Loading...

miércoles, 28 de enero de 2015

NACIERON VIEJOS


QUIENES afirman que estos jóvenes priistas del Tercer Milenio, a pesar de su look metrosexual , apeñadón, cacheteador, nacieron viejos y hablan como tales, dicen una verdad a medias.

Es cierto que su lenguaje es anacrónico ( "mi líder"), desconectado del verdadero "mexican moment", pero con la diferencia de que los priistas del "viejo régimen" sí tenían, para bien o/y para mal, un discurso, una narrativa, una fuente de legitimidad: la revolución mexicana y el nacionalismo revolucionario, de estirpe lombardista.

Referencia histórica, discurso, que el "neoliberalismo social" de Salinas hizo añicos en nombre de la "política moderna", que al parecer llegó para quedarse luego del megafraude del 88.

Si le preguntas a cualquiera de estos jóvenes aspirantes a representarte, a gobernarte, qué piensan de este quiebre histórico, cambio de rumbo de su partido y del país, hace 27 años, la víspera de la caída del muro de Berlín, etcétera, no saben más que sonreír  y darte una palmadita para que ya no fumes de la mala y te metas peores "cortes".
La misma reacción tienen cuando les preguntas cuál es su balance autocrítico de la derrota priista del 99 en BCS.

"NO es su tema", dicen algunos "asesores", todos protagonistas de aquel desastre que en cualquier verdadero Estado de Derecho serían carne de presidio.

 "Mi líder tenía 14 años cuando pasó éso".

Claro. Y no había nacido cuando Dios creó el mundo y el mono se puso de pie.

Pero aunque los ubiques en el presente con temas como el de la Casa Blanca y los conflictos de interés, la reacción es el mismo pasmo sonriente de quien "no entiende que no entiende"( diría The Economist)

Uno de estos con facha de junior cacheteador y playera colorada que  me abordó en la calle en plan proselitista y con el que quise entablar un diálogo, de plano me reclamo: " Vengo a pedirte tu apoyo, no a que me hagas una entrevista, a que me critiques. Eso de la historia ya pasó. A nadie le interesa.  Veamos al futuro".

( Sí, mijito, pero no contigo).

Y si volteas hacia el PAN, las siglas en el poder estatal, te encuentras con una realidad aun más deprimente: un ex junior priista, con mejor trayectoria académica pero sin una auténtica formación humanística( la que da el arte, la literatura), enfermo de soberbia , alérgico a la "chusma", con sospechosos movimientos financieros en los últimos años, y vínculos familiares salpicados por el narco.

¿Y la "izquierda"? Así, entre comillas.

No hay comentarios: