Loading...

sábado, 23 de febrero de 2013

EL APÓSTOL MADERO...


Se cumpllieron 100 años de los asesinatos de Madero y Pino Suarez, perpetrados en los alrededores de Lecumberri la noche del 22 de febrero de 1913.
 Madero había sido obligado a renunciar en su cautiverio compartido con el vicepresidente en Palacio Nacional,con la promesa  de un exilio en Cuba.
 Concluía así un gobierno maderista de 15 meses asediado por los sucesivos  levantamientos de Bernardo Reyes(padre de Alfonso Reyes), Zapata, Pascual Orozco, y el sobrino consentido de Don Porfirio,  Felix Díaz.
Un gobierno democrático devorado por la  prensa porfirista ya sin Porfirio, pero con Huerta y el embajador Wilson retomando la estafeta de la dictadura.
 En un país de "pícaros" como México, la buena fe y la ingenuidad política de Madero tiene otros nombres.
Los periódicos que Madero creía también haber liberado, hicieron escarnio de las "idioteces" y lo "blandengue" del cohauilenese, nada parecido al general oaxaqueño de mano dura y maiceadora.
Cada vez que le sugerían tomara medidas para contrarrestar la andanada de diarios como El Imparcial, Madero les recordaba que su causa era esencialmente  democrática.
Y que la libertad de expresión, de prensa, era la piedra angular de la democracia
Prefería asumir los riesgos hasta sus últimas consecuencias, antes que volverle a poner el bozal porfirista a la jauría desatada.
 Este es verdadero legado de Madero. Del Apóstol de la Democracia. O/y Mártir.
.Un título que la clase política no puede pronunciar sin una sonrisita burlona. Les suena cursi. Cursi como todas las cartas o actos de amor y de fe, inconcebibles para el lumpenaje político.

Para la inmensa mayoría que llega a tener noción de la figura de Madero, el  espírista y autor de La sucesión presidencial de 1910," armado caballero"  por el espíritu de Benito Juárez ,no era más que "un pendejo"

Un acaudalado hacendado norteño que deja su zona de confort para lanzarse al ruedo en pos de unos ideales que al estrellarse contra la dura realidad aniquilan al iluso. Al remedo "quijotesco".Al candoroso que no escuchó la advertencias de su hermano Gustavo sobre la perfidia de Huerta. Gustv: el primero de los Madero en ser brutalmente asesinado.Una bayoneta le atravesó su único ojo sano.

El hombrecito "timorato" que no quiso ejecutar a nadie, pretendió contener a todos,y terminó desatando los demonios del México bronco.Entre la Revolución Mexicana y la Influenza Española, se repartieron un millón de víctimas.

No cabe duda: Madero era un "pendejo" Así que ya saben: cuidado con andar sacrificándose por doña Democracia, esa puta insaciable, que a todos ama y por todos es amada.La Democracia, diría el Tigrillo Azcárraga, "también es negocio". No nos hagamos "pendejos".

No hay comentarios: