Loading...

jueves, 5 de febrero de 2009

EL INSOPORTABLE E HIPÒCRITA JUICIO A MICHAEL PHELPS...DE Milenio Diario.





Jueves, 5 Febrero, 2009
Fui el santurrón provinciano de mi generación en la Universidad. Y no me arrepiento. No fumé cigarrillos, no probé la mariguana nunca. Me encargaba de platicar en la cocina con el papá del compañero que ponía su casa para alguna fiesta, mientras en el patio o en el jardín, algunos de mis compañeros consumían algún carrujo de hierba. Nunca tuve problema con ello. Mi formación familiar me dio la convicción necesaria para jamás sentirme mal por no integrarme a la moda, a la experimentación o a lo que fuera que hacían mis amigos en esos renglones. Pero tampoco me dio por censurarlos o satanizarlos.

Me parece por ello una enorme e insoportable hipocresía la forma en la que se censura, desde los medios de información, a Michael Phelps. Una fotografía publicada por un tabloide inglés (¿cuántos excesos y amarillismos no ha enarbolado este tipo de prensa?), en las que se observa al ganador de ocho medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín, con una especie de pipa inhalando lo que se presume es mariguana.

Lo políticamente correcto es tundir a Phelps desde el intolerante tribunal de las televisoras, la radio y la prensa. Que si su carrera se va a acabar, que si se le van a ir los patrocinadores, que si su imagen con los jóvenes y los niños quedará por los suelos. Vamos, hasta a la cárcel se le ha condenado. Por favor. Apelar a la moral del dinero, eso sí que es de una incongruencia absoluta.

Phelps ha reconocido, presionado por todo este entorno, que cometió un error, pero no ha sido suficiente, se le sigue hostigando desde posiciones inquisitoriales que no llevan a nada más que a la hipócrita censura. “Tendré que enfrentar esto” ha dicho el nadador estadunidense, pese al apoyo del Comité Olímpico Internacional. Y sí, no tendrá de otra. Fumar mariguana, lo digo frontalmente, en el contexto en el que aparentemente lo hizo, no debería dar motivo a tanto rollo moralino.

rocampo@laaficion.com

No hay comentarios: