Loading...

viernes, 16 de enero de 2015

DE LA GLORIA DE VARGAS AL INFIERNO DEL CHINO


El prestigio literario no le alcanzó a Mario Vargas Llosa para derrotar al chino Fujimori en las presidenciales peruanas de 1990.

Aunque el ingeniero Fujimori era una incognita, surgido de la nada luego de vender "unas vacas y un tractor", la derrota del derechista  Vargas alegró a las izquierdas latinoamericanas.

 La soberbia del "reaccionario" autor de La ciudad y los perros, había recibido un duro escarmiento por parte de sus propios compatriotas relegándolo por un candidato de origen japonés.

Vargas reconoció su derrota electoral y volvió a lo suyo, la literatura. En 2010 le fue concedido el Nobel, y no por ello se ha "dejado sepultar".

Y de la gloria de Mario al infierno del "Chino",  ( "Honradez, trabajo y tecnología"), condenado  en 2007 a 25 años de prisión por crímenes al amparo del poder, y apenas ayer sentenciado a otros ocho( asimilables a la pena mayor) por el delito de peculado, desvío de recursos públicos para corromper a la prensa y utilizarla contra  a sus enemigos políticos.

No hay comentarios: