Loading...

domingo, 12 de abril de 2009

TONI MORRISON: OBAMA ME SEDUJO ANTES COMO ESCRITOR...De Milenio Diario



A propósito de la edición en español de Una bendición, la Nobel ha ofrecido varias entrevistas en las que habla de la coincidencia de su obra con la elección de Barack como presidente.

Dom, 12/04/2009 - 04:46

Toni Morrison expresó abiertamente su apoyo a Barack Obama. Foto: Pierre Verdy / AFP México.- Ganadora del Nobel de Literatura en 1993 y considerada la voz más poderosa de la literatura afoamericana actual, la escritora estadunidense Toni Morrison (1931) se remonta en su libro Una bendición a los orígenes de la esclavitud en el momento justo cuando Estados Unidos se disponía a elegir a Barack Obama, el primer presidente negro.

La obra acaba de ser editada en España por el sello Lumen y a propósito de esto, la también autora de Ojos azules (1970) concedió una entrevista al diario español El Mundo en la cual revela, “la complicidad literaria” con el actual mandatario de la Unión Americana, de quien asegura la sedujo primero como escritor, y relata su travesía “de tres siglos” al preludio de la esclavitud, en un libro que cobra una inusitada vigencia en el contexto actual del país norteamericano.

Morrison asevera que la coincidencia de la publicación de su obra con las elecciones norteamericanas no fue una decisión premeditada. “La idea de Una bendición fue muy anterior incluso al momento en que se empezó a percibir a Obama como un candidato viable. Estábamos todavía bajo la opresión de los años de Reagan y Bush, que han venido a ser lo mismo”.

La labor de investigación que Morrison realizó para Una bendición fue larga y exhaustiva, “podría estar todavía ahí, buscando legajos y documentándome sobre aquella etapa fascinante y al mismo tiempo aterradora”.

Consagrada por su novela Beloved en la que relata el caso de una madre que asesina a sus dos hijos para librarlos de la esclavitud, Morrison ha escudriñado las diferentes aristas de esta cuestión y se ha sumergido en aspectos poco divulgados como la esclavitud blanca. “Los parias ingleses, irlandeses y escoceses fueron enviados aquí como esclavos, y se mezclaron con los indios y con los afroamericanos. La miseria y la servidumbre los unía. La separación racial, y la identificación de la esclavitud con los negros, llegó más tarde”.

Mandatario y escritor

Voz crítica de su país y su tiempo, Morrison se refirió a Bill Clinton como “el primer presidente negro”, además de considerarse amiga de los Clinton, por lo que muchos pensaron que daría su apoyo a Hillary más que a Barack Obama.

Al respecto la galardonada con el Premio Príncipe de Asturias recuerda que fue Cornel West, profesor en la Universidad de Princeton y amigo suyo, quien le prestó el libro de Obama y le dijo “si te gusta, haz algo por él”.

La autora de Sula evoca: “Me dije a mí misma que tenía que intentar ver más allá de la raza o del género. Voy a dar mi apoyo al candidato más inteligente, sea hombre o mujer, blanco o negro, porque eso es lo que nos va a hacer falta, un presidente inteligente, para sacarnos del entuerto en el que nos dejó Bush”.

Morrison confiesa que al principio Barack Obama no le parecía seriamente competitivo.

“Mis dudas durante la campaña quedaron despejadas cuando leí su autobiografía, Los sueños de mi padre. ¿Cómo puede un político escribir así? ¿Cuándo se ha visto en un político esa capacidad para la reflexión, esa viveza para las imágenes, ese oído para los diálogos? Me pareció un libro profundo y tremendamente maduro, que dice muchísimo a favor de la persona que lo escribió. De alguna manera, Obama me sedujo antes como escritor que como político.”

Posteriormente, la narradora escribió una carta como si fuera dirigida personalmente a Obama, alabando sus cualidades: integridad, autenticidad, sabiduría, y como respuesta el candidato le llamó personalmente para darle las gracias.

“Tuvo el gesto de abrir la conversación confesándome que La canción de Salomón es uno de sus libros predilectos. Hubo entre nosotros cierta complicidad literaria”, dijo la escritora.

Cuando se le pregunta su opinión sobre la actuación de Obama como presidente, la Nobel contesta: “No quiero decir que coincida en todas y cada una de sus decisiones, pero la gente está contenta con él en este país. Hay algo muy genuino en la sensación de alivio y de afecto que ha recibido en el mundo. Ya viste cómo lo abrazaron los soldados en Irak”.


“Si no escribiera, me volvería loca”

En 2007, como resultado de un sondeo elaborado por The New York Times entre escritores y críticos, Beloved fue considerada como la mejor obra de ficción norteamericana de los últimos 25 años, superando incluso a textos de Philip Roth, John Updike, DeLillo o McCarthy.

Sobre ese texto, en una entrevista con el diario español El Mundo, Morrison afirmó que aunque “quiere mucho” ese libro por todo lo que representa, asegura que desde un punto de vista técnico su obra más lograda es Jazz y siente un cariño especial por Una bendición.

La Nobel estadunidense se ha propuesto cerrar el círculo sobre Estados Unidos. Luego de haber abordado en sus obras la época prerracista así como la posracista, ahora se encuentra inmersa en la escritura de un nuevo libro cuya historia está situada en el periodo racista estadunidense de los años cincuenta, con la guerra de Corea como telón de fondo y como protagonista, un hombre negro que a cada paso se enfrenta al racismo.

A pesar de gozar de un singular reconocimiento a sus 78 años, la crítica escritora asevera que “puedo ir aún más allá como escritora. Lo sé y lo voy a intentar. Necesito seguir escribiendo y explorar otras direcciones. Si no escribiera me volvería loca; el mundo me resultaría demasiado caótico”.

No hay comentarios: