Loading...

sábado, 26 de mayo de 2012

CONFLICTO EN LA PREPA MORELOS


Compañeros maestros y administrativos que integramos el SITPREMO:

1.- Ante el inminente programa de reestructuración escolar que se pretende realizar durante la próxima administración escolar.
2.- Ante el uso de estrategias ruines y antidemocráticas para acallar las voces discordantes del proyecto administrativo y académico que se pretende imponer por la siguiente administración escolar.
3.- Ante la cerrazón de las instancias estatales e internas para otorgar la toma de nota al sindicato y el reconocimiento temporal del sindicato.
4.- Ante la necesidad de conocer las implicaciones contractuales que implica el programa de reestructuración de nuestra preparatoria.
5.- Ante la perspectiva del abogado del SITPREMO que ha manifestado en diferentes espacios (dirección, comité del SITPREMO, Asamblea del SITPREMO) su preocupación por el estado de indefensión en que nos encontramos y su cada vez confirmación de la reestructuración escolar.
6.- Ante la información y comunicación sostenida en días recientes con diferentes actores de la vida sindical del magisterio sudcaliforniano, que ha venido registrando una serie de atropellos a los derechos laborales por parte de las instancias administrativas.

Informamos a los trabajadores de la institución nuestra posición como Secretaría General del SITPREMO y convocamos a la reunión extraordinaria el jueves 17 de mayo del presente para informar con detalle sobre cada uno de los puntos señalados en este documento:
El próximo 17 de mayo realizaremos una Reunión Extraordinaria para informar sobre el delicado momento de indefensión en que no encontramos desde que Conciliación y Arbitraje, el Patronato de la Preparatoria José María Morelos y Pavón, la misma dirección escolar, nos han negado sistemáticamente y bajo argumentos cuestionables la toma de nota y el reconocimiento interno respectivamente. El actual Comité sindical que presidimos fue electo por mayoría en sesión , después de que se observara un comportamiento extraño del anterior comité sindical, que incluyó la incorporación de una convenio que permitía la intervención del gobierno del Estado en los asuntos administrativos de nuestra institución. Desde entonces señalamos las implicaciones que ello podría acarrear, desde la auditoría hasta la misma reestructuración escolar. Por ello solicitamos a la Asamblea en fecha posterior la contratación de un abogado con experiencia, el mismo que pudiera orientarnos con precisión sobre las circunstancias que vivimos como trabajadores de la preparatoria Morelos. Hay que decir que desde el primer momento enfrentamos oposición por parte de algunos miembros importantes de la preparatoria para la contratación de un abogado. Desde argumentos simples como el de ¿Para qué queremos un abogado, si nunca lo hemos ocupado? Hasta otro de naturaleza todavía más inverosímil. Sin embargo, decidimos buscar la asesoría legal porque sabíamos que de ser cierto todo esto de la reestructuración lo ocuparíamos de inmediato. Ahora, semanas después de todo ello, la opinión de nuestro abogado es que, en efecto, nos encontramos como trabajadores en serio peligro de ver afectados nuestros derechos laborales desde el mismo momento en que las autoridades e instancias correspondientes nos han negado el reconocimiento como representantes de los trabajadores de esta, Nuestra preparatoria José María Morelos y Pavón. El abogado nos ha reiterado no solo al comité del SITPREMO, sino a la misma Asamblea que los trabajadores de esta escuela nos encontramos en verdadero peligro.
            Luego, es de llamar la atención como la administración presente y la que pretende dirigir la institución en los tres años que vienen han puesto en marcha una serie de medidas que a todas luces contraviene el espíritu democrático de nuestra institución y atenta contra algunas de las cláusulas del propio SITPREMO. La idea de las autoridades escolares, las de ahora y las que pretenden dirigir esta escuela, es que no somos autónomos y que debemos asumir unilateralmente cualquier programa de reestructuración escolar, que implica de inmediato afectaciones al Contrato Colectivo de Trabajo del SITPREMO. Tal como se desprende de la lectura del Plan de Trabajo de la Planilla Azul y Oro. Para los que hemos leído con atención y asesoría legal el dichoso documentos queda claro que la nueva administración se arroga derechos unilaterales para reestructurar a la preparatoria no solo en el marco de lo académico, sino incluso en el plano contractual. ¿Con qué derecho se pretende desde la dirección escolar modificar nuestro Contrato Colectivo de Trabajo sin el consentimiento expreso de nuestros agremiados?
En los debates que ha sostenido la futura administración escolar se han venido retomando términos como el de subrogación de servicios, como en las escuelas particulares. No han negado esa posibilidad como futura administración, al contrario se muestran proclives a ese tipo de cambios. La pregunta sería ¿Le han dicho a los intendentes que un programa de subrogación afectaría de inmediato a su sector, tal como ocurrió en otras escuelas públicas del Estado en tiempo reciente y que provocaron conflictos internos delicados?
Finalmente, la idea de la futura administración para elevar la calidad educativa y de gestión de la escuela se reduce a establecer márgenes de eficiencia y productividad, lo que implica asentar la racionalidad económica en el desarrollo académico de nuestra escuela. ¿Sabrá la futura administración que ese tipo de esquemas no ha funcionado en ninguna parte del Estado en donde ha querido imponerse como programa de gestión? A menos que se convierta en negocio particular.
Esta dirección del SITPREMO, comprometida por su palabra con los trabajadores desde el momento de su elección, ha establecido comunicación con otros sindicatos que enfrentan las mismas condiciones que la nuestra, entre otros el comité del Sindicato Único de Trabajadores de la Escuela Normal Superior de Baja California Sur –a pesar de su Secretaría General que no parece observar congruencia entre sus discursos y sus acciones en diferentes espacios de la vida laboral sudcaliforniana- y, en días próximos, haremos lo mismo con actores del grupo que respalda el movimiento por la legalidad en la Universidad Autónoma de Baja California Sur, ello con la finalidad de intercambiar experiencias generales y particulares sobre la situación laboral ante la abierta hostilidad de las instancias administrativas.
En ese sentido, compañeros del SITPREMO, pueden estar seguros que este Comité no ofrecerá su apoyo moral a otros agentes que dicen sostener luchas por la legalidad en otros espacios y en este, el de la preparatoria Morelos, no dicen esta boca es mía. La reciprocidad debe ser evidente. No vamos a realizar pancartas en apoyo de nadie ajeno al SITPREMO sino observamos la misma reciprocidad con las circunstancias de nuestra escuela, en la que empiezan a observarse condiciones hostiles para quienes pensamos diferente al discurso oficial de la presente y la nueva administración. De eso pueden estar seguros, compañeros, no vamos a comprometer la integridad del SITPREMO en otros espacios ajenos al mismo.
Eso no nos excluye de hacer pública nuestra visión de las cosas a la prensa estatal. Creemos desde ya en la necesaria difusión de nuestras condiciones de indefensión laboral para revertir cualquier proceso encaminado a afectar nuestro Contrato Colectivo de Trabajo.


Profra. Karina Flores Acevedo. Secretaria General del SITPREMO.

No hay comentarios: