Loading...

lunes, 30 de enero de 2017

LA CARRERA DEL VISITADOR



El visitador José Bernardo de Gálvez y Gallardo (Vélez Málaga, 1729-Madrid, 1787), dejó algunas sorpresas y se llevó otras en su visita de 10 meses (julio de 1768/mayo de 1769) a la California .
La fama de tipo excéntrico, locochón,acosado por calenturas delirantes, que le precedía-"destiemples mentales" que explotarían en su posterior recorrido por "los Campos Elíseos de Sonora", como don José llamaba los desiertos de los que a la postre le sería concedido el título de marqués--, la confirmó con creces y cruces como adelantado de la modernidad de las reformas borbónicas.
Empresa que comprendía desde la restructuración administrativa y fiscal, hasta el reparto de tierras y reconocimiento del derecho a la propiedad privada de los nativos.
Gálvez emprendió la colonización de la Alta California,impulsando la fundación de las misiones de San Diego y Monterey, y envió cochimies y monquis de Loreto Conchó al territorio guaycura y pericú de Todos Santos .,
En sus reportes a su amigo el virrey Carlos Francisco de Croix, describió un panorama desolador alrededor de la misiones jesuitas, por donde los indios deambulaban como lo hacían antes de la evangelización,"generalmente desnudos,buscando comida" "
En contraste con la despiadada represión contra los indios sublevados por la expulsión de los jesuitas, Don José se compenetró tanto con la situación de esto naturales californios que integró a algunos de ellos a su servicio doméstico.
Cuenta la leyenda, que una madrugada el plenipotenciario andaluz salió corriendo despavorido y desnudo de la casa de gobierno de La Paz, perseguido por un efebo guaycura sin taparrabo ni hojita edénica, y con una membresía tan descomunal que su sombra proyectada sobre la playa alcanzaba la orilla y se perdía en el mar.