Loading...

jueves, 7 de marzo de 2013

LA SUERTE ESTÁ ECHADA. (377)






                                                                                                              Bobby García.

&.- La ciudad se escurre entre las manos.
&.- Seis lanchas robadas, ¡es el colmo!


El 24 de enero el gobernador declaró: “a partir de hoy se inicia la nueva era para el poder judicial de la entidad”. Y se refería a ello porque el gobierno había firmado un convenio de apoyo por 42 millones de pesos para el Tribunal Superior de Justicia del Estado y entregó equipo por seis millones a la procuraduría. También apuntó: “que se modernizará la impartición de justicia y se acelerarán los juicios y los rezagos”. Y anteayer nos enteramos que en pleno malecón se habían robado seis lanchas. Lo primero que uno se pregunta es: cómo funciona la vigilancia de “todos los rangos de la policía” porque de que los vemos por las calles, sí los vemos, en automóviles y pick up transitar por las calles, en los mercados, en las esquinas platicando generalmente con damas. Pero robarse seis lanchas de la playa del malecón debe aparecer como un acto de magia, a menos que las lanchas estuvieran fondeadas a grandes distancias, desde Los Abaroa hasta el coromuel… y ni así. Me imagino que las seis estaban juntas a menos que la “banda lanchera” haya diseñado la estrategia de robarlas a la misma hora de la madrugada y  un  camión para cada una. Si han detenido a personas que llevan un tubo de cobre o alambre, un abanico o un estéreo, ¿cómo no darse cuenta que un camión lleva una lancha, o dos? ¿Y si se las llevaron en un trailer? Con más razón lo deberían haber detectado.
Lo cierto es que la ciudad se nos está perdiendo, se nos escurre entre las manos mientras la alcaldesa y el gobernador no han encontrado la fórmula para que los cuerpos de seguridad sean eficientes, vigilen y cuiden el patrimonio social y familiar. Si los encargados de la vigilancia de la ciudad no son suficientes, lo cierto es que sí son muchos porque se nota su presencia. Lo que pasa es que no hay ética profesional y posiblemente la corrupción corroe el tejido de todas las policías porque los robos ya son alarmantes: el robo en las casas  tiene tintes de dramatismo porque en pleno día los hogares son materialmente desmantelados: qué decir de las casas en las que la familia sale de viaje. Hay una banda de ladrones de casas que opera en plena impunidad ya que vigilan que la familia salga a trabajar y a la escuela, y cuando vuelve, por la tarde, la casa ya está vacía.¿Las autoridades no podrán implementar un sistema eficiente de vigilancia? ¿Cuántos carros han robado y desmantelado los ladrones?
El rebote de la grave realidad del poder judicial, con el tribunal y la procuraduría, lo recibió con mayor crudeza el gobernador el domingo en “su fiesta de la familia”, cuando fue rebasado por el justo reclamo de las familias que han sufrido desaparecidos, asesinados y arraigados. Debe entender el ejecutivo que la sociedad le merece respeto y mucho más cuando se trata de agravios como los reclamos del domingo. Si no quiere “ser preso de la incapacidad de los instrumentos de justicia”, debe ordenar la comparecencia de Fernando González Rubio y Karim García. De esa indagatoria seguramente que irían a prisión. Si no lo hace tendrá que suspender sus fiestas domingueras. Y con todo el respeto que me merece la familia sudcaliforniana: no creo que se necesite ir al malecón a ponderar la unidad familiar ya que las familias unidas, decentes, democráticas, justas y humildes (no de falta de dinero), no necesitan que el gobernador, su esposa, sus hijos y los funcionarios de gobierno, se reúnan en el malecón a exponer una virtud “vacía”. Habrá unidad familiar cuando los funcionarios  dejen de robar el dinero del pueblo. Habrá unidad familiar cuando el gobierno instrumente estrategias para aliviar el desempleo y la pobreza, frene la corrupción creando la contraloría ciudadana y deje de darle maíz de pollo a los diputados, democratice el instituto de transparencia y deje de manosear la adjudicación de obra pública. Habrá unidad social y familiar cuando la riqueza injustificada sea borrada de la administración pública. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com
PASEMOS EL RUBICÓN: y claro, cuando ruede la cabeza del actual procurador… no ver cuando se llevan seis lanchas…¡es el colmo! Mientras no haya resultados a favor de los manifestantes del domingo… los domingos de la familia se deberán suspender.  Insisto: la unidad familiar no se da por decreto sino con acciones justas y democráticas. Y el domingo el gobernador fue la antítesis de ellas. Un gobernante que no respeta y atiende la inconformidad, está perdido en la escala social. Es lo mismo que ir a misa siendo gran corrupto. Te señalan pero no te lo dicen. La sociedad lo juzga. Alea jacta est. 08-03-13

No hay comentarios: