Loading...

viernes, 27 de febrero de 2015

¡ZAZ!



Sus ex compañeros de la escuela primaria lo recuerdan muy bien.

Si querian tener el honor de que el  hijo del gobernador les diera un aventón a casa, tenían que aceptar una condición: que antes de abordar el vehículo oficial, el junior les diera  un coscorrón.

Ahora aquel mozalbete es uno de los precandidatos a la gubernatura de BCS.

"Conmigo tiene un voto menos", dice uno de los ex condiscípulos-brillante abogado-del perverso y caprichudo gordito que no aceptó pasar por tal humillación.

No hay comentarios: