Loading...

miércoles, 22 de abril de 2015

LA PAZ, PUERTO DE LUSIÓN Y DEL “PURO LEVANTÓN”




El "levantón"- poco después del mediodía en céntrica zona de La Paz- y  la "liberación"- poco antes de las  21 horas-,  de Jesús Castellanos de la Torre, ex secretario particular del candidato del PRI a la gubernatura, Ricardo Barroso Agramont,  se da-como lo hemos venido comentando en este espacio- en un ambiente político  enrarecido por la escalada de la narco violencia en este puerto, y las acusaciones cruzadas entre el priista y su rival panista, Carlos Mendoza, en las que el primero sería un "adicto" y el segundo, "un narco".
El sospechosismo se disparó cuando empezaron a circular  algunas imágenes   del  joven “levantado”, que resultó ser nativo de Mexicali y nieto del ex gobernador de Baja California, Milton Castellanos Everardo, con toda la facha del junior y sus caprichos exóticos, como el cachorro de tigre con el que aparece en una de las fotos, muy al estilo del ex alcalde priista de Tijuana,  Jorge Hank Rohn.
Pero  luego empezó a fluir más información derivada  del  “levantón”, como la aprehensión por la policía municipal, de  Luis Mariano Miranda Padilla, nativo de Mazatlán, inquilino del departamento  6 del mismo edificio donde se dio el “levantón”, quien de plano confesó que se había refugiado en el patio contiguo-el de la vecina que lo reportó a la policía- cuando escuchó golpes y voces altisonantes en el depa de al  lado, y  pensó que venían por él, ya que se dedicaba al narcomenudeo, lo que se confirmó al revisar su expediente criminal.
Desde luego que este dato no evitará que la guerra en  redes sociales se alimente de especulaciones que expongan el “autosecuestro” como una coartada desesperada de Barroso por revertir los 10 puntos de desventaja que le adjudica una reciente encuesta de Mitofsky.
O bien, la reiterada versión barrosista de endosarle al gobierno estatal panista del ex priista y ex perredista, Marcos Covarrubias, todos los costos de la escalada de violencia que ha tomado por asalto nada menos que al emblemático Puerto de Ilusión…y del puro “levantón”.  
EL chisme, el rumor, la diatriba, como sucedáneos del debate político, supurando en todos los rincones de un país sumergido en una de las crisis políticas y morales más agudas desde el 94, el “error de diciembre”, la tragedia del salinato.
O en lo que va de la alternancia en el poder, a partir del 97.
¿DINERO GRATIS?
"¿A quién no le gusta el dinero gratis?", se preguntó el candidato del PAN a la gubernatura, Carlos Mendoza Davis, al tratar de explicar la renegociación de una deuda pública por parte del gobierno del Estado,  en respuesta a un señalamiento de malos manejos de su contrario priista, Ricardo Barroso.
Ningún dinero es "gratis."
 Si no hay amor sin interés, menos dinero desinteresado.
Y esto lo saben muy bien quienes viven del negocio de la política.
Le traicionó el subconsciente al jr priista empanizado.
Lo que quiso decir es "dinero fácil".
¿A quién no le gusta, Carlitos?
¿Le gustará a la plaga de "columnistas" y "comunicadores" que reciben dinero del gobierno estatal, de los contribuyentes,  para hablar bien de ti?
Sería bueno saber la opinión del secre de Finanzas, tu amigo de la infancia y compadre, Isidro Jordán Moyrón.
¿Qué gratuidad te llevó a darle precisamente ese cargo, a "ponerlo donde hay"?
SOPA DE SU PROPIO CHOCOLATE
Por este “tema”- término de moda entre la casta política- y mucho más, no le falta razón a Ricardo Barroso Agramont  al advertir el reparto de dinero público a "periodistas" del gobernador Covarrubias.
El joven candidato del PRI a la gubernatura da incluso una cifra: "30 millones en marzo".
 Tiene razón Ricardo, pero debió haberlo advertido desde el principio, cuando hasta los más sesudos columnistas locales saludaron al "nuevo gobierno panista” y su " nuevo trato con los medios".
Ya sabemos en qué consistía y consiste ese "nuevo trato", que nada tiene de nuevo: el maiceo de esquiroles, de “negreros”, para que hablen bien del gobierno y sus candidatos.
Una práctica patentada por el PRI, el partido del candidato quejoso, que reacciona cuando la lumbre empieza a llegar a los aparejos de su campaña; y se da cuenta que  va  como víctima propiciatoria de una elección de Estado panista y que su verdadero rival es el gobernador y no tanto su desangelado y muy decaído  candidato.
Es decir, a RBA le están aplicando una sopa de su propio chocolate priista, y al parecer no tiene los recursos conceptuales, una retrospectiva histórica, para abrir la mira , deslindar con ese pasado,  y decirnos de una buena vez  qué demonios quiere decir cuando habla  de un "nuevo rumbo".
A pesar de ser el único candidato egresado de la UABCS, el secuestro de nuestra universidad pública por el poder político a partir de 1999, no parece ser  tampoco su "tema".
Una cloaca en la que el candidato panista Mendoza tiene metidas sus inquietas  manitas, y por tanto podría rendirle beneficios electorales al priista,  y así marcar la diferencia, y la agenda del debate,  en “tema” tan crucial.
Pero quizás los peores enemigos estén en su propio partido. ¿A quién se le ocurrió designar como "líder" o "dirigente" estatal de su partido a un tipo tan desfasado, anacrónico  como Edmundo Salgado Cota?
Un personaje que se la pasó "durmiendo con el enemigo" - como el candidato a diputado Valdivia Alvarado, entre otros- mientras otros  militantes priistas  se enfrentaban como oposición a los gobiernos del odio perredista.
¿Con esta clase de "guías"  quieren recuperar la gubernatura?
Es cierto que RB ya le ganó la elección senatorial a CM, pero 2015 no es 2012. Ya no jugará el "factor Peña" a su favor, sino todo lo contrario, con la figura presidencial muy deteriorada, casi lista para el arrastre.