Loading...

martes, 5 de febrero de 2013

PEMEX: LAS INCONSISTENCIAS DEL INFORME PRELIMINAR



Alejandro Álvarez
Ayer lunes el procurador  Jesús Murillo Karam leyó los resultados preliminares de las investigaciones sobre la explosión en el edificio B2 de Pemex en la Ciudad de México. Los elementos y argumentos que esgrime desafortunadamente no son suficientes para frenar o contrarrestar las versiones que invaden las redes sociales y los corrillos en todos los círculos  sobre un posible atentado o acto terrorista. Y no son suficientes los elementos dados a conocer porque ellos mismos despiertan más dudas, en lugar de despejarlas.
1.  El material que explotó aparentemente fue un gas hidrocarburo (metano o natural) y uno se pregunta de inmediato cuál era la procedencia de tal volumen de gas. Si una pipa de gas hubiera explotado en esos sótanos no habría causado los estragos observados. Descartar de manera absoluta la presencia de materiales equivalentes a la dinamita y no explicar el origen  del agente que ellos mismos aportan como causa del siniestro no hace más que encender la duda.
2. Declaran el descubrimiento de una tubería y un regulador de gas como el fundamento de su versión. Y uno se pregunta qué estaba haciendo una instalación de ese tipo en los sótanos de un edificio administrativo. No se necesita ser experto para entrar a un sitio y detectar el olor a gas acumulado. La magnitud del siniestro hace pensar que la acumulación de gas no sólo debió ser detectada por el olfato sino que debió ser insoportable. Sin embargo una cuadrilla de trabajadores por lo menos todo ese día trabajó sin haber indicios de un reporte en ese sentido. Generalmente la inhalación en tales concentraciones de un gas hidrocarburo produce en poco tiempo náuseas, dolor de cabeza y vómitos antes del desmayo pero los trabajadores laboraron sin problemas hasta el estallamiento. Cosa extraña.
3. En las primeras declaraciones oficiales se hizo énfasis en señalar la ausencia de fuego o materiales incendiados y que los cuerpos de los muertos y heridos no presentaban quemaduras. Hoy se dice que al menos los cuerpos de los trabajadores que se encontraban en los sótanos si estaban quemados. Tampoco se necesita ser un experto para saber que la explosión de cualquier almacenamiento de hidrocarburos conlleva generación de  llamas, ¿Porqué empecinarse en ocultar los elementos de fuego necesariamente presentes? Si el gas se confinó en el sótano es muy probable que el flamazo se haya igualmente confinado a ese espacio y que la onda expansiva haya demolido los pisos superiores de manera que la causa de la muerte de la mayoría de las víctimas sea la caída desde una gran altura y el sepultamiento o golpe de las toneladas de escombros de pisos y paredes demolidos. ¿Por qué no se dice de esa manera? Si es que así fue.
4. Al menos en varios de los casos documentados por los medios, los cuerpos eran irreconocibles, al grado de que hubo errores en la identificación de al menos uno de ellos. Otros señalan que la forma de identificación fueron algunas prendas de vestir o huellas en partes del cuerpo. Si esas personas no estuvieron cercanas al punto de la explosión (porque explosión hubo) qué pudo provocar tal deterioro del cuerpo hasta al punto de hacerlo inidentificable. Otra duda más a la versión oficial.
A los pocos días del gobierno de Peña Nieto la primera prueba de fuego (literal) ha siniestrado no sólo a una parte de la confianza en ese gobierno sino que se han sembrado serias dudas sobre las capacidades de ese equipo para enfrentar las responsabilidades conferidas.

--
Alejandro Daniel Alvarez Arellano
Geólogo Consultor
Misiones 1065, Colonia California, La Paz, BCS
(612) 1254709
(612) 1284440

No hay comentarios: