Loading...

jueves, 21 de marzo de 2013

LA SUERTE ESTÁ ECHADA. (380) :



                                                                         Bobby García.

Primera parte.

&.- Teatro de la Ciudad “envallado”.
&.- Correo de Mario Benson.

El viernes pasado me referí al informe de gobierno, su tragicomedia y pantomima. Apunté que no iría al Teatro de la Ciudad pues sabía cómo estaría custodiado el escenario para el lucimiento del gobernador ya que al primer informe sí fui y no pude entrar. Hoy la inconformidad ha crecido a grado tal que obligó a los “cerebros” a amurallar todo el perímetro del teatro; a utilizar la fuerza pública al grado de “stop secret”, a balconear –ese amurallamiento- al gobernador como un sujeto que no honra la investidura de máxima autoridad moral, que no honra la alta responsabilidad de rendir al pueblo lo que se ha hecho y dejado de hacer en dos años. Entraron al teatro los que “con agujas aceradas” tejen el entramado que mantiene encapullado al pueblo, sus carencias y las injusticias cometidas en su contra. También entraron los que con agujas de plástico tejen y mantienen la madeja para que nos sigan jodiendo. También entraron los que acicalaron sus manos para los aplausos… ¡también entró Leonel! También los diputados panistas empanizados y la “democrática” fracción de diputados priístas. Entraron los que debían entrar mientras la inconformidad se desparramó por toda la explanada, esa que fue testigo del verbo incendiario de Colosio, explanada que hoy se llenó de bazofia por las encerronas de los inmorales que cínicamente tejen discursos de una mentira tan grande como su inmoralidad y corrupción. Pero ese es el juego de ellos mientras el pueblo no se decida a poner dique a tanta barbaridad: “gobierno cercano a la gente y me siento contento cuando estrechos sus manos, valor sudcaliforniano, rendición de cuentas ante el pueblo” etc. Y otra vez la comisión de aplausos atronó el recinto cuando dijo: “no voy a ser gobernador toda la vida; no me importa si no es políticamente correcto”. Se refirió a que a su esposa en todos los actos públicos la nombra como “Nena” y pondera sus virtudes y la solidaridad en toda la familia. Políticamente incorrecto es mantener la anarquía que en parte se manifestó afuera del teatro. Y qué decir del Secretario de Semarnat cuando dice: “ha hecho mucho en tan poco tiempo; se nota el respaldo que le prodiga la gente”. El de la semarnat, es uno más del montón de servidores que viven en el mundo mágico apuntalado por el entramado que han creado. No, no, el gobernador no puede contar con el respaldo del pueblo porque si fuera así su intervención hubiera sido en un espacio abierto: asesinatos, arraigados, desaparecidos, robos, injusticia contra los custodios en todo el estado, robos de tierras, ejidos a merced del hampa, injusticia y pobreza extrema, deserción escolar, droga, embarazos juveniles, falta de empleo, autoridades corruptas. No señores, el gobernador no rindió cuentas al pueblo, no, fue al teatro para que le rindieran pleitesía los mismos de siempre… ¡hasta Leonel Cota! que inauguró la megacorrupción que hoy padecemos: inauguró la invasión de tierras, playas y ejidos, denigró la unidad familiar y de la mujer como objeto de comercio. A Leonel le debemos el que el transporte público haya caído en manos de los pulpos, él entre ellos. Es el ejemplo que siguió Narciso Agúndez y ahora el gobierno de valor sudcaliforniano que hace ricos y poderosos, tiene hermano al estilo Juventino y tiene sobrino al estilo yerno de oro.

El compañero Mario Benson, cachanía de pura cepa, me envió un correo desde Tijuana, y lo compartiré con mis lectores en esta entrega y la del miércoles 27:
CULTURA DE LA PROTESTA:
La última entrega de Felipe Zúñiga, al periodismo digital – la cultura de la protesta – la percibo más allá de un airado reclamo a las instituciones y su compromiso con la legalidad, aunque creo, bien valdría la pena hiciesen una reflexión seria sobre la responsabilidad que tienen; el comentario enfoca, creo yo, al sujeto colectivo, sobre todo a quienes desde su representación social, tienen la capacidad organizativa y recursos para enfrentar la displicente institucionalidad de un gobierno tanto estatal como municipal cada vez más alejado y ajeno a las necesidades de la población. No hace mucho tiempo, después de una visita del Bobby García a Santa Rosalía escribió sobre los niveles de escándalo, que han alcanzado la abulia, la indiferencia y la irresponsabilidad de las autoridades municipales por un lado, y la ausente casi cancelada respuesta ciudadana. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com. Alea jacta est. 22-03-13

No hay comentarios: