Loading...

martes, 17 de febrero de 2009

¿CHAVEZ O NO CHAVEZ?



Una de las más accidentadas comparecencias mediáticas de Leonel Cota Montaño como presidente ESPURIO(nunca estará de más recordárselo a la GENTE) del PRD, fue en el programa En contexto, conducido por Pablo Hiriart, ex director de LA Crónica y El Nacional, y el politólogo y articulista de Reforma, Jaime Sánchez Susarrey, que se trasmite semanalmente por Azteca 13.

Mientras LEONEL buscaba por todos lados a su MIGUEL ANGEL, o de perdida al Chiquilín S. de Bello, pa que le hicieran el PARO ante el vendaval que se le venía encima, Hiriart y Susarrey seguían PITORREANDOSE de la increíble silvestrez del ex gobernador de BCS…

Cada respuesta causaba pena ajena. Cotita, como le llaman los perredistas menos jodidos culturalmente, no “traía nada en la pelota”.
Su “FUERTE” ERA esa beligerancia bravía y bragada, tan “funcional” en nuestro rancho mediático y político, pero ridícula en medios más competitivos y ante una prensa de adeveras.

Debilidades que su entonces homólogo panista, Manuel Espino, otro burdo fajador pero con un poco de más juego intelectual y oficio político, sabía provocar y exhibir muy bien cada vez que se le antojaba.

Recuerdo que para rematar a su conejillo de indias de la semana, los desalmados conductores, tratando de digerir con una sonrisa sarcástica y gestos de desconcierto las barbaridades espetadas por Cota(“NOJOTRO CREEMO QUE NO ES OPORTUNA LA AUTOCRÍTICA”), lo atornillaron con otra pregunta:

-Entonces, Leonel, ¿con cuál de las izquierdas latinoamericanas se identifica el PRD?
¿Qué lecciones se pueden sacar de la experiencia chilena, ahora con Bachelet, la brasileña, con Lula, y la venezolana con Chávez?

-Nojotro no miramos para fuera. Nojotro nomá miramo para adentro, aquí en ESTE PAÍS.

Esta fue la respuesta que dejó IMPÁVIDOS a los conductores y a la teleaudiencia. La verdad, el “dirigente” perredista no necesitaba pregonar su chovinismo mental: A LEGUAS SE LE NOTABA EL ENCIERRO.

Fue lo que le trató de decir Susarrey al despedir el programa, mientras Hiriart seguía con su editorialismo gestual.:

-Bueno, Leonel, gracias por venir, pero nos dejas una impresión…cómo decirlo…una impresión…muy extraña, muy DESCONCERTANTE.


ADEMÁS DEL NATURAL INTERÉS público por saber cuál es la REPRESENTACIÓN MENTAL, el CONCEPTO, que nuestros(¿) “líderes de izquierda” tienen de sus correligionarios y sus respectivas experiencias regionales, LA PREGUNTA sobre las IZQUIERDAS LATINOMERICANAS venía al caso por los supuestos vínculos del chavismo con el pejerredismo, lubricados con petrodólares
en plena campaña presidencial mexicana

Y mientras el Mesías Tropical, diseccionado por el fino bisturí del historiador Enrique Krauze, deliraba con la cruda del 6 de julio, sin exhibir el MAS MINIMO PUDOR AUTOCRITICO, pues la autocrítica, MÉTODO QUE DISTiNGUIA LA ILUSTRACIÓN REVOLUCIONARIA DEL OSCURANTISMO, nunca es oportuna entre los “ELEGIDOS”, Hugo Chávez sorteaba “democráticamente” una primera derrota en su intento de legalizar su permanencia indefinida en el poder, pero sin dejar de advertir que iría por la revancha.

El desquite llegó el pasado domingo. Las reformas constitucionales para permitir la reelección indefinida del presidente bolivarista fueron aprobadas mediante referéndum. El Sí a la enmienda que elimina la limitación constitucional de una sola reelección para los cargos por mandato popular, obtuvo el 54.36 por ciento contra el 45.63, del NO.
La diferencia entre una y otra opción es de alrededor de un millón de electores: 6 para el continuismo de Chávez, 5 para la oposición, que aceptó su derrota pero entre corchetes: CON TODO EL PESO DEL OFICIALISMO Y SUS CLIENTELAS..

Una red clientelar energizada a razón de 120 millones de petrodólares diarios, aproximadamente 500 mil millones de billetes verdes desde la asunción de Chávez en 1999, de acuerdo con cifras proporcionados por Enrique Krauze en entrevista con Carmen Aristegui en CNN, ayer martes.

El concepto de DEMOCRACIA PARTICIPATIVA( en contraposición de la DEMOCRACIA REPRESENTATIVA), propuesta por el bolivarismo chavista, no es nada original; deriva de la DEMOCRACIA CENTRALIZADA del estalinismo y sus resabios en la Cuba castrista. Es la democracia PLEBISCITARIA y de la MOVILIZACIÓN SOCIAL, que a la larga tiende a mandar al diablo a las instituciones y entronizar al MESIAS, como sucedió con Hitler, que se jactaba de haber utilizado la democracia para destruirla.

ASI QUE la pregunta planteada a Leonel, sigue más que vigente:¿Qué piensan los “líderes morales” del perredismo del triunfo chavista y sus perspectivas? Por el Primo Chicho hablaría su GULA:”Qué envidia”, diría quien como candidato se había comprometido a someterse al riesgo plebiscitario de la revocación del mandato.

No hay comentarios: