Loading...

jueves, 15 de enero de 2015

ALGO DIFERENTE


Caminaba por el malecón dominical con la sonrisa de las  ninfas de Ana Clavel iluminando  la memoria cuando una señora bajita, morena, ojos llorosos y acento del sur mexicano, me salió al paso:

-Dísculpe, ¿le puedo dar un abrazo?

- ¿Y eso? ¿Por qué?- respondí dando un instintivo paso hacia atras y escudriñando sus manos y su entorno.

- Quiero hacer algo diferente- dijo rodeándome suavemente con sus brazos, recostando su cabeza en mi pecho.

-Gracias- musitó antes de soltarme  y seguir su camino entre la gente con paso apresurado,  sin darme tiempo a preguntarle nada.

¿Quién era esta señora?

"ALGO diferente..."

Cuando reparé en que si bien me había dejado abrazar, yo no la había abrazado a ella, me sentí mezquino, en deuda con esta misteriosa mujer-que es legión-, conmigo mismo.
u

No hay comentarios: