Loading...

jueves, 1 de enero de 2009

REVISTA DE PRENSA: SISIFO Y LA CRUDA REALIDAD...



DICEN QUE NO HAY CRUDO QUE NO SEA HUMILDE…Dicen, yo no lo sé de cierto, lo supongo. Sobre todo en cuestas de enero como la que estamos inaugurando y que según todos los pronósticos se prolongará por tiempo indefinido, cada vez con mayor crudeza.
Despierta el año nuevo con una multitud de Sísifos crudelios y humildísimos, intentando por enésima vez la ascensión con la carga histórica cada vez más pesada a cuestas, solamente para volver a sucumbir cuando creemos que tenemos la cúspide al alcance de la mano.
Y como la resaca moraloide llega hasta aquellos Sísifos que creen que ya la hicieron y se sienten dueños y señores de esas cumbres del ÉXITO( como los FAMAS , antípodas de los CRONOPIOS, de Cortázar), así andaba de alicaído el Primo Chicho, con las orejas como nidos de chicharras, capoteando el fantasmal motín de las 22 víctimas del carreterazo que habían venido a su toma de posesión en calidad de “acarreados”, por 300 pesos y una bolsa botanera; abrumado por las imágenes de todos aquellos sudcalifornianos, gente humilde, que han sido sido despojados de sus tierras, agraviados por el clientelismo criminal que medra con sus necesidades más elementales.
De repente empezó a sentir un cosquilleo en el área chica de la retaguardia: era Martincito que empezaba a revolverse en la foto guardada en la cartera, y salía ya encarnado en el hombre de todas sus confianzas, dándole palmaditas en los suspirantes glúteos del encargado del despacho..
-Aliviánate Chicho- le gritó al oído- que dijo el Miguel Angel , tu entrevistador de cabecera, que hay problemas en la Franja de Gaza…
-¿De quién?
-De Gaza…¿qué hacemos, mi Chicho?
-De Gaza, de Garza o Garzopeta… de quién sea, ¡!hay que venderla!!.
-Es todo- exclamó el duendecillo chichonista y se alejó marcando el cel. del Alter Ego legal, y cantando un estribiilo adaptado a la cruzada familiar del VAMOS POR MAS: “Y vender, vender, vender….Al mogote otra veeeeez”
La gula, la avaricia, la pereza( mental), en todo su esplendor; pecados capitales que están en el fondo de la actual crisis global de los Mercados, y de los mercaderes, descendientes directos de los que JESúS, el Cristo, el profeta, el loco, corrió del Templo construido por Herodes el Grande, y administrado en ese entonces por el Sanedrín sometido al poder imperial representado por Poncio Pilatos.

Los oráculos taoístas chinos, desde sus propios templos recuperados luego de haber sido convertidos en cuarteles militares de la Revolución cultural de Mao, lo dicen de una manera más clara a través del ensayo capitalista del Dragón que se moderniza, que se empieza a abrir al mundo del libre mercado, sin perder el amor por la dictadura que llevó a la masacre de Tiananmen.
“La actual crisis en consecuencia de nuestra pobreza espiritual”, dicen, pero con la esperanza de un renacimiento humanista, que empezará a revertir la situación a partir de agosto, pues pasaremos del año de la Rata al año del Buey(¿)
¿Será? No lo cree así el septuagenario británico Rudolph King, a quien la corresponsal de Ap se encontró esperando el año con la mirada perdida en el horizonte marino: “Ya quiero que se acabé esta pesadilla, peor no me puede ir”, dijo King quien acaba de perder su pensión debido a la caída de los mercados.
¿Se habrán cerrado las puertas del Futuro, como en los versos de Dante en la Divina comedia, o como lo profetizó Nostradamus? ¿Será el 2012, el de la Apocalipsis o se gesta ya la Revolución de la Esperanza de la que habla Fromm, en un libro memorable, que desde luego nuestro Peje y nuestro Chente, que por ignorancia plagió el titulo, nunca leyeron?
¿Será Osama el nuevo anticristo o Barak, el nuevo redentor? Ya lo empezaremos a esclarecer cuando Obama, de padre Keniano y madre gringa de estirpe irlandesa, tome en sus manos la papa caliente del conflicto Judeo-palestino.

NAVEGANDO EN BUSCA DE OPINIONES autorizadas sobre el candente tema, encuentro en el diario español, El País, esta artículo de Luz Gómez García, profesora de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad Autónoma de Madrid.
“Israel bloquea por tierra, mar y aire el tránsito de personas y de bienesUn muro de hormigón armado, de nueve metros de alto, separa la franja de Gaza de Israel.(…) Un muro que encierra la mayor densidad de población por kilómetro cuadrado del mundo. Gaza, que ha sido descrita en ocasiones como una gran prisión al aire libre, está condenada a la soledad de todas las prisiones.(…) Detrás de lo que ven los ojos hay una firme voluntad israelí de acoso militar, institucional y jurídico. ¿Qué fue antes: Hamás o la gallina? La gallina. Veamos por qué. En octubre de 2004, el Parlamento de Israel aprobó "el plan de desconexión de Gaza", que en agosto del año siguiente llevó a cabo unilateralmente. Pretendía poner fin a un problema demográfico insoslayable para la empresa israelí de colonización del territorio: la imposibilidad militar y económica de sostener a una población de 9.000 colonos en un enclave con un millón y medio de palestinos. Faltaban todavía varios meses para el triunfo de Hamás en las elecciones legislativas palestinas de enero de 2006, pero el pronóstico era meridiano y allanaba el camino a la estigmatización colectiva. Cuando en junio de 2007 los islamistas dieron un golpe de mano en Gaza y truncaron el Gobierno de ficticia unidad nacional de la Autoridad Nacional Palestina, la comunidad internacional se aprestó a endurecer su actitud hacia Hamás como organización terrorista. Poco importa que su triunfo en las urnas hubiera contado con la escrupulosa supervisión de observadores internacionales, incluidos algunos diputados españoles. La condena hallaba refrendo y con ella se consumaba la desconexión. Gaza quedaba aislada del mundo: del Israel ocupante, de la madre Palestina y del socorro y la benevolencia internacionales.”
ORACULOS MEXICANOS.
En nuestro medio no faltan los oráculos. A FALTA DE PAZ, FUENTES LE ENTRA AL QUITE y se pregunta en un artículo reciente en el diario Reforma: ¿Hacia un nuevo contrato social mexicano?
“(…)La extensión y profundidad de la crisis nos permite-dice el octogenario escritor recientemente homenajeado-, a los mexicanos, revisar nuestros proyectos de desarrollo a la cruda luz de la realidad. Se han, o se están, disipando grandes ilusiones, pantallas del optimismo disfrazando la verdad, salidas parciales a una serie de desafíos que hoy no se pueden ocultar(….) Pero la crisis, dice el muy citado proverbio chino, es peligro, pero también oportunidad. Y la oportunidad para México consiste en poner nuestra casa en orden. ¿Cómo? Nos sobra mano de obra. Nos faltan proyectos que la empleen satisfactoriamente. Un nuevo contrato social mexicano le abriría oportunidades de trabajo a millones de jóvenes en proyectos que modernizarían radicalmente al país. Las comunicaciones, por ejemplo. Un mapa de las rutas del País reflejan una mentalidad centralista: todo converge en la Ciudad de México, todo para el Distrito Federal. ¿Por qué no llenar al País de grandes carreteras transversales, de Tampico a Mazatlán, de Coatzacoalcos a Acapulco, de Mérida a Oaxaca? Y la creación de carreteras costeras modernas que nos unan de Mexicali a Tapachula y de Matamoros a Veracruz y Mérida, sin tener que pasar por el D. F. ¿Y por qué no romper el determinismo norte-sur que se ha venido forjando: un norte dinámico y mestizo, un sur retrasado e indígena? ¿No tiene el sur lo que le falta al norte, lluvia abundante? Más de la mitad de la lluvia en México le cae a Tabasco. ¿No son estas condiciones para llenar la otra carencia sureña, la falta de trabajo, y uniendo lluvia y trabajo, convertir al México meridional en “el jardín de la América del Norte”, el huerto de frutas y verduras el año entero, en vez del pequeño páramo de agricultura para niveles reducidos de subsistencia? Y por encima (o por debajo) de todo, un proyecto modernizador de la educación que le ofrezca 12 años de preparación a nuestros jóvenes para ingresar a la economía nacional y aun a la global. Mejor calidad de maestros. Mejores libros de texto. Mayor penetración de la educación audiovisual. Mayor participación de las comunidades y exigencia de los ciudadanos en el proceso educativo.
“No paso por alto que todos y cada uno de estos programas enfrentan la amenaza del crimen organizado, el narcotráfico y la insuficiencia de las fuerzas del orden (a veces tan dominadas e infiltradas por lo mismo que combaten). Sin embargo, creo que la gran respuesta a estos males no sólo consiste en depurar y reorganizar al cuerpo de la justicia y sus brazos ejecutores, sino en privar al crimen de bases operativas mediante la intensificación de las comunicaciones, la oferta de trabajo a los jóvenes y la calidad creciente de la educación. Hay épocas, decía Hegel, en las que el derecho público se impone al derecho privado. Si esta es una de esas épocas, nuestro desafío consiste en unir el derecho privado al proceso público de renovación del País. Hay que hablar. Hay que discutir. Hay que proponer. Porque como escribe la gran historiadora española Carmen Iglesias, “los humanos pueden resistir cualquier cómo, si se tiene un por qué”.
La pregunta obligada a Fuentes, sería la siguiente:¿QUIÉNES CONSTRUIRAN LOS CONSENSOS DE ESE NUEVO CONTRATO SOCIAL MEXICANO? ¿ LOS PRIMOS CHICHOS reconvertidos en Mr Forsales, QUE PLAGAN LA LLAMADA “CLASE POLÍTICA MEXICANA”?’ ¿Los rancheros del Bajío, los Mesías tropicales pejistas, las clientelas de Elba Esther, Manlio o Peña Nieto de Montiel? Desde luego que no… pero algo se gesta en las entrañas de la patria. Una verdadera revolución democrática que implique necesariamente una revolución cultural, una renovación espiritual…aunque suene cursi, tan cursi como el amor al prójimo predicado por Jesús, el de la palabra poética adulterada por los nuevos fariseos que en su nombre buscan en el lumpenespiritualismo en boga, un Diosito a la medida de su miedo y de su perversión.
CASA DE CITAS:”La realidad ya no me necesita” Cioran.



No hay comentarios: