Loading...

lunes, 8 de febrero de 2016

ESPERANDO A FRANCISCO



En estos tiempos de recrudecida violencia y  drama  migratorio- de Sur a  Norte, de Medio Oriente a Occidente-, sería muy oportuno que el Papa Francisco, además de dedicarnos palabras piadosas recordara, urbi et orbi, que México también ha sido un generoso país que le ha dado asilo, casa, trabajo,  patria a muchos perseguidos políticos europeos y americanos.

 Casos como el de los republicanos españoles, con su brillante generación fundadora del Colegio de México; el  de  Trotsky, y su "revolución permanente", perseguido por Stalin y asesinado en Coyoacán por el mercenario catalán, Ramón Mercader; el del nica revolucionario Sandino y el de  los líderes de la revolución cubana que de aquí,de Tuxpan, Veracruz, con la complicidad del gobierno de Adolfo López Mateos y de figuras como el ex presidente Lázaro Cárdenas,  partieron en el Gramma, hacia la isla y la Sierra Maestra...

Estos entre otros casos de figuras que hicieron historia.

Y en tiempos más recientes, la gran acogida a los perseguidos por las sanguinarias dictaduras militares del "cono sur" y sus crímenes de Estado.

El exilio uruguayo, chileno...ARGENTINO, que aquí, en el "último de los países mágicos"(Neruda), encontró las condiciones necesarias para reinventar la esperanza y el Futuro.

Más que misericordia, lo que nos urge es un acto de contrición nacional, y un saludable ejercicio de memoria para revalorarnos como país, como nación, como casa común que pide a gritos una limpia, una remodelación a fondo. .

Una refundación sobre lo ya construido.Sobre el legado de nuestras conquistas libertarias, democráticas, que no son pocas.
Los profetas del desastre, del Apocalipsis, son parte del problema.

Francisco-un hombre que me inspira confianza, lo cual lo debe tener muy contento- tendrá la palabra cuando visite por primera vez México a partir de próximo viernes.

 Siempre bajo la sombra histórica de Don Benito y la generación liberal de la Reforma, de ingrata memoria para la iglesia católica, apostólica y romana.

El fantasma del Benemérito andará rondando sobre todo  cuando el simpático pontífice argentino esté bajo el cielo y sobre el adolorido suelo de la escala final su gira pastoral : Ciudad Juárez, la antigua y revolucionaria Paso del Norte,así rebautizada por otro de nuestros grandes pecadores: Don Porfirio.

Un fantasma al que ni Amlo indultaría.

Amen y...amén.

No hay comentarios: