Loading...

miércoles, 28 de agosto de 2013

EL DELEGADO DE SCT, UNA BOMBA DE TIEMPO.



+ Su historial, él se los fabricó.
+ Recibió amenazas de muerte.
+ La anécdota del alacrán..

Mario Santiago.

La carga mas pesada que tendrá  que soportar sobre su espalda el licenciado Alejandro Cruz Olivera, Delegado Federal de SCT en Baja California Sur, es el propio desprestigio que acarrea desde su natal Puebla donde estuvo al borde de la delincuencia, salvando el pellejo y las rejas, solamente por la influencia del que fuera gobernador, Mario Marín Torres, quien nunca le acomodó en su gabinete, pero le dio impunidad a sus desmanes y acceso a los ventajosos negocios que hacía, sobretodo con el Sistema de Desarrollo Integral de  la Familia, institución a la que vendía juguetes para sus diversas festividades, muchos de ellos adquiridos del crimen organizado.
Su historial no es nada prometedor para las carreteras del Estado, pues sus dos primeras acciones reflejan su verdadera formación y el nivel de sus intenciones.
Todo su equipo de trabajo, me refiero al de primer nivel, lo trajo completito de su tierra natal, incluyendo sus déspotas guaruras, sin darle margen a ningún profesionista sudcaliforniano.
 En la concesión de las diversas obras carreteras, les dio total prioridad a las compañías constructoras poblanas, lo que hizo despertar a los aletargados constructores del Estado que pusieron el grito en el cielo y en la propia Secretaria donde conocieron el conflictivo panorama, lo obligaron a viajar al centro del país para firmar un compromiso de que en las obras concursadas también tendrían acceso las empresas de la región.
Pero solo bajo esa presión tuvo que darle marcha atrás a sus deseos de enriquecerse rápidamente a través de las compañías de sus paisanos.
Momentáneamente no le salió la jugada, pero es obvio que esperará el momento más oportuno para concretar sus intenciones.
 
TODO EMPEZÓ UN 29 DE FEBRERO.
Recomendado tal vez por el desprestigiado ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres o por el propio Secretario de SCT, Gerardo Ruiz Esparza de hondas raíces familiares en dicho Estado, el caso es que se le nombra  como delegado de SCT, sin tomar en cuenta sus antecedentes de peleador callejero o comprador de objetos adquiridos del contrabando realizado por bandas delincuenciales. Tomó posesión del cargo el  29 de febrero del año en curso y desde entonces enseñó el cobre y a lo que venia.
Con el primer ejercicio presupuestal de 300 millones de pesos, favoreció a empresas foráneas, desairando a las locales, pese a que ofrecían mejores precios por su condición natural de estar en la región.
Pero con licitaciones que nunca tuvieron transparencia, favoreció a las Compañías NAVGOLD,
Sólmex Ingeniería, Desarrolladora Inmobiliaria Urbitán, Sánchez Compañía Constructora y CYNTHY Constructores, dejando sin obras a las empresas locales pese a sus mejores ofertas.
Les otorgó las primeras obras de su ya accidentada gestión: tramo San Ignacio-La Laguna (35 millones de pesos),  y el camino de Huatamote - Agua Verde  (42 MDP). Entre otros
Fue su primer resbalón de consecuencias.
Sin embargo, para tratar de lavar o cubrir su imagen delictiva, tuvo que ofrecer diversas concesiones económicas a  medios informativos con tal de que todo quedara en familia. Pero es tanto el desaseo que no fue posible cubrirlo
Uno de los primeros desplazamientos de obras ya de antemano autorizadas, la hizo el nuevo Delegado al mes siguiente de la toma de su responsabilidad, asignándole al Consorcio Constructor Mexicano FALA S.A. de C. V. del Estado de Puebla, sobre diversos tramos de la carretera de cuatro carriles La Paz’ Cabo San Lucas.
Fue la propia SCT, a nivel Secretaría, quien le marcó el alto a su ambicioso representante y el 14 de julio tomó el acuerdo con CMIC del Estado de otorgarles algunas concesiones, firmándose dicho acuerdo en la ciudad de México estando como testigos, Gustavo Arballo Lujan,  Secretario General de los Constructores a nivel nacional y Ángel Macias Garza, Vicepresidente de SCT.
Y la pregunta es…cambiará su actitud el Delegado?.
Yo digo que no, pero todavía faltan los hechos.
Esto me recuerda a una plática que alguna vez tuve con don Ángel Ojeda (qepd), entonces, subdelegado municipal de San Francisquito.
El sostenía que el ser humano, nace bueno o nace malo.
Podrá civilizarse si estudia alguna carrera profesional, pero tarde o temprano aflorará su verdadero instinto.
Por el año de l985 se construyó el primer camino que les hizo asomarse a la civilización, pero antes, San Francisco de la Sierra estaba aislado del mundo y no tenían influencia de nada, personas físicas, televisión o medios informativos impresos y don Ángel me decía que había desde que nacían, niños buenos y niños con maldad.
Podrán estudiar y hasta llegar a ser  licenciados, pero tarde o temprano les surge su verdadera condición humana.

LA ANÉCDOTA.

Y con una hipotética anécdota ejemplificaba su modo de pensar.
Corría un arroyuelo y estaba un sapo calculando la fuerza de la corriente para  cruzarlo. Directo o en zigzag, eran las alternativas.
En eso estaba cuando se le acerca un alacrán para pedirle “un aventón”.
-         Yo no tengo la disposición de nadar y me urge cruzar la corriente-
-         El sapo se sorprendió de la petición, pero su respuesta fue un rotundo NO.
-         Necesito llegar a la otra orilla porque ahí me espera mi sapa y mis sapitos y tu eres demasiado peligroso como para llevarte sobre mi lomo.
-         Como crees – le dijo el alacrán- si te das cuenta, hacia la derecha de tu familia también está la mía que me espera con ansiedad-.
-         Efectivamente, el sapo observa a la alacrana y sus retoñitos y pensó que por lógica, el alacrán no atentaría contra la vida de ambos.
-         Súbete a mi espalda pues.
-         Y navegaron tranquilamente un buen trecho, cuando de pronto sintió el piquete del alacrán sobre su extensa espalda. Sintió que perdía  fuerzas y la vista se le nublaba, pensando en que era inminente la muerte de ambos. Tomo fuerzas y volteo hacia la alimaña y le pregunto:
-         …porque lo hiciste?.
-         Perdóname le dijo el alacrán, FUE EL INSTINTO. Alguien le  sugirió al Delegado que presentara una demanda en contra de quienes le hacen señalamientos.
-         Estaría en todo su derecho, solo que tendría que explicar a las autoridades toda su trayectoria en Puebla y la que se ha fabricado aquí en tan poco tiempo.
-         Creo que en muchos sentidos, esta fábula es como un traje hecho a la medida.
-         Hizo denuncias públicas sobre servidores públicos de la misma dependencia, mismas que tiene que aclarar, sobre todo con elementos de prueba, y tiene que coadyuvar a destrabar el conflicto camionero si quiere vivir con tranquilidad porque declaró que ha sido amenazado de muerte.
Total que don Alejandro Cruz Olivera es una bomba de tiempo

No hay comentarios: