Loading...

martes, 26 de mayo de 2009

OTRO ABUSO POLICÍACO EN BCS...



Agresión a humilde pescador
Otro abuso de la Policía Ministerial de Baja California Sur

Los Cabos, B.C.S., martes 26 de mayo de 2009
A la opinión pública:



Nuevamente los gorilas de la Policía Ministerial agreden en forma por demás salvaje a un ciudadano humilde de nuestro municipio, que se dedica a la pesca.
Se trata del joven Fernando Gastelum Burgoin, que fue detenido el mediodía del viernes 22 del presente en el Rancho San Luis de Cabo del Este, con lujo de violencia por dos sujetos que nunca se identificaron como miembros de la Policía Ministerial ni presentaron documento alguno, además de que llegaron al lugar en un automóvil sin ninguna insignia de esa corporación introduciéndose sin autorización a allanar una propiedad privada.
De acuerdo a testimonios que he recogido entre los afectados y testigos de esta brutal agresión, la actitud violenta y prepotente de los agentes de la ministerial, no sólo fue dirigida contra Fernando Gastelum Burgoin, sino también contra turistas extranjeros que se encontraban surfeando en ese lugar conocido como “Roca Azul” y que en un momento, al presenciar el abuso de autoridad, pretendieron intervenir en defensa del joven pescador agredido.
Sin embargo los supuestos agentes policiacos, que no portaban identificación alguna, amagaron a los turistas con armas largas y las pistolas que llevaban a la cintura, apuntándoles en varias ocasiones y dirigiéndose a ellos a gritos.
ASÍ SUCEDIERON LOS HECHOS
Una caravana de vehículos merodeó por el Rancho San Luis que está a orilla de la playa “Roca Azul”, sitio que es visitado por numerosos turistas extranjeros, principalmente norteamericanos.
Al filo del mediodía del viernes 22 del presente, el pescador Fernando Gastelum Burgoin se encontraba en compañía de su pequeño hijo depositando una veladora en un altar a la virgen de Guadalupe ubicado en la playa Roca Azul, cuando de repente se estaciona un automóvil de donde descienden dos personas robustas. Ingresan a la propiedad y sin mediar palabra alguna, golpean y someten para esposar a Fernando Gastelum Burgoin.
Al tratarse de una agresión súbita de dos personas desconocidas, Gastelum Burgoin pensando que se trataba de un secuestro grita a su pequeño hijo que corra a su casa, en tanto los sujetos lo arrastran para ingresarlo al automóvil en que llegaron, pero una vez adentro el pescador como puede sale por otra de las puertas y esposado corre y se interna en el mar, donde se encontraban varios turistas practicando el surfing que se sorprenden por la situación.
Al observar el abuso de estos sujetos contra un indefenso, intervienen y piden a esas personas que se identifiquen, pero a cambio los amagan con sus armas y con violentos gritos les dicen a los turistas que no se metan.
Uno de estos turistas de nombre John Carson pide a los supuestos ministeriales que dejen en paz a ese pobre hombre, porque estaba esposado dentro del mar y podía ahogarse. Pero estos gorilas solamente exhibieron sus armas de fuego y no dejaron a nadie acercarse al tiempo que solicitaban ayuda vía radio.
Familiares de Fernando Gastelum llegaron al lugar profundamente preocupados estaba en el mar esposado y en grave peligro de ahogarse. Al tiempo arribaron oficiales de la policía municipal y fue entonces cuando por intervención de su padre, el pescador agredido acepta entregarse, pero no a los supuestos ministeriales, sino a la policía municipal.
De ahí Gastelum Burgoin fue trasladado a los separos de la cárcel municipal en Cabo San Lucas donde, fue enterado de que existía una orden de aprehensión en su contra girada apenas el martes 19, porque supuestamente había “invadido un terreno propiedad del norteamericano Kirk Roberts”.
Ante el irrisorio e inverosímil argumento, Fernando Gastelum Burgoin fue liberado bajo fianza a las 24 horas de se arrestado violentamente.
AGRESIÓN A LOS POBRES NATIVOS
Fernando Gastelum Burgoin y sus ancestros que datan del siglo XIX son originarios de ese lugar, donde por cierto se encuentra la tumba del comerciante Dominique Burgoin fundador del tronco familiar.
El pescador y sus familiares no solamente son residentes, sino que nacieron en ese lugar.
Entonces, ¿cómo un norteamericano moviliza a los cuerpos policiacos para ejercer la violencia contra una persona indefensa bajo el argumento de que “invadió su propiedad”?
Lo que sucede es que el extranjero Kirk Roberts ha pretendido adquirir la propiedad de Fernando Gastelum Burgoin quien vive ahí de manera permanente desde 1991.
Ante la negativa de vender este predio, (“Rancho San Luis” y “Roca Azul”) que por cierto están a orilla del mar, el norteamericano se ha dedicado a hostigar por diferentes medios a Gastelum Burgoin.
Ahora dice que ya adquirió esa propiedad, pero cabe destacar que no se ha vendido a nadie. Los vecinos del lugar desconocen a Kirk Roberts quien por cierto ni siquiera vive en esa zona, él tiene su vivienda en la colonia Costa Azul de San José del Cabo.
Resulta sospechoso que bajo argumentos tan débiles se gire una orden de aprehensión contra Fernando Gastelum Burgoin y la misma se ejecute con inusitada rapidez un par de días después aprovechando el fin de semana, o sea el clásico “sabadazo”.
Kirk Roberts fue identificado en el interior de un automóvil en la caravana que acompañaba a los supuestos gorilas de la ministerial.
¿Cuánto habrá disfrutado ver cómo era golpeado salvajemente el joven pescador local?
CONCLUSIONES
La ambición de algunos norteamericanos que adquieren bajo circunstancias no claras tierras en Cabo del Este, ha llegado a extremos intolerables.
Esto ha generado actos de agresión y violencia en donde los principales afectados son las familias más humildes, que no cuentan con recursos para defenderse.
Desgraciadamente son las familias humildes y nativas las que han enfrentado la voracidad de adinerados que acuerpados por influyentes firmas de abogados en complicidad de autoridades corruptas, que los pretenden despojar de su patrimonio. El último caso fue cuando Susana Wellbanks quiso cercar en noviembre del año pasado el camino ancestral que conduce a Vinoramas.
Para eso utilizan actos intimidatorios, tal y como el que acaba de ocurrir y ahora presento.
Parece que la consigna es desplazar a los indefensos y aniquilar la cultura sudcaliforniana par dar paso “al progreso de unos cuantos”… ¿Dónde está el desarrollo incluyente?
O qué, ¿nos quieren convertir en extranjeros dentro de nuestra propia tierra tratando que a la fuerza les vendamos nuestras tierras?, ¿quieren en el futuro cercano una Baja California Sur sin mexicanos?
ASI QUIEREN QUE CONFIEMOS EN LOS ÓRGANOS DE JUSTICIA DE BAJA CALIFORNIA SUR

A T E N T A M E N T E

Hermelinda Vargas Espino
Presidenta de la Asociación de Colonos, Ejidatarios y Posesionarios de B.C.S., A.C.




No hay comentarios: