Loading...

martes, 3 de febrero de 2009

COLEGIO MÉDICO DE BCS, A.C., CONTAMINADO POR LA POLITIQUERÍA....Grosera actitud hacia regidor del Panal.


*El "rector" de la UBCS, Rodrigo Guerrero Rivas, ocupó arbitrariamente el sitio que en el presídium correspondía al representante de la alcaldesa de La Paz, el regidro del PANAL, Ramón Alejandro Carballo Cota, en el acto protocolario de cambio de consejos directivos del Colegio Médico de BCS, ante la complaciente mirada del Secretario de Salud, representante del gobernador, doctor Francisco Cardoza Macías, y del presidente entrante del Colegio...Abelardo Estrada Bonilla.


Un cambio de directiva del Colegio de Médicos de BCS, debería de ser un acto muy por encima de la politiquería a que nos tiene acostumbrados el clan familiar y asociados en el poder. En ése gremio hay muchos héroes anónimos que han salvado vidas a pesar de las carencias instrumentales y presupuestales en nuestros hospitales y centros de salud públicos, como es el caso del Hospital Salvatierra, donde hasta hace poco no contaban con un respirador artificial actualizado.

Pero el atropello de las más elementales formas, con la gula, la ambición pueril, el arribismo a flor de piel, es la marca de la CASA, y no podía faltar en el acto protocolario de cambio de directiva del respetable gremio que tuvo lugar hace unos días.

A `pesar de que se presentó debidamente acreditado como representante de la presidenta municipal de La Paz, el regidor y ex presidente del Colegio Médico de La Paz,

Ramón Alejandro Carballo Cota, fue desplazado del sitio que le correspondía en el presidium por, nada menos y nada más, que el Caporal del Rancho El Mezquitito (Antes UABCS), el sinaloense Rodrigo Guerrero Rivas.

El regidor del PANAL se había acreditado como representante de la alcaldesa ante el Presidente del Colegio… Abelardo Estrada Bonilla, por lo que tenía formalmente asegurado su lugar dentro de la NOMENKATURA de las autoridades gubernamentales invitadas al evento. Pero poco antes del inicio se alejó unos pasos para atender una llamada, y cuando regresó el trepador del culichi Rodrigo ya estaba sentado detrás de la cartulina con el nombre de Rosa Delia Cota Montaño.

Ni modo, “el que se va a la Villa, pierde su silla”, le dijo el doctor Estrada Bonilla a su colega como justificación, ante la atenta mirada del doctor Francisco Cardoza Macías, quien pronunció un discurso exaltando el proyecto de la Facultad de Medicina en la UABCS, con la que seguramente piensa cruzar sin mancharse el pantano del chichonismo y su jauría depredadora, cuando al develarse la placa inaugural aparezca su nombre.

Méritos profesionales no le faltan al prestigiado cirujano- hijo de uno de esos legendarios médicos paceños, y uno de los fundadores del Frente de Unificación Sudcaliforniano, Francisco Cardoza Carballo-, para convertirse en un EPÓNIMO benefactor de la educación superior en BCS.

Podríamos tratar de comprender su legítima vocación de servicio y sed de trascendencia personal, pero no compartimos la posición desde la que impulsa el proyecto, impecable como tal, pero de acuerdo con diversas opiniones calificadas en la materia, no es viable, no existen las condiciones para concretarlo cabalmente.

Para una buena parte de la opinión pública sudcaliforniana, concretamente porteña o portilusina(gentilicio de Puerto de Ilusión), Cardoza Macías debió haber cuidado más y mejor la herencia política y moral de su intachable padre. Si en un principio la medida de Chicho de incluirlo en su equipo fue bien vista como una forma de acercarse a los capitalinos que nunca lo han tragado, con el desarrollo de los acontecimientos, el secretario de Salud se antoja ahora desubicado, desencajado dentro del grupo familiar en el poder.

El prestigio familiar y profesional, la herencia política y moral del FUS, “legitimando” de alguna manera, la BARBARIE del nepotismo, el oscurantismo y el saqueo, que tiene a los centros de salud y hospitales sin los recursos técnico y humanos( el desempleo médico es alarmante)adecuados para la creciente demanda y ha propiciado la privatización de la medicina en hospitales públicos como el Salvatierra.

Por otra parte, dicen estas voces de calidad, antes de pensar en la fundación de una Facultad de Medicina, habría que pensar en CURAR a la UABCS de la PESTE que ha desvirtuado sus objetivos esenciales, como lo documenta el ingeniero Juan Alfonso García Urbina, creador del milagroso suplemento alimenticio Biotiquín, en la entrevista con MALEKON el viernes pasado.

Como hombre ilustrado, Cardoza Macías debe haber leído con toda claridad los síntomas de esta PESTE, en la reciente defenestración del ex rector, Jorge Vale Sánchez, que fue expulsado de la UABCS acusado de corrupción, y sin embargo sigue siendo su compañero de gabinete. De nuevo el atropello grosero de las formas y el Estado de Derecho. ¿No le dice nada al Primo Chicho esta condena universitaria a su Secretario de Desarrollo, el mismo que tomó posesión de ese cargo sin haber renunciado a rectoría?

Más claro ni el ADN de los Cota Montaño y Agúndez, embarrado en toda la nómina oficial y no oficial de BCS.

1 comentario:

Jesus Lopez Gorosave dijo...

Conocí al Dr Cardoza cuando hice mi internado en el Hospital Salvatierra en 1977. También a sus 2 hijos, el patologo y el cirujano; ambos muy buenos en su profesion y trato humano.