Loading...

jueves, 8 de septiembre de 2016

UN PEÑA CON SANGRE EN LAS VENAS



Quién lo iba a decir:

La mejor o más empática versión de Peña Nieto que hasta ahora he tenido oportunidad de ver y escuchar, fue la que afloró durante la caldeada, ríspida entrevista/ charla  con Carlos Marín.

Por fin el robot se humanizó, recordó que tiene sangre en las venas, se indignó, alebestró, y respondió a su manera los flamígeros señalamientos del reportero en su papel-un tanto sobreactuado por momentos-de emisario de la indignación popular acrecentada luego de la absurda visita de Donald Trump.

Marín no dejó que " el presidente de todos ustedes"(Brozo) se saliera por la tangente con su discurso prefabricado,  lo interrumpió y lo hizo escuchar a bocajarro cuestionamientos sobre la caida en picada de la popularidad presidencial,  y la percepción social de que "usted es un corrupto".

Nada de que todos sus males se debían a la natural resistencia a sus reformas estructurales, ahí estaban los casos de corrupción, y la imagen deleznable de un presidente que no pudo interpretar" los sentimientos de la nación", y levantar la voz ante Trump, que vino a hacer "pis en Los Pinos".

Con muchísimo menos,otros mandatarios latinoamericanos, de esa izquierda refractaria a la libertad de expresión, se han levantado y abandonado el set.

Pero Peña, conteniendo la ira y acusando al periodista de estridente, de guiarse por " falsas percepciones", resistió hasta el final con el rostro demudado y la mirada acuosa, y reconoció que" así es la democracia."

Y tan es así la democracia que el encontronazo fue difundido íntegro por Milenio TV.

"Pura farsa", fue la respuesta predecible de quienes viven de consignas dictadas por su mesías tropical, y se niegan a admitir que la libertad de expresión, de opinión, de prensa, no es una graciosa concesión del poder político, sino una conquista de la sociedad mexicana en su conjunto.

Consignas que no resisten la prueba del contraste con la realidad. Bastaría con repasar la variada oferta de la prensa mexicana  para percatarse de que hasta en los más conspicuos  medios con M de "mafia", la crítica al poder político se ejerce de manera cotidiana, y hasta en Televisa cambiaron a Brozo y su "Henry Monster", a horario estelar.

Con todo rejpeto,compañeritos del pensamiento único, fundamentalistas tropicales,pero yo prefiero a un presidente acotado, vilipendiado por el México democrático, ya no del todo impune,  que a los Castro, Maduro , Ortega y demás comisarios  por el estilo, a los que adoran.

No hay comentarios: