Loading...

domingo, 20 de julio de 2014

UNA DE HUEVOS...



Hoy  desperté con el antojo de unos huevos estrellados con tocino en salsa de ajo y chile de árbol.

Todos los ingredientes estaban afortunadamente disponibles.

Pero cuando abrí el refri, no encontré la cartera adquirida ayer junto con otros víveres(¿así se dice?).

Seguramente la había olvidado en el carro. No me equivoqué. 
Preparé el sartén, puse el tocino y dejé que empezara a soltar la grasa para añadir los huevos mientras saboreaba el primer café del tercer viernes de julio.

(Me encanta la confabulación aromática del café y el tocino).

Cuando el sartén empezaba a "tronar" abrí la cartera, saquè dos huevos( de gallo/gallina), y cuando los quise quebrar lo que se dobló fue el borde de la olla de los frijoles.

Estaban más duros que un marro. Perfectanente cocidos. Cambio obligado de menú: Huevos duros a la sol de julio con ensalada de betabel con alioli.

No hay comentarios: