Loading...

domingo, 15 de febrero de 2009

SAN QUINTIN REVISITED..


Luego de aquel viaje iniciático de 199I- del que platicábamos el pasado viernes de MALEKÖN-, regresé a San Quintín, Valle de Oaxacalifornia, en varias ocasiones.

Cuando quise pasar a saludar al licenciado Soria, flamante procurador indígena, representante del gobierno de Oaxaca, ya no fue tan fácil como un año atrás.
LA Procuraduría Indígena tenía nuevas oficinas, con una antesala que pude apreciar a mis anchas sanignacianas durante la hora que Soria me hizo esperar antes de concederme unos minutos de su “apretada agenda”.

LA diminuta y pétrea figura del joven abogado mixteco que doce meses atrás me había puesto al tanto de las injusticias padecidas por sus paisanos en SQ, reaparecía desfigurada por la vertiginosa “transculturación” que lo distinguía de los pies a la cabeza.
Desde los relucientes botincitos de monjita, hasta el nuevo peinado a base de “HARTO GEL”, pasando por esos pantalones de dracón y camisa tan impecables que se podía adivinar la etiqueta todavía adherida a la prenda y a la piel del monje devorado por su nuevo hábito.
Una gruesa esclava en la muñeca derecha y un Rólex en la izquierda. Dos, tres anillos en la mano que se extendía para saludar a la inesperada visita. Tuve que volverme a presentar, pues el licenciado, ¡AY!, ya no se acordaba del “periodista tijuanenese” que lo había entrevistado el año pasado sobre el tema de las penurias de sus paisanos mixtecos –zapotecos y triques en esta orilla de mundo.

Cuando por fin me “ubicó”, este LADy oaxacaliforniano empezó a tirarme un rollo tan “sofisticado”, tan distante y distinto a su vehemente denuncia original que había dado pie a un extenso trabajo periodístico, que el contenido se diluyó en la forma.

Al dar por concluida la breve charla- tenía cita con un pastor de los Testigos de Jehová que acaban de legar de San Diego-.. el Licenciado Soria no dejó de advertirme fraternalmente:”Cuídese”.

Y le hice caso. Recordé que tenía también una CITA, más prometedora por cierto, con la directora de la estación de radio del Instituto Nacional Indigenista en San Quintín, quien me puso al tanto de fenómenos como la creciente penetración de las diferentes sectas religiosas y pseudorreligiosas entre la población indígena mayoritariamente analfabeta y monolingue; organizaciones que tenían su sede en el “OTRO LADO” y algunas de las cuales prohibían a sus fieles rendirle honores a la bandera, lo que provocaba un conflicto de interés competencia de la secretaría de Gobernación.

Las sectas cortejaban a los oaxacalifornianos con dádivas de todo tipo, convivios navideños, asistencia médica, a cambio de un adoctrinamiento que exigía otra clase de lealtades por encima de los “valores patrios”.

De acuerdo con la antropóloga, chilanguita ella, directamente importada del Red Set coyacanense (morralito con LA Jornada y tres carrujos dentro), la exaltación “individualista” de algunos espurios luteranos estaba socavando tradiciones ancestrales como la del Tequio, la jornada semanal de trabajo colectivo.

Pero qué mejor que ir a la recolección de voces a ras de tierra, al campamento triqui, donde cada fin de semana la fiesta y la tragedia, ya lo dijo Paz, son las caras de la misma moneda que se eleva y cae en un volado con la suerte ya echada en el tris del destape de un pomo con gusanito adentro, que trago a trago se transforma en la serpiente que devora el águila con todo y la efigie de Don Benito, con el fondo musical de la estación de la INI donde un violín cabriolea, se enrosca y se desdobla, se regodea en su propia embriaguez hasta desbordar la MONOTONIA en un paisaje sonoro de sorprendentes resoluciones jazzísticas…


IMPACTANTE DISCURSO..

Y recorriendo la frontera hacia el Sur, cual tanga antropológica con la luna sobre el campamento triqui, aterricemos AQUÍ ENTRE NOS, en este puerto de ilusiones y realidades, donde las EJECUCIONES tienden a superar estadísticamente a los “AUTOSUICIDIOS”...
Porque ESO del “impactante discurso” fue lo que los traductores mediáticos de Collitas…reportaron como novedad del pasado fin de semana..
Que por ahí se decía que dijo el Caregay que dijo la China que dijo… que el regidor del Panal, Ramón Alejandro Carballo Cota, en otra representación de la alcaldesa, su Némesis, Rosa Delia, había pronunciado un “vibrante discurso” bajo algún mezquite de los rumbos del Trópico de Cáncer, que había dejado haciendo pucheros a los escépticos nativos de aquellos lares.
Dicen estas fuentes, que si bien se exalta el IMPACTO del discurso alejandrino, ¡!NO SE DICE NADA SOBRE SU CONTENIDO!!. Sería interesante saber lo que RAMON ALEJANDRO DIJO, pues está en juego su legitimidad como uno de los principales contrapesos políticos de los espurios intereses que RD representa dentro del cabildo.

1 comentario:

Carlos Alberto Gutiérrez Aguilar dijo...

Edmundo, hace ya varios años, varios, que periodistas como tú e investigadores universitarios han estado denunciando las condiciones de vida de los indígenas oaxaqueños en San Quintín. Es muy lamentable saber que gobiernos van y vienen, partidos se paran y se sientan en las sillas gubernamentales, y las cosas siguen igual. Por eso es necesario seguir denunciando, nunca cansarnos de señalar estas injusticias. ¡Qué más quisieran el gobierno y los grupos de poder! Aprovecho para saludarte desde Mexicali.