Loading...

domingo, 29 de abril de 2012

CARTA DEL RECTOR LEGAL DE LA UABCS A JVM


UABCS
RECTORÍA


UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE BAJA CALIFORNIA SUR


Oficio R-112/12
La Paz, Baja California Sur, a 28 de abril de 2012.

C. JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA
Candidata Presidencial
del Partido Acción Nacional (PAN)
a la Presidencia de la República.
Presente.
Quien este escrito suscribe, Dr. CARLOS JESÚS VILLAVICENCIO GARAYZAR, Rector legal de la
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE BAJA CALIFORNIA SUR, tiene tiempo denunciando la grave
situación de nuestra universidad pública estatal debido a que se ha cometido una serie de actos graves que
afectan nuestra vida institucional.
Toda vez que cuento con resoluciones tanto locales como federales mismas que a la fecha justifican que
quien debe desempeñarse como Rector de la Universidad Autónoma de Baja California Sur es un servidor y
que como tal debería estar despachando, no obstante, el Gobierno del Estado de Baja California Sur en
contubernio con algunas personas que se dicen funcionarios universitarios han impedido a toda costa y
abiertamente que un servidor pueda desempeñar sus funciones como Rector Universitario e iniciar un
necesario rescate de la misma.

El presente Gobierno, por cierto, del Partido de Acción Nacional [pero de muy nuevo cuño, pues cambió de
chaqueta unos días antes de iniciar las precampañas] se ha servido de diversas argucias legaloides y
clientelistas en contra del honesto funcionamiento de nuestra Máxima Casa de Estudios van desde la
intromisión del Gobernador del Estado de Baja California Sur y Secretario General de Gobierno al
retrasarse en el cumplimiento de la Sentencia de amparo a nuestro favor (29/2011, Juzgado Tercero de
Distrito), hasta el reconocimiento fáctico de personas que se ostentan como autoridades universitarias; por
otra parte, la Junta Especial de Asuntos Universitarios, también dependiente del Ejecutivo Estatal ha
intentado obstaculizar el cumplimiento de la ley; la Procuraduría Estatal ha utilizado selectivamente el
procedimiento penal para intentar resguardar y seguir reconociendo la ilegalidad mediante la intimidación;
por su fuera poco, incluso nuestro Poder Judicial Local ha realizado una serie de actos para intentar dejar sin
efecto mi nombramiento como Rector Universitario (1096/2011, Juzgado Segundo de Distrito) y así
continuar con el Control Político y Financiero de nuestra Universidad.

Incluso el Secretario de Educación Pública Estatal, sin facultades y con completo desconocimiento del
estado legal de nuestra Universidad realizó imprudentes pero amañadas declaraciones reconociendo a
personeros de intereses de grupo en vez de apoyar al rector legal. Es decir: a pesar de tener pleno
conocimiento de la situación legal se mantiene sin fundamento alguno en apoyo de los usurpadores.

Estamos hartos de tanta simulación.

El nepotismo e impunidad en nuestro Estado, pero sobre todo en nuestra Universidad, ha causado una
grave crisis; acaso la máxima expresión de ello es que se promovió un Decreto Legislativo para dejar sin
efectos el nombramiento que me designaba como Rector Universitario, mismo que de sentar precedentes,
afectaría la seguridad en la permanencia de cualquier Rector del País, puesto que mediante una decisión
política grupal se podría destituir a un Rector de una Universidad Autónoma.


Tiene sentido que ese Decreto en particular lo promovió un suplente del actual Candidato de Acción
Nacional a la Diputación Federal del primer Distrito, el ciudadano Arturo De la Rosa Escalante;
también tiene sentido que quien se ostenta como Rector Universitario sin serlo es el ex secretario
particular de este mismo candidato y quien se ostenta como abogado de la Universidad es el
hermano del mismo candidato, Adrian De la Rosa Escalante, lo que genera una clara presunción de que
la actividad pseudopolítica de Acción Nacional en Baja California Sur se ha introducido a nuestra
Universidad. Para ellos, la universidad tiene una vocación lucrativa y no educativa, cosa muy diferente de lo
que Ud., Señora Candidata JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA, dice y defiende con tesón.

Con amargura podemos decirle que hemos llegado a vivir actos verdaderamente vergonzosos en nuestra
Universidad, debido al control político y financiero de facto, apoyado desde el Gobierno Estatal que ahora es
de su propio partido, Acción Nacional; la represión, intimidación, desvío de recursos, violación a la libertad
de expresión, afectación a alumnos y trabajadores, opacidad, afectación a la académica, entre muchos
otros son solo ejemplos de las graves consecuencias del status quo universitario.

Todo esto ha sumido a la Universidad en una incertidumbre lamentable y ha venido entretejiendo malsanas
relaciones de conveniencia que cada vez es más difícil rectificar. Es urgente brindarle a nuestros
trabajadores, alumnos y académicos una legislación clara, una transparencia en el manejo de
los recursos, un progreso en la academia y calidad educativa, así como unas elecciones libres,
democráticas y LEGALES para restablecer el camino que nunca debió de perder nuestra
Institución.

Ante sus aspiraciones presidenciales y su militancia en el Partido Acción Nacional que se había caracterizado
por respetar la ley, salvo -al parecer-en Baja California Sur, es que me permito realizar esta sentida
denuncia esperando que sus manifestaciones sobre “cero impunidad” sean sinceras, así como su
determinación de Ser Diferente, pueda ofrecer el punto de cambio necesario para que a partir de la
legalidad, comience el verdadero mejoramiento de la educación en la Universidad Autónoma de Baja
California Sur.

Reiterando mis respetos.

“Sabiduría como meta, patria como destino”


Dr. CARLOS JESÚS VILLAVICENCIO GARAYZAR.
RECTOR DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE BAJA CALIFORNIA SUR
UABCS


Carretera al Sur Km. 5.5 Tel y Fax: 612 123-88-01 /612128-07-77 Apartado postal 19-B
La Paz, BCS. e-mail: cvilla@uabcs.mx Código postal 23080



martes, 24 de abril de 2012

MARINAS DEPREDADORAS...


El desarrollo de dos proyectos para atracar embarcaciones pretende privatizar cerca de 1.3 kilómetros del Malecón Costero de la Ciudad de La Paz.

Mientras marina Vista Coral ya ha instalado sus atracaderos, que cubren cerca de 340 metros de vista hacia el malecón, Marina Esperanto pretende colocar una barda de 2.5 a 3 mts de alto desde el Coromuel hasta Marina Palmira y bloquear la vista al mar en el Malecón Público Costero de La Paz.
Este desarrollo de dos proyectos para atracar embarcaciones en la ciudad de La Paz, pretende bloquear la vista al mar de cerca de 1.3 kilómetros de playa, sin que hasta el momento las autoridades locales hagan nada al respecto y sin tomar en cuenta la opinión de  la sociedad paceña.

El malecón costero de la ciudad de La Paz es sin duda uno de nuestros mayores atractivos como destino turístico, es además reconocido por su belleza y por la hermosa vista que ofrece a locales y extranjeros. Cada tarde familias, jóvenes y turistas disfrutan, conviven y pasean en el malecón de La Paz, mismo que fue rehabilitado en años recientes siendo su última adecuación una ciclopista, muy bien acogida por quienes gustan de usar este medio de transporte. 

Sin embargo, la belleza del malecón de La Paz se encuentra amenazada hoy en día por dos proyectos. El primero de ellos es la Marina Vista Coral, la cual ya opera a todas luces enfrente de lo que aún es una playa visitada por turistas y un lugar para el arribo de embarcaciones recreativas. Actualmente esta marina se encuentra en evidente expansión y han iniciado la instalación de peines flotantes que obstaculizan la vista del malecón Álvaro Obregón, desde la calle Márquez de León hasta la calle de Allende.

De acuerdo con su manifestación de impacto ambiental, el desarrollo de Vista Coral está siendo efectuado en una zona de “alta perturbación”, por lo que no representa un riesgo para los recursos naturales. Pero la especialista en delfines, Rocío Marcín de AICMARH A.C., mencionó que esa zona es la de mayor tránsito de especies carismáticas de mamíferos marinos como el delfín tursión.

El segundo proyecto, conocido como “Marina Esperanto”, pretende construir una barda de un kilómetro sobre la línea costera, entre el Balneario “El Coromuel” y la Marina Palmira, que ya cuenta con su barda propia. Muchas asociaciones ambientalistas han solicitado una consulta pública para este desarrollo ya que pretende dragar un kilometro de fondo marino, construir un rompeolas y  obstaculizar la vista a miles de paseantes locales y extranjeros que hacen uso del corredor para actividades deportivas y de recreación.


Al ser entrevistadas al respecto, autoridades de ZOFEMAT y PROFEPA no tuvieron nada que declarar.

lunes, 23 de abril de 2012

NUESTROS CENTROS HISTÓRICOS Y LA PROPAGANDA POLÍTICA


                                   
                                                                          Por José Luis Vázquez Ceja

Sólo uno de los candidatos a senador de la República por el Partido de Acción Nacional ha colocado cuatro mantas en dos inmuebles del Centro Histórico de la ciudad de La Paz. Además, para hoy domingo 22, en la calle de Mutualismo, entre Ocampo y callejón Cabezud, aparecieron dos bardas pintadas con propaganda del candidato a senador y de la candidata a la presidencia de la República. Ello da lugar a tomar nota y a constatar de manera respetuosa que ninguno de los otros candidatos a senadores y diputados federales del resto de los partidos políticos nacionales han colocado propaganda política alguna ni en el Centro Histórico de La Paz ni en el resto de los Centros Históricos de las demás ciudades y pueblos de la Entidad.
De lo anterior se hace patente  que excepto uno y una de los contendientes políticos, todos los demás en espíritu y en los hechos no sólo están respetando  una legalidad, ganada por el uso y la costumbre, sino una legitimidad histórica del alma colectiva de toda una comunidad que es, en primera y última instancia, la dueña y la responsable de conservar de manera digna y responsable nuestros Centros  Históricos.
Por qué conservar los Centros Históricos?
Muchas razones existen para valorar, conservar y respetar los Centros  Históricos de nuestros pueblos y ciudades. Estas van desde las míticas, tradicionales, culturales e históricas hasta las de índole legal. Estas, generalmente, no son excluyentes sino complementarias, dependiendo de las circunstancias, para alcanzar y mantener un desarrollo armónico de los propios centros históricos que, metafóricamente hablando, son  las arcas donde se guarda la memoria, la identidad y la pertenencia de sus pobladores, pero también espacios de encuentro para quienes los visitan.
El nombre de la mítica California
Entre las míticas o mágicas está el nombre mismo de la California, en ella está el origen ancestral de nuestra identidad  y  pertenencia. Como Californe su nacimiento viene desde  el  778,  año en que Carlomagno pierde a su fiel escudero Rolando, que tiempo después Garci Ordoñez de Montalvo, en su popular novela de caballería Las Sergas de Esplandían (Amadís de Gaula), recoge el nombre de Californe como uno de los países que se sublevaron contra Rolando.
Como bien lo resume Fernando Jordán, en su clásico libro, el Otro México, supieron de la mítica California Hernán Cortés y Nuño de Guzmán, después el capitán rebelde Fortún Jiménez la descubre y un burlón enemigo de Hernán Cortés, a quien un escritor de la época cita como Alarcón, la bautiza con el nombre de la legendaria California para ridiculizar a Hernán Cortés cuando éste pretendió conquistarla en 1535. Así fue, al decir del historiador Miguel León Portilla, como la California hizo su aparición en la primigenia frontera entre la leyenda y la realidad.
Intentos y fracasos por  conquistar la California
Después vendría otra serie de fracasos de quienes a lo largo de más de siglo y medio (1535-1697) intentarían establecerse en la California. La permanencia llegaría con la función de la Misión de Nuestra Señora de Loreto por el jesuita Juan María de Salvatierra, que de un modo u otro trajo consigo una irradiación cultural no sólo contrastante con la de los  pueblos originarios,  los Californios,  sino influyente en la fundación de más cuarenta misiones, tanto en la Baja como en la Alta California.
Un ejemplo que ilustra la serie de intentos y fracasos para establecerse en la enigmática y atrayente California, lo tenemos en la ciudad de La Paz, antes de su fundación definitiva en 1830. Mínimo fueron cinco intentos en un lapso de casi tres siglos (1535-1830), según lo relata el emérito historiador Pablo L. Martínez.
Todo empezó con el  propio Hernán Cortés (1535); después Sebastián Vizcaíno (1596); luego Isidro de Atondo y Antillón, acompañado del jesuita Francisco Eusebio Kino (1683); llegarían después los jesuitas Juan de Ugarte y Jaime Bravo a fundar la misión de Nuestra Señora del Pilar de La Paz, misma que en 1748 fue trasladada a Todos Santos con el nombre de Nuestra Señora del Pilar de Todos Santos, y fue hasta 1830, gracias a  temblores y “chubascos” que sufrió Loreto,  que La Paz, de simple alcaldía, con unos cuantos habitantes, pasó a ser la Capital de la Antigua o Baja California.
Sudcalifornia y la cultura universal
Quizá no haya en la República un estado como Sudcalifornia donde la unión de la geografía, la naturaleza  y la  historia sea tan determinante en la identidad y pertenencia de sus gentes y de su propia evolución social. Desde siempre, las mentes más brillantes del mundo han abordado temas relacionados a los diferentes y diversos aspectos de la California peninsular.  El doctor Miguel  León Portilla nos dice que sólo entre los años que van del 1535 a 1964, Ellen Catherine Barret (EU) reunió y publicó 5 mil títulos referentes a su historia, geografía, arqueología, flora y fauna, en fin toda suerte de publicaciones sobre el pasado y presente de la Baja California.
Seguramente, después de casi medio siglo, dicha cantidad se ha  duplicado. Sólo en el tema de las pinturas rupestres, la arqueóloga María del Carmen Casado compiló un millar de títulos y la región sobre la que más se ha escrito y publicado es la de Baja California Sur. Las referencias son más que sorprendentes, pero lo más satisfactorio también es que desde sus origines la Antigua o Baja California  ha estado ligada al conocimiento y a la cultura universal.
Los Centros Históricos, arraigo e identidad
Después de expulsados los jesuitas de todos los dominios españoles por órdenes del rey Carlos III, en 1768, pero sobre todo, después que los Estados Unidos nos arrebataran la mitad del territorio en un guerra injusta y desigual (1848), la política de los sucesivos gobiernos fue  poblar y fundar pueblos en la California. Fue así como nuestros pueblos y ciudades, exceptuando los pueblos mineros, no misionales sino seculares,  de real de Santa Ana, El Triunfo  y real de San Antonio, y  siguiendo la ruta de las misiones desde San Ignacio hasta San José del Cabo, tienen su origen y traza urbana en el lugar o en el entorno donde fueron construidas las 17 misiones por los misioneros jesuitas, catorce todavía en pié antes de ser expulsados.
Estos Centros Fundacionales o Históricos son nuestra herencia, nuestro arraigo e identidad, en ellos  se en encuentra el mayor número de bienes culturales (300 inmuebles inscritos en el Catálogo de Monumentos Históricos, construidos entre los siglos XVII y principios del XX,  incluido el paisaje natural y urbano), además de todos aquellos inmuebles que por su arquitectura tradicional o vernácula se encuentra ubicados en estos espacios. Sin dejar de considerar nuestros malecones, los cuales  no sólo fueron la única puerta de entrada a nuestros pueblos y ciudades sino lugares y paisajes de encuentro por donde a diario la vida pasa. Todos ellos  representan los nexos que nos unen a nuestro pasado, y nos permiten comprender nuestro presente y enfrentar el futuro.
Las nuevas ciudades
Tanto Santa Rosalía y Guerrero Negro como Ciudad Constitución e Insurgentes, aún cuando son ciudades mucho más recientes, cuentan igualmente con un patrimonio histórico y cultural moderno o contemporáneo, pero igualmente valioso. De éstas sólo haremos mención a la más antigua, que es Santa Rosalía. Esta nace después del contrato firmado por el gobierno de México y la Casa Rothschild y el banco Mirabean en 1895 para la explotación del cobre a cargo de la compañía “El Boleo”.  Desde entonces se fue conformando  una ciudad con una traza urbana y una arquitectura diferente a la mayoría de los pueblos y ciudades no sólo de Sudcalifornia sino de México.
Declaratorias: una sí y 16 pendientes
Hasta la fecha, sólo el Centro Histórico más joven, con un poco más de un siglo, que es el de Santa Rosalía, cuenta con declaratoria de Zona de Monumentos Históricos, según decreto presidencial del 24 de noviembre de 1986, mediante la cual se inhibe no sólo la colocación de propaganda política durante los  procesos electorales sino cualquier otro tipo de publicidad que vaya en contra de la imagen urbana de la zona declarada histórica. Tal declaratoria constituye, obviamente, el andamiaje indispensable para la protección y conservación del patrimonio cultural de Santa Rosalía. ¿Pero que pasa con los 16 centros históricos que, exceptuando Santa Agueda, rondan en promedio con más 300 años de antigüedad, mismos que hasta están pendientes de tales declaratorias?
Podríamos intuir que nuestras autoridades de los cinco municipios están conscientes de que ésta es una tarea pendiente y que seguramente, apoyadas y/o asesoradas por el Centro INAH de Baja California Sur, se avocarán a conformar un programa de trabajo que tenga como objetivo realizar los estudios de cada uno de los 16 centros históricos para  obtener las declaratorias de Zona de Monumentos Históricos.  Incluso, nuestras autoridades municipales pueden estar seguras que tales declaratorias son mucho más redituables desde una perspectiva histórica, cultural y turística  que los programas de moda como “pueblos mágicos” o “ciudades emergentes”. En tal caso, los primeros allanan el camino a los segundos.  
Esta es la relación de centros históricos pendientes de declaratorias de Zonas de Monumentos Históricos.  En el municipio de Mulegé:  Centro Histórico de Santa Agueda, Centro Histórico  de San Ignacio y el Centro Histórico de Mulegé; en el municipio de Loreto: Centro Histórico de Loreto y el Centro Histórico de San Javier; en el municipio de Comondú: Centro Histórico de San Luis Gonzaga, Centro Histórico de San José de Comondú, Centro Histórico de San Miguel de Comondú y el Centro Histórico de La Purísima; municipio de La Paz: Centro Histórico de La Paz, Centro Histórico de San Antonio, Centro Histórico de El Triunfo, Centro Histórico de El Rosario y el Centro Histórico de Todos Santos; y en el municipio de Los Cabos: Centro Histórico de San José del Cabo y el Centro Histórico de Santiago.
Conclusión
Sólo esperemos que en Sudcalifornia la prudencia y el respecto imperen sobre imposición y la sanción en nuestros Centros Históricos para que éstos sigan siendo espacio de todos, pero sobre todo de historiadores, cronistas, poetas,  escritores, artistas, académicos e investigadores, artesanos y albañiles, arquitectos y restauradores. Cada año surgen libros que hablan de esta tierra  y nos descubren nuevos horizontes o reviven historias o leyendas olvidadas. Son libros que nos guían por calles y  banquetas, palmeras y laureles, pozos, piletas y molinos, inmuebles y monumentos. Libros que nos regalan  relatos e historias de casas,  plazas, jardines y bancas,  esquinas y  muros de piedra, de  personajes y  espacios tan propios de cada uno de estos 17 Centros Históricos, que invitan a la creación, a la reflexión y a la lucha por preservarlos.  En suma, cabe decir que en nuestros Centros Históricos se entrelaza la  historia, la cultura y la naturaleza no sólo para el placer y disfrute de quienes en ellos vivimos sino de quienes los visitan.           





martes, 17 de abril de 2012

Reforma al 24… “este arroz ya se coció”.


LA SUERTE ESTÁ ECHADA. ( 296 )

                                                                                                                 Bobby García.

&.
&.- Y vamos por lo que queda de la trinchera del 3º., 27 y 123 .
&.- ¿Cómo interpretar las convicciones éticas?

Para abordar el tema del artículo 24 constitucional, su esencia y su reforma, técnicamente, tendría que ocupar más espacio que el ocupado con el tema –reciente- de Bahía Magdalena y su biodiversidad. Trataré en el tema del 24 ser contundente y “sacar con rapidez” mi revólver del ABC. La reforma al artículo 24 ya es un “arroz cocido y cosido en la lengua de los hacedores del entramado, del que también he hablado en esta tribuna”. Allá, en los lejanos tiempos, la lucha abierta o cerrada entre los liberales y conservadores recorrió todo el país. Hoy, por muchas reformas a la constitución, parece que la lucha ancestral se transformó en “un día de campo”. La estirpe de los liberales de la talla de Benito Juárez, Ignacio Ramírez y tantos y tantos, se ha disipado por el oportunismo, vileza y cinismo con que se arropan sexenio tras sexenio. El Congreso de la Unión y los locales están “llenos” de conservadores. La reforma liberal, la constitución de 1857 y la de 1917, con verdaderos postulados históricos, han sido, poco a poco “o mucho a mucho”, desmantelados por los intereses de la casta de insaciables en que se han transformado las instituciones del estado.
El artículo 24 constitucional dice: “todo hombre es libre para profesar la creencia religiosa que más le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley. El Congreso no puede dictar leyes que establezcan o prohíban religión alguna. Los actos religiosos de culto público se celebrarán ordinariamente en los templos. Los que extraordinariamente se celebren fuera de éstos se sujetarán a las leyes reglamentarias”. Este es un precepto constitucional “milenario” que pasó por las cruentas luchas  armadas que llenaron de sangre al país. Se ventiló entre liberales y conservadores, Juárez y Maximiliano y la guerra cristera. Así como la campiña mexicana se incendió con el grito de “tierra y libertad”, así se tiñó de sangre con el grito de “viva cristo rey”. La reforma a este artículo quedará así: “Toda persona tiene derecho a la libertad de convicciones éticas de conciencia y de religión, y a tener o adoptar, en su caso, la de su agrado. Esta libertad incluye el derecho de participar, individual o colectivamente, tanto en público como en privado, en las ceremonias, devociones o actos de culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o faltas penados por la ley. Nadie podrá utilizar los actos públicos de expresión de esta libertad con fines políticos, de proselitismo o propaganda política”. Si la lucha visionaria de Juárez y sus liberales sentó las bases para la separación del estado y de la iglesia, si Juárez decretó el 15 de abril de 1861 la “Ley de Instrucción Pública” en la que meridianamente apuntó que la educación quedaba bajo la tutela del gobierno federal refrendando el compromiso del estado para impartir una educación laica, libre de dogmatismos y de enseñanzas religiosas, ¿por qué, a 152 años de fortificarse la filosofía liberal y el laicismo en la educación, se admite la reforma a un artículo tan sencillo y de fácil interpretación? ¿Por qué ahora se pretende que la educación religiosa se difunda en actos públicos? Si ya de por sí los credos religiosos han invadido los espacios públicos y el gobierno en turno hace como que no mira ni escucha ¿quién frenará la anarquía que se desate? ¿Las iglesias respetarán y “no cometerán delito o faltas penados por la ley”? ¿Quién decretará si es delito o no? ¿Cómo interpretar eso de: “libertad de convicciones éticas de conciencia y de religión”? Que conste: no tengo nada contra la iglesia pero no quisiera vivir un ESTADO CONFESIONAL. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com
PASEMOS EL RUBICÓN: ¿Si a una alta autoridad clerical su Señor le dicta realizar marchas y mítines “religiosos” en época electoral, escudándose en sus convicciones éticas de conciencia y de religión, ¿la autoridad podrá prohibir estas “devociones o actos de culto respectivos”? Alea Jacta Est. 18-04-12…Síganme –si lo quieren- en mi blog recién estrenado. Publicaré temas distintos, poemas, relatos

Restitución de la legalidad en la UABCS y defensa de la Autonomía Universitaria (un aporte teórico-práctico)


Doctor Humberto González Galván

Desde hace más de un año en la UABCS, Universidad pública de nuestro estado, la ley se ha estado torciendo a conveniencia política de quienes se cobijan en la inercia social y en la impunidad. Mi pregunta en este escrito es la siguiente: ¿cómo ha sido posible tal barbaridad, qué condiciones la han permitido?, y también ¿qué condiciones la pueden transformar? Mis incipientes respuestas a estas dos preguntas quieren ser académicas (políticas y éticas ya lo son) y, en este sentido, voy a rescatar dos conceptos que expongo ahora con suma brevedad, a fin de querer hacerme comprensible a mí mismo algo que parece incomprensible y/o irrealizable: el concepto de autonomía y su práctica en nuestro contexto universitario.
Dos son las ideas desde las que incidiré en el concepto y práctica de la autonomía universitaria: la idea psicológica de “autonomía”, y la idea filosófica de “decir veraz” (parrhesía).
a) La idea psicológica del concepto de “autonomía”;
Son Jean Piaget (1896-1980) y su discípulo Lawrence Kohlberg (1927-1987), quienes mejor describen el paulatino proceso psicológico de adquisición y desarrollo cognoscitivo y moral de la autonomía. Desde la psicología genética, la autonomía moral es un logro de la subjetividad que centra su interés “…en que las leyes y deberes se basen en el cálculo racional de la utilidad general.” Así pues, el sujetarse libremente a la ley en beneficio del bien común es fruto personal de formación cívica, sin el cual dejarían de tener sentido social el derecho y la política, bien entendida esta última como ordenamiento de la ciudad en el espacio público para beneficio común de los ciudadanos que la constituyen y construyen. Ahora bien, tanto el derecho como la política, en su correcta interpretación práctica, son el baremo cultural de cualquier sociedad civilizada que sostenga a la democracia como uno de sus valores.
b) La idea filosófica de “decir veraz”, “hablar con franqueza”, o parrhesía.
Es Michel Foucault su principal promotor en el discurso académico reciente. Parrhesía proviene etimológicamente del griego pan rhema, decirlo todo. Así, el “parresiasta es el que dice todo”, pero su decir está impregnado de una carga ética tan fuerte que le obliga a poner en riesgo incluso su propia vida, justo por encaminarse a mostrar lo que se es sin cortapisas: “decir la verdad sin disimulación, ni reserva, ni cláusula de estilo, ni ornamento retórico que pueda cifrarla o enmascararla. A la sazón el ‘decirlo todo’ es: decir la verdad sin ocultar ninguno de sus aspectos, sin esconderla con nada.” Decir la verdad así, como se mencionó, implica riesgos de diversa índole. Uno de ellos es el perder la amistad de aquel a quien se le dicen así las cosas:
Para que haya parrhesía… es menester que el sujeto… corra cierto riesgo, un riesgo que concierne a la relación misma que él mantiene con el destinatario de sus palabras. Para que haya parrhesía es menester que, al decir la verdad, abramos, instauremos o afrontemos el riesgo de ofender al otro, irritarlo, encolerizarlo y suscitar de su parte una serie de conductas que pueden llegar a la más extrema de las violencias. Es pues la verdad, con el riesgo de la violencia.
Los riesgos de la parrhesía son riesgos aceptados de manera consciente por el parresiasta. Es parte del juego mismo de la parrhesía el asumir una suerte de pacto entre quien dice todo y quien todo debe escuchar, a fin de que ambos resurjan como los sujetos éticos que ya son, aunque siempre estén haciéndose. Así, decir veraz la verdad y escucharla con veracidad, constituyen un juego parresiástico puesto en doble primera persona y, por ello mismo, no puede quedarse en el solo discurso ya que, como recuerda Foucault con Séneca, los bellos discursos del juego parresiástico “hay que probarlos en la acción.” Al juego parresiástico inscrito así en un círculo ético de doble responsabilidad (responsabilidad del que dice y responsabilidad del que escucha), bien podemos incorporarlo a la cúspide del desarrollo psico-gen-ético que la escuela piagetiana ubica en el sexto y más noble estadio de desarrollo moral: la autonomía basada en principios éticos universales. Cierto, en la autonomía moral, la ley se ha incorporado a las estructuras psíquicas del individuo de manera tan íntegra e insobornable, que este se reconoce en ella, en la ley, en automático; casi como si fuese su segunda naturaleza, justo como la naturaleza psíquica y cultural de la que el ser humano es logro tributario y que lo construye veraz en ella, en esa naturaleza psíquica y cultural.
Con el instrumental teórico-conceptual anterior y desde dos plataformas (una psicológica y otra filosófica) me he intentado explicar lo que en la práctica ética y política ha venido sucediéndose entre colegas y grupos de colegas en nuestra universidad pública, máxima casa de estudios de nuestro estado, desde hace más de un año. Abogo, junto con quienes conformamos el FUNDA-UABCS, a inaugurar una (no nueva porque ¿cuándo se ha dado?) quizás primera época de entereza ética que permita, a su vez, acercarnos a una auténtica práctica política en pro de principios y valores universales. Que este sea mi granito de arena.
Transitemos ahora a las condiciones materiales que tenemos en puerta para que esto empiece a ser una realidad.
Como todos sabemos, la Universidad Autónoma de Baja California Sur se ha visto inmersa en una profunda crisis de legalidad al interior de la misma, crisis que se ha resuelto de iure declarando que el Rector legal es el Dr. Carlos Jesús Villavicencio Garayzar, a quien deben de restituirse sus garantías individuales violadas, lo que implica que despache en Rectoría Universitaria a la brevedad.
Además, dichas Garantías se restituyeron con la publicación del Decreto 1960 en el Boletín oficial del Gobierno del Estado número 67 en fecha 13 de diciembre de 2011 en el tomo XXXVIII.
Con lo anterior es clara la verdad legal respecto al Rector de la Universidad Autónoma de Baja California Sur. Sin embargo, también sabemos que al interior de la Universidad se encuentra despachando el C. Gustavo R. Cruz Chávez, ostentándose de manera indebida como Rector universitario.
Ante esta contradicción de la verdad legal con las actividades de las personas que de facto ejercen como autoridades universitarias, se hace necesaria una concordancia tal de las mismas a fin de hacer prevalecer el estado de derecho en nuestro Estado y la autonomía en nuestra Universidad (que no consiste en hacer lo que esta quiera, sino en ejercitar lo que la ley mandata (la suya y la del estado al que se debe)).
Es, pues, de suma importancia que se restituyan de manera pacífica las Garantías a favor del Rector legal de nuestra Universidad. De no ser así, el Estado estaría dejando a la propia Universidad sin sustento jurídico alguno, dando lugar a toda una cascada de posibles ilícitos adicionales, tanto de personas como de oficinas (v.gr. conspiración, ultrajes, violencia de y contra funcionarios e instituciones, ejercicio indebido de servidores públicos, acoso laboral, coalición de servidores públicos, violación de garantías, etc.) que sólo acarrearían, ni más ni menos, una vuelta a la ley de la selva, situación de la que el Estado sería también responsable.
Ante la gravedad de lo que se describe, se hace urgente y necesario instrumentar una transición pacífica entre quienes se ostentan como autoridades universitarias y el Rector legal de la institución, ¿para qué?, ¿por qué?, ¿cómo?:
¿Para qué?...
1.- para el pleno restablecimiento de la legalidad en la Universidad Autónoma de Baja California Sur.
2.- para evitar que se sigan cometiendo ilícitos en flagrancia.
3.- para garantizar que no existan confrontaciones ni violencia.
4.- para que se dé una transición pacífica en la Universidad Autónoma de Baja California Sur.
5.- para que la Universidad ejerza sin incertidumbre institucional sus funciones sustantivas.
¿Por qué?...
1.- porque el auténtico ejercicio de la Autonomía universitaria implica, necesariamente, un apego irrestricto a las sentencias escritas que emanan de la Constitución y sus leyes.
2.- porque el auténtico ejercicio de la parrhesía, en ámbitos universitarios, implica, necesariamente, un apego irrestricto a la ley no escrita de la conciencia moral.
¿Cómo?...
Desde mi óptica, esto puede ocurrir de dos maneras:
a) De manera autónoma y razonable (parrhesía de por medio): entrega-recepción discreta y transparente, decidida por el profesor Cruz con asesoría de abogados sensatos, o
b) De manera heterónoma y forzada: una llamada del gobernador al profesor Cruz a fin de que entregue sus oficinas de manera discreta y transparente (no creo que el Lic. Covarrubias esté dispuesto a correr el riesgo de un juicio político de la Suprema Corte de Justicia de la Nación).
En fin, ¿de qué depende que se dé así o asá? Del grado de autonomía que estemos dispuestos a ejercer como universitarios y del grado de parrhesía que nos mueva como personas. De cualquier manera el resultado será el mismo: la restitución de la legalidad.
Dicho todo lo anterior, me atrevo a reiterar el llamado que hice público en nuestra Universidad, por primera vez, el día Miércoles 30 de noviembre de 2011, hace ya cinco largos meses:
“Por medio de la presente hago un atento llamado a quienes todavía detentan, de facto no de iure, la administración universitaria, a fin de que entreguen sus oficinas a quien, por ley, corresponda. Hacerlo, lo antes posible y de manera decorosa (en lo que todavía cabe) resarcirá un poco de la dignidad perdida en un penoso y largo proceso de ilegalidades plagado, paradójicamente, de abogados.

¿Por qué pido lo anterior? Estoy convencido de que lo que empieza mal, mal termina (más allá de nuestras pequeñas voluntades); y una administración universitaria que empieza torciendo la ley a conveniencia, no puede llevar sino a más de lo mismo: impunidad y desvío de recursos a campañas políticas, en detrimento la calidad en el servicio educativo a nuestros jóvenes estudiantes, razón de ser primera de nuestra institución.
Así pues y a fin de no seguir incrementando la escandalosa cascada de ilegalidades que desde hace [más de] un año se nos ha venido encima, evitémonos más vergüenzas públicas y transitemos como universitarios en el reconocimiento de nuestros errores. Sólo así, quizá, lleguemos algún día a ejercer dignamente nuestra [parresiástica] autonomía.”

viernes, 13 de abril de 2012

LOS NIÑOS INCÓMODOS DEL PAN.

Por : Iván Castro.

Hace unos días se emitió un video titulado “Los Niños Incómodos” de la asociación “Nuestro México del futuro”, donde se refleja no solo el futuro de México, sino más bien el presente: corrupción, violencia, delincuencia, simulación, narcotráfico, impunidad; son solo algunas prácticas desenmascaradas con sutil creatividad en el referido cortometraje.



De manera paralela en nuestra choyera región también se señalaron dos incomodidades para el PAN; Arturo De la rosa Escalante y Gustavo Rodolfo Cruz Chávez, uno imputado de un desvío de 8 millones de pesos cuando su permanencia existía en el Congreso del Estado y otro por un faltante de más de 37 millones de pesos en la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) derivado de una permanencia ilegal e ilegitima en el campus Universitario.



El resultado fue obvio y predecible, la defensa de la irregularidad, la defensa de la impunidad, la defensa de la inmoralidad, ¿en el PAN? ¡Habráse visto!



Mientras que por un lado el Diputado Panista Gil Cueva Tabardillo indicaba que no era tanto el desvío de Arturo De la Rosa Escalante; por su parte el Diputado  Víctor Ernesto Ibarra Montoya también Panista (¿habráse visto?) decía algo similar de las cuentas universitarias;  que no era tanto, que se estaba intentando cumplir, que eran facturas, que no era dinero, que no hay ningún problema, que no querían demandar, ¿y la impunidad y la irregularidad?: Intocada.



No dijo el Diputado Panista que esas observaciones se estaban intentando maquillar, ya que tienen que pasar por un estricto procedimiento para su aprobación, tanto por la Junta Hacendaria Universitaria como por un Auditor externo y no basta solo con la vaporera a favor, del muy respetable; pero poco creíble “Consejo General Universitario”.



El contenido del cortometraje  “Los Niños Incómodos” se queda muy corto comparado con nuestra choyera política, donde el ex secretario del ex Diputado Arturo De la rosa Escalante en tiempos precisamente de ese presunto desvío, Gustavo Rodolfo Cruz Chávez se impuso de manera ilegal como “Rector Universitario” y nombró como su “Abogado General” al ciudadano Adrian De la Rosa Escalante, hermano del otro niño incómodo.



Y ahora los Diputados panistas los defienden para no sacar a la luz “sus trapitos”, lo que lleva a una sabia conclusión; tanto a Gustavo Rodolfo Cruz Chávez como a Arturo De la rosa Escalante los tapan con la misma cobija o bien los ocultan bajo el mismo tapete.

jueves, 12 de abril de 2012

Guerrero Negro, mi ciudad impensada

LA SUERTE ESTÁ ECHADA. ( 295)

Bobby García.

&.- .

La ciudad de Guerrero Negro se fundó el 7 de abril de 1954, es decir, el sábado pasado (7), cumplió 58 años. Está a 220 km. de Santa Rosalía hacia el norte. Hay que pasar por las cuestas del Infierno y Las Vírgenes, luego a San Ignacio y a Vizcaíno. De la “y” y de la gasolinera, hay 70 kilómetros más para llegar a mi ciudad impensada. Actualmente es una ciudad sui generis que impacta desde muchos kilómetros antes de llegar: la fila de postes de la luz, que corren paralelos a la carretera, adquieren un matiz plomizo y en la distancia se van perdiendo entre la niebla que poco a poco se traga el desierto, la arena, tu coche y tu alma. Cuando faltan unos 10 kilómetros, allá al fondo, y en línea con la carretera se dibujan caprichosas figuras -¿de arena?-  que parecen una gran ciudad transparente. Luego tus ojos deletrean figuras que parecen pinos, montañas o nubes. Ya cerca, y a la derecha, observas retratada entre la niebla una silueta que parece una “z” gigante o una espada. Poco a poco la silueta se retrata en tus pupilas y caes en cuenta de que es “el águila granítica” que otea el horizonte desértico donde parece que no hay nada pero sí hay. El Paralelo 28 divide los dos estados: Baja California y Baja California Sur. Las siluetas vaporosas adquieren forma definida y ahora son pinos australianos y casas. ¡Y resulta
que muchos piensan que Guerrero Negro es un desierto! Es mi ciudad impensada que por la terquedad del doctor Julio César Peralta Gallegos me permitió hurgar en sus entrañas para mirar el alma cristalina de sus moradores… en Guerrero Negro puedes escuchar la experiencia del silencio y voltear al médano para transformarte en estatua de sal… las mujeres de la Ciudad del canal no paren hijos, paren voces preñadas de borrasca y sal. Esa, mi ciudad impensada, que me permitió llenarme de pesadas nostalgias, hartarme de abrazos y saludos, de sal, soledad y desierto. Esa, mi ciudad, que me permitió vibrar con Playa Malarrimo, hilvanada con leyendas y fantasmas: En Playa Malarrimo cada 7 de abril se levanta una densa niebla que dibuja caprichosas figuras de fantasmas, querubines, barcos piratas y el Black Warrior. Ya para llegar miras una lengüeta de concreto, de varios kilómetros y es el Boulevar Emiliano Zapata. Conserva su toque sui generis –como toda la ciudad- ya que parece emerger de la soledad; se antoja enorme en esa soledad aparente que te asalta por los cuatro costados. El Zapata está flanqueado por los comercios de los hijos de la sal, que en los días borrascosos, que son la mayoría, parece que venden mercancías a siluetas de arena, que no son, que son silencio y soledad. Y te adentras por sus callejuelas “medanescas”, caprichosamente zigzagueantes, para toparte con los fantasmas del desierto. ¡Los mirarás, como yo los miré! Recorrer el desierto en su tarea hedonista: va y viene empujando su carretilla llena. Un par de tenis viejos, un moledor de café, un guante de béisbol, un raspador de queso, tres playeras, un rollo de alambre de púas, un bat, zapatos y zapatillas, una lona enrollada, dos chamarras, una caja de bolero, una cobija, un acumulador, una boya de Playa Malarrimo, un pedazo de cabo amarillo fornicador de arenas, un Águila Pescadora disecada, un martillo, cinco kilos de esperanza envuelta en terciopelo verde y dos bolsas de papel llenas de viento del norte. Lo mirarás como yo lo vi, descargar su carretilla al pie de la barda del restaurante Malarrimo. Deja al último el terciopelo verde y las dos bolsas de papel. Lo mirarás hacer una reverencia y mirar al cielo. Poco a poco irá colocando todas las cosas en la carretilla dejando al último los cinco kilos de esperanza y el viento del norte. Cuando coloca el terciopelo y las bolsas, como estatua mira al cielo, abre sus brazos en cruz, se persigna… ¡y otra vez el regreso y así día con día va y viene con su esperanza y el viento del norte. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com
PASEMOS EL RUBICÓN: Esa es mi ciudad impensada, la que me permitió platicar con las dunas, con los cabos amarillos fornicadores de arena. La que me permitió escribirle su novela llamada “La ciudad del canal”. La que me permitió acompañar a los Sísifos hedonistas en su tránsito llevando la esperanza y el viento del norte. La que me permitió escuchar los latidos del panteón clandestino y los niños que pasean por la fila de pinos y platicar con doña Cloty, que en el gimnasio miró una niña del panteón.  Esa, mi ciudad impensada  que me permitió conocer al Machote, amigo y sombra de mi compañero Paco Flores. Esa, mi ciudad impensada, que este siete de abril cumplió 58 años, la que ha sepultado a casi todos los pioneros pero que nunca sepultará sus huellas luminosas que siempre encontraron el mapa de sus pasos aunque el viento se lo escondiera ¡todos los días! Alea Jacta Est.  13-04-12




martes, 10 de abril de 2012

¿Con estas “cartas” se ostentará como “Valor sudcaliforniano”'?

LA SUERTE ESTÁ ECHADA. (294)

                                                                                                                            Bobby García.

&.

En las cuatro colaboraciones anteriores, abordé con meridiana veracidad –y no es mi verdad, es verdad pública- acciones del actual gobernador que lo presentan como una persona –al igual que muchos políticos con cargos medios y de primer nivel- sin moral pública y por ende mentiroso, corrupto y demagogo. Suscribió carta certificando posesión de un predio, ¡una posesión de diez años! sin jamás haber existido tal posesión. Después de 60 años en que ninguna autoridad había estado en los campos pesqueros de Isla Magdalena, él, el actual gobernador, en 2007 llevó a los pescadores cobijas y despensas, tal como cuando los españoles entregaron pedrería vistosa, reluciente, a los indios para que les entregaran el oro… pero ¡vaya diferencia! Los españoles nos robaron el oro pero nos dejaron el oro invaluable de la palabra…¡el idioma!, pero Marcos Covarrubias al entregar cobijas de cien pesos y despensas gusanosas ¡pretendía pisotear la dignidad de los pescadores!! ¿Es persona honesta, es autoridad honesta, justa y democrática quien extiende carta de posesión ilegal? ¿Hay honestidad cuando se “pretende comprar” a los pescadores con cobijas y despensas para que no protesten por la acción de dar posesión – sin tenerla- a un hampón de alta escuela?

Ahora Marcos Covarrubias Villaseñor, valiéndose del poder de ser gobernador se confabula para que una empresa extranjera construya un muelle de cruceros en Isla Margarita que trastocaría violentamente toda especie viviente en las islas y cuerpos de agua de Bahía Magdalena. Rompería brutalmente la vocación pesquera de todos los habitantes de esa región en más de 260 millones de metros cuadrados. Rompería brutalmente el equilibrio ecológico y condenaría a muerte a las especies marinas y manglares selváticos de canales y esteros. Ese crimen a la biodiversidad irrepetible es el que quiere cometer el actual gobernador.
Desde el inicio de su gobierno instrumentó el programa de valor sudcaliforniano promocionándolo exageradamente en los medios de comunicación. Él, su esposa y sus hijos aparecen como ejemplo de “valor sudcaliforniano”. Con las acciones que aquí señalo, ¿será el gobernador ejemplo de valor sudcaliforniano? Recientemente ha publicitado un rotundo NO a la pretensión de las mineras y de La Pitahaya, en especial, de realizar trabajos en el sur de la entidad. Argumenta que la vocación de los pobladores no puede ser trastocada. Que las regiones de Todos Santos, El Pescadero, San Antonio, Los Planes y todas las aledañas, tienen vocación turística y agrícola, en la que las minerías no tienen nada qué hacer. Señala además que no se puede atentar contra las fuentes de trabajo que por toda la vida han sustentado estas comunidades. “No podemos hacer mineros a los campesinos y conocedores de actividades turísticas, nada más porque sí”. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com                 
PASEMOS EL RUBICÓN: ¿Por qué entonces el gobernador, “ejemplo de valor sudcaliforniano” pretende romper “de cuajo” la vocación pesquera y turística de los habitantes de Bahía Magdalena? ¿Por qué el insano interés de llenar las aguas de esa bahía con cruceros, yates, ruidos infernales, aceites derramados y contaminantes, que cambiarían radicalmente la vida cotidiana de todas las especies marinas, los nutrientes alimenticios y toda la biodiversidad existente? ¿Por qué el gobierno federal pretendía que estas islas fueran declaradas área natural protegida, y de un día para otro deciden entregarlas a capitales extranjeros?  El maestro Filemón C. Piñeda en 1908 a raíz de la intromisión de la armada de Estados Unidos en Bahía Magdalena para “realizar prácticas de tiro al blanco”, lanzó su proclama poética de “Bahía Magdalena” ¿Por qué los sudcalifornianos de ahora no tenemos el valor de luchar contra la corrupción gobernante que se manifiesta cotidianamente tal como los casos que señalo? ¿Dónde están los nuevos Filemones? ¿Dónde la gallardía de los partidos y políticos verticales y honestos? ¿O el programa de valor sudcaliforniano lo deben practicar solamente los corruptos y demagogos? “Todo lo que es necesario para el triunfo del mal es que los hombres de bien no hagan nada”. Alea Jacta Est. 06-04-12




