Loading...

viernes, 3 de abril de 2009

APUNTES DE LECTURA: OCTAVIO PAZ Y UN DEJA VU



ENSENADA.-HURGANDO EN EL LIBRERO DE la sala de mi hermana Gema, tomo al azar uno de los ejemplares más “delgados”: CONVERGENCIAS, de OCTAVIO PAZ(Seix Barral. Biblioteca Breve, 1991).
“Un libro que reúne nueve ensayos: siete sobre poetas y pintores modernos, dos sobre temas más generales aunque también referidos a la poesía y al arte”, afirma el propio autor en el prólogo.
Reaparición mágica de Paz, puntual, este 30 de marzo, FECHA DEL 95 aniversario del natalicio del poeta, muerto el 28 de abril de 1998. Precisamente cuando me preguntaba qué diría PAZ del nuevo tiempo mexicano. Saltando a las manos del lector como insistiendo en retomar la PALABRA a la MITAD DEL FORO en estos tiempos de hambre espiritual, conceptual, poética , en que la PATRIA ÍNTIMA de López Velarde permanece en el destierro histórico y el limbo poético..
El vacío dejado por Paz en el DES-concierto mexicano, en su doble papel de poeta e intelectual, que en el fondo era un solo SER, cantante y contante, se redimensiona con la etapa de confusión y turbulencia en la que ha entrado el país luego de la falsa esperanza de alternancia política, el desengaño democrático a partir del 2000
Su prosa no es más que un deslumbrante espectáculo de la inteligencia y del instinto confabulados en imágenes transparentes de las más complejas percepciones críticas. Revolución y REVELACIÓN del lenguaje como método de conocimiento.
Como uno de los clásicos del sanguinario, vanguardista, utopista, psicodélico Siglo XX, la palabra de OP RENACE( “SIEMPRE-como el Mar de Valery-estará empezando”), en cada lectura y relectura.
Su vigencia es la de ese PRESENTE(La Búsqueda del..), tema medular de su discurso en la ceremonia de recepción del Premio Nobel de Literatura 1990.El PRESENTE: TIEMPO DE LA MODERNIDAD Y DE LAS MODERNIDADES DE TODOS LOS TEMPOS.
PERO…¿Qué es la modernidad? “Ante todo es un término equívoco: hay tantas modernidades como sociedades. Cada una tiene la suya. Su significado es incierto y arbitrario, como el del periodo que la precede, la Edad Media. Si somos modernos frente al Medievo, ¿seremos acaso la Edad Media de una futura modernidad? Un nombre que cambia con el tiempo, ¿es un verdadero nombre? LA modernidad es una palabra en busca de su significado:¿Es una idea, un espejismo o un momento de la historia?¿Somos hijos de la modernidad o ella es nuestra creación? Nadie lo sabe a ciencia cierta. Poco importa: la seguimos, la perseguimos. Para mi, en aquellos años, la modernidad se confundía con el presente o, más bien, lo producía: el presente era su flor extrema y última. Mi caso no es único ni excepcional: todos los poetas de nuestra época , desde el periodo simbolista, fascinados por esa figura a un tiempo magnética y elusiva, han corrido tras ella. El primero fue Baudelaire. El primero también que logró tocarla y así descubrir que no es sino tiempo que se deshace entre las manos.”



EL arte escritural de PAZ atrapa, subyuga, es ALTAMENTE ADICTIVO. Todo lo que toca-LITERATURA, HISTORIA, POLÍTICA- adquiere un nuevo significado, un brillo esclarecedor.
“Para nosotros, latinoamericanos- dice Paz-,la búsqueda de la modernidad poética tiene un paralelo histórico en las repetidas y diversas tentativas de modernización de nuestras naciones. Es una tendencia que nace a fines del siglo XVIII y que abarca a la misma España. Los Estados Unidos nacieron con la modernidad, y ya para 1830, como lo vio Tocqueville, eran la matriz del futuro; nosotros nacimos en el momento en que España y Portugal se apartaban de la modernidad. De ahí que a veces se hablase de “europeizar” a nuestros países: lo moderno estaba afuera y teníamos que importarlo.”
Y del CONTEXTO LATINOAMERICANO, Paz aterriza en una de sus más caras pasiones y obsesiones: MÉXICO. El del LABERINTO DE LA SOLEDAD , con su POSDATA, y el OGRO FILÁNTRÓPICO. El de PIEDRA DE SOL Y NOCTURNO DE SAN IDELFONSO. El de las AVENTURAS EDITORIALES DE PLURAL y VUELTA.
El país donde el debate de la MODERNIDAD, fue interrumpido por un episodio que puso en “entredicho no tanto la legitimidad del proyecto reformador como la manera en que se había intentado realizarlo: La Revolución mexicana”.
Un HITO de la historia nacional que el poeta ve con una mirada muy distinta a la de sus usufructuarios políticos acotados por la MOTHERNIDAD SALINISTA, preludiada por De la Madrid, y reconocida con un dejo de despecho por José López Portillo, autodenominado como “EL ULTIMO PRESIDENTE DE LA REVOlUCIÓN”.
UN MOVIMIENTO que a diferencia de las otras revoluciones del SXX, “ no fue tanto la expresión de una ideología más o menos utópica como la explosión de una realidad histórica y psíquica oprimida. No fue la obra de un grupo de ideólogos decididos a implantar unos principios derivados de una teoría política; fue n sacudimiento popular que mostró a la luz lo que estaba escondido. Por esto mismo fue, TANTO O MAS QUE UNA REVOLUCIÓN, UNA REVELACIÓN. México buscaba el presente afuera , Y LO ENCONTRÓ ADENTRO, ENTERRADO PERO VIVO. La búsqueda de la modernidad nos llevó a descubrir nuestra antigüedad, el rostro oculto de la nación. Inesperada lección histórica que no sé si todos han aprendido: entre tradición y modernidad hay un puente. Aisladas, las tradiciones se petrifican y las modernidades se volatizan; en conjunción, una anima a la otra y la otra le responde dándole peso y gravedad. “

Una vez tamizada en este párrafo la grandilocuencia de Jolopo, condenado el determinismo histórico como “una COSTOSA Y SANGRIENTA FANTASÍA”(derrumbe del “socialismo real”), pues la historia es IMPREVISIBLE, porque su agente, el HOMBRE, “es la INDETERMINACIÓN EN PERSONA”, OP se pregunta si estamos ante el fin o la mutación de la Edad Moderna, el fin de las utopías, y reconoce que es muy complicado saberlo.
Lo cierto es que el derrumbe de las utopías ha dejado UN GRAN VACÍO, no en los países donde se intentaron aterrizar, sino en aquellos que las “abrazaron con entusiasmo y esperanza”.
Este VACÍO se traduce en un sentimiento de orfandad, en una “intemperie espiritual, y no, como antes, a la sombra de esos sistemas religiosos y políticos que, simultáneamente , nos oprimían y nos consolaban.” Si bien las sociedades son realidades “históricas”, todas han vivido guiadas e inspiradas por un “conjunto de creencias e ideas METAHISTÓRICAS.”

La postmodernidad o plusmodernidad, podría quedar decantada conceptualmente en nuestro TURBIO PRESENTE: NUESTRA SOCIEDAD SERÍA LA PRIMERA QUE SE APRESTA A VIVIR “SIN UNA TEORÍA METAHISTÓRICA; NUESTROS ABSOLUTOS-RELIGIOSOS O FILOSÓFICOS, ÉTICOS O ESTÉTICOS- NO SON COLECTIVOS SINO PRIVADOS. LA EXPERIENCIA ES ARRIESGADA. ES IMPOSIBLE SABER SI LAS TENSIONES Y CONFLICTOS DE ESTA PRIVATIZACIÓN DE IDEAS, PRÁCTICAS Y CREENCIAS QUE TRADICIONALMENTE PERTENECÍAN A LA VIDA PÚBLICA NO TERMINARÁ POR QUEBRANTAR LA FÁBRICA SOCIAL. LOS HOMBRES PODRÍAN SER POSEÍDOS NUEVAMENTE POR LAS ANTIGUAS FURIAS RELIGIOSAS Y POR LOS FANATISMOS NACIONALISTAS. Sería terrible que la caída del ídolo abstracto de la ideología anunciase la resurrección de las pasiones enterradas de las TRIBUS, las SECTAS y las IGLESIAS. Por desgracia, LOS SIGNOS SON INQUIETANTES.”

Con el desprestigio del DETERMINISMO METAHISTÓRICO, la POLÍTICA ha sufrido una regresión a la inmediatez de las acciones concretas y ha renunciado a las “soluciones globales”, al ejercicio de la reflexión e imaginación. Urge recobrar la “mirada crítica”, repensando el HOY ante el “ocaso del futuro”.
Y el signo de los tiempos del HOY es la entronización del MERCADO como motor de la historia, lo cual tiene sus bemoles, ya que el triunfo de la economía de mercado fue por “DEFAULT” DEL ADVERSARIO: “EL MERCADO ES UN MECANISMO EFICAZ, PERO COMO TODOS LOS MECANISMOS, NO TIENE CONCIENCIA Y TAMPOCO MISERICORDIA. HAY QUE TRATAR DE INSERTARLO EN LA SOCIEDAD PARA QUE SEA EXPRESIÓN DEL PACTO SOCIAL Y UN INSGTRUMENTO DE JUSTICIA Y EQUIDAD.LAS SOCIEDADES DEMOCRÁTICAS DESARROLLADAS HAN ALCANZADO UNA PROSPERIDAD ENVIDIABLE; ASIMISMO, SON ISLAS DE ABUNDANCIA EN EL OCÉANO DE LA MISERIA UNIVERSAL. EL TEMA DEL MERCADO TIENE UNA RELACIÓN MUY ESTRECHA CON EL DETERIORO DEL MEDIO AMBIENTE. LA CONTAMINACIÓN NO SÓLO INFESTA AL AIRE, A LOS RÍOS,Y A LOS BOSQUES, SINO A LAS ALMAS. UNA SOCIEDAD POSEÍDA POR EL FRENESÍ DE PRODUCIR MÀS PARA CONSUMIR MÁS TIENDE A CONVERTIR LAS IDEAS, LOS SENTIMIENTOS, EL ARTE, EL AMOR, LA AMISTAD Y LAS PERSONAS MISMAS EN OBJETOS DE CONSUMO. TODO SE VUELVE COSA QUE SE COMPRA, SE USA Y SE TIRA AL BASURERO. NINGUNA SOCIEDAD HABÍA PRODUCIDO TANTOS DESECHOS COMO LA NUESTRA. DESECHOS MATERIALES Y MORALES.”.
Esta es la gran encomienda, la tarea que nos dejó Octavio Paz a sus sobrevivientes: repensar el AHORA, el HOY, sin renunciar al FUTURO ni olvidar el PASADO, porque el PRESENTE es el punto de encuentro de los TRES TIEMPOS. Una REFELXIÓN que no debe “confundirse con un fácil hedonismo. El árbol del placer no crece en el pasado ni el futuro, sino en el ahora mismo”.
“Alternativamente luminoso y sombrío, el presente es una esfera donde se unen las dos mitades, la acción y la contemplación. Así como hemos tenido filosofías del pasado y del futuro, de la eternidad y de la nada, mañana tendremos una filosofía del presente. LA EXPERIENCIA POÉTICA PUEDE SER UNA DE SUS BASES.¿ QUÉ SABEMOS DEL PRESENTE? NADA O CASI NADA. PERO LOS POETAS SABEN ALGO: EL PRESENTE ES EL MANANTIAL DE LAS PRESENCIAS.”¨
Quiero precisar que la mayoría de los párrafos aquí citados, estaban subrayados en el libro, de tal manera que me reconocí en la sinuosidad de las líneas de tinta, en el pulso de maraquero, en uno de esos Deja Vu que no dejan lugar a duda.
Pero por si las moscas le pregunté a mi sobrino Rodrigo si CONVERGENCIAS era uno de los libros que le regalé el verano pasado durante su visita a La Paz.
“No tío, era de mi abuelo, los subrayados son de ÉL”.


CASA DE CITAS. “EL MUNDO NACE CUANDO DOS SE BESAN”, OCTAVIO PAZ.

No hay comentarios: