Loading...

lunes, 13 de abril de 2009

DENISE DRESSER: LA RENUNCIA DE JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA



REFORMA Opinión 13 Abril 2009.

Lo que realmente estaban pensando

Hace unos días Felipe Calderón anunció la renuncia de Josefina Vázquez Mota a la Secretaría de Educación Pública para contender por una curul en el Congreso. En su lugar nombró a Alonso Lujambio, ex consejero del Instituto Federal Electoral y presidente del Instituto Federal de Acceso a la Información. Para comprender mejor las motivaciones y los efectos del cambio llevado a cabo, esta columna ofrece un ejercicio de “de-construcción” o “de-codificación” de los pronunciamientos públicos hechos hasta el momento por los actores involucrados. Este enfoque está basado en la teoría del filósofo francés Jacques Derrida, que busca entender el significado real de un texto para encontrar su contradicciones inherentes y sus significados irreconciliables. He aquí, entonces, lo que realmente estaban pensando mientras decían lo que decían.

Josefina Vázquez Mota: Señor Presidente, me voy. [Y me tiemblan las piernas del enojo que me produce esta salida impuesta; muchos interpretarán mi desplazamiento como una victoria de Elba Esther, y en política la percepción es lo que cuenta]. Ha llegado el momento de asumir otras responsabilidades [a la fuerza]. Le agradezco [sí, como no] muy querido Presidente, que me haya permitido aceptar la invitación de nuestro partido, Acción Nacional, para buscar desde el Congreso de la Unión, con liderazgo y la fuerza de las ideas, construir acuerdos y respuestas a los problemas y anhelos de las familias mexicanas [me está obligando a ser unos de tantos en el Congreso en lugar de despachar desde el escritorio de José Vasconcelos] Estoy muy emocionada este día, es obvio ¿verdad? [espero que no sea obvio que estoy furiosa] Es un cambio, es un cambio muy importante [y lo resiento hasta la medula de los huesos] Señor Presidente es muy gratificante estar con usted y poderle compartir lo que ha sido nuestro proyecto y poderle decir que me siento muy alentada, esperanzada y profundamente agradecida con usted [más bien me siento traicionada y usada y no se me olvida que cuando murió Juan Camilo Mouriño, usted le dio todo el crédito por la negociación con el SNTE; nada más falta que ahora no me cumplan y no me den el liderazgo de la bancada como lo han prometido]. También puedo oírlo sentada, señor Presidente [y prefiero hacerlo porque si no, noy capaz de propinarle una patada].

Felipe Calderón: La decisión de Josefina Vázquez Mota requiere de mucho valor [ni modo, tengo que decir esto ya que la obligué a salir de la SEP porque me preocupa más la agenda electoral y la politíca parlamentaria que la Alianza por la Calidad de la Educacion]. El Gobierno necesita el respaldo del Congreso. Yo necesito, como Presidente de la República, el respaldo de diputadas y diputados que, como Josefina Vázquez Mota, tienen claramente un compromiso generoso con el país [y así además la obligo a comprometerse con el PAN y a disciplinarse, cosa que no siempre ha hecho, como siempre me lo recuerda Germán Martínez] Es una decisión que respeto enormemente y tengo la certeza de que sabrá imprimir su liderazgo y su talento para seguir avanzando, desde la trinchera más importante del país, la Cámara de Diputados, en la transformación de México [para mí lo prioritario es que logremos parar al PRI cuando tenga mayoría en la Cámara de Diputados y por ello necesito concentrar a mis aliados allí] Con tu liderazgo en el Congreso Josefina, estoy seguro, gana México y ganamos todos los mexicanos [ok, lo reconozco, gano yo] Estar al frente de la política educativa del Estado exige capacidad de concertación y entendimiento y, desde luego, quehacer político [nada de confrontar realmente a Elba Esther Gordillo o hacerla enojar, ya que estoy librando otras batallas más importantes que la educación; ni que determinara el futuro del país; que otro se ocupe más adelante] El nuevo secretario sabe que en la política está el espacio de construcción de acuerdos en beneficio de la educación [nada de pelearse con la maestra en favor de los niños de México; lo que cuenta es ganar la siguiente elección y maniobrar en el Congreso] Necesitamos resultados tangibles y verificables, y por eso pido al maestro Lujambio consolidar los avances en materia de evaluación, como la Prueba Enlace, que nos permiten identificar en qué puntos somos fuertes y en cuáles debemos esforzarnos muchos más [sí, que Alonso siga haciendo evaluaciones y mediciones y negociaciones salariales en las que siempre cedemos en lugar de hacer algo más que nos cause problemas y abra nuevos frentes … nada de lidiar con la opacidad sindical, el asunto de las cuotas o el salario de Elba Esther … seguiremos ocupando el último lugar en las evaluaciones educativas de la OCDE, pero no tengo otra opción: política partidista mata reforma educativa].

Alonso Lujambio: Hace algunos minutos le presenté al Presidente mi renuncia como Comisionado del Instituto Federal de Acceso a la Información [a pesar de que no tengo un solo antecedente que me vincule con la educación pública en México o que dije que jamás aceptaría un puesto de Felipe Calderón o que mi nombramiento ponga en entredicho la autonomía del IFAI] Al asumir esta nueva responsabilidad manifiesto mi lealtad personal e institucional a usted, señor Presidente [qué bueno que hemos sido amigos tanto tiempo y que fui a su fiesta de cumpleaños a Los Pinos a pesar del borlote que se armó] Yo asumo esta responsabilidad como mandato del Presidente para hacer política. Yo soy de los que creen que hacer política es cosa digna [y más si es en beneficio del PAN, partido del que siempre digo que no soy miembro aunque llevo veinte años escribiendo sobre sus líderes] Vengo a hacer política para atender cabalmente su instrucción de dar continuidad, profundidad, viabilidad a todo lo valioso y necesario que busca la Alianza por la Calidad de la Educación [que en realidad no se ha concretado, pero en fin, vengo a hacer política y por ello acabo de ratificar como subsecretario al yerno de Elba Esther] Siempre es complejo, y apasionante e importante, si todos nos ponemos en el contexto de exigencia, si todos tenemos claridad respecto de la relevancia extraordinaria que tiene la relación de la SEP y el SNTE, estoy cierto que podemos encontrar equilibrios que nos lleven a decisiones que supongan claramente una agenda de calidad con la educación [ya me dieron órdenes de no hacer olas] No creo en los cambios espectaculares, nada especialmente importante para la sociedad se conquista de modo inmediato, se conquista con esfuerzo todos los días, con constancia y perseverancia. No creo que todas las metas de una política de Estado se logren en tres años; lo importante es encarar un problema estructural [con esto ya me cubrí las espaldas hasta que acabe el sexenio; aunque no logre mucho diré que Roma no se construyó en un día] Creo que el Presidente ha sido muy valiente, porque no solamente en este, sino en otros temas, se ha encarado sin dobleces, sin temores, sin cálculos políticos respecto de cómo el ciclo electoral puede afectar los resultados o ser evidentes de las virtudes de una política de Estado [bueno, con la excepción de este caso y el de la reforma energética, el subsidio a la gasolina, el apoyo a la gerontocracia sindical y algunos más que prefería no reconocer en este momento] Estoy ahora en una etapa simplemente de ponerme a sus órdenes [de los gobernadores, como debe de ser, a pesar de los negocios que han hecho con la venta de plazas sindicales y sobre los cuales guardaré silencio] Hoy tuve oportunidad de saludar a la maestra Gordillo … La maestra fue muy amable conmigo, fue una dama, y eso yo lo aprecio como un gesto que, sin duda, posibilita un arranque cordial en la relación que voy a tener con ella [y que no se me olvide besarle la mano la próxima vez que la vea].

Elba Esther Gordillo: El muchacho sabe escuchar [ya gané].— México, D.F.

No hay comentarios: