Loading...

miércoles, 26 de noviembre de 2014

“SERÉ LA PRÓXIMA GOBERNADORA DE SUDCALIFORNIA”: ESTHELA PONCE.


Ante un lleno hasta las lámparas en el Casino Corona, en una "reunión de amigos", la alcaldesa priista de La Paz, Esthela Ponce Beltrán, confirmó sus aspiraciones políticas con la rotunda frase que da título a esta nota.

Si así fuere, Ponce sería también la primera mujer en ocupar ese cargo en BCS.

El autodestape de la alcaldesa, se da casi una semana después de la sesión del Consejo Político Estatal del PRI,  celebrada el pasado miércoles 19 de noviembre, en la que se establecieron las bases y condiciones para la selección de candidatos  a diputados locales, alcaldía y gobernador, que habrán de participar en la jornada electoral del próximo verano.
El método elegido es el de delegados, lo cual estaría favoreciendo a Ponce Beltrán.
 130 de estos representantes de sectores, sindicatos y consejeros políticos,  son “esthelistas”, por 60 del senador croquista, Isaìas Gonzàlez, y  solamente 30 del joven abogado, y ex candidato a la gubernatura en 2011,  Ricardo Barroso Agramont, también senador de la república.

En su discurso,  la aspirante a la gubernatura aludió a los tiempos difíciles en que le tocó rescatar al PRI de la inercia depresiva luego de la derrota electoral en 1999, cuando perdió la gubernatura a manos del PRD  y de un  priista disidente como Leonel Cota Montaño.

Se asumió como una figura política  templada en la lucha  contra “el fuego enemigo y el amigo”.
En la prueba del poder al frente de un municipio que recibió en precarias condiciones financieras y graves rezagos.

Para buena parte de la opinión pública, Ponce tuvo un repunte al dar un golpe de timón en medio de una  tormenta llamada Odile, y llenar el vacío de poder propiciado  por la errática y lenta respuesta  del ejecutivo estatal panista, demostrando liderazgo , preciso manejo de datos en el terreno mediático, poder de mando, temple,  desde su cuartel general.

UNO de sus mayores méritos es el haber sabido deslindar de los grupos más desprestigiados del PRI, que propiciaron la debacle del 99, y que ahora reaparecen acuerpados por Isaìas, el "señor de las talegas de dinero"

Si Isaías y Barrroso no logran remontar alterando la correlación de fuerzas dentro del aparato partidista, y la mayoría de delegados esthelistas se hace presente en el cónclave de selección  de candidatos, programado para enero,  y el PRI lanza por primera vez en la historia política de BCS a una mujer  en pos de la gubernatura, seguramente Ponce enfrentará al ex junior priista, convertido al panismo, Carlos Mendoza Davis, hijo del recientemente fallecido ex gobernador Angel César Mendoza Arámburo, de quien no heredó el don de gentes.  


Y al parecer  tampoco la honestidad, pues los movimientos financieros de Mendoza, fueron de  millones de dólares en las postrimerías del sexenio del perredista Narciso Agúndez, a quien nunca cuestionó ni como oposición priista ni mucho menos ya como panista “hechizo”.