lunes, 9 de abril de 2012

Miriam Muñoz, la Magdalena de las políticas panistas

Por José Luis Vázquez Ceja

Ayer domingo de Pascua,  después de misa, los panistas se volcaron a arrancar una campaña renovada y entusiasta con miras de dejar atrás la visión de un estadio Azul semivacío,  los lapsus lingue y los mareos por baja presión de su candidata a la presidencia de la República. Pero,  ayer también, la  militante panista Miriam Muñoz Vargas cumplió 12 días en huelga de hambre en protesta por la designación que hiciera su partido, el PAN,  a favor de  Arturo de la Rosa Escalante, quien, al tener un proceso penal pendiente, se encuentra constitucional ( Art.s 38,  110, 111 112),  legal  y estatutariamente (Cofipe art. 213) impedido a contender como candidato a la diputación federal por el distrito 02 ( La Paz—Los Cabos).
De presunto delincuente a candidato diputado federal
La ex delegada de la Secretaría de Gobernación en el estado de Baja California Sur, Miriam Muñoz,  ha declarado a la prensa (Tribuna de Los Cabos, 30.03-12) que la huelga de hambre que sostiene en la banqueta, frente a las instalaciones de la sede estatal panista,  no es una cuestión personal sino debido al obscuro palomeo de las listas de los candidatos al Congreso de la Unión que hiciera la dirigencia  de su partido, en las que aparece el señor Arturo de la Rosa Escalante y no una de las mujeres que participamos en el proceso interno. La militante Miriam Muñoz  subraya: Mi lucha va hasta que mi partido retire la  candidatura del señor Arturo de la Rosa  y sea sustituida por cualquiera de nosotras. Mi lucha no sólo es física sino moral.
Cuanta razón asiste a la ex candidata a la presidencia municipal de La Paz, Miriam Muñoz,  siempre y cuando los partidos políticos fueran lo que dice nuestra Constitución (Art. 41), entidades de interés público, esto es, que los ciudadanos y sus militantes fueran  los verdaderos dueños, los que tomaran las decisiones y no las burocracias partidistas  y los gobiernos en turno, como a diario lo vemos no sólo en el PAN sino en todos los demás partidos políticos.
Un claro ejemplo  de impunidad y de esa amalgama de intereses en la toma decisiones entre gobiernos y dirigencias partidistas es el multicitado caso de Arturo de la Rosa  Escalante, quien desde de 2009  y durante la pasada Legislatura (XII) fuera denunciado  por diputados del PAN y del PANAL por el indebido uso de ocho millones de pesos del Congreso del Estado cuando éste fungía como presidente de la Gran Comisión.
Denuncia, que pese a argumentos y pruebas documentales entregados tanto al presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso como al titular del Organo de Fiscalización Superior del Poder Legislativo y al  Ministerio Público correspondiente, no sólo quedó en los archivos de las autoridades sino que éstas abrieron el camino  para que el presunto fuera después candidato a la presidencia municipal de Los Cabos,  secretario particular del C. Gobernador  del Estado y ahora, flamante candidato a diputado federal por el distrito 02 (La Paz- Los Cabos).
El caso de Arturo de la Rosa, uno entre miles
Seguramente  que la militante panista Miriam Muñoz  es  consciente también    que su demanda  de anulación de la candidatura de Arturo de la Rosa Escalante es una de los miles que están en proceso de solución no sólo por la dirigencia nacional del PAN sino por el TEPJF. Sólo para ilustrar más esta cuestión, echemos mano  del artículo de Alvaro Delgado,  “Ruptura ética en el PAN” (Proceso No. 1846), en el cual expone  cifras de los juicios que militantes de los tres partidos han promovido ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF ). 
Sólo en el sexenio de Felipe Calderón, recordemos que han cambiado a cuatro dirigentes panistas, Manuel Espino, Germán Martínez, Cesar Nava y el actual, Gustavo Madero, la cifra de  demandas ascendió a lo siguiente:  mientras  que los priistas promovieron 700, los del PRD duplicaron la cifra con mil 591, pero los panistas sumaron 40 mil 147. La mitad de los juicios fue declarada fundada por los magistrados del TEPJF y éstos van desde la protección de los derechos político-electorales de los militantes hasta vicios e irregularidades en los procesos de elección de candidatos y candidatas.
Según Juan José Rodríguez Prats,  Jorge Zermeño y el propio Gustavo Madero,  panistas de abolengo y el dirigente nacional, argumentan que tales cifras responden, entre otros problemas,  al proceso interno que vivió el PAN para elegir a su candidato (a) a la presidencia de la República, a la manera como se otorgaron las candidaturas plurinominales a diputados y senadores, a las irregularidades que se cometieron en las elecciones de senadores y diputados, a vicios y conflictos  jamás vistos en tales procesos, incluidas las intervenciones de servidores públicos y sus familiares, mismos que la dirigencia nacional del partido, según estos connotados panistas, y  sin perder la ética del panismo, debe resolver, particularmente, tantas candidaturas cuestionadas a nivel nacional, como la del candidato a diputado federal Arturo de la Rosa Escalante.
La huelga de Miriam Muñoz va más allá..
Como decía el poeta Adriene Rich, allá por años 60, la lucha por los derechos de las mujeres era también una contienda contra la discriminación racial, la desigualdad social y la disparidad económica, entre otras a considerar en la larga lucha.  Luego, entonces, las luchas, como la emprendida por Miriam Muñoz, no pueden quedar  aisladas del contexto en que se crean y se manifiestan y éste no es otro que el de los partidos políticos y  la lucha por el derecho de las mujeres. Por ello,    el logro alcanzado con la fórmula 60/ 40 de candidatos/as  a puestos de elección popular   que el TRIFE y el IFE impusieron a los partidos políticos es sólo otro paso para lograr la meta, que es la paridad 50/50, clave  para la formación de un verdadero Estado Moderno.
La paridad (50/50) es el método propio de una real democracia. Es la regla práctica para medir y garantizar la proporcionalidad entre hombres y mujeres en todos los espacios donde se toman las decisiones públicas. Esta igualdad entre hombres y mujeres no sólo requiere de igualdad de oportunidades  sino de resultados en todos los ámbitos. Es también el principio público y político para subsanar de raíz la desigualdad social entre hombres y mujeres, tanto en la vida pública como en la privada (cosa pública/ hogar)
Salvo interés ajenos a una real democracia podríamos no estar de acuerdo con el paso dado por el TRIFE y el IFE al establecer la fórmula 60/40 y los partidos políticos en acatarla e implementarla, lo que significa 180 hombres y 120 mujeres, o también 180 mujeres y 120 hombres para candidatos uninominales, cuya meta es lograr la paridad (50/50) para tener una mejor representatividad en la vida de la República y consecuentemente, una mejor convivencia social y un aumento en la calidad de nuestra democracia.
Sin principios pero en el poder
Don Manuel Gómez Morín, antes de su muerte el 19 de abril de 1972, decía “Un simple cambio de personas de nada servirá para una real democracia… Nunca transigir en los principios, no aliarnos con quienes pretenden defraudar a la opinión pública y no estar por supuesto con quienes salgan de la cloaca que es el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), antecedente del actual PRI.  Claro que estos principios y postulados fueron la regla del panismo desde 1939  hasta 2005, donde jamás aceptaron “el simple cambio de personas” y sus dirigentes, siempre con civismo y honradez, lucharon contra los fraudes electorales de que fueron objeto por el gobierno y partido en el poder.
Ejemplo de estas luchas las tenemos en la huelga de hambre de Don Luis H Alvarez, en 1986; la lucha de Manuel J Cloutier “Maquio”, en 1988, contra el fraude electoral que se cometió en contra de Cuahtémoc  Cárdenas y la marcha del doctor Salvador Nava, en 1991, de San Luis Potosí a la Ciudad de México para denunciar el fraude en su contra. Incluso, el PAN, ya con Fox en el poder, no sólo exigió el recuento “voto por voto” sino tampoco reconoció las elecciones de Veracruz y Sinaloa, en el 2004, ni las de Coahuila, en el 2005.
Felipe Calderón no sólo acoge el “simple cambio de personas” sino  abraza y hace alianzas con personajes salidos de la “cloaca” a los que se refería Gómez Morín, con tal de alcanzar el poder y darle continuidad a esa “larga, muy larga simulación” de la que también hablaba Gómez Morín antes de su muerte.
Conclusión
Independientemente de la resolución que emitan tanto el TRIFE  como la dirigencia nacional del PAN sobre la candidatura impugnada por la militante panista Miriam Muñoz, su postura y lucha vienen a demostrar que después de las elecciones de 2006, los principios de Don Manuel Gómez Morín pasaron al arcón del olvido y sólo se perfila en el horizonte la imposición de un “simple cambio de personas” con tal de seguir manteniendo el poder político.           

The Beatles

The Beatles

¿Por qué razón Peña es puntero?. Excélsior

¿Por qué razón Peña es puntero?. Excélsior

sábado, 7 de abril de 2012

Miguel de la Madrid

Periodico A M                           07 Abril 2012

JAIME SÁNCHEZ SUSARREY

1.- Miguel de la Madrid fue informado la noche del 31 de agosto de 1982 de la decisión del presidente López Portillo: la banca sería estatizada y se instauraría el control de cambios. Previamente, López Portillo había consultado al Presidente electo quien se había manifestado en contra. No importó. La mañana del primero de septiembre de 1982, durante el Sexto Informe de Gobierno, el Presidente de la República dio el albazo. Nadie lo esperaba.

De ese modo, López Portillo violaba una regla no escrita de la sucesión presidencial de aquellos años: la de tomar una decisión de esa magnitud e implicaciones al margen de la opinión de quien estaba a tres meses de convertirse en el próximo Presidente de la República. López Portillo fue incluso más lejos. Publicado el decreto, declaró que Miguel de la Madrid no era el hombre adecuado para esa medida. Y en efecto, el propio De la Madrid reconoció que él no era el hombre adecuado para esa estrategia. 

2.- El 19 de septiembre de 1985, un sismo de 8.1 grados en la escala de Richter arrasó con el Centro y la Delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México. Fue un temblor oscilatorio y trepidatorio. De ahí su efecto devastador. El número exacto de víctimas no se conoce, pero el Gobierno estimó que fueron entre 7 y 8 mil personas. Lo cierto es que la ciudad se paralizó. Las comunicaciones se interrumpieron y el Distrito Federal quedó, prácticamente, incomunicado. La respuesta de la gente fue inmediata. Se movilizaron y organizaron para rescatar víctimas, auxiliar heridos y transportar cadáveres.

El Presidente de la República se apersonó en la zona afectada, pero no apareció en televisión sino hasta el día siguiente, después que en la tarde noche del 20 de septiembre se registró una réplica que hizo que el pánico cundiera como epidemia. A partir de ahí, quedó la impresión que el Gobierno de la República había sido rebasado por el desastre. Y en efecto, el propio Miguel de la Madrid reconoce en sus memorias, Cambio de Rumbo, que no había un plan ni estrategia a la altura de la tragedia.

3.- Las víctimas del temblor exigieron, inmediatamente, una respuesta del Gobierno de la República basada en tres exigencias: primero, no admitían ser reubicados, es decir, no querían abandonar la zona donde habían vivido. Segundo, demandaban la puesta en marcha de un programa de reconstrucción con recursos del Gobierno federal. Tercero, planteaban la necesidad de que se expropiaran los predios afectados para iniciar el programa de reconstrucción. Esas demandas se convirtieron en el eje de las movilizaciones y de la organización de los damnificados.

La respuesta del presidente De la Madrid no fue inmediata, pero sí muy rápida. Hacia el 12 de octubre recibió en Los Pinos a los representantes de los damnificados que exigían entrevistarse con él. Como resultado de ese primer encuentro se pondría progresivamente en marcha el programa de reconstrucción. El Presidente de la República publicó un decreto expropiatorio de los predios afectados, se creó un programa de reconstrucción habitacional y se reconoció a las organizaciones de las víctimas como el interlocutor. La reconstrucción fue, finalmente, un éxito.

4.- Miguel de la Madrid tomó posesión el 1º de diciembre de 1982 en medio de una crisis sin precedente: el País se encontraba al borde de la moratoria, las devaluaciones de 1982 llevaron el dólar de 20 pesos a mucho más de 70, la estatización de la banca dividió a la sociedad y se organizaron una serie de protestas, el desprestigio del presidente saliente, José López Portillo, estaba en su cenit. No sorprende, por lo mismo, que De la Madrid afirmara al asumir la Presidencia: no permitiré que el País se me deshaga en las manos.

La crisis de 1981-82, incluida la expropiación de la banca, no era un acontecimiento coyuntural que pudiera repararse con 2 ó 3 cambios menores. Era el fin de un modelo que Luis Echeverría (1970-1976) y López Portillo (1976-1982) habían llevado al límite. La estatización de la economía (más de mil empresas paraestatales, entre las que se encontraban restaurantes y fábricas de bicicletas), con el consecuente déficit fiscal, y el proteccionismo (una economía cerrada, sin competencia) eran las características dominantes.

5.- La receta del presidente De la Madrid fue simple, pero tocó el meollo de la cuestión: inició el proceso de liquidación de las empresas paraestatales que eran innecesarias y que grababan fuertemente el presupuesto federal y al mismo tiempo, promovió la entrada de México a la Organización Mundial de Comercio (entonces GATT) para abrir la economía e incrementar la productividad. Fue un giro de 180 grados respecto de las coordenadas fundamentales de Luis Echeverría y López Portillo. El proteccionismo y el estatismo recibirían cristiana sepultura.

La reacción de los priístas “ortodoxos” fue inmediata. Denunciaron una traición a los principios revolucionarios que atentaba contra la soberanía nacional. Fue, así, como nació la Corriente Democrática de Cuauhtémoc Cárdenas y Muñoz Ledo. Su exigencia era la corrección del rumbo o, en su caso, la apertura de la elección del candidato del PRI a la Presidencia de la República para impedir que llegara un continuista de las políticas de De la Madrid.

6.- A la distancia, es evidente que Miguel de la Madrid no se equivocó en el diagnóstico ni en la medicina aplicada. Con él iniciaron las reformas que introdujeron a México en el Siglo XXI. Su gestión puede resumirse en dos palabras: fue un Presidente responsable que ajustó sus decisiones al valor que él consideraba supremo en política: la eficacia.