Loading...

martes, 10 de abril de 2012

¿Con estas “cartas” se ostentará como “Valor sudcaliforniano”'?

LA SUERTE ESTÁ ECHADA. (294)

                                                                                                                            Bobby García.

&.

En las cuatro colaboraciones anteriores, abordé con meridiana veracidad –y no es mi verdad, es verdad pública- acciones del actual gobernador que lo presentan como una persona –al igual que muchos políticos con cargos medios y de primer nivel- sin moral pública y por ende mentiroso, corrupto y demagogo. Suscribió carta certificando posesión de un predio, ¡una posesión de diez años! sin jamás haber existido tal posesión. Después de 60 años en que ninguna autoridad había estado en los campos pesqueros de Isla Magdalena, él, el actual gobernador, en 2007 llevó a los pescadores cobijas y despensas, tal como cuando los españoles entregaron pedrería vistosa, reluciente, a los indios para que les entregaran el oro… pero ¡vaya diferencia! Los españoles nos robaron el oro pero nos dejaron el oro invaluable de la palabra…¡el idioma!, pero Marcos Covarrubias al entregar cobijas de cien pesos y despensas gusanosas ¡pretendía pisotear la dignidad de los pescadores!! ¿Es persona honesta, es autoridad honesta, justa y democrática quien extiende carta de posesión ilegal? ¿Hay honestidad cuando se “pretende comprar” a los pescadores con cobijas y despensas para que no protesten por la acción de dar posesión – sin tenerla- a un hampón de alta escuela?

Ahora Marcos Covarrubias Villaseñor, valiéndose del poder de ser gobernador se confabula para que una empresa extranjera construya un muelle de cruceros en Isla Margarita que trastocaría violentamente toda especie viviente en las islas y cuerpos de agua de Bahía Magdalena. Rompería brutalmente la vocación pesquera de todos los habitantes de esa región en más de 260 millones de metros cuadrados. Rompería brutalmente el equilibrio ecológico y condenaría a muerte a las especies marinas y manglares selváticos de canales y esteros. Ese crimen a la biodiversidad irrepetible es el que quiere cometer el actual gobernador.
Desde el inicio de su gobierno instrumentó el programa de valor sudcaliforniano promocionándolo exageradamente en los medios de comunicación. Él, su esposa y sus hijos aparecen como ejemplo de “valor sudcaliforniano”. Con las acciones que aquí señalo, ¿será el gobernador ejemplo de valor sudcaliforniano? Recientemente ha publicitado un rotundo NO a la pretensión de las mineras y de La Pitahaya, en especial, de realizar trabajos en el sur de la entidad. Argumenta que la vocación de los pobladores no puede ser trastocada. Que las regiones de Todos Santos, El Pescadero, San Antonio, Los Planes y todas las aledañas, tienen vocación turística y agrícola, en la que las minerías no tienen nada qué hacer. Señala además que no se puede atentar contra las fuentes de trabajo que por toda la vida han sustentado estas comunidades. “No podemos hacer mineros a los campesinos y conocedores de actividades turísticas, nada más porque sí”. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com                 
PASEMOS EL RUBICÓN: ¿Por qué entonces el gobernador, “ejemplo de valor sudcaliforniano” pretende romper “de cuajo” la vocación pesquera y turística de los habitantes de Bahía Magdalena? ¿Por qué el insano interés de llenar las aguas de esa bahía con cruceros, yates, ruidos infernales, aceites derramados y contaminantes, que cambiarían radicalmente la vida cotidiana de todas las especies marinas, los nutrientes alimenticios y toda la biodiversidad existente? ¿Por qué el gobierno federal pretendía que estas islas fueran declaradas área natural protegida, y de un día para otro deciden entregarlas a capitales extranjeros?  El maestro Filemón C. Piñeda en 1908 a raíz de la intromisión de la armada de Estados Unidos en Bahía Magdalena para “realizar prácticas de tiro al blanco”, lanzó su proclama poética de “Bahía Magdalena” ¿Por qué los sudcalifornianos de ahora no tenemos el valor de luchar contra la corrupción gobernante que se manifiesta cotidianamente tal como los casos que señalo? ¿Dónde están los nuevos Filemones? ¿Dónde la gallardía de los partidos y políticos verticales y honestos? ¿O el programa de valor sudcaliforniano lo deben practicar solamente los corruptos y demagogos? “Todo lo que es necesario para el triunfo del mal es que los hombres de bien no hagan nada”. Alea Jacta Est. 06-04-12




No hay comentarios: