Loading...

domingo, 7 de junio de 2015

JULIO Y JISELA: La "happy family"..



Por: Frank Cardoza

Creo que no existen cosas que pudieran interesarme menos que las ampliamente difundidas de un sujeto que lleva por nombre Julio César Buenrostro de Dios (no puedo evitar cagarme de risa cada vez que lo escucho). No solamente Buenrostro. "DE DIOS...." Agrega enfático, mientras sonríe socarronamente a la cámara que lo exhibe, junto con una... horda de "distinguidos panistas" (como el Toñaco Lucero y el orangután del Barrón pinto) cometiendo impunemente un delito.

Ni siquiera puedo verle algún grado de relevancia al hecho de que la presunta "cornelia" es la candidata del PAN a diputada federal por el distrito 01, Jisela Paes Martínez. Siempre he sido un convencido de que cada quien puede hacer de su vida o, en este caso, su matrimonio, un papalote. Me apena mucho que le saquen sus miserias a alguien, me parece reprobable; y por eso también me da gusto que no haya trascendido gran cosa. La candidata sigue con su campaña y sigue, según lo declara melosamente en una entrevista estar "eeenamorada" de su marido, con quien por 17 años ha hecho "todo de manera conjunta". De nuevo: Un papalote. Si la señora se quiere hacer ojo de hormiga con estas indiscreciones o si tienen algún tipo de acuerdo, no podría importarme menos.

El asunto, sin embargo, empieza a cobrar relevancia cuando se sabe, como todo mundo sabe, que lo que muestran las fotografías de este coqueto Julio César, de Dios, están muy lejos de ser sus peores miserias. Una "gugleadita", así nomás, arroja testimonios diversos sobre fraude, daños, corrupción y todo un rosario de malandradas que sería imposible no ver en 17 años de matrimonio. Difícil encrucijada, en la cual los únicos dos caminos son bastante sinuosos: cuestionar la inteligencia o la honorabilidad de la diputada local con licencia. En mi opinión, ninguno de ellos debería de llevar a San Lázaro.

Julio y Jisela, la "happy family", ejemplo de "valor sudcaliforniano".

No hay comentarios: