Loading...

lunes, 17 de noviembre de 2014

TIJUANA TAXI


 "De modo que usted también viene con el grupo de escritores, con los Felinos...", dice el conductor de este muy "niuyorkino" yellow cab tijuanense, tomando el Paseo de los Héroes hacia el restaurante del hotel Caesars, de avenida Revolución, lugar de las cenas.

Se congratula de tener la oportunidad de consultar con un "profesional" un asunto personal que no se atrevió a ventilar con los  otros escritores a los que ha transportado desde el hotel, pues no le inspiraban la confianza que yo le inspiro.

Ninguno le había preguntado por su nombre, su lugar de origen, su familia.
Por eso Marco, nativo de Tj, 45 años, "solterito, gracias a Dios",  se atrevía a pedir un consejo:
¿Cómo le hacía para empezar a escribir los varios libros que traía en la cabeza?

Uta! A buen árbol te acercas, le iba a decir, pero no quise distraerlo.

¿Sobre qué trataban sus obras inéditas?
ERAN novelas, historias de "superación personal",de la "vida real",  y una en especial que se le había ocurrido hace poco a partir de una de sus dejadas en la periferia de Tijuana.
Una historia de terror.
Había llevado a un cliente a la colonia Ojo de Agua,allá por la salida a Tecate, quien al pasar por un solar bardeado con muchas cruces de madera en el portón, le dijo que allí había vivido el Pozolero....

Al dejar al cliente y tener que regresar a solas por el mismo camino, sintió que un viento helado lo envolvía.

¿Cuántas almas andarían penando en los desolados alrededores de casas abandonadas y oscuras callejuelas?

¿ Cómo empezar a contarlo?

"Peor que en Ayo...Ayo..¿Cómo se dice?"

Ayotzinapa....

No hay comentarios: