Loading...

martes, 21 de diciembre de 2010

'La carretera del amor'

09:10 AM CDT on Wednesday, May 25, 2005



Por ALFREDO CORCHADO / The Dallas Morning News



Arandas,Jal. México ­ Algunos hombres harían lo que fuera por amor, incluso construir una carretera para la mujer de sus sueños.



Como Diego Fernández de Cevallos, uno de los senadores más poderosos y conservadores del estado de Querétaro y antiguo candidato presidencial.



Pobladores del lugar acreditan al senador, al parecer enamorado de una mujer local mucho más joven que él, de presionar para lograr la terminación una carretera bautizada "La carretera del amor".



Durante más de 20 años los líderes empresariales, encabezados por los productores de tequila y los inmigrantes de Texas y otras partes de Estados Unidos, han cabildeado con las autoridades estatales para ampliar un camino de dos carriles y convertirlo en una carretera de cuatro. Decían que era necesaria para reducir los accidentes y el tiempo de viaje entre esta región y Guadalajara. Sus ruegos caían invariablemente en oídos sordos.



Hasta que llegó el amor y la carretera se volvió una realidad. Ahora está programada para terminarse completamente en junio.



En una nación de 105 millones de habitantes, donde los proyectos de infraestructura a menudo se detienen por las trampas de la corrupción, la gente de la localidad cree que ha descubierto el secreto para obtener resultados: "El amor hace milagros", resume Leopoldo Vivanco, director de proyectos de obras públicas en Arandas.








CORTESÍA DE EL INFORMADOR DE GUADALAJARA



El senador Diego Fernández de Cevallos y su novia, Liliana León Maldonado. El político habría presionado para ampliar la carretera entre Aranda y Guadalajara para conquistarla.



Los residentes comentan que su suerte cambió cuando Fernández, de 63 años y divorciado, puso sus ojos en Liliana León Maldonado, una joven de 27 años perteneciente a una una familia influyente de la zona.



Al parecer el político de barba gris, barrigón y casi calvo quedó encantado con la gracia de Maldonado, ex reina de belleza y también divorciada.



Los residentes afirman que poco después de que ambos se conocieron, el senador enamorado, famoso por su oratoria encendida y ardiente, se puso a cabildear para lograr que se hiciera la carretera.



Ni la señora Maldonado, ni Fernández, contestaron las llamadas de The Dallas Morning News.



De acuerdo a la gente de la localidad y a miembros de su propio Partido de Acción Nacional, PAN, Fernández empleó su considerable influencia política para lograr el apoyo del gobernador. Presionó para que se terminara la carretera, que conecta a Arandas con Guadalajara, y una carretera de cuota que une a Jalisco con algunas de las principales arterias del país.



Fernández incluso prestó 23 excavadoras, para terminar el trabajo, afirman los residentes.



En el cercano San Miguel El Alto, Sandra Ruiz, de 18 años y vendedora de ropa, ofreció tener una cita con cualquier senador que pueda construir una nueva carretera en su pueblo.



"Si es lo que se necesita para que esos políticos gordos hagan algo de trabajo... aunque no soy una reina de la belleza", expresó con seriedad.



Joaquín Olvera, un ranchero de 52 años, añadió: "Agregaré un par de caballos, una vaca, un burro e incluso hablaré con mi hermosa sobrina si esos vagos aumentan los trabajos aquí. Parece que no es suficiente con enamorarse de México".



En Arandas, los empresarios locales se mostraron efusivos por su nueva carretera, de la que dicen que mejorará la vida de más de 111,000 personas.



Están orgullosos de la autopista. Les agrada el hecho de que el tiempo de viaje hasta Guadalajara se redujo en una hora y que nadie logre recordar una muerte reciente de tráfico.



El turismo ha aumentado, ya que mucha gente de fuera se reúne ahí no sólo para comprar botellas de tequila de la región, sino para hacer un viaje por la carretera del amor.



"Es un placer conducir por este camino. Se me pone la carne de gallina al pensar que el amor tomó parte en esta obra", afirmó Bernardo Benítez, de 41 años, quien viajó hace poco por la carretera con su hijo de 12 años de edad, Luis Manuel, desde Guadalajara.



"Esto es bueno para los negocios y estamos todos agradecidos con el senador y en especial con Liliana", dijo Sergio Vivanco, propietario de la Destilería Vivanco, a un lado de la carretera.



En febrero, durante la inauguración de la carretera, el alcalde de Arandas, José Luis Magaña. declaró: "Algunas personas se preguntan si fue el amor o el agave. No nos importa, lo importante es que esta región de Los Altos por fin tiene una carretera vital para conectar nuestras comunidades".



Corchado escribe para el buró de México de The Dallas Morning News .










No hay comentarios: