Loading...

lunes, 11 de febrero de 2013

PEMEX: SIN EXPLICACIÓN 10 DÍAS DESPUÉS

ALEJANDRO ALVAREZ

diez días de la explosión en el edificio B2 del complejo administrativo de Pemex en la Ciudad de México sigue sin explicarse el origen del siniestro. A menos que las versiones oficiales hasta el momento puedan calificarse de ser una explicación de tales hechos. Durante los últimos días las autoridades de gobierno –específicamente la Secretaría de Gobernación y la Procuraduría General de la República- han guardado silencio y dejado la voz en manos de peritos nacionales y extranjeros. Sin embargo el margen que se les ha dejado está limitado a una versión de la cual ya no se pueden mover: la teoría de la explosión de un gas. Al respecto la empresa suiza SGS no ha sido desmentida por nadie en su afirmación de que “en el inmueble se presentó una acumulación accidental de 5 a 10 por ciento de gas metano, por lo que la explosión pudo haberse detonado incluso por estática eléctrica”, y añade “estamos convencidos de que fue una explosión a gas metano y no a otro tipo de gas, porque fue una explosión muy limpia y no dejó residuos”. Sin embargo, ya lo indicamos en nuestra colaboración de la semana pasada, ahora habrá que decir de dónde provenía ese gas. Si no se explica la fuente de la substancia explosiva la especulación y la desconfianza continuarán.
Hablemos un poco del gas oficialmente culpable de la explosión. El metano es un compuesto muy familiar para el ser humano, lo generamos en el intestino y lo expulsamos cotidianamente junto con otros gases que en conjunto reciben el popular nombre de pedos. El metano también se produce en los basureros o tiraderos, en algunos de ellos el metano (junto con otros gases) se captura, se conduce a través de tuberías y se usa como fuente de energía. El metano es generado por la descomposición de la materia orgánica por la acción bacterial, aunque en su estado químicamente puro es inodoro al ser producido por las bacterias se mezcla con otros gases de azufre y nitrógeno que le dan el característico olor que todos conocemos y que no es nada agradable. Los expertos suizos proponen que el metano pudo haberse generado por la descomposición de materia orgánica en el subsuelo, quizás por fuga de agua de drenajes. Pero como hemos dicho, el metano producto de la descomposición es de olor inconfundible e insoportable por los otros compuestos que lo acompañan. Quien no haya estado en un basurero lo invito a que lo visite y lo compruebe.  
Decíamos que el metano químicamente puro es inodoro y no es tóxico, aunque puede producir asfixia cuando desplaza al oxígeno atmosférico. Como nadie pudo medir la concentración de metano previa al momento de la explosión sólo queda el recurso de los datos teóricos que dicen que el metano es explosivo cuando está en concentraciones desde 5 hasta 15 por ciento, lo que implica desplazar a los componentes naturales del aire donde el oxígeno está en poco menos del 21 por ciento pero cuando baja hasta 19.5 por ciento nos produce efectos de asfixia (sentimos que no podemos respirar). Si el metano que impregnó los sótanos sólo hubiera reducido el oxígeno un diez por ciento de su concentración normal, los trabajadores hubieran desfallecido mucho antes del estallido ya que la asfixia inicia, como señalamos, con concentraciones de 19.5 por ciento de oxígeno. Esto es suponiendo que la fuente del metano hubiera sido por un ducto industrial perforado  que pasara por el sótano o que, pasando por fuera, el gas hubiera penetrado a través del piso o paredes del sótano. Hasta el momento no ha sido comprobada la existencia de este tipo de tubería ni de alguna empresa que lo use en los alrededores ni la forma en que pudo atravesar las paredes del sótano.
Concluyo citando las declaraciones de Guillermo Garduño, profesor investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM): “no sé qué haya producido la explosión porque hay múltiples explosivos, la única cosa que puedo decir es que no fue gas metano desde el momento que no encontramos un factor causal para su formación y éste no se genera solito".
Para nuestra tranquilidad los diputados ya hicieron un recorrido por el lugar del siniestro y los senadores ya formaron una comisión para dar seguimiento a la investigación. El que quiera más atole que levante la mano.

--
Alejandro Daniel Alvarez Arellano
Geólogo Consultor
Misiones 1065, Colonia California, La Paz, BCS
(612) 1254709
(612) 1284440

No hay comentarios: