Loading...

jueves, 3 de octubre de 2013

DEL MÉXICO 68 AL 2013


No le busquemos chichis a las gallinas, los pericos no maman.
A diferencia del régimen del gorila e Díaz Ordaz, el gobierno de Peña es un gobierno débil, acotado por las tendencias democráticas que se perfilaron el 68, y detonaron el 88 y la "caída del sistema" a cargo del hoy "izquiedista Bartlett",cuando la secretaría de Gobernación era la máxima autoridad electoral, y Azacárraga padre, un "soldado del PRI", con el hoy también "revolucionario" conductor, Jacobo Zabludobsky a la cabeza.

OTRO 68 - el ejército masacrado maestros y marchistas-en el convulsivo México del 2013, es políticamente inconcebible. Seria un sucidio político.

Es cierto: como lo dijo un distinguido militante perredista, no ex priista, en su columna de Milenio(con M de "mafia", ¿no'),el regreso del PRI a Los Pinos fue un triunfo "DECADENTE".

Producto de la decadencia de la clase política en su conjunto, el estancamiento de la transición democrática, de una "derecha" autoinmolada desde el poder ejecutivo, y una "izquierda"que no supo construir CIUDADANÍA y quiso combatir al PRI con sus propias recetas CLIENTELARES.

(Mientras la víspera del 2012 el PRI conservaba 20 gubernaturas, el PRD,el partido mayor dela "izquierda", se dio el lujo de perder Zacatecas,Michoacán,BCS...a cuenta de gobiernos desastrosos)

EL RETORNO del PRI nos ha metido en una especie de deja vu colectivo, con la sensación de haber quedado atrapados en un pasado tan presente sin futuro. De aquí la impotencia que lleva al maniqueísmo, la transferencia de culpas o responsbilidades, y a la victimización ("la"mafia"), en vez de promover el debate e ideas, y de mostrar algo de pudor autocrítico.
Principio del formulario


No hay comentarios: