Loading...

martes, 16 de diciembre de 2014

RETORNO TRIUNFAL DEL NIÑO HÉROE DE OSLO



x
Ya regresó a México el jovencito Adàn Cortez, luego de irrumpir con una bandera ensangrentada en la entrega del Nobel de La Paz,y de ser rechazada por parte de las autoridades noruegas su pretensión de recibir asilo en calidad de perseguido político.

Fue recibido como un héroe en el aeropuerto de la ciudad de México por un puñado de familiares y amigos que coreaban, jubilosos, la consigna de moda: "Todos somos Ayotzinapa."

O sea: Todos somos víctimas, y no corresponsables de lo que sucede en el país.
Víctimas de un "Estado asesino".

Pero la verdad es que personajitos como Adån- un mexicano con recursos para viajar, del Caribe a Noruega- no parecen ser víctimas mas que de su propia sed de protagonismo, que si en un primer momento lo hizo parecer simpático, ya no lo fue tanto cuando tan cool como un chico modelo de la farándula televisiva- aretillo orejero, boina, sonrisa "exitosa", apapachos bajo los reflectores-, insistió en que temía que al regresar a México lo mataran o desaparecieran, dando por asentado el impacto mediático y político de su hazaña, y los usos y costumbres del gobierno asesino y sus crímenes de Estado.

Aquí Adancito ya había perdido el encanto de la supuesta espontaneidad inicial que logró sacarle una sonrisa a Malala.

Ya sonaba muy falso,sobreactuado, con un guión montado sobre una tragedia nacional.

Sospechoso de haber sido utilizado por los patrocinadores de la campańa del "crimen de Estado" y de una imagen catastrófica de México, cuyo destino manifiesto es ser salvado por ya te la you know.

Ahora que si el niño héroe de Oslo quiere rescatar a su personaje contestatario, que insista en que el "Estado asesino" lo sigue acosando, y pida asilo en Cuba, Venezuela o Nicaragua. A ver cuánto aguanta.