Loading...

domingo, 10 de mayo de 2015

¿Y LA POLÍTICA CULTURAL? ¿Y NUESTRA UNIVERSIDAD PÚBLICA?


Dos temas que brillaron por su ausencia en el "debate" de ayer entre los cuatro candidatos a la gubernatura de BCS:

La política cultural y la UABCS convertida en botín político.

Se entiende que tres de ellos no hayan querido ni moverle.

EL ex rector DRUK, del PRD, fue quien le entregó la UABCS a Leonel Cota Montaño a cambio de un puesto en el gabinete  luego del triunfo de la "izquierda" el 99.

El mismo caminito siguió su relevo en rectoría, Jorge Vale, que tambien pasó de la UABCS a la Secretaría de Desarrollo del primo y sucesor de Cota en la gubernatura, Narciso Agúndez.

A partir de entonces y desde la campaña política de Cota, la imprenta universitaria empezó a imprimir propaganda política  dejando a un lado prioridades como  la revista universitaria: ¡53 números en 40 años!

Como parte del grupo "izquierdista" en el poder durante 12 años, Castro Cosío, de Morena, fue uno de los funcionarios públicos( secretario de Educación), seducido por el "espíritu hedonista"  y las francachelas de Vale, en las que participaban jóvenes estudiantes universitarios, sobre todo bellas jovencitas.

En tiempos de Vale, Rectoría tenía "oficinas" en los condominios con playa de La Concha, escenario de frecuentes escándalos de "alcoba", y los casos de hostigamiento sexual de funcionarios y maestros universitsrios a empleadas y alumnas se dispararon.

Cuando el ex perredista y ex priista, Marcos Covarrubias, llegó a la gubernatura a cuenta del PAN, hubo ciertas expectativas de que el gobierno estatal sacará las manos de la UABCS.
Y no por Covarrubias, compadre de Narciso Agúndez, sino por su secretario general de Gobierno, Carlos Mendoza Davis, abogado egresado de la UNAM, con estudios de posgrado en prestigiadas instituciones en el extranjero como la London School of Economics.

Pero no fue así. Las aspiraciones  de Mendoza, sus cálculos políticos, no le permitieron prescindir de la UABCS y su "caja chica".

¿Y Barroso? Ricardo, el Ricky, es el único de los candidatos egresado de la UABCS, y tenía muchos argumentos para emprender la defensa de la autonomía de nuestra UNIVERSIDAD PÚBLICA,  deslindarse del resto marcando un "NUEVO RUMBO", y exhibir aun más al ya muy ventaneado Carlitos.

Pero no lo hizo....

Dejó pasar la oportunidad de marcar agenda y posicionarse en un asunto de gran trascendencia social, de interés público, que un verdadero líder ya hubiera planteado como prioridad ante el electorado.

¿Que la "gente" no se interesa en esas "cosas"?  Claro, y si no se las explica su "líder", pues menos se interesará.

Desafortunadanente, para Barroso y su desdibujado equipo, el secuestro de la UABCS ... "NO ES TEMA".

PD. El caso de la UABCS no es nada excepcional. La conversión en botín político de las universidades públicas es conocida en México como la "Doctrina Padilla", en "honor" al rector de la Universidad de Guadalajara, y fundador de la FIL, según me informó poco antes de su muerte Federico Campbell.