércoles 8 de abril absolver a 11 policías relacionados con el caso News Divine, al determinar que los agentes no pueden ser inculpados de la muerte de doce personas en el operativo policial que se realizó el 20 de junio de 2008 en esa discoteca, que se ubicaba al norte del Distrito Federal (DF). Inmediatamente después de la tragedia salieron a la luz varios hechos vergonzosos, uno de ellos es el siguiente: la policía capitalina como acto cotidiano de extorsión realizaba regularmente redadas en los lugares de reunión de los jóvenes de barrios populares. Argumentando quejas de los vecinos la policía llegaba a las discotecas con varios camiones en donde trasladaban a una demarcación policiaca a centenas de jóvenes asistentes a esas discotecas. Después llegaban los padres  angustiados a pagar la “multa”. La televisión respaldaba este modo de operar policiaco mostrando en los noticieros mesas donde se veían envases de cervezas vacíos. Gran prueba del “delito” de los jóvenes. También acusaban a los jóvenes de consumir drogas ilegales, para lo cual nunca consideraron necesario presentar pruebas. Una vez pagada la multa-extorsión liberaban a los jóvenes con la advertencia de que “no lo volvieran a hacer”. El Jefe de Gobierno del DF en aquel entonces era Marcelo Ebrard y su jefe de policía Joel Ortega. Sobra decir que esos operativos cotidianos no pudieron realizarse sin la anuencia de estas dos autoridades gubernamentales. Desafortunadamente para las víctimas ese día tardaron en llegar los camiones lo que obligó a los policías a cerrar las puertas desde el exterior de la discoteca para que “no huyeran los jóvenes” mientras adentro otros policías los obligaban a ir hacia la puerta de salida lo que causó el aplastamiento de las doce personas fallecidas. Marcelo Ebrard sin complicaciones continuó su gobierno obligando a renunciar a Joel Ortega para que en la siguiente administración perredista lo nombraran director del Sistema de Transporte Colectivo, un premio a la lealtad. Todo esto mientras en contra de los policías se llevaba un juicio por “homicidio culposo y lesiones”. El Tribunal de Justicia del DF los condenó a purgar condenas de entre once y catorce años de prisión. Jódanse los más jodidos. La SCJN repara en parte el daño en la aplicación de la justicia ¿y los verdaderos responsables de los operativos de extorsión de los jóvenes, los responsables de la tragedia dónde están? Libres y en la grilla.

Caso dos. El  mismo 8 de abril la Secretaría de Energía (Sener) revocó el permiso de la empresa Gas Express Nieto para operar su planta de distribución ubicada en Tláhuac, tras determinar su culpabilidad y responsabilidad en el accidente ocurrido el pasado 29 de enero en el Hospital Materno Infantil en Cuajimalpa, DF. La dependencia federal informó que llegó a la decisión tras consultar a especialistas y realizar pruebas en un laboratorio acreditado, además del trabajo realizado por peritos de la Procuraduría de Justicia del DF (PGJDF) y llegar a la conclusión de que “la causa del siniestro fue la existencia de una fuga en el equipamiento del auto-tanque, originada por la fractura de dos tornillos en la junta de la bomba de trasiego de gas, debido al mantenimiento deficiente”. Antes, en los primeros días de febrero haciendo gala de una rapidez poco usual la juez 35 de Delitos No Graves, Belem Bolaños Martínez, vinculó a proceso a Carlos Chávez, chofer de la pipa que generó la explosión en el citado hospital. La juez calificó de legal la detención del acusado de homicidio culposo en agravio de tres adultos y cuatro bebés. Es decir, el chofer no sólo era responsable de conducir la unidad transportadora del gas, no, además era responsable de las condiciones de seguridad durante la carga y descarga, así como de los posibles desperfectos del equipo, de afrontar situaciones de emergencia y de evitar accidentes. Jódanse los más jodidos. A parte del chofer no existe ningún otro detenido como responsable de la desgracia. Sistemáticamente ha operado como principio rector de nuestro comportamiento nacional, más aún tratándose de auténticas tragedias, encontrar chivos expiatorios que estén a la mano y con escasas posibilidades de enfrentar “el peso de la autoridad”. ¿Alguien sabe que esté encarcelada alguna autoridad relevante vinculada a la tragedia de la guardería ABC de Hermosillo? Ahí fueron 49 niños los fallecidos en un incendio aparentemente provocado.

No hay comentarios: