Loading...

martes, 20 de agosto de 2013

REVOLUCION ENERGETICA EN CURSO


Alejandro Alvarez

Difícilmente puede haber algo más tragicómico que observar la revolución en curso en la industria energética mundial y el debate mexicano sobre quién interpreta mejor el pensamiento del ex presidente Lázaro Cárdenas cuando expropió la industria petrolera en 1938. Nada más setenta y cinco años de desfasamiento. En la anterior contribución referí: “En el año 2000 Pemex tenía un capital del orden de 40 mil millones de dólares, hoy tiene un capital negativo de 5 mil 500 millones de dólares, porque Hacienda le hizo pagar gravámenes de entre 45 y 50 mil millones de dólares de más en estos diez años y para realizar sus proyectos lo obligan a endeudarse. La deuda de Pemex es mayor a la suma de sus activos. …….Entre 2003 y 2012 las reservas probadas de petróleo disminuyeron 31.2% pasando de 20 mil 77 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (pce) a 13 mil 810 millones de barriles de pce, la mayor parte de los campos productores en el país se encuentran en etapas maduras o en vías de declinación. México no tiene ni el capital ni la tecnología para explorar petróleo en mares profundos, donde existen las mejores expectativas de encontrarlo, ni mucho menos la tecnología para extraerlo”.
La deuda de Pemex proviene del hecho  que la empresa paga impuestos tan altos que se tragan sus utilidades. Sin recursos para invertir no puede haber exploración de nuevos campos ni inversión en tecnología para extraerlos en condiciones cada vez más difíciles. Mientras se hacen enjundiosas marchas y mítines para dilucidar quién es el verdadero poseedor de la franquicia “Tata Lázaro” y nos peleamos por ver quién es el auténtico nacionalista; mientras esto sucede en el Congreso, decía, otros países desarrollan tecnologías nuevas y descubren nuevos yacimientos. Hace no más de diez años en los Estados Unidos empezaron a investigar nuevas técnicas de extracción de gas y petróleo acumulados en rocas de donde hasta entonces no se podían extraer. Tradicionalmente esos valiosos fluidos son sacados de rocas porosas y permeables que en cuanto llega una perforación a ellas sueltan los fluidos que están atrapados a grandes presiones. Pero existen otras rocas como las lutitas o pizarras (“shale”) que aunque contengan hidrocarburos éstos no se pueden extraer porque carecen de permeabilidad. Por eso estos volúmenes de gas y petróleo no se cuantificaban al momento de calcular las reservas de hidrocarburos de un país. Hoy en día los Estados Unidos han perfeccionado la tecnología llamada fracturamiento hidráulico (“fracking”) mediante la cual enormes cantidades de gas contenidos en lutitas (“shale gas”) se han incorporado a sus reservas. Es probable que en dos años más los Estados Unidos dejen de ser importadores de gas y en el año 2025 no importen más petróleo porque la misma técnica permita obtener petróleo no convencional (“shale oil”) en grandes volúmenes. Nuestro mejor cliente de petróleo dejará de serlo muy pronto. Para entonces es probable que sigamos discutiendo y haciendo encuestas para ver si modificamos la Constitución.
En cuanto a las alternativas energéticas Martifer Solar construye Aura Solar I aquí en La Paz, con una capacidad de 30 MW suficiente para abastecer el consumo de más de la mitad de la población de nuestra capital. Martifer Solar forma parte del consorcio multinacional Grupo Martifer (Martifer SGPS, SA de origen portugués) con quien se ha firmado un contrato para comprarle la energía eléctrica que genere durante los próximos 20 años. Respecto a la generación de energía eólica el grupo industrial francés Alstom anunció hace pocas semanas que instalará 34 aerogeneradores para producir más de 350 giwatts por hora (GWh) al año en México, a partir de finales de 2014. Alstom informó que firmó un contrato con ENEL Green Power Mexico,  para construir el nuevo parque eólico Sureste I - Fase II, situado en el Istmo de Tehuantepec, en el Estado de Oaxaca.
Respecto a la generación de energía eólica el grupo industrial francés Alstom anunció hace pocas semanas que instalará 34 aerogeneradores para producir más de 350 giwatts por hora (GWh) al año en México, a partir de finales de 2014. Alstom informó que firmó un contrato con ENEL Green Power Mexico,  para construir el nuevo parque eólico Sureste I - Fase II, situado en el Istmo de Tehuantepec, en el Estado de Oaxaca.

Mientras tanto nosotros podemos seguir discutiendo por los siglos de los siglos si conviene la inversión privada en Pemex. ¿Es o no una tragicomedia lo que estamos presenciando ahora con la Reforma Energética en México?

No hay comentarios: