Loading...

martes, 13 de enero de 2009

FUENTEOVEJUNA MULEGINA...


HACE DOS AÑOS, de paso por Santa Rosalía rumbo a Tijuana, Juan Pablo, el menor de mis hijos, quiso conocer la escuela que llevaba el nombre de su abuelo, a quien sin haber conocido siempre ha extrañado, porque además del vínculo consanguíneo, ambos pertenecen al mismo linaje espiritual: el de los músicos, poetas, y demás cronopios, que por cierto se dan hasta en la mejores familias.
¿Dónde está la escuela Jesús López Gastélum?, preguntó el conductor que tampoco la conocía. Tenía la intención de tomar algunas fotos y compartirlas con sus hermanos de Ensenada. Subimos la cuesta de Mesa México y después de algunas vueltas, sin ningún edificio con fachada de escuela a la vista, volvimos a preguntar.
“ALLÁ esta”, respondió una muchacha apuntando hacia una cerca de alambre derruida que daba paso a unas instalaciones aparentemente abandonadas. Era la víspera de navidad, de vacaciones decembrinas, y la inactividad acentuaba la desolación de la fachada, el patio y el campo deportivo convertido en guarida de malandrines. Había ventanas de cristales rotos y paredes convertidas en crípticos lienzos del arte grafitero, que como la hiedra invade con su mensaje contracultural, su ANGST social y existencial, los cimientos de una civilización excluyente.
De los SANITARIOS llegaba un hedor de cloaca derramada que empujaba a la salida.
Afortunadamente no dimos con la placa donde estaría el nombre de nuestro fraterno. Más allá o acá del agravio familiar, estaba la falta de respeto a la memoria de aquellos evangelizadores laicos, imbuidos por la mística de servicio cardenista, que marcó la trayectoria de las generaciones egresadas de la legendaria Normal Rural de San Ignacio. Una burla para la sociedad en su conjunto. Imposible imaginar una sonrisa infantil, promesa del futuro patrio, decía la retórica del nacionalismo revolucionario, floreciendo entre aquellos muladares.
Estábamos, le dije a JP, ante un cuadro de la decadencia reflejo de la descomposición de la llamada “clase política”. Un fenómeno que si bien no es exclusivo de BCS(Carlos Monsiváis se refirió al “analfabetismo moral” de la “clase política” mexicana), aquí cobra descarnados caracteres. Y le puse un ejemplo bastante gráfico que el joven cantautor y poeta, asimiló con la sonrisa de quien siente el VEINTE(Cifra, imagen esclarecedora) deslizarse en la bitácora de su educación sentimental: si en Sonora(tierra nativa de JP) son “políticos de rancho”, los de aquí, serían de corral.
Y a propósito, ya que en el estercolero andábamos… ¿Cómo se llamaba el presidente municipal de Mulegé? Ah, sí, un tal POL …INICIALES DE Pedro Osuna y …. Me habían llegado noticias de los trastornos de personalidad que el podercito municipal había provocado en POL, a imagen y semejanza de sus padrinos políticos neo perredistas, que habían llegado al poder para cobrar venganza social de los tiempos de hambre , a costa del erario público y de los sudcalifornianos que no se sintieran representados por tan lumpenizados personajes.
A la vuelta de unos meses, decidí comunicarme telefónicamente con POL, para plantearle exclusivamente lo del abandono de la escuela JLG. Luego de infinidad de intentos infructuosos, el señor se dignó a contestarme de muy mala gana. En todo caso el PEDO era de la SEP. Colgué y como a la semana me lo topé en uno de los nuevos centros comerciales. Venía rodeado de guaruras y mirando con aire de perdonavidas al resto de los mortales.
Cuando POL concluyó la farsa de su mandato, los cachanías tomaron un respiro, pero su majestad, Doña Democracia, los volvió al desengaño con la figura del sucesor; un sujeto conocido como el CHE MURILLO, de quien la FUENTEOVEJUNA MULEGINA, nos cuenta algunas ilustrativas anécdotas.
Hace poco un campesino de Santa Agueda, lo abordó para pedirle los ayudara a mejorar la brecha que comunica a esa comunidad con Santa Rosalía. NO HAY DINERO, respondió secamente el munícipe. BUENO, DE PERDIDA PROPORCIÓNENOS LOS INSTRUMENTOS PARA REALIZAR NOSOTROS EL TRABAJO, replicó el campesino . Imposible, no había ni para ESO. Bueno, ni hablar, entonces, ¿cuándo podría el señor CHE visitar Santa Agueda? UFF, eso sí que estaría cabrón…¿Por qué? PORQUE LA GENTE DE ALLÁ ES MUY FEA, respondió el alcalde y se fue con sus compinches soltando una estentórea carcajada.

No hay comentarios: