Loading...

miércoles, 8 de abril de 2009

FORO CULTURAL CIUDADANO: NO A LA IMPOSICIÓN EN EL CECUT...


A la atención de Consuelo Sáizar Guerrero

Presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA)

Que se designe como director a un promotor con trayectoria
No a la continuidad y sí a la renovación
Mayor atención de Conaculta a las regiones


El Centro Cultural Tijuana (CECUT) desempeña un papel relevante en la dimensión de la oferta cultural en la región noroeste. Ante la intempestiva salida de Teresa Vicencio Alvarez del CECUT, para asumir la dirección del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), se abre un espacio de incertidumbre para el Centro Cultural Tijuana, dependencia del Conaculta ubicada en nuestra ciudad.

La selección del director(a) del CECUT no debe ser una decisión rutinaria y maniquea, ni que obedezca a cuotas políticas o a la feria de empleo gubernamental. Se deben remontar los rezagos y el atraso actual con una nueva administración que impulse en forma clara una agenda aplazada de acciones e iniciativas.

El CECUT merece ser dirigido por una persona con antecedentes, consensos y trayectoria específica para que saque a esta institución de la indefinición y del marasmo y le otorgue energía a su vida institucional, con base en resultados concretos.

Entre los variados pendientes a la vista, se puede mencionar: animar el diálogo con la comunidad, reforzar el programa cultural, reactivar la relación cultural binacional, fomentar el turismo cultural, reencontrar la vocación escénica y editorial, diversificar su perfil y no limitarse a las artes visuales y ofrecer un programa cultural extramuros. Restablecer el diálogo con el enérgico activismo cultural independiente, que le da singularidad a nuestra ciudad.. Para la dirección del CECUT, hay personajes en la ciudad con amplia trayectoria y experiencia probada en diversos campos de la promoción cultural que pueden ser auscultados y tomados en cuenta en un proceso deseable y ejemplar.

Las gestiones federales anteriores (Sari Bermúdez y Sergio Vela) fueron descuidadas y lesivas por su indolencia y falta de diagnóstico; por la frivolidad y los métodos unilaterales empleados, además por la indiferencia hacia los creadores en los estados y los proyectos culturales afincados en esta región. Es urgente superar esta situación con iniciativas y proyectos que incluyan a la ciudadanía. La actual presidenta de CONACULTA, Consuelo Sáizar se encuentra en el dilema de realizar una selección que anime e impulse la cultura regional, u otra, que condene a la indiferencia, la confrontación y el atraso a la referida institución cultural. Creemos que los criterios meritocráticos deben prevalecer sobre las inercias y los compromisos de burocracias menores. Exhortamos respetuosamente a la presidenta del CONACULTA a que realice una designación en el CECUT que genere consensos, ambiente de trabajo y suma de voluntades y no, al contrario, enconos o tensiones difíciles de superar.

El Foro Cultural Ciudadano de Tijuana rechaza cualquier intento de imposición y estará al pendiente del proceso de designación del nuevo director del CECUT, así como de los métodos utilizados y la transparencia de dicho proceso, en vista de los intereses de la comunidad cultural de la ciudad.



ATENTAMENTE.

Foro Cultural Ciudadano (FOCUC). Tijuana, Baja California, 5 de abril, 2009

Jaime Cháidez Bonilla (Periodista), José Díaz (artista y profesor), Saúl Huerta (Músico y abogado); Luis Ituarte Mendívil (Artista visual y promotor binacional), Alfonso López Camacho (Librero), Eduviges Meza Beltrán (publicista y promotora cultural), Guadalupe Rivemar (Promotora cultural), Vianka R. Santana (Artista multidisciplinaria), Carlos Fabián Sarabia (Promotor cultural y crítico cinematográfico) y Leobardo Sarabia (Editor y ensayista).

Contacto: Coordinadores FOCUC:

Alfonso López Camacho: (664) 684 09 08. Correo: eldiazr@prodigy.net.mx y

Vianka R. Santana: (664) 3154080. Correo: derechocultural@yahoo.com.mx



Ccp Archivo FOCUC

2 comentarios:

Anónimo dijo...

CARTA PUBLICADA EN EL SEMANARIO ZETA, OCTUBRE DE 2007

FOCUC: MISERIA DE LA CULTURA
“(...) el hombre necesita, en primer lugar, comer, beber, tener un techo y vestirse antes de poder hacer política, ciencia, arte, religión (...)”
Palabras de Federico Engels ante la tumba de Carlos Marx, a quien financió toda su vida sin retribución alguna. ¿Indirecta postmortem?
Ronaldo González Valdés y la cultura de los jefecillos
Hace unos días estuvo en Tijuana el titular de la Dirección de Investigación Fomento de la Cultura Regional (Difocur), Ronaldo González, quien presentó su libro sobre narcotráfico y sociedad sinaloense. Dicho funcionario pertenece a la segunda generación de una capilla de poder que durante más de treinta años han copado las instituciones culturales del gobierno del estado y la rectoría de la Universidad Autónoma de Sinaloa, la UAS. Residuo de lo que alguna vez fue el núcleo de “Los Enfermos de Sinaloa” y que posteriormente fueron parte de la Liga Comunista 23 de septiembre, Ronaldo González, aunque no le tocó la efervescencia de los años setenta, es parte de una cofradía que integran, entre otros, el exguerrillero Elmer Mendoza, Juan Esmerio Navarro, Sigfrido Bañuelos, Liberato Terán, Melchor Inzunza, David Moreno Lizárraga, entre otros.
Entre todos ellos, una y otra vez desde el sexenio de Antonio Toledo Corro como gobernador de aquella entidad han monopolizado en infinidad de veces las carteras que se relacionan con los presupuestos y la administración cultural tanto de Difocur como de la propia UAS (de las pocas cosas que tenemos que agradecerle al exgobernador de Baja California Roberto de la Madrid Romandía es que tuvo la visión de exiliar las camarillas ideológicas de la UABC en vez de dorarles la píldora como hizo su homólogo de aquella región).
Si Sinaloa vivió un auge cultural en la década de los noventas no es que se deba a las nobles gestiones de este grupo de interés, sino a la terquedad del poeta Jaime Labastida, hermano del jefe del ejecutivo estatal Francisco Labastida Ochoa, quien puso la agenda respectiva en lo más alto de la planeación gubernamental de su pariente.
El Focuc como grupo de interés
Todo este antecedente viene a colación ya que en los últimos años Baja California en general y Tijuana en particular han desarrollado procesos culturales importantes y que a su vez han hecho que los presupuestos públicos se amplíen considerablemente, con las consecuencias que esto conlleva: la creación de grupos de poder muy similares como los que ahora detentan instituciones culturales de envergadura en Sinaloa.
El huevo de la serpiente aquí es lo que se ha denominado como Foro Cultural Ciudadano (Focuc) encabezado por los mismos de siempre: aficionados a las artes, impugnadores de todo y propositivos de nada, desertores de universidades y maquiladoras por igual (qué daño nos hicieron los “beatniks”, ahora cualquier desempleado o indigente se autoproclama artista) y toda una pléyade de la más variada fauna.
Basta con echarse un clavado en Internet y ver los documentos que han generado y donde las principales consignas son los pedigüeños al gobierno: piden becas, estímulos, puestos de gobierno, entre otras lindezas.
Pero el summum de sus declaratorias, es que reclaman prerrogativas sociales al Estado para los intelectuales y artistas. ¿Quieren seguro social, Infonavit, atención médica y hospitalaria y fondo de retiro a costa del erario? ¡Qué se inscriban en una nómina pública o privada que les genere una semana laboral de obligaciones detrás de un escritorio, una línea de ensamble o un mostrador! ¿O toda una nación está obligada a subsidiarles sus eternas veladas de café; sus cócteles; despertarse después de mediodía y asistir a presentaciones de libros y exposiciones? Para la vida, para Walth Whitman y para mí hay más misticismo en un campesino, en un hombre que trabaja que en un diletante.
Lo que brilla por su ausencia en las declamaciones del FOCUC son programas de fomento que incentiven las artes, la evidente ignorancia de una cultura empresarial por parte de los exquisitos para organizar entidades de autofinanciamiento y consumo de la producción cultural, valga la redundancia. Deberían de ponerse a leer a Gabriel Zaid; al Tratado de Libre Comercio con el que nos ató Carlos Salinas a Estados Unidos, ahí se establece que la cultura es una industria que genera recursos, todo lo demás es parasitar a costa del gobierno. Salma Hayek o Rufino Tamayo tienen éxito y riqueza, no por ser grandes artistas, sino porque fueron buenos mercadólogos y publirrelacionistas de sus obras.
Aunque no pienso hacer alusiones personales por la experiencia que tuve al desnudar en este importante semanario a “Lalo Cobarde” (pronúncienlo en inglés), bien vale la pena presentar tres retratos de uno de los principales jefecillos del Focuc, en víspera de que el gobierno estatal y municipal electo designen a sus colaboradores y dónde resalta el ministerio cultural.
Leobardo Sarabia, gatopardista
Retrato Número 1. Como director del IMAC, Sarabia recibió donativos por más de un millón 860 mil pesos sin expedir recibos oficiales debidamente requisitados. Gastó casi 600 mil pesos sin solicitar al menos 3 cotizaciones en cada una de las transacciones, como lo establece la ley de adquisiciones respectiva. Adjudicó obras de remodelación de la Casa de la Cultura por más de 600 mil pesos sin haber pasado por un proceso de licitación, acción en la que de nueva cuenta la ley lo obliga. Abrió y canceló cuentas bancarias a nombre del IMAC sin notificar a los fiscalizadores que por ley tienen que inspeccionarlo. Y nomás fue del periodo de marzo a diciembre de 1998, según consta en el dictamen 301 de la Comisión de Hacienda y Administración del Congreso del Estado, fechado el 4 de mayo de 2000.
Retrato Número 2. Fue a principios del año 2002; ¿el escenario? el auditorio del Instituto Francés de América Latina de la ciudad de México; ¿el evento? la presentación del libro “La Guerra Perdida contra las Drogas” del periodista Jean-Francois Boyer; ¿los protagonistas? el entonces secretario de Relaciones Exteriores, Jorge G. Castañeda; el “narcotraficólogo” Luis Astorga y el escritor Federico Campbell.
Durante el cóctel posterior, los mencionados departían con un periodista del semanario latinoamericano Tiempos del Mundo, de la cadena Washington Times. Al saber que el reportero era de Tijuana, uno de los tres soltó a bocajarro a los presentes:
-A propósito de Tijuana, ¿no les ha hablado Leobardo Sarabia para que firmen un manifiesto de apoyo su gestión? Parece que lo quieren correr...
Retrato Número 3. Antonio Navalón, el mecenas de la masa amorfa que se presentó como “Tijuana, La Tercera Nación” en el 2004, espera en el lobby del Hotel Camino Real a dos personajes que, según comentó a uno de sus allegados, le serían de gran ayuda para cabildear en los periódicos a favor de dicho evento. “No hay como la propaganda y los periódicos para negociar”, soltó el viejo lobo de mar de origen español y periodista él mismo de muchos años en el Diario El País, de Madrid, España.
En ese instante entraron “los negociantes”: eran Leobardo Sarabia y su espadachín Jaime Cháidez Bonilla, quien es algo así como “el Daniel Bisogno del periodismo cultural”.
El gatopardismo en toda su expresión.
Fidel Ernesto González Hernández
Tijuana, Baja California
efigonzalez@yahoo.com.mx

Anónimo dijo...

[b]VIAGRA Suisse VIAGRA BILLIG BESTELLEN[/b]
http://www.getsomeskillz.co.uk/forum/member.php?u=13
[b]VIAGRA Oesterreich BILLIG VIAGRA PREISVERGLECH BESTELLEN[/b]
VIAGRA BESTELLEN eur 0.85 Pro Pille >> Klicken Sie Hier << BESTELLEN BILLIG VIAGRA CIALIS VIAGRA im internet kaufen BILLIG Viagra im Internet Kaufen
http://cafesuoimo.com/member.php?u=8
[b]alternativ zu VIAGRA VIAGRA PREISVERGLECH BILLIG[/b]
[url=http://www.barroco.comyr.com/member.php?u=3]PREISVERGLECH VIAGRA BILLIG[/url] - VIAGRA on line
[b]VIAGRA fuer frau VIAGRA BILLIG BESTELLEN[/b]
[b]VIAGRA alternatives VIAGRA BESTELLEN BILLIG[/b]
[url=http://www.noise-unltd.com/member.php?u=2 ]BILLIG VIAGRA[/url] - VIAGRA preis
[b]VIAGRA bestellen VIAGRA[/b]
[b]VIAGRA fuer frau BILLIG VIAGRA BESTELLEN[/b]