Loading...

martes, 5 de junio de 2012

LA UABCS ENTRAMPADA EN LA ILEGALIDAD




                                                                                                                             José Manuel Green Olachea

El conflicto universitario sigue más vigente que nunca, y si las autoridades universitarias espurias continúan sin respetar la sentencia ejecutoría federal, prácticamente estarán sentenciando a la UABCS a la ILEGALIDAD permanente, por más que declaren que el problema está resuelto, no es cierto, estarán mintiendo a la opinión pública, ya que en ningún momento han acatado el fallo legal emitido por el juez federal, porque esa resolución y su incumplimiento ahí están y nadie la borrará de los expedientes por más prepotencia, abuso e influencia de poder que le quieran echar. La única manera de borrarla será hasta que se acate en los términos que se emitió.
Hasta hoy, el problema se genera en la SEP cuando desde allá se permite ejercer el Convenio Tripartito, aunque solo sea para pagar sueldos, sabiendo que quien se ostenta como rector no lo es, pero acá, el gobierno estatal en complicidad flagrante ha sostenido a Gustavo Cruz en ese cargo a través de la fuerza y prepotencia política.
El hecho de liberar recursos económicos del convenio tripartito sabiendo que Gustavo Cruz no es Rector legítimo de la Universidad, constituye un delito ante la función pública porque sin representación legal no pueden ni deben firmar convenios a nombre de la UABCS con instituciones públicas o privadas, ninguna querella legal ni título firmado por ellos vale, no pueden tener representación legal aunque pregonen lo contrario, pero además, afectan a estudiantes y egresados porque no pueden validar sus estudios de esa manera, brindando un muy mal ejemplo a la ciudadanía en general, sobre todo a los propios universitarios, porque su formación profesional no debe ser de esta manera, los valores que se reciben bajo estos regímenes universitarios, verdaderamente son muy lamentables y perversos, porque no es posible que los estudiantes se forjen en la mentira.
El nombramiento de Rector que la Junta Consultiva otorgó a Carlos Villavicencio a partir del 10 de diciembre del 2010 hasta el 6 de Junio del 2012 nunca lo reconocieron el CGU, los valistas corruptos y los gobernadores Agúndez y Covarrubias, nunca lo dejaron asumir el cargo como Rector ignorando primero el mandato de la Ley Orgánica universitaria y después la sentencia del juez federal, postura que tomaron para mantener olímpicamente la corrupción y la impunidad en la UABCS.
Como muestra más reciente, basta un botón; uno de tantos ejemplos de corrupción universitaria son los 37.2 millones de pesos del presupuesto 2010 que en apego al Artículo 22 de la Ley Orgánica, las autoridades universitarias no han podido comprobar ante el Congreso del Estado, pero aun así, este órgano legislativo no dice ni exige nada para aclarar este asunto y sigue permitiendo esta grave anomalía de la función pública en Baja California Sur. Habría que esperar la revisión del presupuesto 2011 a ver que más surge, sobre todo en época de elecciones cuando la oposición ha presumido y señalado este tipo de desvíos, como sucedió en los anteriores comicios estatales cuando los candidatos del PRI señalaron el uso de recursos universitarios para las campañas políticas, o como ocurrió en los puntos de acuerdo que se sometieron tanto en la Cámara de Senadores por el Senador Obregón del PT como en la Cámara de Diputados por el Diputado David Hernández, para que se discuta y aclare sobre el atropello que se está cometiendo por la SEP y el Gobierno de Baja California Sur contra la UABCS y el Rector Carlos Villavicencio, con la presunción de que la UABCS es caja chica del gobierno panista para apoyar campañas políticas.
El grupo que sostiene a Gustavo Cruz está apostando a que termine el plazo del 6 de junio para el Dr. Villavicencio, pensando seguramente que de ahí en adelante automáticamente se ¨legalizarᨠla situación a favor de Cruz.
Cuando realizan ese tipo de argucias para desviar la opinión pública en contra del Dr. Villavicencio, se equivocan totalmente, ya que quieren tapar el sol con un dedo, porque aun declaren y metan argucia tras argucia la ilegalidad seguirá, de igual modo como evidencian su pésima calidad moral ganada a pulso como malos funcionarios públicos, ya que un cargo público viciado de origen nunca se corregirá con desacatos y trampas. Aunque lo nieguen, la sentencia inconclusa les seguirá machacando en su inconsciencia y su abuso de poder.
Un aspecto importante respecto a las encomiendas que la Junta Consultiva estableció cuando nombró rector al Dr. Villavicencio, fue que dejara en orden todo lo relacionado con la legislación universitaria, la academia y las finanzas cuando concluyera su gestión y que preparara el proceso de elección del siguiente rector, lo cual, por supuesto, no lo dejaron hacer.
El detalle jurisprudencial ante esta intransigencia es que después de esa fecha no habrá rector en la Universidad, porque en apego a la legalidad, Gustavo Cruz al no ser rector, no tiene ninguna facultad para ostentarse como tal y menos si el Rector Villavicencio no organiza un proceso de elección, como tampoco el gobierno estatal ni la SEP lo podrán reconocer porque tampoco son ellos una instancia jurídica facultada para eso y, mientras tanto, la sentencia al no cumplirse por desacato queda inconclusa como una gran injusticia de abuso de poder y usurpación de funciones promovida por el propio gobierno.
Por eso es que la sentencia federal se tiene que acatar cabalmente y mientras no se haga de esa manera nadie podrá ocupar legalmente ese cargo, mucho menos Gustavo Cruz, porque la sentencia federal y la derogación de los transitorios del decreto 1903 a través del decreto 1960 lo descalifican como rector, aun lo sostengan a piedra y lodo y prepotentemente siga despachando en rectoría, no es ni será rector, aun publiquen desplegados y digan misa, siempre será espurio y no habrá documento legal que lo ampare, así el gobernador firme los títulos y la SEP permita ejercer el presupuesto de esa manera, es ilegal su proceder y ellos seguirán siendo lo que son ante la opinión pública. AUNQUE LA MONA SE VISTA DE SEDA, MONA SE QUEDA.
Esta es la realidad y es la verdadera trampa en la que han metido a la UABCS al sumirla en la ilegalidad permanente, porque ni la SEP, ni el gobierno estatal, ni el Consejo General Universitario, ni el espíritu santo lo podrán evitar, sólo la aplicación correcta de la ley lo podrá resolver. Seguramente seguirán buscando artimañas pero será inútil, esta historia así es.

No hay comentarios: