Loading...

viernes, 26 de julio de 2013

Z/40: INTELIGENCIA CUESTIONABLE

Alejandro Alvarez


Hace pocas semanas resonaron   cuetes y chinampinas por la captura del buscado narco Z-40 producto, dicen, de una minuciosa labor de inteligencia de los cuerpos de seguridad nacionales. Gobiernos de varios países reconocieron este destacado desempeño del gobierno mexicano. Y cuando la fiesta se encontraba en su apogeo retumbaron los medios ante el ataque sorpresivo de “grupos civiles armados”  contra fuerzas de la policía federal en Michoacán acompañados de bloqueos de carreteras.  El ataque se dio mediante emboscadas concertadas y bien planeadas en por lo menos seis localidades del sur de ese estado durante tres días con un saldo de al menos seis federales ultimados y varios heridos . Los primeros boletines hablaban de muertos y heridos en el bando de los atacantes pero nunca se presentaron testimonios de ello, no hubo una sola captura de los maleantes ilesos, muertos o heridos.
Los intentos del presidente Peña Nieto por deslindarse de la “guerra contra el narco” emprendida por Felipe Calderón, su antecesor, cedieron ante el control que la delincuencia ejercía en vastos territorios michoacanos y hace apenas pocos meses se volvieron a mandar numerosos contingentes del ejército, la armada y la policía federal a esa entidad. Lo increíble es que con esos numerosos recursos humanos y materiales del gobierno federal volcados en Michoacán se sufra una derrota militar de esa tamaño y se salga a decir que fue un “acto desesperado” de los delincuentes. Vaya manera de minimizar los hechos. Qué bueno que fue un “acto desesperado” porque si no ahora estaríamos presenciando la formación de la República Narcotráfica de Michoacán.
Contra su costumbre, y seguramente contra su voluntad, el presidente ha reunido al gabinete de seguridad para calmar a la población asegurando que la zona en conflicto “será recuperada”, lo que es un reconocimiento implícito de que parte del territorio michoacano está fuera de control. Eso sin mencionar la imposición de las autodenominadas “policías comunitarias” que han establecido sus reglas en varios municipios de Michoacán, Guerrero y Oaxaca y no es descartable la acción concertada de miembros de estas fuerzas irregulares con grupos del crimen organizado dadas las consignas dejadas en forma de pintas reivindicando la lucha por la “liberación” de municipios.
A la festinada inteligencia de las fuerzas de seguridad le pasó de noche la advertencia de que los grupos delincuenciales preparaban un ataque cuando dos días antes de las emboscadas hubo una agresión contra pobladores del municipio de Los Reyes con un saldo de cinco pobladores muertos por arma de fuego.
¿Y los partidos políticos? Bien gracias. A lo mejor no se han enterado de la emergencia nacional tan ocupados como están en tapar los hoyos de la nave del Pacto por México que naufraga en aguas de tormenta, ocupadísimos en diseñar la reforma política que les garantice que su circo electoral no se caiga y haciendo cirugía mayor para evitar mayores escisiones  de sus abundantes grupúsculos internos.


No hay comentarios: