Loading...

viernes, 23 de enero de 2009

EL SAN DIEGO PIONERO...







San Diego First`s, A Collection of Our City s Achievments (El San Diego Pionero, una colección de los logros de nuestra ciudad), es el título del libro editado por el First Interstate Bank y la San Diego Historical Society, en que se hace un recuento histórico de las aportaciones de esta ciudad californiana a la cultura, la ciencia, el comercio, la aviación, la ecología, las comunicaciones, e incluso la industria bélica, entre otros campos de la actividad humana.
La historia del San Diego pionero se inicia en la etapa española de esta ciudad, el 16 de julio de 1769, fecha en que el padre Fray Junípero Serra y tres padres franciscanos, bendijeron la cumbre de una colina desde donde se domina la entrada al puerto, sitio en el que iniciaron la construcción de la misión de San Diego de Alcalá, la primera de una serie de 21 templos levantados en toda la Alta California hasta el norte de San Francisco.
En ese mismo año (l769), el área sandieguina conocida actualmente como Presidio Park, se convierte en el primer asentamiento europeo en la costa occidental estadunidense. El 1887, cuando las lámparas de gas y las estufas de carbón eran de uso corriente, la San Diego`s Rapid Transit Company introduce el primer tranvía eléctrico del noroeste de los Estados Unidos, construido por la empresa San Diego & Old Town Railroad. La ruta del nuevo medio de transporte partía de la calle D (ahora Broadway) hasta Old Town.
En el terreno literario, la novela "The Squatter and Don", de María Amparo Ruiz de Burton, publicada en 1885, se inscribe como la primera obra escrita y editada en inglés por un hispano. Esta obra de ficción refleja la perspectiva de un californio, un miembro de la población mexicana que sufrió un desgarramiento histórico, al tomar los Estados Unidos el control de California después de la guerra México-EU de 1846-48, y la desintegración del antiguo orden con la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo.
La autora, Amparo Ruiz, era esposa del coronel Henry S. Burton, y miembro de una prominente familia bajacaliforniana.
En 1884, la horticulturista Kate O. Sessions, fue la primera mujer en recibir un grado académico de la Universidad de California, en Berkeley. Llegó a San Diego en 1884, dedicándose brevemente a la cátedra en la Russ High School (actualmente la San Diego High School). Pronto abandonó la academia para instalar una tienda de flores en Coronado, donde en 1857, lograría realizar uno de sus más caros proyec tos: poblar el fabuloso jardín interior del nuevo Hotel Coronado, con una planta creada gracias al clima de la región que facilitaba la experimentación con una gran variedad de especies tropicales: Birds of Paradise (Pájaros del paraíso), que aún siguen floreciendo en los patios del fastuoso hotel.
En 1890, Sessions adquirió algunos terrenos en el San Diego's City Park (Balboa Park, actualmente), en los cuales plantó 100 árboles cada año y donó 300 má s para el embellecimiento general de la ciudad. Muchos de estos árboles siguen en su sitio hasta el día de hoy.

A la vuelta del siglo, el 26 de enero de 1911, las aguas de Spanish Bight fueron escenario del despegue del primer avion acuatizador o anfibio, que realizó un corto vuelo de una milla al cruzar el estrecho de North Island y Coronado. Glenn Hammond Curtiss, fue el piloto de esta nave que también fue la primera en recibir una comunicación por radio en pleno vuelo.
Este acontecimiento fue el preludio del gran evento que tendría lugar en 1927, cuando Charles A. Lindbergh despegó de la pista de Barnett Avenue en el primer vuelo del legendario Spirit of St. Louis. Un mes
después de este primer intento, Lindbergh consumó la hazaña de cruzar el Atlántico, de Nueva York a París, en 33.5 horas.
El Spirit of Saint Louis, la nave más famosa de la historia de la aviación, fue una creación del sandieguino T. Claude Ryan, quien junto con B. Franklin Mahoney, fue también pionero de la navegación aerea comer
cial, al fundar la Ryan Airlines, compañía que en 1925 estableció una ruta permanente entre San Diego y Los Angeles.

SIMBOLOS AMERICANOS

Entre la amplia gama de aportaciones del antiguo puerto de San Miguel a la cultura y a la civilización contemporáneas, destacan algunas que con el paso del tiempo se han convertido en símbolos del
American Way of Life o del " sueño americano".
Tal es el caso de la cadena de comida rápida, Jack in the Box, un concepto comercial desarrollado por Robert O. Peterson y fundado en 1951 en la esquina de la calle 63 y el Cajon Boulevard. Además
del sonriente payasito con cuello de alambre que saludaba a los clientes desde la azotea del establecimiento, Jack in The Box ofrecía la novedad de su "drive -inn", un servicio que se adaptaba a la veloci
dad de la vida en la era del "free-way".
Una década antes y en otro sensible aspecto de la vida americana, el militar, San Diego tambien aportó sus primicias. En 1942, El Marine Corps Recruit Depot (Cuerpo de Reclutas de la Marina-MCRD, por sus
siglas en ingles), estableció en Camp Matthews- un área que ahora pertenece al campus de la Universidad de California en San Diego-,el primer campo de entrenamiento en su tipo en el país. El MCRD se convirtió pronto en un centro estratégico. Durante la Segunda Guerra Mundial, se adiestraron en sus instalaciones 250 mil marines.
Otro acontecimiento de carácter militar tuvo lugar en 1908, cuando el puerto de San Diego fue seleccionado como la primera escala de la gira mundial emprendida por la U.S. Navy's Great White Fleet (la
gran Flota Blanca), con el fin- de acuerdo con la idea del presidente Tehodore Roosevelt- de mostrar el creciente poderío estadunidense.
En el campo deportivo, uno de los acontecimientos m s sobresalientes lo protagonizó el corredor de autos, Barney Oldfielf, en abril de 1907, ante una gran multitud congregada en Likeside. En esa ocasión, Barney logró establecer un nuevo récord en velocidad al alcanzar y mantener una aceleración constante de 65 millas por hora.
Años más tarde, en l948, Johny Ritchey pasó a la historia como el primer afroamericano en formar parte de un equipo de beisbol en la Liga de la Costa del Pacífico, cuando los Padres de San Diego lo contrataron. Ritchey, egresado de la San Diego High School, rompió el tabú racial en la liga costera, un año después de que Jackie Robinson lo hiciera en Las Ligas Mayores.

Y de los campos beisboleros al mar: el 8 de agosto de 1950, a las 2:37 A. M., Florence Chadwick, la Sirena de San Diego, partió de la orilla de Cap Gris Nez, en Francia, con el objetivo de cruzar el Canal de la Mancha. Chadwick logró la hazaña en 13 horas, 20 minutos, convirtiéndose en la primera mujer en romper el récord de 14 horas y 34 minutos establecido 50 años atras.
Otras mujeres sandieguinas pioneras en el deporte y en otras esferas de la vida, fueron la instructora de tenis, Eleanor "Teach" Tennant, la primera dama vinculada al tenis en forma profesional; Belle J. Benchey,
la primera mujer en dirigir (1941) un zoológico de las proporciones del Balboa Zoo; Clara Shortridge Foltz, la primera fémina en ser admitida en la barra de abogados de California, en 1878; y, la científica
Ellen Ochoa, nativa de La Mesa, convertida en la primera mujer astronauta de orígen hispano cuando, en abril de 1993, pasó 9 días en el espacio como parte de la misión del Discovery, y en noviembre de 1994 ,realizó su segundo viaje espacial a bordo del Atlantis.

Otras primicias sandieguinas en el terreno científico son las siguientes: En 1982, el astrofísico de la UCSD, Richard E. Lingenfelter y un colega de la NASA presentaron la primera evidencia de un gran hoyo
negro en la Vía Láctea; en diciembre de 1957, la base de General Dinamics de San Diego, lanzó al espacio con éxito un misil intercontinental Atlas, poniendo a los Estados Unidos de lleno en la carrera espacial.

En tiempos más recientes, el científico Ron Evans, del Instituto Salk, de La Jolla, descubrió una hormona, un derivado de la vitamina A, un hallazgo único en su tipo en los últimos 23 años, que tiene fundamental
importancia en el desarrollo del embrión, la regulación del colesterol en la sangre, el control del mal de Parkinson y el tratamiento del cáncer.
En 1973, se inauguró el Reuben H. Fleet Space Theater and Science Center, en Balboa park; un proyecto que fue afinándose durante 25 años, y que permitió introducir la primera pantalla Omnimax en el mundo; en los años ochenta, el Sea World atrae la atención mundial al anunciar la presencia de pinguinos emperadores por primera vez fuera de la Antártida, y el San Diego Wild Animal Park, se convierte, por primera vez en la historia, en la cuna de dos cóndores procreados por una pareja en cautiverio.

En el terreno social, 1931 es el año de un histórico litigio: "Roberto Alvarez vs. the Board of Trustees of the Lemon Grove School District", resuelto a favor del demandante en un fallo que de paso estableció el
derecho de todos los niños de origen mexicano de asistir a las escuelas públicas.

San Diego fue también la primera capital de la Alta California bajo el régimen mexicano, y la primera ciudad estadounidense en fundar, en 1969, un espacio académico especializado como el Centro de Estudios
M‚xico-E. U. .

No hay comentarios: